Mundo Independiente: Fight Club 2 #1

Por
0
3842
 
1

Edición original: Dark Horse.
Guión: Chuck Palahniuk.
Dibujo: Cameron Stewart.
Color: Dave Stewart.
Formato: Grapa USA, 32 páginas.
Precio: 3,99 $.

 

Contra el consejo de su agente literario, Chuck Palahniuk ha decidido hacer una secuela en forma de cómic de su novela más famosa, El club de la lucha. Ésta se convirtió en todo un fenómeno gracias a la adaptación al cine que David Fincher dirigió en 1999 y que protagonizaron Brad Pitt, Edward Norton y Helena Bonham Carter. Parece ser que ante la perspectiva inevitable de que por temas contractuales ésta secuela se llevase a cabo, Palahniuk decidió coger el toro por los cuernos y ponerse él mismo a realizarla para minimizar posibles males a su obra antes de dejarla en otras manos. El escritor dijo en su momento haber encontrado una forma de hacer funcionar tan a priori peregrina idea, pero que para ello necesitaba que la obra respirase y cobrase propia entidad, que se desarrollase en un medio propio alejado del literario y del cine, en los que la primera parte ha establecido su propia legitimidad. Tras conocer en una fiesta a Matt Fraction y Brian Michael Bendis y que estos le animasen a probar alguna vez a escribir un cómic, se decidió por el noveno arte para el proyecto. Palahniuk tenía otra cosa clara: a pesar de aplaudir la película de Fincher, esta secuela lo sería de su novela y no del filme, en el que el final divergía de la fuente original. Consciente de que la película ha sido mucho más vista que leída su novela, el pasado Free Comic Book Day Dark Horse (editorial encargada de publicar este curioso proyecto) lanzó una adaptación de ése final original distinto para que los lectores no se sintiesen confusos con el punto de partida de la secuela. En este lanzamiento promocional, ya pudimos ver actuando juntos al equipo creativo de Fight Club 2: el propio Palahniuk y el artista Cameron Stewart, que nos contaron cómo el protagonista y narrador acababa recluido en una institución mental.

Y así, diez años después, la secuela comienza con nuestro protagonista ya libre, aparentemente curado y viviendo una vida típica norteamericana. Ahora le conocemos como Sebastian (antes nunca llegamos a saber su nombre), tiene un trabajo, una casa en los suburbios, y está casado con Marla, el personaje que interpretase Helena Bonham Carter. Toma metódicamente su medicación, corta el césped de su jardín y apenas tiene relación con su hijo de nueve años, el cual está obsesionado con los aspectos más explosivos de la química. La típica vida de clase media. De vez en cuando algún dependiente de un comercio o el camarero de algún bar (personajes siempre con la cara llena de moratones y luciendo un curioso tatuaje en la mano)le invita o no le cobra la compra llamándole muy respetuosamente señor Durden. Pero Marla no es feliz con su matrimonio. Continúa con su vieja costumbre de colarse en sesiones de grupos de apoyo de personas con enfermedades variadas (en una de esas escenas se hace gala de un muy bien llevado pero irreverente humor negro, como era de esperar) y desea que Tyler, la pasional y magnética otra personalidad de su gris marido vuelva para salvarla del tedio de esa vida falta de emociones fuertes que lleva. Sebastian, enamorado de Marla, lo sabe, pero es incapaz de afrontar esa situación que tanto le desespera.

63245

Palahniuk cumple en su primer acercamiento al noveno arte. No parece que sea un autor ajeno al cómic, y se desenvuelve con soltura en su narrativa, algo que a menudo no suele ocurrir con otros escritores provenientes de otros medios. La historia que ha tramado parece interesante, aunque habrá que ver todavía si lo es tanto como para justificar la mera idea de esta secuela. Lo cierto es que los hechos que se producen al final de esta entrega prometen. Los dos Stewarts, Cameron y Dave, cumplen sobradamente con el trabajo gráfico, aunque tal vez éste sea un punto demasiado caricaturesco considerando lo que podíamos esperar encontrar dada la gravitas que parecen transmitir esas portadas de David Mack y Lee Bermejo. Cabe destacar algunos interesantes efectos visuales, como esas píldoras, pétalos de rosa y onomatopeyas de sonido que no dejan leer parte de los textos, transmitiendo la sensación de que esos elementos impiden a los personajes captar con claridad la información ahí contenida. También nos encontramos al final unas páginas de texto ( un poco en la línea de Watchmen, para entendernos) en los que podemos encontrar un informe remitido a Tyler Durden sobre el avance del Proyecto Mayhem, que ahora parce tener escala global.

En resumen, estamos ante un producto que de momento cumple, pero que no consigue que nos llevemos las manos a la cabeza asombrados como sí logró el primer visionado de la película o mejor, la primera lectura de la novela original. Pero ha logrado captar y mantener nuestro interés, y que deseemos volver el próximo mes a sus páginas para así comprobar si con la perspectiva de varios números finalmente la obra está a la altura de ése clásico moderno al que hace de continuación. Apostamos que sí.

  Edición original: Dark Horse. Guión: Chuck Palahniuk. Dibujo: Cameron Stewart. Color: Dave Stewart. Formato: Grapa USA, 32 páginas. Precio: 3,99 $.   Contra el consejo de su agente literario, Chuck Palahniuk ha decidido hacer una secuela en forma de cómic de su novela más famosa, El club de la…
Guion - 8
Apartado gráfico - 8
Interés - 10

8.7

Vosotros puntuáis: 8.6 ( 2 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment