Spirou y Fantasio Integral 13 (1981 – 1983). Tome & Janry

Por
4
1349

 


Edición original: Spirou et Fantasio 13. Tome & Janry (1981-1983) Dupuis, 2013. Incluye: La voix sans maître (La voz sin amo, 1981), Gare au cliché! (Ojo con la foto, 1981), La menace (El peligro, 1982), Virus (Virus, 1982), Le groom du président (El botones del presidente, 1982), Aventure en australie (Aventura en Australia, 1983), La jeunesse de Spirou (La infancia de Spirou, 1983), Vilain faussaire! (¡Pérfido falsificador!, 1983), Qui arrêtera Cyanure? (¿Quién detendrá a Cianuro?, 1984)
Edición nacional / España: Spirou y Fantasio Integral 13 (1981 – 1983). Tome & Janry. Dibbuks, noviembre 2015. Dibbuks.
Guión: Philippe Tome.
Dibujo: Janry.
Formato: Integral en formato álbum de 264 páginas a color editadas en cartoné.
Precio: 25 €.

 

Pues no vamos a tener palabras de elogio suficientes para lo que el año pasado ha empezado a hacer la buena gente de Dibbuks: publicar las aventuras de Spirou en España, en un proyecto editorial sin precedentes confeccionado con gusto y buen ojo. Esto es así porque han decidido ir al meollo. Después de la edición –hace diez años ya- del Spirou de Franquin por parte de Planeta, Dibbuks ha decidido tirar por la calle del medio, reeditando primero el material creado por el dúo Nic y Raoul Cauvin, completamente inédito por estos lares, para pasar a continuación, como así ha sido, a recopilar los álbumes del dúo dinámico compuesto por Tome y Janry, en un periodo que abarca desde 1981 hasta 1999, a través de cuatro sendos integrales. Este material, en gran parte editado hace treinta años, resultaba imposible de encontrar ya. Ni en tiendas de viejo. De modo que recuperarlo no solo es una empresa encomiable, sino casi de justicia. Son las decisiones editoriales de este tipo, como también las llevadas a cabo por Astiberri, Norma y sobre todo, Ponent Mon y Dolmen, las que están dando lugar a vivir un marasmo de recuperación de obras perdidas, joyas olvidadas y demás material inencontrable de la BD, en una industria que demuestra el buen estado de salud que disfruta, al no parar de traer al lector este tipo de contenidos. Y es que no es solo una labor de arqueología necesaria, ni tan siguiera una manera de procurar un material que suma criterio al lector que se preste, sino un acto de amor, de fe y de calidad humana. ¿Me tiro el pedo más alto que el culo? Para nada. Pues este material no solo es una curiosidad de librería o un producto a rescatar para generar un catálogo de calidad. Este material resulta casi medicinal. De veras. Spirou, en concreto el de Tome y Janry, posee una capacidad hechizante, pues es capaz de alegrar corazones, despejar cabezas y alejar demonios. Puede que mis ganas de leerlo de nuevo, después de años de haber olvidado los dos o tres álbumes que creo haber leído de ediciones Junior en su momento, haya sumado expectativa. La recomendación entusiasta de amigos con criterios a prueba de bomba también ha influido para recibir estos tebeos con los brazos abiertos. Pero, desde luego, hablando en plata, la calidad de sus páginas es el seguro que confirma su valía. Hay algo en las viñetas de este dúo que logra relajarme como casi ningún otro ejemplo de obra cultural popular. Spirou y Fantasio, en manos de estos dos, logra transportarte a ese mundo de aventuras desenfadadas, a ese universo de cosas sencillas y emociones puras. Todo esto suena cursi, pero así es. Quien busque hondas reflexiones metafísicas o no pueda ver calidad más allá de la épica de las mallas, puede que se sienta defraudado. Pero quien disfrute con el sabor de la aventura naif, con su dosis de mala leche, se encuentra en el lugar adecuado. Quien guste de comedias ligeras y emociones sencillas pero eficaces, aquí tiene su Biblia. Porque lo que logran Tome y Janry con su particular, pero fiel, visión del universo de Spirou y Fantasio, es una montaña rusa tan vertiginosa como grata. De ahí ese poder balsámico del tebeo de estos dos franceses. Es tirarte a su piscina y disfrutar al instante. Por lo menos, este es mi caso, pero a tenor del éxito internacional del cómic, no debo ser el único.

spirou-fantasio-integral-13-tome-janry-pagina2

Tome y Janry desarrollan tramas sencillas, vale, donde sus protagonistas recorren el mundo bailando según premisas más o menos novedosas, ya sea el peligro de la industria farmacéutica o el arranque de la robótica. Hay cierta ansia de crítica social o política, pero jamás resulta cargante, pesada o metida con calzador. Además ambos autores piden de ti una concentración extra, ya que, currantes deslomados, llenan las viñetas de detalles, creando un mundo vivo que estalla en tu cara. Y no me refiero solo a la querencia por exprimir los diseños de los vehículos, algo que comparten con Franquin y resulta característica visible del título, sino a esa capacidad para dar pie a que todo lo que rodea a los personajes exude vida. El ejemplo perfecto es Spip, esa maravillosa ardilla que los acompaña, quien no solo es testigo de lo que va aconteciendo, sino que vive sus propias aventuras a ras de suelo, a medida que se desarrolla la trama principal, al tiempo que nos permiten llegar al fondo de sus pensamientos, con comentarios llenos de sarcasmo donde suele poner en evidencia la estupidez de los humanos. Así, la lectura de cada álbum se llena de matices escondidos que resultan un aliciente más para llevarla a cabo, al tiempo que estiran el disfrute de la misma. Es decir, si quieres, puedes tardar un poco más de la media en leerte uno de estos álbumes. Y mucho más en este volumen integral, que no solo contiene cuatro aventuras completas, sino infinidad de extras y buenos artículos. Esto hace que en cuestión de calidad y precio, estos integrales de Dibbuks resulten imbatibles. Nadie da tanto por tan poco en este mercado pequeño que es el tebeo, afortunadamente saturado de títulos en la actualidad, pero que adolece de tiradas ínfimas que desgraciadamente inflan los precios. Aquí, no es el caso.

Pues eso, leer el Spirou y Fantasio de Tome y Janry resulta balsámico. Influye a su vez, aparte de lo divertido de las tramas, el dibujo de Janry. Y el color, ese color básico, de primarios, que de tan llamativos resultan una versión particular de un cuadro Pop. De vuelta al trazo de Janry, este es dinámico, curvo, con querencia por perspectivas simples más cercanas a la naturaleza cómica de las tiras de prensa que a la BD de aventuras de autores en principio más sofisticados. Pero como decía antes, esto no quita para que su aspecto parezca menos elaborado. El dibujante cumple de sobra, haciendo hincapié en adminículos, instrumentos o vestuario, con una minucia y un gusto digno del mejor ojo. Todo pasado por un tamiz caricaturesco, eso sí, lo que logra acrecentar ese efecto enternecedor para la vista del lector, que en seguida se ve transportado a un tipo de caricato que lleva viendo desde su infancia. Hablando claro, Tome está más cerca de Goscinny que de Hergé, aunque comparte con ambos la perseverancia y la querencia por el detalle.

Spirou-fantasio-Integral-13-tome-janry-pagina1

Todo lo anterior demuestra que el dúo autoral, que se enfrentaba a un trabajo que podía hundirles o encumbrarles, supo llegar a la nota más alta de una melodía que maestros como Franquin habían dominado durante décadas antes que ellos. Y esto, muchachos marvelitas, es como tener que escribir y dibujar los Cuatro Fantásticos tras la marcha de Lee y Kirby: una misión imposible. Misión que en manos de estos tipos se convirtió en realidad tajante. Y que ahora por menos de veinticinco euros puede alumbrar tu estantería.

En definitiva, el primero de cuatro integrales de Tome y Janry, de un conjunto de dieciséis volúmenes que recopilarán la totalidad de la bibliografía de Spirou y Fantasio. Por si esto fuera poco, el resto de álbumes posteriores a estos integrales serán publicados por Dibbuks. Y ya ha comenzado a hacerlo con el estupendo El Botones de Verde Caqui, perteneciente a la colección Una aventura de Spirou por…, que permite dar en cada ocasión la visión particular de diversos autores del panorama actual. Este primer volumen se ha convertido en digno sucesor de la saga del botones y el periodista aventureros.
Ahora si alguna editorial con ganas de ganar dinero se decide a recopilar al primer Corben o ECC abre la mano más atrás de los ochenta para recuperar clásicos de la DC, el panorama estará completo. O casi.

  Edición original: Spirou et Fantasio 13. Tome & Janry (1981-1983) Dupuis, 2013. Incluye: La voix sans maître (La voz sin amo, 1981), Gare au cliché! (Ojo con la foto, 1981), La menace (El peligro, 1982), Virus (Virus, 1982), Le groom du président (El botones del presidente, 1982), Aventure en…
Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 10

9

Un clásico.

Magnífica compilación de los primeros álbumes de Tome & Janry.

Vosotros puntuáis: 8.9 ( 1 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
Raúl SilvestreHenryJonesbatlanderAlejandro Ugartondo Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Alejandro Ugartondo
Autor

Excelente reseña Raúl. Tenía mis dudas sobre si empezar la serie por estos integrales o esperarme a que publicaran lo de Franquin pero después de tu entusiasta alegato creo que empezaré ya con este material

batlander
Lector
batlander

El tomo anterior tampoco esta mal. Aunque he visto que le dan algunos palos por ahi. Lo digo porque por 25€ merece la pena.
De todas fortmas, al ritmo que van, si pensabas esperar a que saquen los de Franquin igual te quedas calvo.

HenryJones
Lector
HenryJones

Me ha encantado el artículo Raúl. No puedo estar mas de acuerdo con ” en manos de estos dos, logra transportarte a ese mundo de aventuras desenfadadas, a ese universo de cosas sencillas y emociones puras” . Chapó.
Los de Janry los tengo casi todos. Era mi autor fetiche cuando tenia 14 años y de hecho me gustaba mucho más que Franquin, es más, no me gustaba en absoluto. Mis preferidos.. los de Vito y el Rayo Negro. Por ese precio ningun amante de los còmics no se los puede perder