Reseñas DC: Infinity Man and The Forever People #1

Por
5
492
 

Infinity_Man_and_The_Forever_People
Guión: Dan DiDio, Keith Giffen
Dibujo: Keith Giffen, Scott Koblish
Color: HiFi
Portada: Keith Giffen, Scott Koblish
Editorial: DC Comics
Formato: Grapa, 32 páginas
Precio: 2,99 $

Es fácil que, una vez leído este tebeo, a uno le asalten unas cuantas dudas en su cabeza. ¿Para qué sirvió el reinicio de DC Comics en 2011? Si era para crear nuevos personajes y series y renovar el espectro editorial, la respuesta es un notable no, sirva este cómic de ejemplo. Si era para atraer sabia nueva tanto a la parte editorial de la compañía como a la creativa obtendríamos la misma respuesta, sirva este cómic de ejemplo. Y si se trataba de reinventar para las nuevas generaciones a personajes que contaban con un gran bagaje y a los que los años podían pesar como losas seguiríamos dando un no como respuesta, sirva este cómic de ejemplo. Y es que este cómic (sin ser un mal cómic, ojo) representa que el reinicio editorial no ha servido para absolutamente nada: tenemos a los mismos personajes de antaño (algunos incluso reinventados en otros peores) para los que encima nos cuentan las mismas historias muchas veces incluso sin disimular lo más mínimo el cambio.

Creados por Jack Kirby a comienzos de la década de los 70 en su llegada a DC como estrella del cómic –¡Aquí llega Jack Kirby!, rezaba la portada–, los Nuevos Dioses son considerados personajes de culto dentro de la editorial. Y digo de culto porque sus ventas nunca han sido uno de sus fuertes. Ninguno de sus volúmenes ha durado más de dos años pero aquellos que aman y valoran la serie la aman de verdad. Y además, sus personajes han sido harto importantes en el Universo DC dónde tienen especial peso Orion y el Alto Padre y, como no, el líder de Apokolips, Darkseid, el cual se erige como uno de los villanos de más peso de la editorial. Fruto del supuesto éxito iniciático de los Nuevos Dioses surgió otra serie paralela de estos personajes centrada en los estudiantes de la academia llamada Infinity People, cuyas aventuras apenas durarían un año pero que se hicieron un hueco en el “hall of fame del cariño” del fandom. Con el reinicio editorial de 2011, Dan DiDio se propuso atraer a nuevos lectores el mundo de los cómics y el tratamiento de estos personajes desde entonces demuestra que sus acciones van encaminadas a realizar todo lo contrario. Las apariciones de Los Nuevos Dioses en el Nuevo Universo DC se han dado sin explicación ninguna de su origen, siendo además exactamente los mismos personajes que eran antaño. Son, por lo tanto, un guiño para los lectores de toda la vida a los que han visto que pueden perder irremediablemente mientras, encima, no se sube nadie nuevo al carro. Ahí tenemos a Orión dándose una vuelta por la serie de Superman o la de Wonder Woman, donde también tuvimos oportunidad de ver al Alto Padre. ¿Quién diablos son estos? Se preguntarán los nuevos lectores. Pues nada, visita a la Wikipedia a ver si me entero de algo. Es decir, lo mismo que si no hubiera habido un reinicio editorial de por medio.

En cuanto al cómic que tenemos entre manos, cuatro cuartos de lo mismo. Los personajes son exactamente los mismos (Beautiful Dreamer, Vykin, Big Bear, Serifan, etc.) y además su origen es el mismo, sus pintas son las mismas y encima el primer villano al que se tienen que enfrentar es el mismo al que se enfrentaban en el cómic clásico: Mantis. Así pues estamos ante un ejercicio de “esto ya lo he visto antes” asombrosamente grande y repetitivo en el que nada es nuevo y todo es exactamente igual que antes, dando buena cuenta de que el reinicio no ha servido para nada. Además, si el volumen original apenas llegó a 11 números, éste tiene pinta de seguir el mismo camino. Y si encima nos presentan al equipo creativo como aquel que trajo con éxito a O.M.A.C en este Nuevo Universo DC, estamos listos. Sorprendentemente, más allá de miramientos editoriales, si hacemos de tripas corazón y miramos este cómic como si fuera nuevo (un ejercicio preciso que requiere cierta dificultad) vemos que, efectivamente, no es un mal cómic.

El dibujo añejo de Keith Giffen es un homenaje constante a Jack KirbyIMATFP_2CIMATFP_3
El dibujo añejo de Keith Giffen es un homenaje constante a Jack Kirby

El guión de Dan DiDio –que sigue empeñado en escribir cómics a pesar del nulo éxito que tiene– y Keith Giffen está bien planteado y, aunque caótico, presenta a los personajes de una manera aceptable cara al nuevo lector, que puede llegar a entender quienes son y a que vienen a la Tierra. Contiene además interesantes guiños, como el ordenador Kirby (del que dicen que sin él nada de esto sería posible), que aportan profundiad y clasicismo cara a los veteranos a quienes realmente va dirigido este cómic. Por su parte, los dibujos de Keith Giffen, entintados por su habitual escudero Scott Koblish, son sin duda lo mejor del cómic. Sus lápices son una máquina del tiempo que nos evocan a los años en los que estos personajes fueron creados, donde sin lugar a dudas Giffen ha conseguido imitar a modo de homenaje el estilo que Kirby imprimió en primera instancia a estos personajes. De ese modo tenemos los clásicos Kirbydots cuando hay algo de acción y tenemos caras y cuerpos entre cuadrados y deformes que parecen sacados de un cómic empolvado de la estantería. Sólo los sobrios (como siempre) colores de HiFi nos recuerdna que es un cómic que salió ayer mismo, en pleno año 2014.

La única conclusión posible que se puede sacar es que el reinicio editorial no estaba para esto. Se supone que tendría que haber traído nuevos lectores al cómic americano pero, visto el fracaso, Dan DiDio y compañía se han visto obligados a reconquistar el corazón de aquellos lectores veteranos que se preguntan mes tras mes si merece la pena seguir leyendo cómics tras el desaguisado de los últimos años. En este caso el homenaje ha rozado el canto de la diana, conteniendo una historia color añejo en la que sin embargo apenas dan ganas de seguir sumergidos, al menos para ver como vuelven a hacer exactamente lo mismo que Jack Kirby hizo hace casi 45 años y salen vivos del intento. Tampoco creo que tengamos la oportunidad de seguir esta colección durante largo tiempo pues su cancelación huele desde el mismo anuncio. Si, total, curtidos de paciencia estamos.

  Guión: Dan DiDio, Keith Giffen Dibujo: Keith Giffen, Scott Koblish Color: HiFi Portada: Keith Giffen, Scott Koblish Editorial: DC Comics Formato: Grapa, 32 páginas Precio: 2,99 $ Es fácil que, una vez leído este tebeo, a uno le asalten unas cuantas dudas en su cabeza. ¿Para qué sirvió el…

Review Overview

Guión - 6
Dibujo - 8
Interés - 1

5

Vosotros puntuáis: Be the first one !
5 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
12 junio, 2014 21:05

Pasándome por el forro el interés, estoy de acuerdo en que es un 7, aunque equipararía guión y dibujo con esa nota, porque sí que me parece que pesar de unos diálogos algo…forzados a ratos, sí me ha gustado toda la labor de “reconstrucción” del trasfondo de los Nuevos Dioses. A poquitos, sí, pero hay tiempo en los ¿7? ¿8? números más que tendrá la serie antes de ser cancelada. Respecto al dibujo, vale que la influencia kyrbiana está más que presente y obvia, pero la ejecución no siempre está a la altura.

Interesante para leer del tirón cuando salga el breve integral al que está condenado la serie desde su nacimiento.

Forager
Forager
Lector
12 junio, 2014 21:46

“Nos cuentan las mismas historias muchas veces incluso sin disimular lo más mínimo el cambio”. Es exactamente lo que pensé cuando vi aparecer al Sindicato del Crimen al final de Trinity War: guau, nos van a volver a contar su historia. Pereza eterna. Y los pequeños cambios, a veces, hasta terminan de consumar un aire de chapucilla, como de ahí te la meto doblada.

Ay Giffen, que tan buenos recuerdos me trae precisamente de una DC que no hace mucho moló, y mucho.

Me da cosica hablar mal siempre de DanDiCio Comics, pero es que yo tuve cierta ilusión cuando iniciaron el reboot. Y miedo me da ese aire de pre-crisis multiterráqueas rebu(t)-jito en Los Vengadores, que hacía tiempo que no disfrutaba tanto con Marvel, desde que empezó el All-New.

Terrific Lines
Terrific Lines
Lector
13 junio, 2014 3:59

Yo le tenía bastantes ganas a este cómic pero, aunque los personajes me han encantado, el número en general es bastante… intrascendente. Aunque la parte de caracterización es genial (algo simplona a momentos, pero funcional para hacernos una idea de cada personaje en pocas páginas, como debe ser un #1), se supone que al final del cómic debemos tener curiosidad y ganas de saber qué va a pasar dentro de un mes, y en este terreno el cómic fracasa totalmente.

Yo me pillaré el #2, porque me sigue llamando la atención, pero entendería perfectamente que muchos decidieran no hacerlo, porque la verdad es que el propio cómic no da muchos motivos para ello.

Y uno se podría imaginar que ya no Didio, pero sí Giffen debería tener más por la mano estos temas, pero parece que no sea el caso…

Una lástima. Espero que mejore, porque sino acabará en la lista de los “al-menos-lo-intentamos” más pronto de lo que yo querría (que generalmente es nunca).

Saludos!

Lemmytico
Lemmytico
Lector
13 junio, 2014 13:38

Y a mi que ese dibujo me recuerda más a Byrne que a Kirby…

Lstar
Lstar
Lector
2 septiembre, 2014 13:43

Tomas, ya establecido que no te gusta el “new 52” Puedes hacer una critica de la historia como tal? gracias.
🙂
Terrific lines lo hace.