MARVEL SAGA 26. EL CASTIGADOR 4. MADRE RUSIA.

El Punisher continúa su particular guerra privada contra el crimen, solo que esta vez deja las calles de Nueva York para llevar su lucha a la enorme y hostil Rusia.

Por
1
2582
 

Edición original:Punisher Max 13-18
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guión:Garth Ennis
Dibujo:Dougie Braithwaite
Entintado:Bill Reinhold
Color:Raúl Treviño
Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas
Precio:15€

 

Con Madre Rusia, Garth Ennis lleva al bueno de Frank Castle a un territorio que no le es en absoluto afín: Rusia. Y lo hace con una muy buena excusa para ello, tener que recuperar una letal arma biológica que está en manos de los rusos y que se encuentra contenida… en el cuerpo de una niña de seis años.

Y es que esta es la poderosa razón que hace salir a Frank de su zona de confort y volar hasta Rusia, puesto que evidentemente poco le puede importar que el gobierno ruso quiera usar un arma experimental contra el gobierno americano, ya que como vimos en “En el Principio”, El Castigador no tiene ni de lejos una afable opinión acerca del Gobierno Estadounidense. Sin embargo, saber que la vida de una niña puede correr peligro si él no interviene, sobre todo habiendo perdido a su hija pequeña a manos de los criminales comenzando con ello su eterna venganza, hace que Frank Castle no se lo piense dos veces a la hora emprender su misión.

Esta excusa ideada por Ennis para que El Punisher acepte colaborar con los militares estadounidenses no sólo está bien construida, sino que supone un fuerte leiv motiv para hacer las delicias de todos aquellos que deseaban ver a Frank en un ámbito más militar y menos urbano, y si además el grueso del argumento se desarrolla en Rusia, es lógico que este ex soldado de la Guerra de Vietnam se desenvuelva como pez en el agua.
¿Pero quién presenta esta misión al Castigador? ¿Quién contrata sus servicios? Éste no es otro que Nick Furia, o mejor dicho, la particular versión que nos ofrece el guionista irlandés respecto de Furia, que dista mucho de la que conocemos del Universo Marvel Tradicional o del MCU que hemos visto ya incontables veces en las salas de cine.
El Nick Furia de la línea Max no está sometido a ninguna fórmula de rejuvenecimiento, no es el líder de una gran organización que más o menos puede actuar de forma impune, no tiene que lidiar controlando a superhéroes y persiguiendo a supervillanos, no. Este Nick Furia lleva luchando contra los enemigos de los Estados Unidos de América desde los comienzos de la guerra fría, tiene casi setenta años de edad, fuma puros como si se tratara de mascar chicle (circunstancia que si mantiene con su homólogo de la finada y tradicional Tierra 616) aunque sea en sitios públicos en los que esto está prohibido, y relaja la tensión inherente a su trabajo pagando los servicios de prostitutas.

En efecto, Garth Ennis no tiembla a la hora de rediseñar personajes en este universo alejado de las mallas y el glamour superheroico, ni tampoco tiene ningún reparo en echar abajo mitos de las viñetas si ello le ayuda a construir una buena historia, algo que este redactor personalmente, agradece.
Estamos ante un Furia que forma parte y a la vez no tiene nada que ver con el Ejército Americano, repleto de oficiales carcamales que no ven más allá de aplastar al enemigo extranjero, en este caso, los rusos. Siendo Furia una especie de líder de operaciones encubiertas que supuestamente responde ante la rama militar del gobierno por cada mala decisión que toma, algo que parece importante muy poco.

En constante contacto con el famoso espía tuerto, Frank va adentrándose más y más en las entrañas de una base militar rusa tratando de cumplir su objetivo, siempre bajo el punto de mira del ejército americano que, lejos de ayudarle, le pondrá casi más trabas que el enemigo, demostrándonos Ennis que la diplomacia esgrimida por los gobiernos no es sino un recurso hipócrita que entorpece más de lo que facilita los objetivos de cada misión.

En cuanto al dibujo, esta vez Ennis se hace acompañar del británico Doug Braithwaite (Ghost para Dark Horse, Archer & Amstrong para Valiant, Batman, Doom Patrol entre otros muchos para DC, Hulk, Thor, Invasión Secreta para Marvel) prolífico autor traído de esa magnífica revista inglesa que fue 2000 AD con un estilo realista y descarnado que encantará a los fans de la casquería y la violencia, pero que a su vez es capaz de teñir de gran dramatismo y oscuridad las distintas escenas que dibuja.
En cuanto al gobierno ruso, este se presenta como lo que es actualmente, una sombra de lo que fue la URSS, un deprimente régimen cuasitotalitario disfrazado de democracia a cuyos oficiales les queda poco más que el honor de luchar por su patria, pero sin los recursos y el poder que otrora los hicieran temibles.

En conclusión, Madre Rusia es un tomo muy recomendable que continúa las aventuras de Frank Castle dentro de la línea Max, perfecto para aquellos que deseaban volver a ver el lado más militar del personaje y que a su vez querían disfrutar de sus andanzas en un territorio hostil y ajeno a aquel en el que se suele mover el personaje.

  Edición original:Punisher Max 13-18 Edición nacional/ España: Panini Comics Guión:Garth Ennis Dibujo:Dougie Braithwaite Entintado:Bill Reinhold Color:Raúl Treviño Formato:Libro en tapa dura. 160 páginas Precio:15€   Con Madre Rusia, Garth Ennis lleva al bueno de Frank Castle a un territorio que no le es en absoluto afín: Rusia. Y lo…
Guión - 7
Dibujo - 9
Interés - 8

8

Guerra Fría

El Punisher continúa su particular guerra privada contra el crimen, solo que esta vez deja las calles de Nueva York para llevar su lucha a la enorme y hostil Rusia.

Vosotros puntuáis: 7.62 ( 7 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
26 junio, 2017 15:27

Descomunal. Furia MAX pilotando al Castigador MAX vs Ruskies rapta niñitas. he. El mejor Ennis. Sólo por el mano a mano en el bar ya merece la pena

Aviso de Spoiler

”arreglaré las cosas para que SHIELD vuelva a funcionar del todo”