Mi vecino metalero, de Mamita

¿Te puedes enamorar de un metalero?

Por
6
3802

Edición original: Tonari no metaller-san (となりのメタラーさん), Tokuma Shoten, 2020.
Edición española: Mi vecino metalero, Editorial Ivrea, 2022.
Guion: Mamita
Dibujo: Mamita
Demografía y género: BL, amor, romanticismo, comedia, drama, música.
Traducción: Hernán Leguizamón.
Formato: Tomo B6 (128×180), rústica, sobrecubierta, sentido de lectura japonés, 200 páginas, único volumen, 8,50 euros.

Los metaleros también se enamoran

De vez en cuando las editoriales nos suelen sorprender con series que pueden captar nuestra atención, como sucede en el Mi vecino metalero, de Mamita. Hasta ahora parecía imposible mezclar historias de amor homosexual y la música metal, ya que muchos pueden llegar a considerar que es algo realmente imposible, salvo las excepciones de Rob Haldford de Judas Priest o Gaahl de la banda noruega de black metal Gorgoroth. Así que, como la orientación sexual poco tiene que ver con los gustos musicales de cada uno, Mamita, la autora de este magnífico manga, nos ofrece una genial combinación de música, romance y humor para crear una atmósfera muy personal para explicarnos una maravillosa historia.

Mamita es una joven autora de manga que empezó su andadura profesional en 2015 con la publicación de su primera historia Bucho to Iba kun, un BL que, a su vez, fue editado por la editorial digital Sweet Comic. Además, también es una notable ilustradora, reconocida dentro del mundillo, que le permitió gozar de una incipiente fama. Aunque no fue hasta el 2019 cuando logró colarse dentro de la edición física de manga y consiguió la publicación de Chijou 100 meter de aimashou, obra que le servió para consolidarse como una promesa del manga en Japón. Tras este título publicó el título que estamos reseñando y al poco tiempo volvió a publicar una nueva historia titulada Nee, onna no ko ni shite ageru. En la actualidad sigue publicando nuevos títulos y ahora está combinando la publicación de sus dos últimas obras: Furenaide Little Star y Natsume san wa Kaihatsu Karetai. Pero, ¿qué tiene de especial Mi vecino metalero?

La historia nos presenta a Kenta, un joven gay, que ha salido del armario frente a su familia y amigos pero que aún tiene ciertas reticencias a salir del armario ante desconocidos, ya que teme que sus nuevos conocidos se asusten y piensen que les está tirando los tejos para llevárselos al huerto. Ahora, que ha empezado la universidad, se muda a un piso de estudiantes barato, para poder llevar con estilo su vida universitaria, pero no empieza con buen pie. Kenta acaba medió congelado en una fría noche invernal y acaba despertándose en la habitación de Soushi, un joven vestide totalmente de negro, que apenas logra balbucear algunas palabras. A partir de este momento, la vida de los dos jóvenes se entrecruzaran y empezarán a mantener una relación de amistad que acabará entrelazando sus propios miedos y sentimientos. Precisamente, Soushi tiene un carácter retraído que le impide hablar y relacionarse con los demás. El mismo se creó una coraza para intentar sobrevivir, aunque, es verdad, que tiene dos grandes pasiones: la música y la repostería. Kenta, en un principio esconde su homosexualidad ante el posible rechazo de Soushi, pero poco a poco los dos jóvenes acabarán siendo mucho más que amigos.

Mamita es capaz de combinar a la perfección escenas románticas que acaban por convertirse en escenas hilarantes. No solo eso, sino que ella misma parece conocer a la perfección el mundillo del metal, ya que a lo largo de la historia aparecen un montón de referencias a diferentes bandas musicales, que por cuestiones de derechos de autor, aparecen convenientemente cambiadas. Una de los mejores momentos de la historia es cuando nos muestra cómo es un concierto, ya que es capaz de transmitir a través del dibujo la atmósfera típica de un concierto. Este momento compartido tanto por Soushi como por Kenta hará que su relación vaya evolucionando poco a poco.

La edición que nos presenta la Editorial Ivrea nos presenta una calidad del papel aceptable tanto para su precio como para su formato. La sobrecubierta mantiene la ilustración de la edición original con una genial combinación de colores en la cual nos muestra una escena costumbrista de los dos jóvenes protagonistas. En cuanto al dibujo prima, sobre todo, los primeros planos de los personajes, con los cuales podemos comprobar la gran versatilidad de la autora para reflejar el humor, el drama o el romanticismo. Pero, por desgracia, a lo largo del manga no abundan las viñetas que nos muestren con profundidad los espacias donde ocurre la acción, y esto es una verdadera lástima, ya que ayudaría a mejorar la calidad final de la obra. Por otro lado, Mamita juega con los personajes de una manera bastante acertada. Pese a la diferencia de caracteres de ambos personajes con el paso del tiempo llegan a complementarse a la perfección. A medida que vamos avanzando en la lectura de esta obra vamos entendiendo los dilemas a los que se enfrentan tanto Soushi como Kenta para acabar de aceptar lo que sienten. También nos abre una puerta para comprendernos a nosotros mismos y de ser capaces de empatizar y entender al otro, y, sobre todo, a romper toda una serie de estereotipos y etiquetas que pueden limitarnos. Como ocurre en el caso de Soushi, que pese a ser juzgado en un principio por Kenta, este se da cuenta que Soushi tiene mucho que ofrecer al mundo. En definitiva, Mamita es capaz de hacernos reflexionar sobre el sentido de la vida y del amor y que nos hace pensar un poco más sobre el funcionamiento de las relaciones humanas y la lucha por superar la soledad de la sociedad posmoderna en la que vivimos.

Lo mejor

• La historia hace que este sea uno de los mejores BL publicados recientemente.
• Los protagonistas son entrañables.
• El gran conocimiento de la autora por la música metal.

Lo peor

• La calidad del papel de esta edición.
• La falta de fondos en muchas viñetas de la historia.
• Una repetición de los estereotipos de los personajes del BL.

Edición original: Tonari no metaller-san (となりのメタラーさん), Tokuma Shoten, 2020. Edición española: Mi vecino metalero, Editorial Ivrea, 2022. Guion: Mamita Dibujo: Mamita Demografía y género: BL, amor, romanticismo, comedia, drama, música. Traducción: Hernán Leguizamón. Formato: Tomo B6 (128x180), rústica, sobrecubierta, sentido de lectura japonés, 200 páginas, único volumen, 8,50 euros. Los…

Valoración

Guion - 9.1
Dibujo - 9
Interés - 9

9

La editorial Ivrea nos sorprendre con «Mi vecino metalero», un manga que combina a la perfección el BL, la música y el humor. ¿A qué esperas para leerlo?

Vosotros puntuáis: 7.22 ( 8 votos)
6 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sparkyal
sparkyal
Lector
4 marzo, 2022 23:31

A mi me ha parecido un BL del montón, nada más leerlo lo subí a Wallapop.
Este tipo de historias se me hacen ya muy repetitivas.

Henro
Henro
Lector
5 marzo, 2022 10:02

Aquí (en occidente) se monta revuelo y los autores se sienten superprogresistas y modernillos cuando meten un personaje homosexual en un cómic. Sin embargo los japoneses tienen cientos de mangas con historias protagonizadas por parejas homosexuales desde hace mucho tiempo (hasta se le ha dado un nombre a este género literario, el «BL»).
Me parece muy curioso esto, porque muchas veces pensamos que en occidente somos líderes en estas cosas (derechos, diversidad sexual, etc.) y que los japoneses son muy conservadores. Y está claro que no siempre es así.
(Es una reflexión que me ha venido a la mente). 😀

sparkyal
sparkyal
Lector
En respuesta a  Henro
5 marzo, 2022 12:48

Bueno, el BL es un género escrito por mujeres para mujeres.
A mí me gusta, pero está muyyyyy alejado de la realidad.
La mayoría de las historias japonesas que he leído con relaciones homosexuales creíbles están escritas por japoneses gays (creo que el género se llama bara) y no recuerdo muchas publicadas en España (Smell like green spirit, El marido de mi hermano, Macarras in love).
Luego están Asumiko Nakamura y Yukhi Kamatami que tienen obras buenísimas y son de lo mejor que hay actualmente.
Ojalá publiquen más obras así que los típicos y repetitivos BL que ya cuesta diferenciar unos de otros.
A todo esto, hablo de relaciones entre hombres.
El único yuri que he leído, y me gustó mucho, es Flores azules.
Así que por ese lado, y hablo de lo que he leído, no veo tan progresistas a los japoneses.
Sería un buen artículo, diferenciar el bara del bl, el público al que va dirigido y la cantidad de obras publicadas y todo eso.
Del yuri, no puedo opinar al haber leído solo una obra.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
En respuesta a  sparkyal
5 marzo, 2022 12:53

El BL (en general) es argumentalmente tan avanzado como las obras de Purita Campos.

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
En respuesta a  sparkyal
5 marzo, 2022 13:05

Y desarrollando lo del peogresismo. Precisamente muchas van de eso. Dos chicos descubren que les gusta darse besos entre ellos pero la sociedad no les entiende porque siempre hay carcas jodiendo la marrama a los demas por que sino joden a los demas no son felices y tal , el padre de uno y la madre del otro les dan la chapa con lo de «una cosa es libertad y otra el libertinaje», y en clase alguien se mete con ellos, pero tienen una amiga que es un solete que les apoya y anima a que sean felices y pasen de lo que digan los demas, y al final lo superan usado the power of love

Repetir en bucle y darle a la maquina de imprimir BL a saco Paco

Justiciero Desmesurado
Justiciero Desmesurado
Lector
En respuesta a  Henro
5 marzo, 2022 12:50

Si son una sociedad muy conservadora. Pero pasa alli y aqui. Cuando la presion es muy alta y las normas encorsetan hasta ahogar la presion debe salir por algun lado.