Thor: El estandarte del cuervo

Por
2
2613
 


Edición original: Marvel Comics – 1985
Edición España: Comics Forum – septiembre 1985
Guión: Alan Zelenezt
Dibujo: Charles Vess
Entintado: Charles Vess
Color: Charles Vess
Portada: Charles Vess
Precio: 595 pesetas (novela gráfica en tapa dura de 64 páginas)

 

La primera colección de novelas gráficas marvelianas, publicada a mediados de los ochenta por Comics Forum no tuvo una vida muy larga. Ocho entregas en tapa dura cuyo precio, quizá excesivo para el bolsillo de la afición de la época, fue determinante para que no hubiera continuidad y hubiera que esperar hasta 1990 para que la división de tebeos de Planeta DeAgostini tentara a la suerte (con un formato más asequible en tapa blanda). Mientras tanto, en septiembre de 1985, la experiencia se cerraba con esta entrega ambientada en el mundo de Thor, pero no protagonizada por él.

El estandarte del cuervo recoge un elemento de la mitología nórdica y lo lleva a la versión marveliana de Asgard, utilizándolo como punto de partida para contar una historia en la que juega un papel determinante el profundo determinismo inherente a los mitos y leyendas germano-escandinavos. El estandarte del cuervo –Hrafnsmerki- era una bandera que los jefes normandos utilizaban en tiempo de guerra y en la que se representaba a los córvidos acompañantes de Odín. La presencia de este símbolo en combate suponía la implicación del gran dios tuerto y debía infundir el miedo en sus oponentes. Su presencia en los campos de batalla donde anduvieron los vikingos está documentada en diversas crónicas e incluso ya entre los normandos cristianizados se siguió empleando (si hay que hacer caso a la interpretación que se hace de ciertos emblemas representados en el tapiz de Bayeux, crónica de la batalla Hastings y de la conquista de Inglaterra por Normandía). Aquí, Zelenezt y Vess llevan a cabo una interpretación literal del estandarte: su posesión garantiza la victoria de las fuerzas asgardianas contra sus enemigos seculares y su pérdida supone una derrota definitiva.

La novela gráfica cuenta la historia de Greyval Grimson, un guerrero asgardiano cuya familia tiene el honor y la maldición de enarbolar la córvida bandera. Sus antepasados, antecesores en su condición de portaestandarte, han caído en combate y ejerciendo tal función. Greyval está llamado a asumir honra y sino, pero su voluntad flaquea. Está prometido a Sygnet, una valquiria que, por su condición de doncella guerrera y guía de los caídos en batalla, sabe que sus amores tendrán una breve existencia y un sangriento final. Los enemigos de Asgard aprovechan esta debilidad y, por medio de brujerías, logran hacerse con el estandarte. Greyval lamenta la muerte de su padre, pero respira tranquilo porque quizá pueda eludir ese final. Desgraciadamente, el sino tejido por las nornas demostrará ser sumamente difícil de deshilachar. El amor de su prometida también pasa por la admiración por un guerrero que ha de cargar con semejante responsabilidad, así que ¿qué pensaría si descubriera que su futuro esposo es, desde su punto de vista, un cobarde? A su pesar, Greyval habrá de afrontar las consecuencias de sus mentiras para sí, para sus seres queridos y para su mundo.

La novela gráfica recoge, como puede verse, una historia que combina los relatos de la mitología nórdica con los cuentos moralizantes que le deben no poco a esa tradición. Los actos tienen consecuencias que encierran una enseñanza para quien se acerca a la narración; no se puede escapar realmente al destino cuando solo unos pocos tienen el privilegio de atar a las nornas con sus propios hilos. En cierto sentido, no puede encontrarse otra cosa cuando los responsables del tebeo en cuestión son dos autores hondamente relacionados con ese tipo de ambientes. Por un lado, tenemos a Alan Zelenezt, que desarrolló su labor como guionista en los años ochenta con personajes como Thor, Conan el bárbaro o el Caballero Luna (en el breve y místico segundo volumen de sus colecciones); suyas fueron las adaptaciones de ciertos mitos nórdicos en los números de relleno o especiales anuales de los días de la insuperada etapa de Walter Simonson. Por otro lado, está a la labor gráfica el ilustrador Charles Vess, especialmente dotado para la plasmación de cualquier tipo de ambiente de naturaleza feérica. Las aventuras de los Tres Guerreros publicadas en Marvel Fanfare o la novela Espíritus de la Tierra son buena muestra de su buen hacer.

El resultado final es una aventura donde Thor aparece puntualmente y no participa relevantemente en la trama. Los dioses nórdicos están presentes, como también lo están sus encarnizados enemigos, pero son Greyval y Sygnet los protagonistas absolutos de una historia que ya va necesitando una reedición.

Las eternas batallas entre Asgard y sus enemigos
Ilustración de Charles Vess

  Edición original: Marvel Comics - 1985 Edición España: Comics Forum – septiembre 1985 Guión: Alan Zelenezt Dibujo: Charles Vess Entintado: Charles Vess Color: Charles Vess Portada: Charles Vess Precio: 595 pesetas (novela gráfica en tapa dura de 64 páginas)   La primera colección de novelas gráficas marvelianas, publicada a…
Guión - 8
Dibujo - 8.5
Interés - 7.5

8

Vosotros puntuáis: 9.56 ( 6 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Juan Luis Daza
Autor
11 octubre, 2016 15:52

Un clasicazo que me encanta y todavía conservo después de que me lo regalara mi primo hace más de veinte años al encontrarlo en el sótano de su bloque,

Alejandro Ugartondo
Autor
11 octubre, 2016 17:26

No conocía esta obra pero tiene una pinta estupenda. Los autores son garantía de calidad y este tipo de historias me encantan. Muchas gracias por descubrirmela