NYCC 2011: Thunderbolts versus Thunderbolts

Por
12
588
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Echando un vistazo a la amplia oferta actual de Marvel se pueden realizar muchos análisis. Uno de ellos se basa en la numeración de la mayoría de sus series. Algunas se cierran para relanzarse con un nuevo volumen sin ningún apego a la nostalgia (Uncanny X-Men), se resetean (New Avengers, Lobezno), se reenumeran en base al orden clásico (Invincible Iron Man, X-Factor) o se les cambia el nombre de la cabecera por completo (Journey Into Mystery, X-Men Legacy). Luego está el caso de Black Panther que hereda la numeración de Daredevil en un intento de repetir el éxito cosechado con la misma jugada en el caso de Hércules. Dicho lo cual, la cabecera de Marvel actual que más tiempo lleva invariable es Thunderbolts (exceptuando el caso de Amazing Spiderman). Considerada ya una colección más de la historia del Universo Marvel, los Thunderbolts han acudido fielmente a su cita con los aficionados durante tres décadas distintas, desde su ilusionante y prometedor debut en 1997. Y este hecho, en los tiempos que corren hoy en día de continuos malabarismos editoriales y de marketing necesarios para mantener a flote algunas cabeceras en un océano de títulos y de números uno, tiene un merito impresionante.

Desde que Kurt Busiek y Mark Bagley crearan esta colección en un devastador escenario post-Onslaught, los Thunderbolts fueron la llama que mantenía encendida la ilusión de que otros comics eran posibles, junto con excelentes compañeros de viaje como el Masacre de Kelly, los Héroes de Alquiler de Ostrander y Ferry o el Ka-zar de Mark Waid. Otras series que se han borrado de la memoria de muchos aficionados pero que compartían las baldas de las librerías especializadas en aquellos tiempos eran Mercurio, Alpha Flight o Maverick (donde podíamos ver a un jovencito Jimmy Cheung apuntando maneras). Todas ellas se quedaron en el camino. Todas ellas menos Thunderbolts.

Por la colección han pasado Fabian Nicieza (elevando la cota de calidad de la serie hasta límites impensables), John Arcudi (en un intento de Marvel de imitar el éxito de “cambio radical” de X-Force/X-Statix), Warren Ellis (quien inspiró a los editores Marvel a basar todo un año de historias en su interpretación de Norman Osborn), Christos Cage (un paso efímero con motivo de Secret Invasion) o Andy Diggle (quien se diluyó enseguida aunque dejó buenas historias, acompañado de Sepulveda). Por último, actualmente, el portador de esa antorcha es Jeff Parker.

Desde que tomase las riendas de la colección en el número 136, gracias a su excelente labor en Agentes de Atlas, está llevando a la serie por un camino de lo más interesante. A pesar de haber tenido que lidiar con la conclusión de Dark Reign, Shadowland, Asedio y Fear Itself en tan solo 30 números, ha encontrado la formula perfecta para revitalizar continuamente la serie. Actualmente, en un universo post-Fear Itself, el grupo se encuentra dividido (como ya ocurriera en la etapa de Fabian Nicieza, tras la batalla final con Grativon en la que la mitad del equipo fue a parar a la Contra-Tierra). En este caso, la mitad del equipo se encuentra en el pasado del Universo Marvel, en la multi-visitada Segunda Guerra Mundial (con el Capitán América, Namor, Craneo Rojo y el Barón Zemo padre dando guerra, literalmente, por en medio).

Tras haber contado con Juggernaut y Crossbones, actualemnte los Thunderbolts están formado por Arreglador, Satana, Troll, Shocker, Centurius, Boomerang y Mister Hyde. Imitando a sus antecesores Busiek y Nicieza, Jeff Parker ha sabido rebuscar en el baúl de los recuerdos de Marvel para recuperar y revitalizar personajes oscuros y olvidados y mezclarlos con primeras figuras de este universo de ficción. De hecho, este grupo es tan interesante como el grupo original. Pero, ¿cual lo es más? ¿Quién ganaría a quién? ¿Como reacionarán Piedra Lunar y Arreglador al verse cara a cara con sus contrapartidas pasadas? ¿Que opinará Ciudadano V de todo esto? Esta y otras preguntas serán respondidas en la saga que comienza a partir del número 171, que verá la luz en Marzo del año que viene, con portadas del artísta original de la serie, Mark Bagley. Echadle un vistazo a la serie, que no os defraudará.

12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
johnny99
johnny99
Lector
19 octubre, 2011 18:30

me encanta, estA coleccion y academia vengadores me parecen las mejores series de grupos de marvel

Rodrigo
Rodrigo
Lector
19 octubre, 2011 18:48

Bufffff. Lo de Satana en la segunda pagina no tiene nombre 🙂

Mr. Garret
Mr. Garret
Lector
19 octubre, 2011 18:48

vaya dibujo

american2
american2
19 octubre, 2011 20:59

TETAS

DevilMayCryDC
DevilMayCryDC
19 octubre, 2011 21:15

Rodrigo
ha comentado el 19 octubre, 2011 a las 18:48h

Bufffff. Lo de Satana en la segunda pagina no tiene nombre

Claro que tiene nombre, se llaman «inplantes»

lester
lester
Lector
19 octubre, 2011 22:09

Esta colección también se reseteo, con los New Thunderbolts, y volvieron a su numeración original con 100 USA

kalangueb
kalangueb
19 octubre, 2011 22:12

en mi pueblo los llamamos balones de baloncesto…

Pachinko
Pachinko
Lector
19 octubre, 2011 22:26

Como cabezas de enano, señora.

Juanan Brundle
Juanan Brundle
Lector
19 octubre, 2011 23:23

Las dotes de Satana no me parecen tan exageradas,siendo un estilo de dibujo algo cartoon,se tolera.Si fueran reales,supongo que serían algo así…
http://terrymarotta.files.wordpress.com/2010/07/christina-hendricks.jpg
Me encanta Mad Men XDDD

uno que pasaba
uno que pasaba
Lector
22 octubre, 2011 18:16

Le mejor serie de aquella hornada fue, para mí, el Alpha Flight de Seagle.

Ernest
Ernest
23 octubre, 2011 0:57

Una de las mejores colecciones, sin duda, tengo que actualizarme con ella la verdad aunque me adherí a ella poco antes de Secret Invasion… tal vez deba buscar volumenes anteriores.
Y lo del enfrentamiento, vaya, nostalgía y emoción.