TARTA. La mejor amiga del hombre

Por
28
203

Sé que no es habitual escribir de algo que no sea de comics, o relacionado con los comics, en este Blog. Sé que las veces que se ha hecho ha sido duramente criticado y hasta puesto en tela de juicio el buen hacer de todos nosotros. Pero hoy todo eso me da exactamente igual.
Hoy Tarta va a morir. Y no puedo dejar de expresar mi rabia y dolor. Espero que comprendáis mi pena.

Tarta es una perra. Una Breton Spanish de 10 años. Es de la jefa de mi madre. Debido a la buena relación de mi madre y su jefa, Tarta ha estado viviendo largas temporadas en mi casa.

Tarta

Pelaje blanco con manchas marrones. Cara dulce y lánguida. Tarta es la mejor perra que nadie podría imaginar. Nunca da un ladrido de más. Únicamente para demostrar alegría cuando llegas a casa, o para dar aviso de que alguien llega. Nada más. Nunca ha molestado con exigencias de más. Bueno…sí que pide comida cuando estamos en la mesa. Y se levanta sobre sus patas para asomar su cabeza, dejar caer las orejas, girar ligeramente el cuello y mirarte con cara de pena diciendo “dame algo”….como cualquier perro, vaya. Incluso ha corrido una “Cursa del Corte Ingles” con dorsal y todo. Hasta tiene su diploma que lo acredita.

Siempre he pensado que tenía más de humana que algunas de las personas que me encuentro día a día. Siempre he creído que nunca nadie podría tener una perra igual. Y es cierto. Nunca más, creo, seré capaz de tener otro perro en mi casa. A mi cuidado. Nunca, porque simplemente, no serán Tarta.

uy esa colita. ¿Dónde está esa colita? En referencia a la cola de la perra cuando estaba alegre, son frases que nunca más volveré a escucharle a mi madre. Mi madre….quien más está sufriendo en estos momentos…su jefa, Inma, no está ahora mismo en España. Está asistiendo al parto de su nuera en San Francisco. Todo ha ido bien. Un bebé precioso llamado Milo. Felicidades, yaya.

Pero eso ha hecho que sea mi madre quien tenga que encargarse de Tarta estos dos meses……Tarta tiene cáncer. Terminal. Se le extiende desde el interior de la nariz hasta el cuello, impidiéndole respirar, comer y hacer vida, con normalidad. Durante estas tres últimas semanas, se le han administrado todo tipo de sueros y medicamentos y realizado unas sesiones de quimioterapia. Solo dura bien unos pocos días. El resto los pasa bastante mal. Sufriendo. Me duele reconocer que está sufriendo. Me duele. Porque eso es la razon de que hoy, a eso de la una de la tarde, le demos el último adiós.

Hoy a MI perra, a Tarta, le van a poner la inyección, la muy hideputa de inyección, que le sumirá en un sueño profundo del que nunca despertará.

No puedo dejar de sentirme el más cabrón de toda la humanidad. No es justo que MI perra sufra lo que está sufriendo. No lo haría con un ser humano. No le daría una inyección para que nunca más corriera libre por el campo. Pero en el fondo sé, y eso es lo que más me jode, que es lo mejor para ella. Es inevitable. En dos o tres días, el cáncer le bajará al pecho, y entonces será mucho peor.

Siento romper la dinámica festiva de la mayoría de posts, y joderos parte del sábado. Pero hoy mi perra va morir. Y no puedo evitar llorar sobre el teclado, para dedicarle un último adiós.

Va por ti, vida mía. Guapa. Guapa. Más que guapa. Te quiero, Tarta.

Nos vemos en otra vida. Por mis narices que sí.

28 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Andres Arranz
Andres Arranz
25 noviembre, 2006 9:03

No todo en esta vida son alegrias y comics. Si necesitabas contarlo, has hecho bien. Yo pasé por lo mismo con un gato de mi hermana y lo pase bastante mal, y eso que apenas le conocia. Pero eso de verle como se dormía y pensar que ya no iba a despertar, me hizo llorar. Así que te entiendo perfectamente.
Lo unico que te digo es que seas fuerte y la recuerdes con mucho cariño. Ánimo, y aunque sea duro, quedaros con ella mientras se duerme aunque me imagino que ya pensariais hacerlo.

Toni Boix
25 noviembre, 2006 9:07

Ánimo.

El (ex) Posadero
El (ex) Posadero
25 noviembre, 2006 9:12

A la mía, una Beagle de 12 años la atropellaron hace unos meses y se quedó en el sitio.

Duele.

Ánimo, Alberto.

fletcher
25 noviembre, 2006 9:25

te comprendo muy bien…animo…

Fletcher!!

angel
angel
25 noviembre, 2006 10:11

Hola Alberto. Me llamo Angel y lamento dirigirme a ti personalmente en estas condiciones. Lo siento mucho; de verdad. Mi mujer y yo pasamos por lo mismo con Pixie, nuestro gato. Lo pasamos muy mal, pero como ya sabras, el tiempo lo cura todo, aunque no es buen cirujano, porque deja cicatriz. Aunque creas que estoy siendo muy moñas, todo esto q t cuento es lo q siento cuando veo a Bola, nuestro nuevo gato. Es un pedazo d pan, pero no es Pixie. Es lo q sentimos todos los dias al levantarnos y verlo dormir con nosotros, pero Tarta me ha hecho revivir el momento tragici y me ha salido la vena tristona.
No se si te servira d algo todos estos comentarios, pero q sepas q t apoyamos y lo sentimos enormemente.
Cuidaos mucho y recordarla siempre moviendo el rabo d felicidad.

angel
angel
25 noviembre, 2006 10:14

Por cierto, q todo esto q he escrito, no quita para q queramos a Bola tanto o mas q a Pixie. Pero eso no quita q le echemos de menos y q , por supuesto, nunca podra reemplazarle.
Gracias por permitir q escribamos esto.
Gracias.

Raul Lopez
Admin
25 noviembre, 2006 10:41

Mi más sincero pésame Alberto, esta vida es una mierda en momentos así… Para lo que necesites aqui me tienes.

pandora_nachios
pandora_nachios
Lector
25 noviembre, 2006 11:01

Te comprendo muy bien por lo que estás pasando,pero si es terminal es mejor que no sufra. A mi me pasó con una cachorra, así que mucho ánimo y mi más sentido pésame.

Fernando Escobar
25 noviembre, 2006 11:30

Que me cuenten a mí lo que es un sinvivir por esa otra parte de la família de cuatro patas. En mi caso tengo 5 gatos (a veces más y he llegado a tener hasta 15 en casa) y de veras que no te das cuenta de lo importantes que son hasta que piensas que les puede pasar algo. Desde aquí todo mi apoyo (y el de mis 5 gatos).

IvánN Díaz
25 noviembre, 2006 11:39

buff no puedo ni imaginar el día que mi perro no esté conmigo…

Tomás Pardo
Tomás Pardo
25 noviembre, 2006 12:19

De lo malo, piensa lo positivo. Si fuese una persona la verías consumirse poco a poco delante de tus ojos y hasta que su cuerpo dejase de funcionar nadie podría hacer nada. Al menos de esta manera, cuando se sabe que no tiene cura, a los animales no se les deja de morir de forma tan poco digna.

Atonman
25 noviembre, 2006 12:23

Yo también presencié como mi perro, con una enfermedad en el estómago terrible con la que sobrevivió cerca de unos tres años como un campeón, tuvo que sufrir una operación fallida. La última vez que lo ví fue corriendo hacia mí y yo me fui con mis amigos, un sabado cualquiera, como todos los sabados. Cuando regresé a casa, simplemente no estaba.

Ánimo, es muy duro, pero la vida es así, hay que soportarla como se pueda.

Father
Father
25 noviembre, 2006 12:51

Te doy el pésame , un animal es un ser y estas cosas duelen mucho , cuando se llevaron a sacrificar a mi perra Luna por una disfunción mental fué como si el niño que era también pasase a mejor vida y una parte de mi se fué con ella. Pero pese a todo la vida sigue.Un abrazo Alberto y ánimo compañero.

michino
michino
25 noviembre, 2006 13:23

Tengo 2 gatas, y no quiero ni pensar en como lo pasaria en tu situacion.
Animo y quedate en lo feliz que te ha hecho y lo feliz que habra sido contigo.

El niño Tor
El niño Tor
25 noviembre, 2006 14:51

No hay nada q nadie pueda decirte para aliviar esa pena, esa es la verdad, se q es duro oirlo, pero es tan duro como perder a alguien q quieres por el cancer.

Lo se porq lo he pasado.

Puedes llegar a superarlo, pero no a olvidarlo, es un hueco q nunca se llena.

Lo siento si es pesimista, pero no se explicarlo mejor, ese hueco, Tarta, estará siempre ahi, y eso es bueno, porq podras verla cuando quieras: en tu corazon le queda una vida muy larga y feliz, es el “sitio mejor” al q van los buenos amigos q nos dejan.

Rojo
Rojo
25 noviembre, 2006 15:13

Al leer tu entrada no he podido evitar emocionarme, hace casi un año pasé lo mismo con mi Momo, mi gran amigo, chuchillo que crié desde pequeño. Tenía 10 años, nunca había estado enfermo ni na da parecido pero en una semana se me fue, fallo masivo interno, riñones, etc. Yo lo ví apagarse poco a poco y no era capaza de tomar la decisición fatal. El último día de su vida lo pasó fatal, mirándome e implorando que lo aliviara. Yo no pude hacer nada más, sólo liarlo en su toalla preferida, y llevarlo en brazos en el coche y esperar con él sus últimos minutos. Entré con él, lo tumbé en la camilla y lo abracé, nás le hubiera valido a la veterinaria pincharme a mí también. Le sostuve la cabeza y se apagó sin sentirlo. Lo besé y no me depegué de él en varios minutos. Ni siquiera contuve las lágrimas (como ahora). Le dije adiós a mi amigo, a mi hijo, mi compañero y le dije que corriera a buscar a mi Chica, otra perrilla que tuve, “Corre y vete con ella y me esperáis los dos, que cuando vaya os encontraré”

Era tal mi pena que lo mandé incinerar y sus cenizas las tengo en una hermosa cajita guardada en mi habitación para que también esté siempre conmigo.

Sé fuerte. Ella lo sería.

Chanke
Chanke
25 noviembre, 2006 17:08

Mi mas sentido pesame Alberto,yo tambien perdi mi perro por culpa de un cancer hace ya mas de 14 años y no he vuelto a tener otro sinceramente porque creo que son insustituibles asi que desde aqui te mando mi apoyo y animo…y a ese amigo fiel que me abandono hace ya unos cuantos años decirle que a pesar del tiempo me sigo acordando de ti Don,eras y seguiras siendo el mejor!!

Yo conservo como un tesoro todos los momentos que pase con mi perro por eso espero que esos momentos que seguro has tenido con tu perra te ayuden compañero y nuevamente animo!

David Fernández
25 noviembre, 2006 17:44

Un abrazo muy grande, Alberto. Mi más sincero pésame.

atomico
atomico
25 noviembre, 2006 19:40

Un fuerte abrazo amigo. Se lo que debes de estar pasando en este momento. Como ya se ha dicho, mi más sincero pésame.

edd-o
edd-o
25 noviembre, 2006 23:22

Vaya, hacía tiempo que no dejaba ningún comentario por aquí, pero al ver este post…

Hace poco más de un año me pasó lo mismo con una gata con la que llevaba viviendo nada más y nada menos que 16 años, que se dice pronto. Al llegar a esa edad sus riñonez fallaron, y de un día para otro se le fueron las ganas de todo. Y aunque me costó aceptarlo, sabía cual era la decisión, la dichosa inyección.

Ahora no hay nada que sirva para consolarte, estas semanas serán duras aunque poco a poco verás como va pasando todo. Luego volverás a acordarte, no sin cierta pena, de los mejores momentos que has pasado con ella.

Así que ánimo y espero volverte a leer pronto haciendo adoraciones sin sentido a Mr. Q.

Jordojopo
Jordojopo
26 noviembre, 2006 0:23

Yo también perdí a mi perra Nana, murió de vieja. En los últimos meses se había quedado ciega, prácticamente sorda y sufría infartos con cierta frecuencia. Una noche sufrió 2 seguidos y amaneció muerta. Además como seguidor de esta web lo mínimo que puedo hacer es dar ánimos a sus colaboradores cuando no lo están pasando del todo bien. Pues eso, ánimo y p’alante.

tosuvag
tosuvag
26 noviembre, 2006 2:29

Yo perdi a mi perro punto hace ya varios años, y duele, no solo es un perro, tambien es un amigo, alguien a quien quieres tanto como a un humano.

Animo, hay muchos perritos abandonados por ahi que necesitan el cariño y amor que de seguro le dabas a Tarta.

animos desde Chile!!!

Zicmu
26 noviembre, 2006 3:47

Joder, me ha llegado al alma… Sé que nada que se diga puede aliviar el dolor, pero, intenta seguir… Lo siento mucho, en serio…

brucebarner
brucebarner
26 noviembre, 2006 20:45

Pues nada ALberto, no me suelo prodigar mucho en comentarios por estas páginas, pero creo q la ocasión lo merece.

A mi me paso lo mismo con mi pero y mi gato, mi gato ya de mayor y mi perro aquejado de leigmaniosis desde hace 4 años (yo no se si hubiera aguantado tanto…) antes de el tuve otro Thor y a este sique hubo q ponerle una inyección (hijadeputa también) porque estaba con una enfermedad de higado que no le dejaba en paz. Es una decisión dura pero al final la hicimos. Lo q me da q pensar q somos mucho mas “humanos” con los animales q con las personas (quizas porque ellos se lo merecen de verdad -pero ese es otro tema y ahi no me kiero meter-)

No te preocupes Alberto podrás tener otros animales, te lo garantizo. Y no, no serán Tarta, pero serán otros con su personalidad y sus costumbres, te aportaran otras cosas y ya verás como no es tan terrible. Se pasa mal no te digo que no, pero noa ayuda a pensar que en el fondo todo es parte de la vida y hay q acostumbrarse. Y si ese animal ha dejado su vida en vuestras manos es porque confiaba, no porque no tuviera más remedio (si no pasate por una perrera y mira cuantos perros escapados hay) fue su elección estar con vosotros y eso le hace un poco más “humana” y a vosotros también por cuidarla.

Yo tambien estoy seguro de q os encontrareis ahi arriba (por tus narices y por las mias)

Ánimo Alberto!

Lobisome
27 noviembre, 2006 8:50

Mi más sentido pésame.

Un compañero de trabajo acaba de pasar por el mismo trance y eso me hace pensar en el momento en que mis gatos (Mei y Totoro) pasen a mejor vida.

Lo dicho, que te acompaño en el sentimiento más de lo que soy capaz de expresar.

Vicente Moscoso
27 noviembre, 2006 23:44

Todos sentimos lo que te ha pasado; solo darte ánimos y que sigas adelante, porque por ella debes aprender a ser felíz.

LOURDES CHOQUE
LOURDES CHOQUE
8 diciembre, 2006 19:17

Te entiendo por lo que estas pasando porque yo tambien perdi dos de mis perros mas querido una se llamaba PERLA la queria tanto ella vivio 15 años con migo y fue muy triste perderla desde ese dia dije que ya no iba a tener otro perro en mi vida pero no era sierto me regalaron otro ere de raza gran danès lo amba tambien pero lo alejaron de mi ahora tengo otro perrito pequeño y esta sufriendo de una enfermedad que no tiene cura lo veo sufrir mucho pidiendome que lo cure con una mirado muy desesperante y yo no puede hacer nada para aliviarlo y no quiero tomar la desicion que tu tomaste tan valientemente de hacerlo dormir para toda la vida no puedo hacerlo yo se que esta sufriendo mucho pero el lucha mucho pero no puede aliviarse yo se que los boy a perder pero no quiero perderlo a el el se gano mi amor y confiansa con mucho amor y me los daba todos los dias y lo sigue haciendo aunque el este tan mal lo unico que digo y lo repito que odio a esa maldita enfermidad que esta acabando con mi querido Ñiqui y siempre lo recordare en toda mi vida como a mis otrosgrandes tesoros que tuve y espero encontrarme en la otra vida con ellos