Más allá de Nuevo Krypton

Por
38
851

Como ya sabréis a estas alturas, las series regulares del… ejem… Último Hijo de Krypton han sido ocupadas por los nuevos Nightwing y Flamebird (Action Comics) y Mon-El y el Guardián (Superman). ¿Dónde ha ido a parar el Hombre de Acero? La respuesta está en World of New Krypton, serie de 12 números escrita por Greg Rucka y James Robinson. Hasta aquí los spoilers moderados, seguid para los serios.

Su título es un homenaje a antiguas miniseries relacionadas con Superman como World of Krypton, World of Metropolis y World of Smallville, y ha sido recuperado para explorar en profundidad el nuevo estatus de Kal-El. En el final del arco argumental Brainiac 100000 kryptonianos fueron rescatados de la cautividad a la que el coluano les tenía sometidos en la ciudad embotellada de Argo, y en New Krypton demostraron que sus aires de superioridad y su mentalidad alienígena hace imposible la convivencia con los humanos, por lo que crearon un Nuevo Krypton al otro lado del Sol y allí se marcharon (sí, a un planeta con una sola ciudad, como el que sale en la primera película de Richard Donner ;-)).


Esta serie iba a ser escrita por Andrew Kreisberg, pero problemas de agenda hicieron que se ocupasen de ella Rucka y Robinson (Doy gracias a Kirby por ello. No tengo nada en contra de Kreisberg, pero el tandem Rucka/Robinson me parece muy prometedor). Sus compromisos ya eran muy numerosos, pero juntos pueden llevarlo a cabo. Según explican, al abandonar Kreisberg temieron por el futuro del proyecto si se escogía a algún guionista con prisas, así que vieron que ellos eran la mejor opción, dada su relación con el personaje y sus planes para el próximo año.

Superman se traslada a Nuevo Krypton con dos propósitos muy claros: conseguir que su tía Alura, actual dirigente de su pueblo, comprenda que la Tierra no es su enemiga, pero «ellos» mataron a su marido… Y evitar que Zod haga de las suyas, pero en Nuevo Krypton no es un villano, es un héroe, y tiene el mando de sus fuerzas de seguridad… De hecho Alura confía en Zod, lo que no puede sino traer problemas.

El primer episodio de World of New Krypton ya ha puesto a Kal-El en una situación muy comprometida. Para integrarse en la sociedad kryptoniana ha tenido que buscar un trabajo acorde con sus habilidades (un movimiento muy inteligente por parte de Johns, convertir cada una de las versiones de kryptonianos que hemos visto en años pasados en diferentes castas), y como no encaja ni como científico ni como artista, le ha correspondido formar parte de la casta militar, como comandante, a las órdenes de Zod. Genial. Estupendo.


En los próximos episodios Zod pondrá a Kal en una situación difícil cuando le obligue a cometer actos de brutalidad contra su propia gente, y el Cuerpo de Green Lanterns acudirá a conocer el nuevo planeta del sector 2814… y «conocer» es un eufemismo de lo que realmente pasará.


¿Y qué está haciendo mientras tanto Geoff Johns? Cuando parecía que ya nadie se acordaba de que no se había aclarado el origen de Superman después de Crisis Infinita, va y vuelve a sorprendernos con Superman: Secret Origin, una miniserie de seis números dibujada por Gary Frank y que relata la historia de cómo el último hijo de Krypton se convirtió en el mayor héroe de la Tierra.

La idea es que paralelamente al evento World Without Superman, que es como se denomina a la situación explicada más arriba, podamos ver Superman: Secret Origin, pero no sabemos cuándo será eso. El editor en jefe Dan Didio asegura que el origen que ha escrito Johns tendrá el mismo peso que en su día tuvo el de John Byrne. Cada cual es hijo de su tiempo.

Este nuevo origen oficial es una historia que Johns y Frank han estado planeando desde que empezaron a trabajar juntos en Action Comics. Para no tener problema con las fechas de entrega la han convertido en miniserie a parte, lo cual les ha venido muy bien a todos porque no interfiere con todos los cambios acontecidos en las series mensuales y ellos tienen incluso mayor número de páginas para cada número. Hasta que no esté acabada no veremos el primer número.

Johns cree que los «Orígenes Secretos» son importantes para presentar los personajes a los lectores, ya sean nuevos o veteranos, siempre hay historias dignas de ser contadas de nuevo. Hace mucho que no vemos la primera aventura de Clark como Superboy con la Legión de Superhéroes, o el día que Superman conoció a Jimmy Olsen, u orígenes de enemigos como el Parásito o Metallo. El propio Clark, además, será explorado como nunca antes en esta miniserie. Este nuevo origen integra todo lo que hemos visto los últimos meses en las series de Superman, como la Legión de Superhéroes y el pasado kryptoniano. No sólo es un origen para Superman, sino también para muchos secundarios, aliados y enemigos. Veremos a Jonathan (snif) y Martha Kent, Lana Lang, Pete Ross, la Legión de Superhéroes, Mordru, Lois Lane, Jimmy Olsen, Perry White, el Parásito, Metallo, Lex Luthor y otros.

La historia va desde la adolescencia de Clark hasta la llegada y presentación de Superman en Metropolis. Estará narrada casi enteramente a desde el punto de vista de Clark, desde sus recuerdos, por lo que no comenzará en Krypton. «Ésta es una historia de autodescubrimiento y de cómo el mundo conoció a Superman». Ni el de Smallville, ni el de Richard Donner en la primera película de Superman, ni Legado… esta es la versión de Johns y Frank, y es el que será oficial en los años que vienen.

Esto no es el fin del trabajo de Johns con Superman ni de su colaboración con Frank, que nadie haga caso de rumores. Todavía no hay fecha de publicación… en fin…



En los próximas semanas hablaremos más de Superman, primero con Legion of 3 Worlds, que ya es hora de repasarla, y después hablaremos de kryptonita. Ahí queda eso.



Newsarama: Geoff Johns y Superman – Secret Origin
Newsarama: Greg Rucka y James Robinson hablan de World of New Krypton
ZN: Ahora mismo en el UDC: Superman: Brainiac

38 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
menglo
menglo
Lector
27 marzo, 2009 11:36

Buen repaso.

La verdad es que han tenido mucho coraje,porque sacarse 100.000 kriptonianos de la nada,hace que Superman pierda parte de lo que le hace especial(Pero bueno ya hay un planeta de clones de Superman en el Universo DC,Daxam)pero la idea tiene potencial,pero a largo plazo no me termina de convencer,aunque no creo que esto acabe muy bien para la gran mayoria de Kriptonianos.

Andrew Kreisberg quien es¿El de GA/BC?Si es ese me alegro de que haya sido sustituido,y no se que piensan en DC para darle una maxiserie de ese calibre a un guionista recien llegado.

Siempre me ha parecido que deberia de haber mas Kriptonianos en el Universo DC,no solo Superman,pero 100.000 me parecen muchos,y tambien que Superman deberia de ser mas que estos kriptonianos,ya sea porque lleva mas tiempo recibiendo energia solar,o por el viaje a traves del universo,algo asi.
Por un lado no me gusta que sea el ultimo kriptoniano(O penultimo junto a Kara)pero por otro tampoco me gusta que se diluya entre los de su especie,en plan»Superman es otro kriptoniano mas»
¿Que opinais?

sputnik
Lector
27 marzo, 2009 11:52

«un movimiento muy inteligente por parte de Johns, convertir cada una de las versiones de kryptonianos que hemos visto en años pasados en diferentes castas»

Bueno, siendo Johns en amo-mezclador-de-continuidades era esperable algo así: o castas o diferentes generaciones con distintos atuendos (ya know, como cuando los hippies popularizaron la camiseta), o algo del estilo.
Así que… ¿artistas, científicos y militares? ¿versión clásica, versión de Donner y versión de Byrne? ¿Cuál de esas castas es la versión negriverde de Byrne? 

menglo
menglo
Lector
27 marzo, 2009 11:55

Buen punto Sergio.

Superman es unico por lo que hace,no por los poderes que tenga,asi que quizas hay este la diferencia,pero claro,a mi siempre me ha gustado la version esa de Superman donde no solo era el gran heroe de la tierra,sino del universo entero,y dime tu como va serlo si tiene 100.000 tios que hacen lo mismo,como para llevarles la contraria ahora,por mera cuestion numerica no tendria nada que hacer.

Felipe
Felipe
27 marzo, 2009 12:05

Sergio, esa unicidad ya la expresan en WNK1, y por eso le ponen en la milicia (al menos oficialmente). Es el que mejor controla sus poderes. Eso hace que pueda vencer en combate a los demás kriptonianos.

-J-
-J-
27 marzo, 2009 13:44

A mí me ha decepcionado mucho todo desde que terminó el arco de Brainiac.

Action Comics había ido en continuo ascenso con Johns (salvo el relleno que tuvieron que meter en su momento), y cuando parece que llega al clímax entre la muerte de Jonathan y la salida de Kandor de la botella…

se echa todo a perder en un stand-by permanente donde en realidad no sólo no pasa nada sino que nos tienen con promesas de que algo pasará algún día (aparición de Zod y planes de Luthor-Brainiac), sin Johns, con artistas que dejan mucho que desear, con personajes como el Guardián que dan bastante igual…

Vamos lo mismo que Marvel con el Dark Reign tras Secret Invasion. Algún día contaremos historias interesantes, pero mientras pasa por caja porque hemos cambiado el status quo y en cualquier momento hay otro giro inesperado de los acontecimientos.

Syd02
Syd02
27 marzo, 2009 13:54

Lo siento, se que puedo sonar retro y cabezadura, pero no me termina de cuajar esta versión de personaje que ya de por si antes me era intragable. Creo que lo de Byrne es lejos, pero Lejos lo mejor de Superman en años. El señor logró crear toda una nueva mitología y practicamente un nuevo universo para el ex último hijo de Kriptón.
Creo que Jhons metió sus ponzoñosas manos y aleonado por el calvo editor de decé, nos trajeron de vuelta al Clark torpe, al Jimmy con corbata de moño en pleno siglo XXI y al Perry White gritón y fumador, siendo que había dejado ese vicio por el cáncer que tuvo. Ni hablar del status de Cat Grant y Lombardi, simplemente impresentables.

jmponcela
jmponcela
27 marzo, 2009 13:58

Retorciendo un poco las cosas hay una forma de solucionar esto de los multiples kryptonianos: que los poderes de Superman no vengan de su origen kryptoniano.

La investigaciones arqueológicas de Jor El en «Mundo de Krypton» le llevaron a descubrir, no solo el Erradicador, sino un arma aun más definitiva escondida por los antiguos kryptonianos para una futura expansion militar. Un arma que, por su peligrosidad, no debía usarse bajo ningún concepto en Krypton por lo que se la hizo sensible a su sol rojo. Un arma que terminó en el vientre de Lara Lor-Van.

x-ternon
x-ternon
27 marzo, 2009 14:05

Yo creo que este nuevo origen de Johns ya cansa. Crisis y que le hagan otro origen

-J-
-J-
27 marzo, 2009 14:09

Bueno, yo la diferencia la veo en que el Año Uno sí es una historia definitiva del personaje, en ese caso Batman, mientras que lo de Byrne… lo siento mucho pero nunca terminó de convencerme.

Siempre ha habido cosas del Superman Post-Crisis que no me han encajado en mi visión de lo que debía ser Superman, empezando por un Clark Kent «normal», un simple Luthor a lo Villalonga o Botín, un Krypton un poco «raro»… y lo más importante, que las historias que contó Byrne eran aburridas y más de lo mismo, aunque no le culpo tanto a él como a esa época de DC, empeñada en una Marvelización que nunca llegó a consumarse.

Johns ha rescatado elementos Silver Age, pero no lo veo como un simple retorno a eso. Le tengo fe. Otra cosa es que no me guste nada la idea de un Origen de Superman que no empiece en Krypton.

sputnik
Lector
27 marzo, 2009 14:49

Sep, el Año Uno de Batman es una piedra de toque demasiado grande y buena. No creo que haga falta remakear el origen de Bats.
Ahora, en algún momento del futuro lo hará. Los ochenta serán algo muy lejano dentro de otros diez años y tendrán que hecharle güevos.
Yo, hoy en día, se lo pediría a Pope. Su Año 100 me pareció el mejor Batman que he leído junto con el de Miller.
Y el problema de Byrne es que hizo mucho bien humanizando a Superman, pero para ello borró un montón de cosas que forman parte de la mitología del personaje hasta tal punto que hasta los profanos las conocen: superperros, supergirls y demás. Ahora pueden coger el toque humano de Byrne, el LSD de las pre-crisis y hacer algo nuevo y bonito. Yo quiero un Superman: Año 1. 

Lucas Costa
Lucas Costa
27 marzo, 2009 16:10

el problema con el origén se superman no es culpa de johns es mas, el retomo muchos conceptos de byrne (sin ir mas lejos recupero los diseños que habia hecho y le dio un motivo) y personajes. el problema comenzo cuando jeph loeb estaba al frente de superman y le cambio el origen, y dp con a esta altura olvidada birtright de mark waid que era decente como historia de superman pero emquilombo mucho el origen del heroe. al punto de que didio frente a la reacción negativa de los fans nunca lo legitimo, llego a decir que el de byrne tb estaba en continuidad y que cada cual elija el que le gusta. me encanta la actualiadad de lo titulos de superman, por mas extaño que suene que no este en los titulos todo se explica y se lo diferencia muuy bien a superman del resto. y ademas hay muy buenos plots dando vueltas. saludos.
http://www.malditocerrado.blogspot.com

Pan
Pan
Lector
27 marzo, 2009 16:17

la verdad que esto no me gusta nada, superman es interesante por ser unico por ser el ultimo de su especie…y bueno esto me parece una exageracion…

Hector
Hector
27 marzo, 2009 16:36

Ok, ok, en verdad que no convence que haya 100.000 kryptonianos en el universo, es hora que los daxamitas, que desde invasión no hacen nada como la fuerza más poderosa del universo, les den una paliza a estos tipos, ¿porque no una guerra «New Krypton/Daxam»? ¿Sodam Yat no ira con Hal Jordan a New Krypton? Sería un buen momento para comenzar con los destrozos… Sangre kryptonianaaaaaaaaa!!! Victoria a Daxam!!! 😀

memento
memento
27 marzo, 2009 18:03

Sinceramente, no creo que se queden establecidos los 100000 kryptonianos, habrá que ver el evento que están preparando, que se supone que todo esto es para algo grande en 2010.
Lo de los daxamitas está complicado, si no salen de su planeta son personitas normales y hay que recordar que no son entusiastas de la exploración espacial…
A mi los títulos de Superman me están gustando, cuando menos los veos variados y con personajes que estaban casi en el olvido, dándoles una dinámica distinta, lo que pasa es lo de siempre, si se modifica algo es xq se ha modificicado y si no se cambia nada la queja es q no se cambia nada…

Un saludo.

Mariano Abrach
Autor
27 marzo, 2009 18:18

El nuevo origen de Superman no sólo era necesario por los problemas de Birthright y demás, sino también porque con la Crisis se cambió ese origen implícitamente y se empezaron a ver cosas que necesitaban ser explicadas, como lo del joven Clark con poderes y la Legión (y no todo fue por Johns, que Busiek también participó). Además, había que aprovechar el momento y hacer el origen con la dupla genial de Geoff Johns y Gary Frank, que lo hicieron muy bien en Action Comics. Sobretodo Frank merece pasar a la historia como el dibujante del origen de Superman del siglo XXI.

Ziggy
27 marzo, 2009 18:51

«Último hijo de Kryptón».

……..
…..

¡Bua-jajajajajajaja!!!

Modo: Blue Bettle: Off.

Pues es natural que cada cierto tiempo se recuente el origen de Superman. Olvidemos la continuidad y disfrutemos la historia que Retro-Johns nos ofrece.
Y por cierto, el nuevo origen de Batman se llama Batman Begins.

BBrain
BBrain
27 marzo, 2009 19:55

Personalmente considero una mejora la nueva continuidad y la politica editorial de reutilizar los conceptos que aparecian en las peliculas del personaje, que para muchos siguen siendo su mejor version (eso sin hablar de la gente fuera del mundillo) y contra lo que Byrne realizo verdaderas barbaridades… fuera de lo estetico, donde de nuevo en mi opinion acerto plenamente.
El problema de superman es que siempre ha sido muy facil para los guionistas terminar endiosandolo y eso siempre acaba deformando al personaje. Un «heroe» tiene que someterse a retos reales, tener enemigos con alguna, teorica posibilidad de derrotarlo fisicamente o intelectualmente (recordemos la broma en que convirtieron a Mongul despues de las crisis) por lo que ampliar el numero de superviventes kriptonianos siempre sera una buena noticia, aun cuando sea tan obvio que no van a permanecer demasiado por estos lares.

Peribáñez
Peribáñez
Lector
27 marzo, 2009 21:08

A Sergio Robla: Please, cuando puedas envíame un e-mail a raulgperibanez@hotmail.com Es para comentarte una cosa de tus artículos.

Francisco
Francisco
Lector
27 marzo, 2009 21:31

Superman desde los mediados de los 90 ha ido perdiendo las cosas buenas que habia ehco Byrne, pese a quien le pese » man of steel» daba un nuevo buen comienzo con muy buenas ideas… pero ultimamente los nuevos guonista solo se limitaron a reformular las «viejas historias»  al no tener una idea buena. Si apenas pude sorportar la llegada de KARA, y odie la «resurrecion» de KRIPTO, imaginense mi desilusion al enterarme de la llegada de taaaantos Kriptonianos… es mas me imagion el final de todo esto,teletransportaran al Nuevo kripton a su «anigua» posicion frente a un sol rojo… sinceramente para mi, Superman nunca volvio de la muerte tras DOOMSDAY…

The Comedian
Lector
27 marzo, 2009 21:59

pffff….
Empezare por lo sencillo…
1. Felicidades Sergio. Muy buen artículo, muy claro, conciso e interesante.
2. No sé si soy el único que piense que Geoff es genial, todo lo que me he chutado de él me ha parecido increible. El Rebirth de Jordan, la tirada de Flash, el magistral Rogue´s Revenge, la Justice Society… Wow! Cada vez que el Sr. Johns toma un título, le da un enfoque de pelicula. La parte humana de los héroes, te los da cual serie televisiva y la parte super te la presenta tan épica, tan héroica, que se te antoja estar ahí y pedirle autografos a los héroes.
3. Cómo dijera Batman en la Crisis Infinita, Superman no me había inspirado desde su muerte y es verdad, es un título o franquicia que dejo de llamarme la atención hace años. Acá en México, la Editorial Vid, presentó un titulo de Superman, no le hice mucho caso en los estantes, y vi uno que me llamó la atención que decía en la parte de arriba «Geoff Johns», lo compré y ya estoy en el gancho. He regresado a la Super Franquicia.
Felicidades de nuevo, Sr. Robla!

-J-
-J-
27 marzo, 2009 22:00

Sí, la recuperación de ideas del Superman de Donner ha sido genial. Llega tarde, pero por lo menos llega. Han pasado más de 30 años y sigue siendo la versión más icónica del personaje, quitando a Gene Hackman y ese humor cutre setentero.

Lástima de los eternos retrasos en el arco de Last Son, pero fue muy grande poder ver al Zod de verdad al fin en un cómic, y el Fuerte de la Soledad de cristal.

Yo es que comparo eso con lo que había no hace tanto y rezo porque no deje Johns nunca de trabajar en el personaje.

q-cho
q-cho
27 marzo, 2009 22:25

Ya era hora , de que rehagan o mejor vulevan a relatar el origen de superman para la gente del siglo xxi , en plena epoca de comics virtuales y tradumaqueteados.

DNMRULES
28 marzo, 2009 1:11

«un movimiento muy inteligente por parte de Johns, convertir cada una de las versiones de kryptonianos que hemos visto en años pasados en diferentes castas”
Buf… eso se sostiene poquito… ya no por saber cuál de todas es la que ha enviado a Kal-El a la Tierra… sino porque son bastante incompatibles entre ellas como para decir que forman parte de la misma… ¿nación? O igual son países enfrentados… que no lo sé, que ando algo descolgado.
Lo de «Superboy y la Legión» me parece tan poco original y tan (perdón, ya sé que soy yo hablando de Johns) estúpido. Todo esto ya se ha contado y no está aportando nada nuevo, por lo menos a mi entender. Tengo curiosidad por saber cuál será ese enfoque nuevo que Johns le va a dar al personaje y que nadie le había dado antes…
Pero vamos, el artículo está bien, me ha servido para animarme a leer algunas (burradas) colecciones. Para mi Krypton siempre será el de Byrne, con su núcleo radiactivo, sus guerras clon, sus erradicadores y sus clérigos.

DNMRULES
28 marzo, 2009 1:16

La verdad es que han tenido mucho coraje,porque sacarse 100.000 kriptonianos de la nada,hace que Superman pierda parte de lo que le hace especial

Ay Kyle Rayner… ¿recuerdas los buenos tiempos?

rollo
rollo
28 marzo, 2009 4:32

Fui parte de la generacion del superman de byrne y ver al perro que vuela y una nueva supergirl fue un verdadero fastidio.
Como todos espero cosas nuevas del personaje, pero pueden utilizar lo antiguo para favorecer al personaje.

Eolo
Eolo
28 marzo, 2009 11:45

Yo solo puedo decir: ARRIBA GARY FRANK!!! Madre mía, hacia tiempo que no disfrutaba tanto de un dibujante en Superman.
Es cierto, la imagen más icónica de Superman es la película inolvidable de Richard Donner. Y Frank sabe sacarle el jugo a eso.
Por lo demás, me encanta la idea del ¿nuevo? origen de Johns. Estaría bien que matase dos o tres pájaros de un tiro y nos explicase no sólo el origen de la Legión, sino también (aunque sea de pasada) el de Supergirl y Krypto. Que siga con la tónica actual y los integre de forma coherente.

xilox
xilox
28 marzo, 2009 14:03

Me parece un poco ridiculo todo lo que estan haciendo con Superman.  Una de las señas de identidad del personaje era el ser el unico Kriptoniano, sacarse tropecientos de la manga, es increible, hasta para un comic. Venimos sufriendo en los ultimos años el sindrome Smallville, en el que se intentaba cuadrar a la continuidad de los comics las chorradas de la serie,  el luthor amigo de la infancia, (creo que había que darle matarile de una vez a lexy )
ahora se van a marcar un nuevo origen?
DC revuelve todo con sus crisis,, para luego volver a dejarlo todo como era en su universo precrisis infinitas.
El unico defecto que tenía el de byrne, fué el no existir superboy, por el lazo con la legión, y se echaba en falta la herencia kriptoniana del personaje, que parecía no querer explorar.

Esta historia de new kripton, sería interesante para un otros mundos.

Y que dicen los ciudadanos de a pie del universo dc? por que tener la amenaza potencial de miles de supermanes rebeldes en ciernes, deberían hacerle temblar las rodillas a obama.

josecles
josecles
Lector
28 marzo, 2009 15:15

Yo me alegro, de que las situaciones de los personajes cambien. Mucha gente se queja de que si cambian los personajes de siempre. Yo cuando me reeleo las colecciones de toda la vida, muchas veces me da la sensación de leer mas de lo mismo. Me alegro que superman haYa tomado derroteros tan interesantes( a mi me lo parece), yo soy de los que piensa que en la industria se ha de reinventar y arriesgar. Sino por muy buenos guionestas que cojan a los personajes, si no se arriesga el concepto, siempre sera mas de  lo mismo.

Horacio Rodas
Horacio Rodas
28 marzo, 2009 15:37

Yo también crecí con el Superman de Byrne, de hecho lo primero que lei del personaje fue Man of Steel. Aún así, después del horrible Birthright de Waid la miniserie de Johns me da esperanzas.

sputnik
Lector
28 marzo, 2009 22:27

En mí opinión, lo de Byrne estuvo muy bien. Lo malo: que se pasó por el forro buena parte de la mitología del personaje. Eliminó toda las cosas que empañaban al personaje, lo llevó únicamente a su quintaesencia, e hizo bien, pues era lo que pedía la época. Pero una vez pasado el tiempo vemos que no nos hemos olvidado de Kandor, Supergirl y Krypto.
Guste o no forman parte del personaje. Algunos lo veis como algo viejo, pero para otros es «clásico».
El tiempo va haciendo de filtro y dejando ver qué significa un personaje como Superman para la gente: y eso es el personaje, en gran medida, un icono hecho de iconos. Es como lo de Donner: tan instalado en la cultura popular está que tenía que formar parte de la historia de Superman.
Decía algo similar Frank Miller de su Batman. Pensó en pasar de esa batseñal tan tonta, o la moneda gigante, o el dinosaurio. Pero vio que no se podía: es ridículo pero es parte de lo que es el personaje.

sputnik
Lector
28 marzo, 2009 22:39

Sobre eso que se repite tanto de «jo, es que lo que lo hace especial es ser el único»…

1)¿Cambia mucho vuestra percepción del personaje? Para mí no: es Superman rodeado de aliens que proceden de donde él, pero con los que no tiene mucho que ver. Ésa es la gracia: al final el tío es alien sólo en origen, porque se comporta como un humano, y seguramente vea a «su gente» como extraterrestres.

2)La soledad del personaje se explotado…¿cuándo? ¿Os parece algo tan definitorio? Yo no recuerdo haber leído demasiadas historias en las que se hable de ello. Como mucho un «soy el último y debo salvaguardar el legado» y pa la redacción a hacerse a Lois Lane.

3)Si es tan grande y tan importante por ser único, ¿por qué no le hacemos un universo sólo para él? Desluce un poco rodeado de superheroes. Si fuese el único superhéroe, como en las pelis, sí que estaría solo el pobre cabrón.

4)Es obvio que lo de los tropecientosmil kryptonianos es momentáneo. Luego o palman o vuelven a una botella, lo cual vuelve a dejar, en la práctica, a Kent con su prima y su perro y el chavalín de Zod.

DNMRULES
28 marzo, 2009 23:06

Yo no creo que las historias pre-crisis hipercoloridas y repletas de mitología supermaniana sean malas, es mas, fueron las primeras que lei en mi vida y me fascinaron. Pero también creo que son historias que ya se han contado. El origen de Superman está obligado a revisarse (ay Supreme…) por exigencias editoriales, sociales e «históricas», y me parece bien. Me pareció bien el de Byrne y me pareció bien el de Waid (como un Elseworlds, que es lo que debería haber sido, un Ultimate Superman y nada más). El de Loeb me pareció de Loeb simplemente. 😛

Cierto es que Byrne se cargó todo lo que «definía» al personaje en aquella época (aunque ya Kirby y los setenta habían ido recortándolo lo suficiente), pero también que encontró nuevas cosas que lo definían sin perder su esencia. Aunque no hay que olvidar, que si bien no tenía Krypto, tenía Shelby y si no tenía Supergirl tenía Matrix, vamos, que toda la edad de plata se fue recuperando poco a poco de forma «velada», hasta el punto que llegamos a ver un Superman azul y otro rojo. El problema es que parece que olvidamos que ya ha habido cuatro supergirls en continuidad (si contamos a Cir-El), y que hasta nos devolvieron el concepto de Superboy, y lo hicieron encajar todo de una forma en ocasiones noventera, y en ocasiones original y contemporánea.

Mi opinión, sin querer criticar a Johns como hago siempre, es que su origen no cumple el requisito más necesario de una revisión del personaje, que es no repetirse. Si se eliminó el origen «platero» fue porque ya no funcionaba y ya se había contado. Sinceramente, creo que no necesitamos que nos vuelvan a contar otra vez que Superman fue Superboy y conoció a la legión de adolescente y todo aquello. Eso ya se ha contado. Creo que lo que deberían de hacer es innovar y darle otra vuelta de tuerca al personaje, no volver sobre lo mismo, no porque sean malas historias o Johns las cuente mal, sino porque eso va matando la originalidad del personaje… por lo menos a mi forma de entenderlo.

DNMRULES
28 marzo, 2009 23:52

Por cierto, ¿qué Guardián está ahora? ¿El de Morrison o el de Kirby?

Mariano Abrach
Autor
29 marzo, 2009 6:59

El de Kirby, más o menos, con algunas ligeras modificaciones en su historia. Si te lees el especial que salió durante New Krypton te enterás de todo. El de Morrison sigue en Manhattan, mientras que este está en Metrópolis.

Saludos!

Gerardo
Lector
29 marzo, 2009 13:14

Para mí el mejor Superman es el de Byrne y el de la primera película de Donner, que vienen a ser el mismo en concepto, aunque tengan algunas diferencias estéticas. Por ejemplo, el Krypton de Byrne y el de Marlon Brando son el mismo, aunque a primera vista no lo parezcan…
Byrne no abandona todo lo anterior, al fin y al cabo incluso lo que es eliminado de continuidad regresa en plan guiño. Y si tenemos en cuenta, por ejemplo, la reciente encuesta de Marvel sobre sus mejores comics, vemos enseguida que a los votantes -actuales compradores es de suponer- no les importa demasiado conservar el lastre de la continuidad sino disfrutar de las historias. Las que han ganado no son probablemente las mejores, sino las que tienen más a mano.
Smallville podría haber sido una buena manera de unificar conceptos en los comics de Superman, incluso un prólogo para futuras pelis… pero la teleserie ha ido por otros derroteros, indudablemente tan válidos en su universo televisivo como las TAS de Bruce Timm. Smallville, que ya en nada se parece a los primeros episodios de la serie, presenta en la actualidad argumentos no válidos ni para los comics ni para el cine. Ni tan siquiera parece viable reciclar a estos actores para que repitan personaje en la pantalla grande.