Marvel Saga. El Asombroso Spiderman 40. Spiderman Superior: Mente perturbada

Dan Slott, Humberto Ramos y Ryan Stegman continúan con la colección dedicada al cuerpo arácnido habitado por el pérfido Otto Octavius.

Por
7
2249

Edición original: The Superior Spider-Man 6-10 USA.
Edición nacional/ España: Panini Cómics.
Guión: Dan Slott.
Dibujo: Humberto Ramos, Ryan Stegman.
Formato: Tomo en tapa dura, 120 páginas.
Precio: 16€.

Voy a comenzar el análisis de este tomo, que comprende los números 6 a 10 de Spiderman Superior con una aclaración que es importante que tengáis en cuenta. Esto no es un simulacro, Spiderman Superior no es una mini serie, no consiste en un What if…?, ni es uno de esos cambios que se dan en una colección y que duran tres o cuatro números correspondientes a un trepidante arco argumental. Spiderman Superior, recopilado por primera vez en tomo en formato Marvel Saga, es una colección completa que se enmarca dentro de la extensa etapa de Dan Slott a bordo de El Asombroso Spiderman y que sustituyó a la colección principal durante unos cuantos años.

En dicha colección, y como ya explicamos en el análisis correspondiente al anterior tomo, se narraba cómo Otto Octavius pretendía ser una especie de vigilante urbano aprovechando que había conseguido prolongar su malograda vida, intercambiando su maltrecho cuerpo infectado por un cáncer terminal con el de Peter Parker. Pronto veíamos que, aunque el cuerpo de Otto había perecido debido a la enfermedad, de alguna manera una pequeña parte de la psique de Peter conformada por las vivencias y recuerdos de éste permanecía todavía en su cuerpo original, que un polizón Otto Octavius habitaba sin resquemor alguno.

Otto no era consciente de que esa ínfima partícula de Peter Parker todavía estaba en su mente, ni de que era ésta la que a veces le impedía cometer abyectos actos de venganza enfundado en un traje de Spiderman, pero sí que era muy capaz de acceder a los recuerdos de Peter cuando quería para poder comprender mejor la vida de éste y suplantarle así de forma más sencilla.

La combinación de todos aquellos elementos nos daba un Spiderman brutal, pernicioso y egoísta que consideraba el crimen como un cáncer a extirpar y que por eso en sus métodos y maneras estaba mucho más cerca de Frank Castle que del Peter Parker que observaba como su vida se iba al garete desde un recóndito rincón de su mente. Sin embargo, el acceso a los recuerdos de Parker tenía un precio para Otto: sabía lo que significaba ser Spiderman, conocía el sentido del heroísmo de Peter y, por tanto, de golpe y porrazo comprendía el peso de la ominosa oración con la que todo comenzó, “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”.

Si en el anterior tomo Slott se dedicaba a narrarnos las primeras aventuras de este nuevo Spiderman, haciendo que el mismo dejara estupefactos a sus compañeros en Horizon Labs, a su Tía May o incluso a una herida Mary Jane; aquí el grueso de la trama discurría sobre la interacción de Spiderman no con su familia, amigos y compañeros de trabajo, sino con sus pares, con aquellos otros superhéroes junto con los que formaba los Vengadores.

De este modo, Lobezno, Spider-Woman y el Capitán América entre otros, pronto comienzan a ver que hay algo raro en el Spiderman que conocen, que se muestra aquí petulante, orgulloso, y poco dado al sacrificio personal, o lo que es lo mismo, muy vengativo pero apenas un vengador. Por ello, los esfuerzos de Otto durante los cinco números que recopila este volumen se centrarán en convencer a la comunidad superheroica de que sigue siendo el mismo de siempre, a la par que no podrá evitar quedar siempre por encima de los demás, puesto que Otto no es solo bajo su concepto del mundo un Spiderman Superior, si no que se considera Superior a cuantos héroes le rodean en todos los sentidos.

En este punto, me gustaría explicar cómo lo que vemos ya aquí, con diez números de andanza de la colección, es que lo que Dan Slott construyó en A lo Grande, esto es, un Peter Parker al que por fin las cosas le iban bien, que tenía un trabajo como científico de éxito, que era respetado como Spiderman, y que poco a poco iba encarrilando su vida amorosa… el mismo Slott lo derrumba aquí a través de la infiltración de Octavius en el cuerpo de Peter, y lo hace de una forma muy inteligente, puesto que Otto mejorará ostensiblemente los aspectos de la vida de Parker que considera decepcionantes (posición académica y por ende profesional, lugar de Spiderman como vigilante neoyorquino) dejando de lado aquellos que solo son un simple estorbo (familia, amigos, relación con otros superhéroes…)

Está claro que Slott tenía esto pensado desde hacía tiempo, y por ello una trama a priori tan alocada como la que se arroja en Spiderman Superior funciona a las mil maravillas, y apenas sí chirría en momento alguno. Por otro lado, y dado que el Universo Marvel no es sino un cosmos compartido de ficción en el que, en principio, todo debe funcionar como un perfecto engranaje en el que cada colección es una pieza que interactúa con las demás, este Spiderman también se dejaría pasar por otras colecciones, haciendo que los lectores de las mismas, si no seguían la serie arácnida, vieran algo muy raro en ese Peter Parker que de vez en cuando se dejaba caer por aquellas series. Aquello, por ejemplo, se hacía muy palpable en Los Vengadores de Jonathan Hickman, en los cuales Spiderman no tiene ni de lejos un protagonismo destacado, pero sí que aparecía de vez en cuando, con una actitud soberbia y despreciativa hacia todo lo que le rodeaba que hacía ver que o algo raro ocurría, o que simplemente Hickman no comprendía a Parker, y había decidido convertirlo en algo distinto que no terminaba de encajar. Sin embargo, eran Dan Slott y su Spiderman Superior los responsables de que el Spiderman de Los Vengadores no tuviera nada que ver con aquel que esperábamos leer.

En cuanto al apartado del dibujo, Ryan Stegman y Humberto Ramos se turnan aquí para ofrecernos un dibujo trepidante, vivo, que hace que casi estemos leyendo una sucesión de imágenes que interactúan y se mueven constantemente, no una viñeta estática. Y es que cierto es que el guión de Spiderman Superior supone, en conjunto, una de las mejores obras de Slott, pero no es menos cierto que, de haber contado con otros dibujantes, esta serie no habría llegado tan lejos como lo hizo.

Sin duda, otro tomo cuya compra no deberíais ni plantearos, uno de los mejores Spiderman del presente siglo.

Edición original: The Superior Spider-Man 6-10 USA. Edición nacional/ España: Panini Cómics. Guión: Dan Slott. Dibujo: Humberto Ramos, Ryan Stegman. Formato: Tomo en tapa dura, 120 páginas. Precio: 16€. Voy a comenzar el análisis de este tomo, que comprende los números 6 a 10 de Spiderman Superior con una aclaración…
Guión - 8.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8

8.3

Imprescindible

Dan Slott, Humberto Ramos y Ryan Stegman continúan con la colección dedicada al cuerpo arácnido habitado por el pérfido Otto Octavius.

Vosotros puntuáis: 6.36 ( 11 votos)

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
3 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
mauritua1985Johnny99VansalthibimJosé Manuel Recent comment authors
Recientes Antiguos
jonico
Lector
jonico

El dibujo es una castaña, y es un piropo, ya que están bien buenas…UN 8,5???Es el Día de los Inocentes, o qué???? El dibujo es una de las razones por las que se echa uno para atrás al leer esta etapa de Superior del ínclito Dan Slott, muy alabada por crítica y público, cierto, pero Humberto Ramoy y Leinil Francis Yu son 2 de los dibujantes que no puedo ni ver, ni por ésas….

Vansalth
Lector
Vansalth

Pues a mi el dibujo de Ramos me parece una auténtica maravilla. Me parece un dibujante tremendo, y que parece haber nacido para dibujar a Spiderman. Uno de mis dibujantes favoritos, junto con Patrick Gleason, que por cierto tiene un estilo bastante similar.
Stegman por su parte es un dibujante brutal, y me alegro de que por fin se le esté reconociendo en su etapa en Venom.

Johnny99
Lector
Johnny99

Coincido plenamente, si esta etapa hubiese estado dibujada por estos dos obviando a camuncoli…
Y sé que no es una opinión mayoritaria, pero a mí Yu me gusta casi siempre. Cuestión de gustos.

Vansalth
Lector
Vansalth

Yo es que si veo algo dibujado por Ramos o Stegman, compro automáticamente. Y si es Spiderman, mejor que mejor.
Me resulta curioso como aquí se criticaba (y critica) el dibujo de Stegman, pero ahora la gente lee Venom de Cates y se deshace en elogios al dibujo. No se que tipo de dibujo esperan para Spidey, la verdad. A mi estos dibujantes tan dinámicos y con un ligero toque cartoon le vienen que ni pintados al personaje. Si me los ponen en Batman o personajes así quizá no peguen, pero para Spiderman van que ni pintados.

mauritua1985
Lector
mauritua1985

A mi Ramos me parece el peor de los dibujantes que tuvo Sport en su etapa. Mi Rankin sería.
1. Imponen por lejos
2. Caseli
3. Stegman
4. Camuncoli( tengo un problema cuando dibuja a Peter no tanto a Spiderman)
5. Ramos
No pongo ni a Jim Cheung, Coipel, Bachalo porque dibujaron puntualmente algo. O alguno más que me falte.
Disfrute de todos los dibujantes y de Ramos que fue el que más dibujo tiene sus momentos muy buenos cuando está tranquilo y momentos muy malos cuando parece que estuviera apurado.
Gracias

José Manuel
Lector

“y que sustituyó a la colección principal durante unos cuantos años.”

Pero si solo duro como año y medio

ibim
Lector
ibim

Yo me lo acabare comprando, todavia voy muy retrasado con los saga, pero uff el dibujo regulero