Reseñas DC: Hellblazer Rebirth #1

La magia llega al Rebirth de a mano de Hellblazer en una vuelta a los orígenes.

Por
4
3426
 
hlbreb_cv1_ds

Edición original:Hellblazer Rebirth #01.
Guión:Simon Oliver.
Dibujo:Moritat.
Entintado:Moritat.
Color:Andre Szymanowicz, Moritat.
Formato: Grapa, 24 páginas, color.
Precio:2,99 $.

 

Magia y mala leche.

Magia y cinismo manipulador.

Todos sabemos donde apareció por primera vez John Constantine. Todos sabemos quién lo creo y todos sabemos que se trata de un secundario venido a más. Tanto que pronto dentro de Vertigo, el sello adulto y libre de DC Comics, diferentes autores se permitieron explorar el potencial que Alan Moore dejó claro cuando lo presentó en La Cosa del Pantano.

Mucho tiempo e historias después nos encontramos con una nueva serie dedicada al personaje tras los infructuosos intentos anteriores coincidiendo con el lanzamiento de los Nuevos 52. Infructuosos porque Constantine se integró de nuevo en el Universo DC tradicional. Infructuosos porque estar dentro implicaba someter al personaje a un corsé de acero que no permitía a los autores mostrar el potencial que ya se había visto en otras ocasiones. Infructuoso porque todo quedó en un tipo que se dedica a la magia y además lo hace con la premisa de que el fin justifica los medios que, aparentemente, puede parecer fiel al personaje, pero no hay nada más alejado de la realidad.

John Constantine tiene su propia voz y para poder escribirlo hay que escuchar esa voz que nace de muy dentro, de la parte más visceral del personaje y que permite poder reflejar la esencia del mismo.

Simon Oliver es lo que ha hecho. Ha escuchado detenidamente y se ha dado cuenta de que John necesitaba volver a sus raíces, a su esencia más pura, a la que pudimos ver en la Cosa del Pantano, porque ese retorno, esa contracción a lo básico es lo que John requiere para volver a encontrarse consigo mismo y por ende con los lectores. Oliver cambia de escenario y nos devuelve a John a Inglaterra, su particular terreno de juegos y país del que nunca debería haberse ido, para meterlo de lleno en una historia, la enésima, en la que John hace gala de su particular personalidad para engañar a un demonio para que no ejecute sus planes maléficos. Un problema que puede parecer abrumador pero que en manos de Oliver y del propio John se resuelve de forma muy sencilla. Tanto es así que uno piensa que no es sino una excusa, algo barata, para retornar a su viejo Londres y asentarlo de forma que en los posteriores números John, de la mano de Oliver, vuelva a ser él mismo.

TheHellblazer_001_pg010TheHellblazer_001_pg07

Hay destellos, atisbos de cierta grandeza que dejan entrever que podemos estar, no ante el John de Vertigo, más que nada porque mientras siga dentro del Universo DC eso no puede pasar, sino ante un punto medio que permita sacarlo de la monotonía en la que está acomodado, viviendo en piloto automático, gracias a la mano de Oliver que, como buen inglés, ya lo ha dotado de nuevo de su peculiar forma de hablar y actuar.

John quiere y necesita volver a mirarse al espejo y no sentir vergüenza de sí mismo. Necesita volver a naturalizarse, a ganar tridimensionalidad y en el proceso solucionar problemas que nadie más puede hacer, que nadie está dispuesto a enfrentar, para zanjarlo con sus peculiares formas sin importarle el coste personal que deba pagar. John se hace amar y odiar al mismo tiempo. Y mientras eso no sea así John no puede ser ni una simple sombra de lo que fue en su día.

Con este número de Rebirth, los números bisagra de este renacimiento, debemos tener claro que Oliver necesita tiempo para adecuar su tono al de John y que John se adecúe a Oliver. Hay que dar tiempo para ver si esta simbiosis se produce entre autor y personaje, pero gracias a lo visto podemos tener viva la esperanza de recuperar parte de vitalidad de Hellblazer.

¿Y qué pasa con el dibujo?

El apartado gráfico de esta colección, desde que fue lanzada por primera vez, marca profundamente la inmersión en la historia, por lo que no podemos ignorar el trabajo que hace Moritat en este número. Sus lápices son excelentes, detallados, exactos, fluidos, dinámicos, orgánicos, vitales, limpios… su atención por el entorno resulta muy satisfactoria, preocupándose de añadir un entorno reconocible que nos recuerde que, aunque estamos leyendo algo de ficción, la historia pasa en ese mundo real imaginario que somos capaces de reconocer a la perfección. Y en su excelencia está el error. Su dibujo nos saca de la historia, no nos mete dentro de la atmósfera que uno espera encontrar en un cómic de Hellblazer y por tanto, aunque su trazo es preciosista, no acaba de ser la mejor elección para este tipo de historias, más cuando se pretende o se persigue realizar una vuelta a la esencia primigenia de Constantine.

hellblazerrebirth12

Podemos decir que la esperanza está ahí, pero sin perder nunca de vista que no vamos a recuperar lo que tuvimos en el pasado. Lo que está claro es que tenemos un nuevo estilo, una nueva forma de hacer las cosas que permita de verdad asentar a John dentro del Universo DC. Tal vez con esta vuelta a la esencia se pueda revolucionar a John de forma que se adapte mejor al entorno en el que debe desarrollar sus nuevas aventuras.

Quien sabe, solo el tiempo nos lo podrá decir.

  Edición original:Hellblazer Rebirth #01. Guión:Simon Oliver. Dibujo:Moritat. Entintado:Moritat. Color:Andre Szymanowicz, Moritat. Formato: Grapa, 24 páginas, color. Precio:2,99 $.   Magia y mala leche. Magia y cinismo manipulador. Todos sabemos donde apareció por primera vez John Constantine. Todos sabemos quién lo creo y todos sabemos que se trata de un…
Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 7.5

7.2

Vuelta a casa.

Una vuelta a lo básico, a la raíz, con el firme propósito de encontrar un nuevo estilo que permita ver a Constantine más integrado en Universo DC tradicional, sin traicionar su esencia pura o forzarlo de forma artificial.

Vosotros puntuáis: 6.74 ( 13 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
4 Comment threads
0 Thread replies
2 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
BRoquiciaDaniel GavilánAlbierZotReverend Dust Recent comment authors
Recientes Antiguos
Reverend Dust
Lector

Efectivamente, hay esperanzas. Y el hecho de que esto no sea el #1 sino el Rebirth, es decir, la presentación y base para que los que no le conozcan tengan un atisbo de su historia (aunque creo que Oliver ha hecho foie con el lector no entrenado, colando catorcecientas referencias), pues deja lugar a que realmente salga algo decente de aquí.

Eso sí, por favor, que contraten a un colorista decente para la serie regular, porque no sé si es Moritat o el Chuminovich, pero es una mezcla entre la peor Avatar Press y los inicios de la nueva Valiant, con unos chorreos de degradado digital en viñetas de trazo grueso que… en fin, esto en blanco y negro ganaría, pero más que nada por lo que pierde con este color.

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Coincido. La elección de Oliver es un acierto, el guión es bueno y John reconocible. Un Constantine 2.0 de garantías. El color es extraño pero a mí me ha recordado a los coloreados infográficos de Richard Corben, así que me he montado mi propia peli.

Daniel Gavilán
Autor

Lo leí por lo mucho que me lo estabáis recomendando entre muchos, y la verdad es que me ha parecido un paso atrás respecto a la colección de Doyle y Rossmo. Que también es cierto que tampoco es que fuera el John de sus días de máxima gloria, pero se notaba un estimulante arrojo creativo. Se notaba la “magia”. Con este Rebirth me siento como si me hubiera acercado a Constantine más de la cuenta y todo a lo que huele su gabardina es a naftalina. Espero que sea cosa de ese efecto “número cero” para recuperar el fondo de armario que comentáis, porque leyendo este no he podido evitar pensar en la frase que soltaba Jakita Wagner en aquel cómic de Planetary

BRoquicia
Lector
BRoquicia

Esto es una mierda como la cabeza de Reverend Dust, y las tetas de su novia, que son iguales. Si le gusta esto se demuestra de nuevo la poca idea que tien e de cómic…eso sí, da lecciones. Puto Constantine…Y puto Reverend