Superman vs. Lobo #1 de 3

Superman y Lobo frente a frente

Por
2
5187
Superman VS Lobo

Edición original: Superman vs. Lobo Book One USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Sarah Beattie, Tim Seeley
Dibujo: Mirka Andolfo
Color: Arif Prianto
Traducción: Francisco San Rafael Simó
Formato:Cartoné (216×276 mm.), 48 págs. A color.
Precio: 12,95 €

Superman pelea con Lobo en Twitter

«Desde un punto de vista de pura observación biológica imparcial, diría que es por la compasión, el altruismo y ese encanto juvenil y perpetuo. Es fácil quererlo, desde una perspectiva clínica claro.»

Superman y Lobo se han encontrado muchas veces a lo largo de los últimos años desde su primer enfrentamiento en 1990, dado en el Adventures of Superman #464 (Dan Jurgens) donde Superman tuvo que usar su ingenio ante la imposibilidad de vencer al czarniano físicamente. Destaca el Lobo #50 (Alan Grant, Carl Critchlow) donde el bastardo acaba con la vida de Superman y con la de toda la Liga de la Justicia (finalmente, como era de esperar, solo era una pesadilla de los héroes) o la probablemente más famosa interacción vista en DC 1st Superman/Lobo con Keith Giffen y Cliff Rathburn. Otros encuentros son más olvidables, como el enfrentamiento contra el Lobo del New 52 en la serie regular de este. Y es que los últimos hijos de sus respectivos planetas son asiduos a darse de tortas. La heroicidad de Superman choca frontalmente con el gamberrismo de Lobo, dos caracteres muy distintos que casan bien en una historia, su contraposición es genuina y tan solo con ser ellos mismos ya crean situaciones de conflicto interesantes. De la mano de Sarah Beattie (Money shot) y Tim Seeley (Nightwing) al guion y Mirka Andolfo (Mercy) al dibujo, con Arif Prianto encargándose del color, la contienda llega al sello Black Label. A aquel que pudiera estar preguntándoselo (absolutamente nadie) en esta reseña no se hará uso de la cláusula 3.4.1 del libro de estilo de ZN.

Superman VS Lobo

Superman está rescatando una estación espacial cuando le comunican que en el sector Vega hay un problema con un extraño y enorme ser. Lobo se encuentra allí de vacaciones y el engendro gigante se las ha fastidiado. El kriptoniano roba el protagonismo al czarniano y este se lo hará pagar. Comienza así la historia esperada, con Lobo y Superman midiendo fuerzas, donde hay espacio para una contundente crítica a las redes sociales.

Beattie y Seeley caracterizan bien a Superman, es tan humano como debe ser y además le dotan de un aire intelectual que no siempre ha sido explotado en el kriptoniano. Es más listo de lo que estamos acostumbrados a ver, o al menos hace uso de su intelecto de una forma más evidente. También se muestra más valiente y aventurero, con pequeñas reminiscencias del Superman de la Silver Age que viaja por distintos y extraños universos.

Lobo en cambio no resulta tan acertado. Es tan irreverente, osado, mal hablado y egoísta como se espera, pero no termina de resultar atractivo. El patetismo inherente al personaje puede llegar a percibirse, aunque su carácter paródico no se advierte, tampoco ese matiz de simpático patán incluido en la psique simplona y agresiva que tan bien supieron perfilar Grant y Giffen, ganándose el gusto de los aficionados en los difíciles años 90. No es una mala caracterización pero no es el mejor Lobo posible. Un sucedáneo para sus seguidores que puede cumplir con el objetivo de subsanar la carencia que se tiene de cómics dedicados al feroz protagonista.

Contamos con un tercer personaje, a parte de los secundarios del Daily Planet y del enemigo en común, se trata de la doctora Semedea Flik, una bióloga y fotógrafa de la naturaleza que califica y documenta distintos seres para una revista. La chica de pelo verde tiene mucha suerte al encontrar dos tres ejemplares únicos, últimos de su raza. Acompañará a Lobo a lo largo del cómic, sus diálogos pueden dar más de sí, pero resultan simpáticos. Pizpireta y habladora, Flik, es una buena adicción al elenco.

Superman VS Lobo

Cierta narración cósmica, no tan común al cómic superheroico, donde se emplean palabras menos habituales a este tipo de tebeos está presente en el libro, único detalle que puede considerarse Black Label, aunque en absoluto es incomprensible o incómodo, cualquiera está capacitado para leer este cómic. En boca de Flik se evidencia el tipo de lenguaje utilizado, más técnico, al testimoniar sobre los actos realizados por el de Czarnia, principalmente, o también por los del de Kripton.

“Tenéis móviles, ordenadores y redes sociales. Vuestros juguetes os hacen ignorantes y crueles y os hacen enfadar”.

Hay una dura crítica a las redes sociales (encarnadas por Lexcorp) y a su capacidad para crear corrientes de opinión, o al menos hacer oír opiniones desfasadas y dañinas. Superman las sufre, no falta quien le cuestiona por salvar personas ya que está incumpliendo los planes de Dios, retrasando el día de la muerte de los salvados, o aquellos que piensan que es una fuente de radiación que provoca cáncer. El guion representa bien como los ciudadanos de a pie caemos en la trampa de empresas y bots, ya que Lois también tiene cuenta en Twitter Lexxer o en Lextube donde repite el mantra “dadle like y suscribíos”. El éxito de Lobo como influencer con un discurso destinado a limpiar de toda responsabilidad a sus televidentes, es la crítica final a la sociedad tecnológica en la que vivimos. Con Batman como fugaz estrella invitada, tan solo aparece en una viñeta, los héroes jugarán al mismo juego.

En cuanto al dibujo, Andolfo tiene un estilo muy particular alabado por sus seguidores. La artista italiana ya ha trabajado en DC con Harley Quinn o Wonder Woman y como se pudo comprobar en aquellos trabajos, entrega unos protagonistas hasta cierto punto lejanos a la representación que se tiene en la cabeza de ellos, menos canónicos y más cercanos a su estilo. Como debe ser, cada dibujante debe aportar sus características a los personajes que representa. Sus rostros (sobre todo estos) y formas son particulares, pero atractivos. Exhibe buenas ilustraciones a página completa y acierta con los distintos seres y mundos del cómic. En ocasiones se relaja con los fondos a los que no dedica todo el esfuerzo. El color de Prianto es sólido y vibrante, resaltando allí donde el dibujo lo requiere.

Superman VS Lobo


Superman VS Lobo
es un cómic entretenido, mucho más recomendable de no estar integrado en el Black Label, en apariencia no se observa necesario, al menos este primer tomo no necesita del sello adulto ni de la correspondiente subida de precio. Olvidándonos de esto por completo, es el enfrentamiento entre dos personajes contrapuestos de la editorial, con recuerdos de anteriores colisiones, que cuenta con un buen Superman y un aceptable Lobo, otorgando lo que se espera de ellos. El dibujo es bueno y el color muy adecuado. Un enfrentamiento más entre el bastardo y el boy scout con una acertada crítica a las redes sociales y todo lo que uno espera de un cómic como este. El próximo tomo parece cambiará la dinámica de la serie, una maniobra inteligente que aumenta el interés por los siguientes capítulos.

Lo mejor

• La certera crítica a las redes sociales.

Lo peor

• Su inclusión en el sello adulto no se antoja necesaria, y esto supone un costo mayor.

Edición original: Superman vs. Lobo Book One USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Sarah Beattie, Tim Seeley Dibujo: Mirka Andolfo Color: Arif Prianto Traducción: Francisco San Rafael Simó Formato:Cartoné (216x276 mm.), 48 págs. A color. Precio: 12,95 € Superman pelea con Lobo en Twitter "Desde un punto de vista de…
Guion - 7
Dibujo - 7.8
Interés - 7

7.3

Bueno

Un cómic entretenido que podría dar más de sí, pero que resulta un buena historia de Superman contra Lobo, con crítica a las redes sociales incluida.

Vosotros puntuáis: 7.72 ( 7 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
warlock
warlock
Lector
13 febrero, 2022 17:53

Esa mandíbula de Superman no me convence nada.

DanielPalermo
DanielPalermo
Lector
13 febrero, 2022 19:28

Esos personajes no pueden ser mas diferentes.