Reseñas DC: The Multiversity #2

Por y
6
1308
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Grant Morrison estuvo acompañado por Ivan Reis y Joe Prado en The Multiversity #1, y repite en este segundo número, una vez ha pasado por los universos/números de la Society of Super-Heroes; The Just; Pax Americana; Thunderworld; Guidebook; Mastermen y Ultra Comics. Varios de estos números, donde los superhéroes lograron vencer a The Gentry, se unen a los protagonistas de House of Heroes para este Justice Incarnate. Ya sabemos que “Vacía está la mano”, ahora queda saber si es lo único que ha quedado vacío, y si el calvo escocés ha vuelto a marcarse un tanto con la conclusión de su ¿última? mini-serie/serie regular, sin contar la futura novela gráfica Wonder Woman: Earth One.

Denme cuatro docenas de series del Multiversity, por Jordi Molinari

 
The-Multiversity-2-Cover

Edición original: The Multiversity #2.
Guión: Grant Morrison.
Dibujo: Ivan Reis.
Entintado: Joe Prado, Eber Ferreira, Jaime Mendoza.
Color: Dan Brown, Jason Wright, Blond.
Formato: Grapa USA, 56 páginas.
Precio: 5,99$.

 

The Multiversity #2 se dividen en dos partes. La primera, sirve para ir cerrando cabos que habían quedado abiertos durante los números anteriores, así como para presentar más Tierras alternativas. Grant Morrison por fin puede escribir a Demon The Etrigan, quien iba a ser parte de sus Seven Soldiers, pero al estar ya en desarrollo el Blood of Demon de John Byrne, fue reemplazado por Frankenstein. Y aunque no tenemos queja alguna del reemplazo, no quita el hecho que el guionista escocés escriba un fantástico Etrigan como el mayor héroe de Tierra 13, dejándonos con ganas de más. Otra Tierra que prometía mucho y en menos ha cumplido, han sido los habitantes del salvaje oeste de la Tierra 18. La amenaza de los Sivana queda resuelta, y tras descubrir a los adorables infiltrados – ninguna sorpresa si habías leído The Multiversity: Guidebook #1 -, los créditos aparecen al fin para regresar a donde terminaba The Multiversity #1. Presidente Superman, Captain Carrot y demás superhéroes de todo el multiverso intentan hacer frente al Superjudge, un Nix Uotan corrupto por The Gentry.

La batalla por salvar el multiverso local ocurre en Tierra 8. Esto tiene un significado muy especial en los tiempos actuales, pues La Casa de las Ideas está haciendo su propio mix de Convergence y The Multiversity. Por ello, Grant Morrison ya destruyó Tierra 7, que era la Tierra análoga del universo Ultimate, al principio de The Multiversity #1. Y durante la batalla final, tenemos Marvel Zombis intentando destruir el universo DC. No, lo decimos en serio, es literalmente lo que ocurre. Está claro que al calvo eso de que Ed Brubaker “matara” al Capitán América y se montara una historia muy similar, a la que estaba escribiendo con Batman, no fue algo que le terminase de gustar. O si, y es un simple guiño, ya que por poco los universos no se alinearon, y no es un crossover DC-Marvel junto a las Secret Wars de Jonathan Hickman. Y por el mismo motivo, cuando hacen referencia a un Multiverse-2 destruido, uno se pregunta si está haciendo referencia al multiverso pre-Flashpoint, o se refiere al universo Marvel, señalando que el único que ahora quedará será el de DC Comics. Hay tantas referencias meta, que uno es incapaz de decidir si es una oda a DC Comics, su última bala contra los actuales jefes de DC o contra los actuales de Marvel. O quizás es todo ello y a la vez mucho más. Es cierto que posiblemente ha tenido obras aún más metalinguísticas dentro de esta épica mini-serie, como por ejemplo The Multiversity: Ultra Comics #1. Pero difícilmente podremos pasar una página de The Multiversity #2 sin haberla re-leído y re-mirado varias veces, para asegurarnos que no pasamos por algo ningún detalle.

Tener a Iván Reis también ayuda a degustar cada página, si bien es cierto que hay momentos que se nota cuando no lo entinta Joe Prado, pero sin llegar a perderse la épica de una historia así dibujada por él. Y claro, si es una obra dibujada por el brasileño en los Nuevos 52, no podía faltar el momento que Aquaman, o en este caso Aquawoman de Tierra 11, salta encima del villano para dejarle tuerto con el tridente. Para desgracia de Nix, ser el Superjudge no está al mismo nivel de regeneración que un Nuevo Dios como Darkseid, al menos si quiere usar todos sus omnipoderes. Otro elemento que no podía faltar estando en el universo DC, son todos los The Flash uniéndose, en esta ocasión bajo el liderazgo del Red Racer, para salvar el multiverso. Finalmente, una vez salvado a Nix Uotan y acabado con la amenaza, queda sólo una puerta por abrir. Y allí descubren que la amenaza es mayor de lo que habían hecho frente, pero esta decide retirarse porque no es el momento aún de la batalla final. Porque los superhéroes viven en una historia sin fin. Llegados a este punto, habrá quien sienta que la historia no tiene una conclusión final real. Pero la tiene al no tenerla.

Porque sabemos que cuando el mal desee regresar, lo hará, sin importar cuando o como. Es la esencia de los cómics de los superhéroes, pero también una crítica a las grandes compañías, especialmente DC Comics, que llegado el momento te puede sacar un Before Watchmen sin despeinarse. Quizás no queda claro quien es el enemigo final, aunque si la industria, el medio, tiene un problema, ¿realmente somos capaces de definir-lo con nombre y aspecto? Y porque seamos realistas, hemos disfrutado tantísimo esta épica aventura, que nadie realmente querría que esto terminase con este número. Quizás no hace falta que ya regrese el gran mal, pero mini-series/series regulares de las distintas Tierras presentadas, es algo que esperamos que DC Comics nos regale próximamente, con los equipos creativos adecuados.

Infinitas posibilidades, por Sergio Robla

Sentimientos encontrados con este gran fin de fiesta.

Todos los fans de las ideas de Grant Morrison en torno al Multiverso y lo que se debería hacer con él teníamos grandes esperanzas en esta miniserie, pero lo que hemos obtenido, si bien en parte sigue siendo esperanzador, también ofrece respuestas que no serán del agrado de muchos. Morrison escribe en piedra y subraya el estado actual del Multiverso respecto a las Tierras que conocíamos antes de Flashpoint, lo cual no quita que en el futuro cambie pero esto es lo que tenemos hasta ahora.

Por otro lado nos damos cuenta de que en el fondo esta Multiversity no era sino una guía para el futuro editorial en este sentido, el de tratar con Tierras paralelas, pero que en el fondo no tiene mucho más. Una vez contada la historia completa nos quedamos con una especie de semicliffhanger que, aunque cierra la historia que se estaba contando, muchas preguntas que teníamos en el primer número, así como su resolución siguen en el aire, lo cual nos deja cierta sensación de insatisfacción. Parecía que sería una versión Morrisoniana de Crisis en Tierras Infinitas, pero ha resultado serlo solamente de su primer número, con el añadido de tener que explicar (querer explicar) el trasfondo de las Tierras implicadas, algo que en la Crisis original no hacía falta porque ya las conocíamos.

Y, como sospechábamos eso ha sido lo mejor del viaje: explorar todas esas Tierras y sus habitantes, con toda su riqueza. Nuevamente Morrison se ha dedicado a crear para otros autores, con la esperanza de que esas ideas sean usadas en el futuro para explicar otras historias. Que una cosa es enfrentarse a esa amenaza multiversal, y por ello damos gracias a esa gran reunión de héroes, pero otra es la posibilidad de volver a encontrarnos con ellos en sus propias Tierras con sus problemas “locales”, o incluso que se encuentren entre sí. Con buen tino incluso decidió mapear todo el Multiverso pero dejando unas cuantas Tierras sin catalogar, dejando vía libre a otros creadores para aportar sus ideas a la mezcla.

The-Multiversity-2-SuperjudgeThe-Multiversity-2-Cube
Páginas de The Multiversity #2 por Ivan Reis


Pero este gran final es un disfrute constante, eso no se lo puedo negar. En esencia es una gran batalla contra el caído Nix Uotan, contra The Gentry, y la mano detrás de todo, y lo cierto es que es pura acción superheroica con grandes momentos. El haber definido ya los personajes que participan hace que el papel de cada uno en el clímax de la historia nos resulte natural y bien calculado. Todas las piezas encajan y el extraño grupo formado por los héroes del Multiverso nos deja con ganas de ver más de ellos.

Esta nueva vuelta de tuerca en la mitología del Multiverso conformada por Morrison no es tan dura como en otras ocasiones, sino que es un paso más, uno muy lógico dada la situación planteada y del todo comprensible. Aún hay elementos que quedan sujetos a la interpretación y/o a un análisis profundo para comprenderlos completamente pero la historia se ejecuta como un cómic de superhéroes tradicional y, la verdad, magníficamente ilustrado por un Ivan Reis pletórico.

Por mi parte nada más. Me alegro de que exista un Multiverso ahora esperemos que no caiga en el olvido. Gran prólogo a Darkseid War en Justice League #40, por cierto. No os lo perdáis.

Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española. Grant Morrison estuvo acompañado por Ivan Reis y Joe Prado en The Multiversity #1, y repite en…
Jordi Molinari - 9
Sergio Robla - 9

9

Grant Morrison siendo Grant Morrison en toda su extensión, y por ello amarás/odiarás The Multiversity #2.

Vosotros puntuáis: 8.3 ( 7 votos)
Artículo anteriorNovedades ECC Ediciones junio 2015
Artículo siguienteLas series de Convergence – Semana 4
Redactor de actualidad de DC Comics. Si, ciertamente elegí una buena época para serlo al unirme a ZN con los Nuevos 52. Y pese haber crecido con las series de tv de la Patrulla X y Spiderman, los primeros cómics mainstream que tuve de pequeño fueron de Superman y Batman (y Spawn). Y un servidor acabó volviendo a sus raíces, de la mano de los Green Lanterns de Johns, Batman de Morrison, Secret Six de Simone... Oh, también hiper-fan de Mortal Kombat, Pokémon y el wrestling ^^
...nació en 1976 en Tarragona, pero quedó atrapado en el Muro de la Fuente tras la lectura de Crisis en Tierras Infinitas y quedar subyugado por las historias en general. Se las apañó para aprender algo de psicología y algo de informática, y en 2005 fue rescatado por Zona Negativa, para la que analizó hasta los más pequeños detalles del Universo DC. Fanático de los cómics minoritarios, extraños o de lectura compleja, actualmente le encontraréis por las esquinas de ZN opinando sobre cómics de DC.
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Tomás Martínez
30 abril, 2015 19:26

No he podido leerlo aún pero tenía que decirlo: ¡Viva Morrison!

flashpoint
flashpoint
Lector
1 mayo, 2015 2:59

Morrison está haciendo lo que debió ser su Crisis Final. Por fin tiene libertad absoluta para explorar el UDC como quiere, tal cual lo hizo con All-Star Superman. Es de esperar que se mantenga a este nivel y no alargue las historias de manera absurda y busque explicar lo inexplicable al no explicarlo dejándolo a la imaginación del lector.
Estas son las cosas que matan al escocés y acaba por ser repudiado por muchos lectores.
Tiene un universo para explorarlo y explotarlo a gusto. Que lo haga bien porque somos nosotros los que lo disfrutamos.

mito
mito
Lector
1 mayo, 2015 8:22

Sigo esta serie en su numeración americana y para mí es de las mejores que publica DC hoy en día, cada número daría lugar a una gran historia por sí misma, sin duda un gran trabajo de Morrison, me encanta!!!

AlbierZot
AlbierZot
Lector
1 mayo, 2015 16:37

Qué bien le sienta al UDC el caos y la descomposición y qué bien se desenvuelve Morrison en ello. Una lástima que termine.

mac
mac
Lector
4 mayo, 2015 7:01

No he leído Multiversity 2, pero sí el N°1 y 3 ó 4 one-shots y todo me parece… meh… Siento la incómoda sensación de que DC nos vende una historia de Morrison que aparece con el sello DC pero que bien podría ser de Dynamite, Dark Horse o Morrison Co. con homenajes a los personajes del comic en general. Supongo que su relevancia se verá con el paso del tiempo y cómo influirá en el Universo DC actual, futuro o pasado…

Personalmente no le veo sentido a “establecer” un Multiverso. Si a X autor se le ocurre una Tierra 53, o quiere que 20 mil universos paralelos aparezcan, ¡déjenlo escribir!

Sin dudas, prefiero la mecánica Elseworlds que la mecánica Multiversity a la hora de crear universos paralelos… La base de esta preferencia, sin dudas, se basa en que siento que hay algo en los números finitos distintos a 1 que me suena antinatural cuando hablamos de universos paralelos (será por eso de que “existen infinitas paralelas a una recta, etc.”).

Saludos.