Sinestro 2

Reseña del segundo tomo de la colección "Sinestro", editada por ECC Ediciones. Tenemos a Cullen Bunn como director de orquesta y a Brad Walker en el apartado artístico.

Por
0
1161
 

Edición original: Sinestro núms. 9 a 11 USA, Sinestro Annual núm. 1 USA
Edición nacional/ España: ECC Ediciones
Guión: Cullen Bunn
Dibujo: Andy Kuhn, Brad Walker, Daniel Warren Johnson, Geraldo Borges, Martin Coccolo, Mirko Colak, Ronan Cliquet, Víctor Ibáñez
Entintado: Andrew Hennessy, Oclair Albert
Color: Jason Wright, Tony Acuña
Formato: Rústica, 112 págs
Precio: 11,50 €

 

Acabamos la semana continuando con la serie “Sinestro”, concretamente con el segundo tomo publicado por ECC Ediciones hace algunos meses. ¿Mantiene el nivel de los primeros números? Pues no, por desgracia sufre un leve traspiés. Pero controlad vuestro miedo, como diría Sinestro, puesto que hay aspectos interesantes y destacables que podemos rescatar, y que nos ofrecen en términos generales, una entretenida lectura.

Al empezar a leer este tomo, notaréis que ha habido un salto temporal, y esto es básicamente porque los números 6, 7 y 8 no están incluidos, y han sido introducidos por ECC en las grapas de “Green Lantern”, concretamente en los números 36, 37 y 39 respectivamente. Esto es debido a que forma parte del crossover/saga “Divinidad”, que afectó a todas las series del universo lantern. Si bien tiene unas consecuencias importantes para éste, no os resulta especialmente necesario leer el crossover para entender la historia de “Sinestro”, puesto que cómo comentaré más adelante, no es una colección con un rumbo establecido y una trama concreta. El tomo de ECC abarca por lo tanto, desde el número 9 al 11 más el Annual. ¿Y qué nos vamos a encontrar en éstos tres números? Pues básicamente una historia cerrada en sí misma, con Mongul como antagonista, un personaje que por cierto siempre he odiado, dándose de leches con nuestro querido Thaal Sinestro, y con sus Corps ayudándole en determinado momento, y librándose de la amenaza de Mongul en menos de un suspiro. Sin más. Esto es lo que tenemos, y a algunos les bastará y a otros les horrorizará, y dejarán la colección en este punto. Supongo que depende de lo que busque cada uno con esta colección: aventuras sin pretensiones o tramas bien estructuradas con introducción, nudo y desenlace.

Mongul: es la hora de... ejem...
Mongul: es la hora de... ejem...

Hay que decir que si hay algo que se le da bien a Cullen Bunn son los personajes “grises”, de moralidad ambigua, antihéroes, o como quieras llamarlo, lo ha demostrado con “Magneto”, “Lobo” y lo está haciendo ahora con “Sinestro”. Y esto es precisamente lo mejor de esta serie, lo bien trazado y perfilado que está este personaje, y la enorme fidelidad que mantiene con la idiosincrasia tradicional de Sinestro. Es por lo tanto, el punto fuerte del guión, puesto que lo cierto es que no queda muy claro lo que pretende Cullen Bunn con esta colección. No hay una trama principal, más allá del “palidecer”, que en estos números están muy olvidados, y da la sensación de no ser más que una compilación de aventuras de los Sinestro Corps, al más puro estilo Green Lantern Corps, pero sin ningún objetivo ni rumbo fijo. ¿Y esto es un defecto? No necesariamente, lo es cuando construyes unos enemigos y una trama de fondo, que de por sí tampoco es muy interesante, y te olvidas de ella posteriormente, o la mantienes de fondo sin profundizar en ningún momento, al menos hasta ahora. Es entonces cuando te da la impresión de quedarte a medias, o perdido en una lectura que te deja una extraña sensación.

Hablemos un poquito del apartado artístico, puesto que a Dale Eaglesham y a Rags Morales le sustituye Brad Walker, y con gran soltura he de decir. El trabajo de Walker en las escenas de acción es espectacular, a lo cual también hemos de agradecer al colorista Jason Wright, que le aporta el brillo amarillento y esplendoroso que deben tener siempre los Sinestro Corps. El resto de dibujantes que veis en la ficha técnica, forman parte del Annual, y como en la mayoría de estos casos, la calidad es variada e irregular, destacando especialmente el patrio Víctor Ibáñez en la parte dedicada a Lyssa Drak. En el Annual, por cierto (también escrito por Bunn), tendremos una historia más coral que de costumbre, y menos centrada en Sinestro y Soranik, para mostrarnos un poquito más otros personajes como Arkillo, Lyssa Drak, Bekka, Dez o Rigen. Esto nos permite saber algo más de ellos y de sus orígenes, lo cual es muy de agradecer, sobre todo en una historia tan focalizada en Sinestro y su relación padre-hija con Soranik. Es por tanto, una interesante historia de misterio, con un asesinato de por medio, y que es motor central de la trama, que además nos aporta algo muy interesante en las últimas páginas, que nos deja con la miel en los labios y cuyas consecuencias veremos en los próximos números.

Interesante origen secreto de Lyssa Drak
Interesante origen secreto de Lyssa Drak

Hay que decir que el futuro de esta serie es muy negro, puesto que será cancelada aproximadamente en el número 23, antes de Rebirth, y no continuará tras el mismo. Sin embargo, no sucumbáis a la tristeza los que estéis encantados con esta colección, puesto que Sinestro y Soranik, los personajes centrales, tendrán protagonismo en la nueva serie “Hal Jordan & the Green Lantern Corps”. Hasta entonces, disfrutemos de los números que nos quedan, y que ECC Ediciones nos irá trayendo a lo largo (presumiblemente) de este año.

Para ir finalizando esta reseña, podemos decir que esta es una serie recomendada especialmente para completistas del universo Lantern, y para fans especialmente de Sinestro. Sin por ahora un rumbo fijo, solo nos queda disfrutar del excelente tratamiento que Cullen Bunn le da al personaje y la evolución de su relación paternofilial con Soranik, así como de pequeñas “perlitas” como el Annual, que expanden un poquito el universo Lantern y sus personajes, y concretamente los Sinestro Corps. Veremos cómo evoluciona, y a dónde nos quiere llevar Bunn, si es que quiere llevarnos a algún sitio. Esperemos que sí, y que sea muy interesante. De momento, a mí personalmente me basta con lo que nos muestra, pero mi paciencia no es ilimitada.

  Edición original: Sinestro núms. 9 a 11 USA, Sinestro Annual núm. 1 USA Edición nacional/ España: ECC Ediciones Guión: Cullen Bunn Dibujo: Andy Kuhn, Brad Walker, Daniel Warren Johnson, Geraldo Borges, Martin Coccolo, Mirko Colak, Ronan Cliquet, Víctor Ibáñez Entintado: Andrew Hennessy, Oclair Albert Color: Jason Wright, Tony Acuña…
Guión - 6.5
Dibujo - 8
Interés - 7

7.2

Leve bajón

Unos números entretenidos, pero que aportan muy poco a la de momento endeble trama principal, y un Annual brillante que profundiza en los Sinestro Corps, es lo que nos encontramos en este tomo. No está mal, pero podría ser mejor. Debería. Thaal Sinestro lo merece.

Vosotros puntuáis: 5.56 ( 4 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments