Las Muchas Mujeres de Matt Murdock

Por
30
7682

Llevaba la lectura de Daredevil tremendamente atrasada. Y cuando digo tremendamente, quiero decir que estaba al final de Civil War y desde entonces no había tenido tiempo de avanzar mucho en la serie. Y mira que me gusta a mí Ed Brubaker, pero ni por esas, oye. El tiempo escasea, el estrés aprieta y la reducción de horas de sueño no da para más, ¿qué queréis que os diga? Así que algunas colecciones se me empiezan a amontonar amenazando con ahogarme o, peor aún, con sepultarme el día menos pensado.

En fin, sacando fuerzas de flaqueza y dispuesto a dejarme unas cuántas dioptrías en la tarea, me lancé sobre el montón de Marvel Knights – Daredevil para darle un repaso y ponerme al día.


Y ahí que me encuentro con una de las secundarias que ha cobrado mayor fuerza en la cabecera en los últimos tiempos. Me refiero, como no, a la actual esposa de Matt Murdock, Milla Donovan. Pobre mujer.

Todavía con la pregunta en la cabeza de qué demonios les da Matt –¿habrá cobrado algún sentido aumentado que desconocemos en su accidente?– y cómo se las ingenia el abogado ciego para atraer a las féminas como lo haría la miel con las moscas, he decidido hacer un breve repaso a las mujeres que han cruzado su camino con el del Hombre sin Miedo –tal y como están las relaciones y el volumen de divorcios hoy en día, es más característico este apelativo que nunca–.

Analicemos la vida –y muerte– de algunas de ellas.

¿Qué les da que todas se mueren por él?… literalmente.

Si yo fuera un machista de pro o viviéramos en otros tiempos, diríamos que Matt es un campeón. Hoy, probablemente, lo calificaríamos como uno más de tantos que pululan por ahí. Para mí, personalmente, el bueno de Matt está hecho un pendón berbenero. Esto, sumado a que parece tener la suerte de espaldas en el terreno sentimental me lleva a colocar en el primer puesto del ranking a:


ELEKTRA NATCHIOS

¿Quién sino la genial creación de Miller podía ocupar este primer lugar? Elektra conoció a Matt cuando ambos eran jóvenes universitarios. Se enamoraron y, a pesar de las vicisitudes, desde entonces hasta ahora. Elektra es a Daredevil lo que Gwen Stacy fue para Spider-man, esto es, su primer gran amor. Ese mismo que marca por siempre y que, por muchos años que pasen, jamás se podrá olvidar del todo. El corazón juvenil es inocente y donde ardió la llama siempre quedarán rescoldos.

Dejando a un lado que Elektra se convirtiera en la asesina maestra de una secta ninja y que después muriera, resucitara, muriera, resucitara, muriera, resucitara… en fin, que Miller mantiene que jamás volvió a la vida y uno, con tanto meneo, ya no sabe si es verdad y en Marvel nos están gastando una inmensa broma o es que la Natchios regresó a la vida y ha seguido con lo suyo, que incluye sais y bastante sangre ajena por regla general. De momento, dada su implicación con el resto del Universo de la Casa de las Ideas, por mucho que reniegue Miller, parece que va a ser verdad, y Elektra resucitó para seguir haciendo eso que se le da tan bien y en la que sólo es igualada por cierto mutante canadiense.

Hay que concederle a Frank Miller que la muerte –la primera– de Elektra a manos del salvaje Bullseye sirvió a un propósito concreto. Fue un golpe dramático que pocos esperaban y logró revolvernos algo muy dentro, tal cual sucedió con Gwen Stacy, porque hasta entonces, las chicas del héroe no morían. Estaban destinadas a ser rescatadas en el último momento y a vivir felices y comer perdices. Porque los mismos héroes no pueden perder. ¡Son los chicos buenos y los chicos buenos sufren, pero siempre vencen! Y ahí que vinieron Conway y Miller a decirnos lo contrario. Y nosotros con la boca tipo Sebastián, el cangrejo de la Sirenita. Uséase, con la mandíbula por los suelos –referencia infantil para alimentar el síndrome de Peter Pan… ¡No, esta vez no el de Disney! Y antes de que nadie diga nada, la nueva propietaria de Marvel tampoco me paga–.

Total, que ahí se nos quedó el pobre Matt, con el corazón destrozado.


KAREN PAGE

Que no es un personaje de Chiquito de la Calzada. Aunque me encanta Elektra –personaje que, me vais a perdonar, considero que desde que Miller la dejó huérfana, no ha tenido un creador digno de su arrolladora personalidad– siempre me he sentido más identificado con Karen Page –salvando las distancias, ¿vale?–

Karen era la chica discreta, la secretaria fiel, la amiga dulce que siempre estaba ahí para que le llorasen en el hombro, dispuesta a recoger los pedazos del héroe y ayudarle a volverse a poner en pie. Bueno, después nos contaron otra milonga que, aunque estuvo bastante mejor montada, también recuerda al proceso de descrédito que sufrió la novia de América –y parte del extranjero–, Gwen Stacy –umm… llevo unas cuántas referencias a Gwen ya… ¿me estará pidiendo el cuerpo realizar un post sobre ella?–, con cine porno, drogas, SIDA y rock and roll de por medio que alejaron la dulce imagen clásica que todos teníamos de la mujer para verla con otros ojos menos inocentes y cierta lástima también, para qué negarlo.

La pobre Karen vino, fue, vino, fue, volvió y murió, al estilo de Elektra, pero con más mala saña, porque esta pobre chica, como no tiene poderes chachis ni entrenamiento ninja, no tiene visos de regresar algún día de la tumba… claro que tía May tampoco y ahí está la buena señora, que no hay Dios –o Mefisto– que la entierre.

En un ataque de nostalgia –y cierta mala uva– Kevin Smith hizo lo que Miller no pudo. Mató a la novia de Daredevil sin que nadie la trajera de vuelta.

Te echaremos de menos, Karen.


NATASHA ROMANOVA

La buena de Tasha llegó a la vida de Matt como sustituta perfecta de Elektra. Entrenada en artes marciales, con un traje que le permitía adherirse a las paredes, muñequeras especiales y algún que otro truco en la manga, esta pelirroja descendiente de la nobleza rusa, ex-espía y cuarentona –aunque cada día nos la rejuvenecen más. Al final pasará como con Emma Frost, que llevábamos toda la vida pensando que tenía cuarenta y tantos hasta que nos desveló Grant Morrison que tan sólo tenía veinticinco, y si no al tiempo…– resultaba la media naranja perfecta para el Hombre sin Miedo. No era vulnerable pues sabía –y sabe, que es de las pocas que no ha terminado con una sepultura encima– sobradamente defenderse, posee un pasado turbio que, además de ofrecer mucho juego también le da ese punto canalla que parece perseguir al abogado. Es guapa, inteligente y segura de sí misma. Tanto, que compartió durante los ochenta cabecera con el propio héroe.

La historia de Matt y Tasha ha sido, es y será un imposible. La evidente tensión sexual que ambos comparten cuando están juntos en la misma viñeta es directamente proporcional a la repulsión que experimentan. El pasado pesa y Natasha fue una especie de “momento de transición” en la vida de Murdock. De aquellos años nos ha quedado una espléndida complicidad y una profunda amistad como sólo puede suceder en la ficción –así como un buen montón de cómics maravillosos– entre dos personas civilizadas y maduras que saben lo que tuvieron y hasta dónde podía llegar.

Para mí, Tasha siempre será la mujer ideal que nunca podrá compartir la vida de Matt.


HEATHER GLENN

Heather era una alocada, frívola y extrovertida vivalavida que Matt “Don Juan” Murdock conoció y con la que, como no podía ser de otra manera para nuestro protagonista, compartió lecho. Todo comenzó con una conspiración en la que se vio envuelto el padre de Heather, dominado por los poderes del Hombre Púrpura. A pesar de la intervención de Daredevil, el Sr. Gleen terminó por suicidarse. Esto supuso la caída en picado definitiva de Heather, que se abandonó en los brazos del alcohol. Incapaz de soportar su manera de vivir, frustrado y culpabilizándose por la muerte de su padre, Matt terminó por abandonarla. Heather aún tuvo tiempo de mantener algún escarceo con Tony Stark, con el que compartió algo más que botella, antes de regresar a las páginas de Daredevil. Al final, completamente destrozada por una existencia disipada y víctima de una extorsión mafiosa, terminaría por suicidarse también.

Otra lápida en el cementerio de las relaciones frustradas de DD.


GLORIANA O’BREEN

Esta irlandesa de horripilante nombre pero innegable atractivo conoció a Matt Murdock y, como sus antecesoras, terminó por caer en las redes del Diablo Guardián. Secretamente vinculada a la banda terrorista conocida como IRA, Gloriana resultaba bastante misteriosa. Desgraciadamente, como mandan los cánones y las buenas costumbres de la serie, no tuvimos tiempo de desvelar ninguno de sus enigmas porque fue asesinada por Victor Kureller, un sicario de Kingpin, no sin que antes le diera tiempo a mantener otro pequeño affair, esta vez con Foggy Nelson, el socio y mejor amigo de Matt.

De nuevo, Daredevil al bollo y la chica al hoyo.


MARÍA TIFOIDEA

María era una mujer hermosa, dulce y tímida que poseía una sensibilidad exquisita. Dotada de una gran creatividad, sólo tenía una minúscula salvedad. Un leve problemilla de doble personalidad. Bueno, leve, lo que se dice leve, no era, no. Tan grave resultaba la cosa, que incluso llegaba a cambiar el olor corporal y hasta el ritmo cardíaco según quién ocupaba en ese momento su linda cabecita. Este desorden mental también llevaba aparejado unos poderes telekinéticos de bajo nivel, así como capacidades pirokinéticas que sólo Tifoidea parece capaz de utilizar. Entrenada en lucha y combate cuerpo a cuerpo, solía emplear como arma dos enormes machetes que no utilizaba precisamente para pelar la fruta.

Siendo así, Kingpin se puso en contacto con ella en un momento en que se encontraba completamente frustrado por no poder terminar con la vida de Daredevil y la contrató como asesina. Como ocurriría tiempo después con otro personaje que ahora trataremos, por una parte María se enamoraría perdidamente de Matt Murdock, mientras Tifoidea se vería atraída de manera más física por el héroe al que habían contratado para matar, Daredevil.

Finalmente, María, llevada por el amor que sentía, confesó su esquizofrenia a Matt, terminando con cualquier posibilidad de relación entre ellos.

Ni Juana la Loca, oye.


MAYA LÓPEZ

Además de ser aficionada a las bebidas de avena, Maya López era sorda de nacimiento y estaba especialmente dotada para la música y el arte. Había tenido una vida difícil. Primero, presenció el asesinato de su padre. Después, fue criada por Kingpin, que llegó a convencerla de que Daredevil era el responsable de la muerte de su progenitor. Gracias a una increíble capacidad mimética y una memoria fotográfica nada despreciable, Maya fue entrenando cuerpo y mente mientras alimentaba un odio infundado por el Hombre sin Miedo. Cuando se sintió preparada, López se lanzó contra el protector de la Cocina del Infierno pero quiso el destino hacerle una jugarreta. Mientras Eco intentaba asesinar a Daredevil, Maya López y Matt Murdock se enamoraban perdidamente. Tras muchos dimes y diretes, Maya terminó por comprender que Matt no era el responsable de la muerte de su padre, sino que ésta era obra del mismo hombre que la había criado como a una hija, Wilson Fisk. Pero, para entonces, ya era demasiado tarde. El amor entre los jóvenes héroes había quedado frustrado para siempre jamás… ¿o quizá no?

De momento así lo parece, pero el futuro dirá. Lo que queda patente es que ambos personajes han desarrollado una intensa amistad, hasta tal punto que Daredevil cedió su puesto en los Nuevos Vengadores a Eco, previamente disfrazada de Ronin.

Yo, personalmente, adoro a Maya López. Me parece un gran personaje y creo que aún tiene mucho que contar, aunque alejada de Daredevil y su entorno –y de Bendis también– corre el riesgo de que nadie quiera tomarse la molestia de desarrollarla.

No me chilles que no te veo.


MILLA DONOVAN

Aunque es la gran vencedora del ranking, por ser la única que ha conseguido hacer pasar a Matt por la vicaría, también es el colmo de la frustración.

Milla es una mujer fuerte, segura y autosuficiente. Ciega, como el propio Matt, parecía la pareja perfecta de Murdock. Y así habría sido, si al abogado no le diera por vestirse con ropa ceñida e ir por ahí combatiendo el crimen. ¿Qué sucede cuando uno castiga a los criminales y lucha contra la injusticia? Pues lo que tiene que pasar, que antes o después le tocas las narices a alguien peligroso. Frank Castle tiene una ventaja. Sus enemigos suelen terminar en la sala de autopsias, no así los de Matt que, siguiendo un estricto código moral, nunca mata. Y hete aquí que uno de estos malos malotes, Mister Miedo, regresa con ganas de complicar la vida al cuernecitos y demostrarle que eso de Hombre sin Miedo es exagerado. No quiere matar a Murdock, no. Eso no es divertido. Lo que quiere, como buen psicópata, es arruinarle la existencia y dejarle vivir para que pueda contemplar de primera mano el infierno en que va a convertirla. Y lo consigue llevándose por delante a Milla Donovan. En pocas ocasiones se puede aplicar mejor eso de “estaba en un mal momento, en un mal lugar”. Conociendo la identidad secreta de Daredevil, tenía fácil acceder a su mujer. Le suministró una dosis de un gas especialmente preparado que suele usar como arma y le provocó todas las paranoias habidas y por haber juntitas, así, de golpe y sin anestesia. Lo peor de todo es que, pese a los esfuerzos de Matt, no había vuelta atrás. El gas no tiene antídoto conocido. Y ahí se nos quedó la pobre Milla, más chiflada que un papagayo, y encerrada en una institución mental de la que, probablemente, no saldrá jamás.


DAKOTA NORTH

Raúl, que está en todo, me ha pegado la bronca por no incluir a Dakota North en la lista. Y tiene toda la razón, pero es que, como comentaba al comienzo del artículo, no he terminado de repasar el montón de tebeos atrasados de Daredevil. Aún así, al amigo Raúl no me ha roto la sorpresa, porque se veía venir. Vaya que sí.

Dakota North es otra chica dura, de esas que tanto nos gustan a los aficionados. Cortante hasta el extremo de la bordería, fuerte y capaz de lidiar con las situaciones más desagradables, es la mujer con fachada de acero que, todos sabemos, encierra un tierno corazoncito. Primero modelo, detective privada después, Dakota contó con serie propia en los años ochenta con su nombre como título de la misma y un total de cinco entregas a cargo de Martha Thomases y Tony Salmons, creadores del personaje. Desde el cierre de su corta cabecera, ha realizado apariciones en series como Web of Spider-man, Power Pack, Black Panther o New Avengers entre muchas otras, antes de recalar definitivamente en Daredevil.

Y digo que el idilio se mascaba en el aire, porque Dakota no sólo comenzaría a trabajar pronto para el bufete de Nelson y Murdock en calidad de detective, sino que además, no tardaría demasiado en descubrir el secreto de nuestro abogado favorito sin concederle mayor importancia, como el que se entera de que bebe Pepsi en lugar de Coca-Cola, fíjate tú.

Guapa, inteligente, fuerte y capaz, Dakota no podía tardar demasiado en verse atraída irremediablemente por Matt, tanto como él por ella. Pero… había algo que impedía el acercamiento de ambos personajes… o mejor dicho, alguien. Milla Donovan, mujer de Murdock. Mientras ella se encontraba en escena, todos se comportaban, mas sólo han hecho falta unos pocos números con Milla tarada y encerrada para que los jóvenes amantes dieran rienda suelta a su pasión. La carne es débil… ¿o sería dévil? Daredevil.

Hasta aquí puedo escribir, porque el último número que me he leído era el 39 de la edición española. Aunque no hay que ser adivino para augurar remordimientos por una y otra parte a causa de la infidelidad, etc, etc…

Lo que espero es que Dakota no termine a dos palmos bajo tierra, recurso tradicional de todas las chicas del Demonio Guardián que no han tenido necesidad de pasar por una infidelidad para acabar con sus días en tragedia. Conociendo el hipócrita puritanismo americano… siento auténtico pavor por ella.


Fin de la lista… por el momento

¿Qué les das, Matt? Y, lo peor de todo, ¿qué les haces?

Los chicos tenemos suerte en este aspecto pero, si eres mujer, personaje de cómics –Marvel, para más señas–, tienes tendencia al peligro, te enamoras con facilidad de hombres que terminan por ser la persona incorrecta y necesitas un abogado, por amor de Dios, ve a buscar a Jennifer Walters.


Reza, reza… que falta te hace

Desde el cementerio de Saint James, dedicado exclusivamente a las parejas de Daredevil, informó Iván para Zona Negativa.


30 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
GatoSamurai
GatoSamurai
Lector
14 enero, 2010 8:35

Maria Tifoidea también tiene una suerte para los humbres cojonuda… La va el rojo, porque después de Daredevil tuvo escarceos con Masacre, aunque no sé como no pudo funcionar esto último… !!Si son la pareja perfecta!!! xDDD Ambos igual de equilibrados.

Michita
Michita
14 enero, 2010 9:21

¡Buenísimo artículo!

Fletcher
Lector
14 enero, 2010 9:48

Que pena me da cualquier señorita que se acerque a este hombre…

Fletcher!!

Rev Theory
14 enero, 2010 10:33

Aunque me tacheis de rarito, yo siempre he considerado a Karen como el amor verdadero de Matt, por encima de Elektra

No se, supongo que sera porque me crie con esta pareja
Estpendo articulo

Pastor
14 enero, 2010 10:33

Muy buen artículo, que pasaré a recomendar y citar en R42:)

John Space
John Space
14 enero, 2010 10:49

(A ver si sale ahora el mensaje)

Otra de las razones por las que este personaje es mejor que el virgen, gerontófilo Spider-Man.

(?Virgen? ?Gerontófilo? Vaya, Spider-Man lee tebeos…)

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
14 enero, 2010 10:50

Spiderman no es virgen, se tira a la loca de su compañera de piso…

John Space
John Space
14 enero, 2010 10:53

Si Su Santidad Quesada da su bendición, claro.

I´m with a Skrull!
I´m with a Skrull!
Lector
14 enero, 2010 10:57

A Quesada le gustan las fiestas «a lo Laporta», asi que para ese tipo de polvos si da su bendicion, ya si estan bajo matrimonio no.

rorschach
rorschach
14 enero, 2010 11:06

La Natasha Romanova de Mazzuchelli (suena a plato italiano) sí que era un mega-evento editorial y no los de ahora.

Mistic
14 enero, 2010 11:41

La mala suerte de las mujeres con Daredevil me recuerda bastante a lo que les suele pasar a las parejas de Kyle, el green lantern de los 90. ¿La expresión «mujeres en el congelador» le suena a alguien?

Pero si siguen así todos los guionistas, la vida sentimental de DD va a llegar a extremos trágicamente ridículos.

IhateDesign
14 enero, 2010 13:33

deje de leer daredevil despues de que le pegara en la nuca a Milla con Dakota, Matt cayo bajo….

Tanto que ahora es maestro de la Mano…..

mas que rezar debe purgar sus crimenes

spiderman2099
spiderman2099
14 enero, 2010 13:51

Buenisimo articulo yo tambien pensaba que se iba a casar pero lo que se me habia olvidado es que la encerraron en una institucion mental….
Pero eso fue culpa de matt????Si es asi que ca…

iron
iron
14 enero, 2010 13:53

El repertorio de DD no está mal, pero se queda en ‘ná’ comparado con el de Tony Stark por ejemplo… hay alguna mujer del universo marvel que no haya pasado por su cama?

John Space
John Space
14 enero, 2010 14:07

«ahora es maestro de la Mano»

mentelimpiamentelimpiamentelimpiamentelimpiamentelimpia…

pequeño rondador
pequeño rondador
14 enero, 2010 15:13

magnífico artículo!
yo me quedé en la época miller, y las relaciones con elektra, glenn y page me parece que estuvieron fantásticamente llevadas, especialmente cómo nuestro protagonista le hizo la puñeta a heather… eso sí que fue una relación destructiva!

frankie frank
frankie frank
14 enero, 2010 15:56

Uff, hace siglos que no leo a Daredevil, desde Kevin Smith… ni sabía que se había casado.

Jack of Hearts
14 enero, 2010 16:27

¡Felicidades, un artículo buenísimo que ya era hora que alguien se decidiera a escribir!  Coincido plenamente en lo concerniente a Eco.  Me parece un personaje buenísimo y completamente desaprovechado.  No hay derecho a lo que Bendis ha hecho con ella, la ha tenido pululando por los Nuevos Vengadores un tiempo, y después de Invasión Secreta y sin más explicaciones, se limita a hacerla desaparecer cual mago de pacotilla.  El único que ha sabido sacarle jugo és su creador, David Mack, en aquella gran história de tintes chamánicos que se publicó hace años en la colección de DD.  ¿Para cuando su retorno al personaje?

Alfeizar
Alfeizar
14 enero, 2010 17:01

«No me chilles que no te veo.»

JA, Ja, Ja, Muy bueno eso entre Eco y Dardevil

Jean Paul Valley
Jean Paul Valley
14 enero, 2010 17:21

Confieso que llore con la muerte de Karen Page… 

Nuff Said…

Luis Alboreca
Luis Alboreca
14 enero, 2010 19:44

¿Alguien ha rescatado a Dakota North del olvido? Se merece un premio…

A lo mejor hasta me compro el tebeo… 🙂

Herodes
14 enero, 2010 19:45

Yo creo que aunque Elektra fue su primer amor, el que más lo ha marcado sin duda alguna el que tuvo con Karen Page.

GatoSamurai
GatoSamurai
Lector
14 enero, 2010 21:38

No se.. yo siempre he tenido a Elektra como la Belit de Daredevil. Es la que más se puede considerar su igual (o al menos la primera asi) y fué un romance bastante apasionado (para lo bueno y lo mano xD) y su muerte le impactó demasiado… Ahora luego ya con el paso del tiempo entre resurrecciones y tonterias… pues ha perdido algo del epicismo que tuvo en su momento xD

El hermano vudú
El hermano vudú
Lector
14 enero, 2010 22:41

Matt murdock es el pupas por excelencia del universo marvel, siempre lleva una vida tragica (salvo alguna etapa corta) y no puede ser feliz, eso le hace atractivo al lector. Me emocione con muchas de sus mujeres, y sobreviven solo las que tienen poderes.
Ojala reediten el daredevil de Ann nocenti.

¿Electra? Lleva muerta muchos años, hay un conjunto de distintas mujeres que han creido ser ellas y han llevado su traje, llegando a engañar al propio daredevil de que ellas son Electra, pero a Miller no le engañan y a muchos lectores entre los que me incluyo tampoco. Un dia se aclarara como se aclaro lo del Capi falso de los años 50 que era un profesor acompañado de un falso Bucky. Algun dia a lo mejor vuelve pero por ahora yo no la he visto en los comics.
He visto a bailarinas (serie de 1996 Milligan), niñeras (mutante x), mujer de lobezno (MC2), amante de reed richards (exiles), asesina light sin elegancia (serie de 2001), skrull, etc

De la peli, mejor no hablemos que me cuesta luego dormir por las noches al recordar a Jenniger Garner en plan Disney.

Xavi Cristóbal
Lector
15 enero, 2010 1:20

Un gran repaso a la vida sentimental de Matt Murdock. Sin duda la primera es Elektra, aunque también me quedo con los momentos entre Matt y la Viudad Negra en el Daredevil de Kevin Smith y entre Karen Page y Matt en el Daredevil: Yellow. Si vuelven a hacer otra película de Daredevil -dicen que será más oscura que la primera- ¿volverá a salir Elektra?

rollo
rollo
15 enero, 2010 3:07

Soy lector del buen Daredevil, para mi su compañera ideal es Natasha es la unica mujer que le viene grande jaja

Her-Nann
Her-Nann
15 enero, 2010 18:42

de verdad fueron tantas? y la mayoria murieron… y en el caso de Elektra varias veces…

waspym
waspym
15 enero, 2010 23:16

muy buen post.

aqui va mi sugerencia para futura novia de matt: lady bullseye, pega en la tonica de mujeres relacionadas con kinping que quieren matar a daredevil (vease elecktra y eco)

por cierto, donde encaja en todo esto, el hecho de que elecktra haya sido un

Aviso de Spoiler

skrull

durante tanto tiempo?????????

karen page fue la mejor novia y la mejor muerte.

Patricio
Patricio
15 abril, 2010 22:50

Buen repaso de las Mujeres de Matt Daredevil, para mi sin duda la m´s importante es Karen Page. Es que su participación en esa joya que es Born Again es magnífica, la serie se podría haber acabado ahi en el 233, pero las necesidades comerciales hicieron que continuará. Y no me digan que no se podía Watchmen , Sandman, Preacher tienen un final. Bueno no habría habido Nocenti ni Bendis. En todo caso Elektra está espectacular, aunque nunca debió haber resucitado,  tomando el ejemplo de Gwen Stacy, La Viuda Negra también tiene  lo suyo,  yo creo que su carrera previa como Vengadora, con rico historial la salvó del sino de las mujeres Murdock, muy buen articulo.