Las 52 reseñas: Semana 2

Por , , y
52
694
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Toni Boix

Green Arrow 1, de J.T. KRUL, DAN JURGENS y GEORGE PÉREZ; Portada de BRETT BOOTH y ROB HUNTER; DC Comics; 32 págs., 2,99 $.

Como portadas y declaraciones hacían prever, el Green Arrow que DC Comics ha aprovechado para presentar en el posibilista escenario del Nuevo Universo DC guarda un importante parecido con la versión del personaje aparecida en la teleserie Smallville. Motivos hay para que muchos se rasguen las vestiduras, puesto que el Arquero Esmeralda -precisamente- albergaba en su continuidad algunos momentos referentes para la evolución del mainstream norteamericano, tanto por lo que hicieron con él Dennis O’Neil y Neal Adams en los 70 como por lo que luego construiría Mike Grell a partir de 1987. Pero cierto es también que, tras las interesantes contribuciones gestadas por Kevin Smith, Brad Meltzer, Judd Winick y Andy Diggle, parecía que Ollie y su familia eran incapaces de aguantar el tipo ante las vueltas de tuerca a las que le sometieron tanto Andrew Kreisberg como J.T. Krul. Y es que los muchos vaivenes existenciales por los que ha pasado Oliver Queen a lo largo de los años le otorgan una inigualable complejidad, pero también hacían que fuese difícil llevarle en nuevas direcciones. Así que, puestos a empezar de cero y dado que la comercialidad es una de las pretensiones de este relanzamiento, no debe extrañar que nos encontremos ante un Flecha Verde jovenzuelo, barbilampiño y extremadamente apuesto. Libre de los excesivos traumas con los que le habían cargado los autores que se habían encargado sucesivamente de relatar sus aventuras, descubrimos a un Oliver Queen que comanda un departamento de alta tecnología ubicado en el corazón de Industrías Queen, en Seattle, ayudado por una pareja de jovenes geeks que están al corriente de su doble identidad y le tutelan informáticamente a lo largo y ancho del mundo. París será escenario de esta primera aventura, en la que nuestro protagonista deberá enfrentarse a un trío de metahumanos que se ganan la vida mediante la notoriedad que les otorga el visionado de sus fechorías en las redes sociales. Por lo dicho, queda claro que en este Nuevo Universo DC existe cierta preocupación por adecuar la idiosincrasia de sus personajes secundarios al tipo de público al que desean acceder, buscando de suscitar el interés del adolescente 2.0 al reconecerse éste en el mundo en que se mueven estas criaturas de papel.

Se cuece todo ello en el marco de un relato conducido de forma digna por guionista y dibujantes. Evidente resulta que el desmañado estilo en el que se ha aposentado Dan Jurgens estos últimos años gana en atractivo y entidad tras pasar por las tintas de George Pérez, consiguiendo entre los dos una narrativa visual funcional y clara para las escenas de acción y una ambientación en su justa medida si de lo que se trata es de emparentarse con cierto imaginario televisivo. El guión de Krul funciona también aceptablemente, mucho mejor que en su contribución anterior al personaje, puesto que el rico elenco de co-protagonistas que pueblan este primer número, presentados con la organicidad necesaria, contribuyen a minimizar la excesiva utilización que este escritor tiende a hacer de la voz en off. Estamos, pues, ante una aproximación sin pretensiones artísticas especiales que, por eso mismo, evita caer en la pedantería y se esfuerza simplemente por ofrecer entretenimiento y aventura, sin aspavientos y con profesionalidad, sin brillantez pero con la maña y la corrección suficientes. A partir de aquí y con el tiempo, la serie podrá ganar en trascendencia si sus autores desarrollan adecuadamente su reparto o pasará sin pena ni gloria si únicamente se centran en las peripecias de un arquero cargado de artilugios que se pasa la vida enfrentándose a crecientes ejércitos de metahumanos.

Alberto Morán

Justice League International 1, de DAN JURGENS, AARON LOPRESTI y MATT RYAN; Portada de AARON LOPRESTI; DC Comics; 32 págs., 2,99 $.

Esta nueva andadura de la Liga de la Justicia Internacional es, quizá, una de las más conservadoras de esta nueva DC que se está desarrollando. En otras colecciones la innovación, desde la meramente efectista a la profunda, esa que revuelve las raíces del personaje y modifica su enfoque y motivaciones, está presente desde la primera página a la última; quizá sea debido a autores que o bien tienen ideas revolucionarias que explotar o bien quieren hacer cambios radicales que sorprendan a los lectores y los enganchen a las colecciones a su cargo. Sin embargo, Dan Jurgens ha optado por moverse en un terreno familiar, cómodo, en el que el lector veterano tenga la impresión de que la fórmula primordial ha quedado intacta, cambiándose solo ciertos elementos, circunstanciales la mayoría. ¿Pocas expectativas por parte de editorial y guionista? Es probable, pero la idea de una Liga de la Justicia alternativa se han explotado de muy diferentes formas y ninguna encarnación ha sido tan longeva (¿alguien se acuerda de la Liga de la Justicia de Élite?) y ha conseguido crear un pequeño culto a su alrededor como la Internacional. “Mejor dejarlo como está”, es un pensamiento que probablemente haya pasado por las cabezas de Bob Harras, Dan DiDio, Dan Jurgens, o todos.

Esta no es, por lo tanto, una serie que haya que leer con grandes expectativas en lo que se refiere a los cambios: es la vieja Liga de la Justicia Internacional, ni más ni menos. Donde antes había chascarrillos cada dos páginas ahora los hay cada cuatro, vuelven los roces culturales (la incorporación de Augusto General de Hierro es prometedora, aunque en este primer número da la impresión de estar desaprovechada), Guy Gardner sigue teniendo arrebatos de cólera y Batman actúa de supervisor maduro, hay pinceladas de tensión sexual con un toque de comedia y aventuras contra amenazas que parecen más de lo que este grupo recién cocinado puede tragar. Si buscabas una fiesta revolucionaria, Action Comics está al fondo del pasillo, donde se escuchan los aullidos de los puristas: aquí tenemos inocuo ponche de huevo sin alcohol, gorros de papel traídos directamente de finales de los 80 y álbumes de fotos para recordar y ver cómo hemos cambiado.

Hay elementos a destacar, no obstante. El actual contexto social, en el que el mayor acceso a la información ha cambiado la forma de ver la política, la sociedad y el activismo aparece reflejado en este primer número, aunque de forma tosca. Booster Gold recupera parte de su faceta más cómica y la caracterización de 52 -la serie original, quiero decir- como hombre-anuncio, aunque sin convertirse en un payaso, demostrando potencial para el liderazgo y lo que es más importante, manteniendo intacta su profunda humanidad, que Jurgens refleja a través de un par de brillantes intervenciones. El dibujo es sólido, sin estridencias, claro y pulcro, sin defectos de magnitud pero tímido, adoleciendo de cierta falta de personalidad. No pasará a la historia, pero podría haber sido peor: un poco más abajo tenéis la preview del Halcón y Paloma de Liefeld. Ey, el que no se consuela, es porque no quiere.

Liga de la Justicia Internacional gustará a noveles y veteranos, pero no entusiasma. Es un producto continuista, fácil de digerir y asimilar. ¿Es, acaso, malo? No, ni por asomo. Hay elementos que, bien explotados, pueden ser muy interesantes en el futuro. Jurgens ha plantado algunas semillas con potencial, pero tienen que crecer correctamente. De momento tenemos un primer número honesto, accesible y divertido, correctamente dibujado y narrado. Merece la pena esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos.

Pedro Monje

OMAC 1, de KEITH GIFFEN, DAN DIDIO & SCOTT KOBLISH; Portada de KEITH GIFFEN; DC Comics; 32 páginas, $2,99.

En 1970, El Rey Jack Kirby dejó Marvel camino a las oficinas de DC, con una carta blanca absoluta que le permitió hacer de editor, guionista y dibujante de todo lo que se le pasará por la mente, que no era poco. Su producción mas exitosa fue la relacionada con los títulos del Cuarto Mundo (los Nuevos Dioses, Mr. Miracle, Forever People), a además de otros títulos no tan exitosos comercialmente como Kobra, Demon, Kamandi, etc… Muchas de estas colecciones cerraron con relativa rapidez, lo cual justifica las opiniones actuales de mucha gente sobre Kirby, asegurando que pese a su imaginación sin límites era incapaz de sacarle todo el jugo a sus colecciones. En 1975, Kirby se volvería a Marvel, no sin antes dejar un último legado para DC Comics: OMAC.

OMAC (siglas de One Man Army Corp) fue una serie de ocho números centradas en las aventuras en un futuro apocalíptico (como mucha de su producción, véase Kamandi) protagonizadas por Buddy Blank, un chaval con síndrome de Peter Parker que era elegido sin saberlo por Hermano Ojo para ser el salvador de este mundo. Completamente inconsciente del tema, Buddy Blank no aparecería de nuevo hasta el ultimo numero, cuando recuperaría su aspecto humano y no recordaba nada de lo que le había pasado: El concepto quedó enterrado pero los grandes guionistas supieron ver el potencial del producto y años mas tarde Jim Starlin, John Byrne y, la ultima vez, Greg Rucka han actualizado el concepto. Hasta ahora.

Y es que Dan Didio y Keith Giffen vuelven a unir sus caminos una vez más. A pesar de sus dimes y diretes entre bambalinas al más puro estilo Sálvame echándose los trastos a la cabeza por los retrasos en su día de Ambush Bug (y una breve y olvidable colaboración en Outsiders), toca unir fuerzas una vez más. En este caso relanzando OMAC, una de las pocas colecciones del Nuevo Universo DC que no tienen relación con los visto hasta ahora. De hecho, los créditos de argumento están compartidos por ambos creadores, así que uno no sabe donde acaba la aportación de uno o de otro al guión.

El producto que tenemos en nuestras manos es mas similar a la primera colección de Kirby que a la ultima encarnación de Rucka (no contamos el conato de Morrison durante Final Crisis). Se nota que ambos autores se han esforzado por ofrecer un producto digno, y aunque no lo hayan conseguido por completo, si que entran ganas de seguir echándole un vistazo a sucesivas entregas. En cambio, al contrario del planteamiento de Kirby (donde el huésped desconocía que había sido controlado por OMAC), en este caso deciden que el protagonista Kevin Kho descubra al final del numero que está siendo controlado, y lo seguirá estando, en contra de su voluntad.

La aportación al dibujo de Keith Giffen es muy de agradecer. Personalmente se le echaba de menos por estos lares. Tras sus prolíficos años en los que resucitaría el solo la franquicia cósmica de Marvel (y por lo que le estaremos eternamente agradecido aunque luego fueran Abnett y Lanning los que la llevarían al máximo esplendor) y su papel de “aboceteador” de 52 y Countdown para DC, se le echaba de menos una participación mas presente a los lápices. Voluntaria o involuntariamente (me inclino mas por lo segundo), las similitudes con Jack Kirby en el resultado son mas que evidentes, a la vez que manteniendo su propio estilo. Espectacular, con grandes viñetas, mucha acción y decorados cargados de maquinarias imposibles y formas de vidas artificiales imaginativas.

El resultado de OMAC, desde un punto de vista personal, es atractivo, aunque no se sitúa entre el Top Tres de la semana. Stormwatch, Animal Man o Action Comics tienen ese honor, pero hasta cierto punto esto era esperable. OMAC se queda justo seguido. Así que si queréis una lectura fresca que os pille por sorpresa, OMAC os gustará.



Hawk and Dove 1, de STERLING GATES & ROB LIEFELD; Portada de ROB LIEFELD; DC Comics; 32 páginas, $2,99.

Es evidente que es imposible reseñar este comic sin hablar del dibujo de Rob!, pero en este caso vamos a hablar del guión de Sterling Gates para el primer numero de Hawk & Dove. Tiene el abecedario de lo que todo comic de presentación debería tener: una pelea inicial, dos pinceladas de los rasgos del carácter de los protagonistas, una conversación intima y familiar, el relato del origen de los poderes del personaje principal, presentación de los personajes secundarios, una pequeña dosis patriótica, una relación sentimental imposible (nunca mejor dicho), un misterio, enlaces gubernamentales, un par de comentarios jocosos, una referencia suave a la continuidad reciente y un cliffhanger muy poderoso. Y todo eso, en tan solo 24 páginas.

Es indudable que el guión cumple su propósito y te engancha para que sigas leyendo futuras entregas de Halcón y Paloma. Y en ese sentido es uno de los mejores números uno de DC que se han publicado esta semana. Los personajes arrancan en la situación que había acabado el antiguo Universo DC tras Brightest Day, y posiblemente sea de las colecciones en las que el cambio sea mas suave, por no decir que casi indescriptible. Gates, por tanto, consigue un comic apto para nuevos lectores a la vez que para seguidores de las aventuras de los protagonistas del “antiguo” UDC.

Además, Sterling Gates es muy valiente jugando con la memoria de Don Hall, e insinuando una conexión entre los dos portadores del manto de Paloma. Los comics de DC siempre se han caracterizado por sus relevos generacionales y traspaso de legados de un personaje a otro, así que tendrá bien pensada la jugada antes de meter la pata.

Ahora, como decíamos, es prácticamente imposible no tener en cuenta en la valoración del tebeo el dibujo de Rob!. Sin entrar en chistes fáciles diciendo que dibuja como el primer día (o peor), hay que reconocer que uno de los reclamos comerciales de esta serie es su dibujo. Pero por ejemplo, la página de la piscina en el capitolio no tiene ningún sentido artístico. Esos contrapicados son marca de la casa. De todas formas, y a riesgo de equivocarme, Liefeld está bastante contenido en este aspecto y muchas de sus páginas son poco criticables.

Como sabéis, Halcón y Paloma es la primera serie regular que dibujó como dibujante, acompañando a los guiones a Karl y Barbara Kesel hace mas de veinte años, en los albores de los noventa, en su rápido paso por DC antes de la llegada al estrellato en la franquicia mutante. DC ha querido apelar a esa memoria y jugarse una baza de sus cincuenta y dos balas a Halcón y Paloma.

En resumen: un comic cumplidor, que os dejará con ganas de más y que os gustará bastante, sobre todo si os pilla con la guardia baja. Y si no, siempre os quedará la cosa de poder criticar a Liefeld en los comentarios y ganaros unas cuantas manitas verdes. Yo, de momento, espero al número dos.



Static Shock 1, de SCOTT MCDANIEL & JOHN ROZUM; Portada de SCOTT MCDANIEL; DC Comics; 32 páginas, $2,99.

Static Shock es el intento por parte de DC de establecer una “línea juvenil” dentro de su línea de comics, junto con las series de la Legión, la anterior Halcón y Paloma y la esperadísima (lease con ironía) Teen Titans. Esto puede parecer un poco contradictorio ya que ellos mismos admiten que su target comercial es para chavales de 17 o 18 años. Pero es que además, esta serie tiene otra peculiaridad. Y es que en estos tiempos de corrección política, desde DC han querido contentar a los sectores del fandom que les exigían más protagonistas principales de color y más féminas. Así que, de golpe y plumazo, tres series protagonizadas por afroamericanos: Batwing, Mr. Terrific y Static. Y por si esto fuera poco, esta serie tiene otra característica más para apelar al corazoncito de los aficionados (y sus carteras): el recuerdo del fallecido Dwayne McDuffie, creador hace años de Static en la línea Milestone (también creada por él, y luego comprada por DC Comics). Pero a la hora de la verdad, a la hora de leer el comic, todos estos ingredientes no tienen ninguna importancia, porque si el comic gusta o no gusta es por sus meritos (o ausencia de ellos).

La presentación de Static cumple su proposito y es imposible no acabar el comic sabiendo quien es y como se comporta el protagonista de la serie. En cambio, la serie peca, como otros comics de esta semana (Batgirl, te estoy mirando a ti) de un excesivo uso de los cuadros de dialogo, asi que también acabas el número un poco cargado. Hay páginas en las que los bocadillos brillan por su ausencia y si destacan los extensos cuadros de información, que entorpecen unas páginas diseñadas por McDaniel para ser rápidas y vertiginosas, generandose un resultado contraproducente. En cambio, si que se agradece el empeño que han puesto los dos autores por crear un elenco de villanos para el personaje. La presentación de momento ha sido fugaz, y poco hemos podido saber de ellos, pero está claro que tienen planes para ellos. Concretamente, el guionista John Ruzom ha colgado en su blog los diseños de Scott McDaniel para los villanos (que no son pocos) introducidos en este capítulo.

El dibujante es Scott McDaniel. Personalmente, debo confesar que admiro a este dibujante. Su etapa en Nightwing (hace ya muuchos años) de la mano de Chuck Dixon es uno de mis etapas favoritas de todos los tiempos, y su trabajo en la colección del murciélago es muy interesante. Lo mismo ocurre con el resultado en Static Shock. La historia está puesta al servicio del dibujo en ese sentido, y el lucimiento de McDaniel es una vez más espectacular. Pero de la misma forma entiendo que este dibujante no es del agrado de muchos aficionados, algunos de los cuales le asemejan a un Bachalo de segunda y no le dan una oportunidad.

Marcos Martín

Men of War 1, de IVAN BRANDON y TOM DERENICK; Portada de VIKTOR KALVACHEV; DC Comics; 32 págs; 2.99 $.

Los cómics bélicos hace tiempo que no se prodigan mucho por el UDC ni tampoco por el marvelita. A base de series limitadas, el Sargento Rock hacía sus apariciones eventuales en el plan editorial deceíta, la última en 2008 (Sgt. Rock: The Lost Batallion) de manos de Billy Tucci. Mientras que en Marvel lo más cercano a una serie bélica es Secret Warriors, con Nick Furia como protagonista y la presencia casual de los Comandos Aulladores. Con este panorama, al escritor Ivan Brandon y a DC se les planteaba una duda ¿Cómo atraer lectores a una serie como Men of War? La respuesta fue incorporar elementos suerheroicos.

Eso es lo que vemos en este primer número de Men of War. Una unidad de soldados norteamericanos con el nieto de Frank Rock entre su filas que va en misión secreta de rescate de cierto político perdido en algún país de Oriente Medio. El elemento superheroico viene dado por una misteriosa figura voladora y superpoderosa que ayuda (no sabemos si consciente de su presencia o no) a esta unidad pero que presenta un comportamiento extraño. Personalmente, el planteamiento inicial no me parece nada original ¿Cuántas misiones de rescate hemos visto en este y cualquier otro medio? Por tanto, no llama la atención desde el comienzo. Sólo lo hace con la presencia de ese ser desconocido con superpoderes pero sin demasiada convinción. Además, Brandon, en la entrevista que aquí reflejamos, quiso dejar claro que la Compañía Easy no formaría parte del ejército ni asociada a ninguna firma contratante. Sí queríamos ver algo de eso, en esta primera entrega no lo vemos ¿Cuánto tendremos que esperar? Apostar por más de un par de números por un género que no está en sus mejores horas se me antoja una maniobra un tanto arriesgada.

Curiosamente, caso aparte merece la historia corta que se presenta al final de Men of War, con título Navy Seals Human Shields, del escritor Jonathan Vankin y el artista Phil Winslade. Aquí se nos cuenta la primera parte (de tres) de una historia que empieza in medias res, protagonizada por una pareja de soldados americanos que se enfrentan a un francotirador. De nuevo la acción se sitúa en Oriente Medio (referencia actual para llamar la atención y mostrar cercanía) y todo transcurre con tanta acción y con unos personajes tan creíbles, que esta historia hizo que me olvidara de la que titula el cómic. Lo que hay que ver. De hecho, el arte de Winslade refleja, en mi opinión, mucho mejor la estética militar a cómo lo hace Derenick en Men of War. Puede que no sea una historia muy original, pero el atractivo plateamiento en tan pocas páginas hicieron que me olvidara del mal sabor de boca que me había dejado la primera lectura. Tal vez sean estos minirelatos los que salven a Men of War mientras Brandon avanza en su desarrollo.

Artículo anteriorJornadas de Avilés 2011: póster, invitados, exposiciones y actividades
Artículo siguienteSpider-man Secret Wars
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
Redactor de Zona Negativa. Lecturas preferidas actuales: Capitan América: Sam Wilson, Capitán América: Steve Rogers, Squadron Supreme, Totally Awesome Hulk, Scarlet Witch, Uncanny Avengers, New Avengers, Spider-Woman, Vision, Mockingbird, All-New Wolverine, Black Widow, The Mighty Thor, Spiderman/Deadpool, Howard The Duck, Squirrel Girl, Moon Girl and Devil Dinosaur, Black Panther, Doctor Strange, Old Man Logan, Deadpool, Star Wars, Darth Vader,
Mi infancia la viví acompañada de muchos Súper Humor, pero cuando tenía unos 11 años unos amigos abrieron mi mente a otros mundos con cosas como Patrulla-X y los Micronautas, la limitada del Hombre Máquina o un retapado de Los Vengadores de Michelinie. Desde entonces siempre ha habido cómics en mi mesa de noche, pasando de Marvel zombie a politeísta con el paso de los años y más recientemente dedicando el poco tiempo libre que encuentro a escribir una tesis sobre el comic book americano.
52 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Loki
Loki
Lector
8 septiembre, 2011 19:37

No me quedo claro si estas series son una mierda o una mierda pinchada en un palo…

moginory
moginory
Lector
8 septiembre, 2011 20:45

ni a mi si eres un maleducado o un troll

Juanmito
8 septiembre, 2011 20:49

Pues a mi esta segunda impresión me ha convencido algo mas que la anterior, no hay tanta ruptura con el pasado como me temía y de promedio la cosa es entretenida.

Aunque acostumbrados a la versión boy scout, el Superman nuevo da muy mal rollito.

isidoro
isidoro
8 septiembre, 2011 20:53

mmmmmmmmmmm…las tendre que leer,algunas tratare.

johnny99
johnny99
Lector
8 septiembre, 2011 21:02

de esta bateria de colecciones la verdad no me interesa ninguna, le echare un vistazo a static shock por ver a mcdaniel

EL Humano Promedio
EL Humano Promedio
Lector
8 septiembre, 2011 21:06

parece que dejaron la sección de los mal malitos para el final.

Aunque no se sobre hawk and dove, no me lo he podido leer, tal vez sea una buena historia pero es que el arte de sus paginas no me deja leerlo, es imposible, no puedo mantener una pagina abierta por mas de 5 segundos por que salgo espantado y tengo pesadillas por las noches.

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 21:10

lo de rob no lo entiendo, todo el mundo dice que muy mal pero anda que no vendió en los 90

atomik
atomik
8 septiembre, 2011 21:10

lo de rob no lo entiendo, todo el mundo dice que muy mal pero anda que no vendió en los 90

Lord Wilhelm
Lector
8 septiembre, 2011 21:17

Lo lamento, no pude terminar de leer el post, aun me sangran los ojos despues de ver las paginas de Liefeld, y lo que esta en el post no es lo peor, dentro del comic es aun mas gore.

Lord Wilhelm

lorus
lorus
8 septiembre, 2011 21:17

Épico el número de ‘Hawk & Dove’.
Por mi parte estoy en profundo desacuerdo con vuestra crítica con respecto al guión, me ha parecido que Rob! se ha emparejado con un guionista a su altura; es decir, que es un amiguete de éste y Lee, o tuvo un mal día, o no existe y es el propio Rob! el que guioniza bajo seudónimo.

johncuster
johncuster
Lector
8 septiembre, 2011 21:26

Pues aunque suene a coña, Liefeld es de los dibujantes de Image que menos ha perdido con los años. Lo veo exactamente igual que en Youngblood, sus páginas me dan la misma sensación ( mala jaja, pero la misma).

Lord Deu
Lord Deu
8 septiembre, 2011 21:40

Esta es la unica pagina donde los trolls son los que escriben los articulos…..jajajajaja

Bien por Didio, he was right.

formidenle (sherifmet)
formidenle (sherifmet)
Lector
8 septiembre, 2011 21:57

no podrian poner un puntaje al lado de los titulos de la serie? porque no tengo ganas de leer semenjantes articulos para cada serie…

I´m with a Skrull!
Lector
8 septiembre, 2011 22:05

Esta es la unica pagina donde los trolls son los que escriben los articulos…..jajajajaja

“Bien por Didio, he was right.”

Si, el tiempo le dio la razón como a ti.

Y no Pedro, lo siento, pero no es que las páginas de liefield sean poco criticables, es que mas alla de “basura” no hay mucho más que decir. Es un insulto tener a un tio así como compañero de curro y al que posiblemente le den más credito, eso sí, debe ser la ostia de sociable, porque no lo entiendo.

BichoAzulDC
BichoAzulDC
8 septiembre, 2011 22:27

Mis impresiones rápidas:
Green Arrow: Ingenioso, pero falto la barba.
Justice League International: Interesante.
OMAC: KIRBY!
Hawk & Dove: Abróchese el cinturón y agárrese de lo que pueda.
Static Shock: El dibujo va más rápido que el dialogo, visualmente me recuerda a la serie animada.
Men of War: No es malo, pero la historia corta del final es mejor.
En general esto va mejor de lo esperado, pero para saber que tal es realmente creo que deberíamos ver hasta donde nos lleva el primer arco de cada una.

Ocioso
Ocioso
Lector
8 septiembre, 2011 22:29

La piscina de Liefeld…En una viñeta el borde de la piscina está casi a nivel de suelo y en la siguiente, a unos dos metros. Es absolutamente imposible que haya sido un descuido. Estoy convencido de que Liefeld mete algunas patadas a propósito para que se hable de él.

Armin Tamzarian
Autor
8 septiembre, 2011 22:38

“La piscina de Liefeld…En una viñeta el borde de la piscina está casi a nivel de suelo y en la siguiente, a unos dos metros. Es absolutamente imposible que haya sido un descuido. Estoy convencido de que Liefeld mete algunas patadas a propósito para que se hable de él.”

Más genial aún es la perspectiva del tipo que se tapa la cabeza con papel en la segunda viñeta, se supone que el punto de vista es más o menos un plano cenital pero el tipo parece que más que de pie está tumbado en el suelo.

Tetsujin
Tetsujin
Lector
9 septiembre, 2011 0:08

De estos, de momento sólo leí el de la JLI, un rollo visto mil veces y sin demasiado sentido. Y el traje nuevo de Booster es terriblemente feo.

KURT
KURT
9 septiembre, 2011 1:03

SI ES DE ROB! ES BASURA….
 
Rob! lo que toca lo hace añicos.
Es cosa de hecharle un ojo a los Youngblood que guionizó Millar para darse cuenta que Liefeld toma los guiones, los desmenuza y los hace a su antojo.
 
 

Tiamath
Tiamath
Lector
9 septiembre, 2011 1:49

Como el peor guionista que ha dado el comic americano en los ultimos treinta años sigue teniendo trabajo escapa a mi comprension…y encima dos tazas. Hace años que es al unico autor al que filtro , si esta su nombre en la portada no lo leo, no es nada personal es simplemente que sus guiones son en su mejor version sinonimo de basura y en la peor de verguenza ajena.
Dicho esto , voy a mirar con ganas el de Omac que tiene buena pinta.

Tiamath
Tiamath
Lector
9 septiembre, 2011 1:50

No hablo de Rob (que tambien tiene lo suyo) sino de Jurgens claro esta

Shinomune
Lector
9 septiembre, 2011 2:00

Jurgens no es guionista en Green Arrow, es el dibujante (con entintado de George Perez).

Tetsujin
Tetsujin
Lector
9 septiembre, 2011 2:07

Joder, el Static Shock este no me ha parecido malo para nada. Muy correcto para ser un personajillo de segunda que previsiblemente durará poco. Presentando al personaje, entorno y villanos y con un cliffhanger decente. No es una maravilla, pero tiene su gracia. Pienso que si este mismo tebeo se hubiese hecho con otro personaje más popular, las críticas serían muy positivas.

L.
L.
9 septiembre, 2011 2:36

Esta es la unica pagina donde los trolls son los que escriben los articulos…..jajajajaja

¿Desde cuando tu escribes artículos?

Laurel Kent
Laurel Kent
Lector
9 septiembre, 2011 2:56

Un seudo-Kirby, para un seudo-OMAC… 🙁
Y tambiénun seudo-Joker… 🙂

Alvaro13mx
Alvaro13mx
Lector
9 septiembre, 2011 7:18

Es mi celular o no se que pasa PERO DONDE ESTAN LAS MANITAS!!!

Spirit
9 septiembre, 2011 9:12

Aparte de no saber si éso era una piscina o la alberca del tío paco en Villarebuznos del Pinar, creo que con esta tanda de reseñas (por las cuales felicito a los autores) DC ofrece algo que se echaba en falta; diversidad en el género superheróico; desde lo clásico (yo picaré con esta JLI) hasta los cómics de guerra o la sci-fi superheróica. Puede que pique con ese OMAC…
 
Lo que para mí es lamentable es que hayan SMALLVILLIZADO a un personaje como GREEN ARROW…Claro que después de sus últimas etapas (que no he leído) parece ser que cualquier cosa era mejor.

el nota
el nota
Lector
9 septiembre, 2011 9:18

Buf Krull y jurgens son flojisimos!!!

y liefeld demuestra que no tiene un gramo de verguenza, dibujando de esa manera

Shockbringer
Shockbringer
Lector
9 septiembre, 2011 10:04

Me parece que voy a dejar Green Arrow, que me la llevo haciendo desde Smith y es que me da una pereza mortal después de todo enfrentarme a un Ollie joven y vuelta a empezar. De hecho terminare el actual volumen por puro completismo.
Lo que sigo sin entender es cómo las 52 series que se publican bajo el título “The new 52!” lo que parece indicar que comparten algo, están sin embargo ambientadas cada una donde de la gana. Green Arrow en el pasado y Halcón y Paloma justo después de El día más brillante. Entonces ya no se pueden encontrar no?. Ya no es propiamente un Universo.

pepe grayson
pepe grayson
Lector
9 septiembre, 2011 10:50

Quien es la tia que lleva ropa blanca en la portada de la JLI??? Veo a Vixen , Hielo, Tuego y esa mujer que se sospechaba que fuera Gipsy, pero la ropa me acaba de descolocar. ¿alguien que se lo haya leido me puede decir? un abrazo

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
9 septiembre, 2011 11:15

En la de halcon y paloma, halcon esta zurrando a agentes de Shield?

ALEX
ALEX
Lector
9 septiembre, 2011 12:19

la mujer de blanco de JLI es Godiva, ex integrante de los Guardiones Globales, con poderes similares a Medusa, de los Inhumanos.

Reverend Dust
Lector
9 septiembre, 2011 12:20

PEPE GRAYSON, la de blanco es Godiva, superheroína por Inglaterra. Creo recordar que oí hablar de que era un personaje nuevo (o me estoy mezclando con otra) y por eso igual no te cuadraba.

Tiamath
Tiamath
Lector
9 septiembre, 2011 12:22

Shinomune

Gracias por la aclaracion, como dibujante me parece malo pero haciendo un esfuerzo se puede leer, como guinoista no, es toxico. ::)

Lord Deu
Lord Deu
9 septiembre, 2011 13:39

Godiva, era miembro de los guardianes globales, compañera de equipo de Ice Maiden y Green Flame, creados por alla por el 70.
De nuevo no tiene nada. Solo la pinta al igual que el 90% de los personajes del reboot.

Doc Celofunk
Doc Celofunk
9 septiembre, 2011 14:23

Acabo de leer OMAC y es superentretenido. Es genial, no para desde que empieza y traen de vuelta el regusto por Kirby. Me parece que esta entre las mejores del relanzamiento de momento (no llegará al Action comics o al Swamp Thing pero casi). Si quereis difrutar de un comic entretenido es éste.

Shockbringer
Shockbringer
Lector
9 septiembre, 2011 17:39

Ya, eso se suponía, pero visto Detective Comics ya no me creo que se sigan los acontecimientos anteriores.

Leon
Leon
9 septiembre, 2011 17:59

Caramba con el lapsus…
¿Por que Army of Men,si es Men of War?

Jeta
Jeta
Lector
9 septiembre, 2011 18:15

Lo único que he leído de esta tanda es el Justice League International y me pareció bastante entretenido. A ver si luego leo Green Arrow, aunque me da un miedo…

calvin del futuro
calvin del futuro
9 septiembre, 2011 18:39

no creo que continùe leyendo ninguno de eestos, pero animal man, swampthing, AC, DC, batwing, stormwatch son excelentes.

molon labe
molon labe
Lector
9 septiembre, 2011 21:20

No se porque se meten tanto con Liefeld, tambien es persona y tiene madre…que le pario!!!

Leon
Leon
9 septiembre, 2011 21:59

Centrandonos en Men of War..
Empezando porque la documentacion (especialmente a nivel grafica) se lo tienen muy poco currado,Tom Derenick no es el mas adecuado para este tipo de serie,mientras que Phil Winslade,mucho que mejor que el anterior,esta a años luz de sus mejores trabajos.Y tanto Ivan Brandon como Jonathan Vankin,especialmente este ultimo (La espantosa ‘The Witching’),son muy flojetes…
Obviamente,habra que esperar unos numeros mas pero si ya el primero apunta muy malas maneras,mucho me temo que esta va a ser una de las que caeran en la primera tanda de cancelaciones.
Jo..,con lo bien que le vendria a una serie asi un guionista como Garth Ennis o Andy Diggle.

Leon
Leon
9 septiembre, 2011 22:09

Y sobre GI Joe..,digo,Blackhawk,miedito me da

Emilio
Emilio
10 septiembre, 2011 22:09

DC ofrece algo que se echaba en falta; diversidad en el género superheróico;
Hombre, no viene mal que haya diferentes enfoques en el genero, el problema es que es el unico genero….siguiendo con el simil de las novelas de enfermeras de ellis es como si ahora nos alegraramos de que hubiera novelas de enfermeras de clinicas de estetica, de clinicas mentales, de medicos clandestinos….Si vale, pero joder ¡¡¡todas las novelas siguen siendo de enfermeras!. ¿Realmente era necesario meter supers en men of war?

Karuba
Karuba
Lector
10 septiembre, 2011 23:35

Sobre el comentario de Warren Ellis de las novelas de enfermeras…
Si una fuera de una enfermera del siglo XXXI, otra de una enfermera maga, otra de una enfermera muerta viviente, otra de una enfermera robot… tampoco estaría tan mal ¿no?
Lo que está claro es que un cómic para llamar la atención de algún despistado que no suela leerlos debe tener imágenes de acción espectaculares y colores llamativos. ¡Los superhéroes son perfectos para ello! Y si te pones a buscar otras cosas… encontrarlas las encuentras, si te pones un poco. Y a mí también me resulta difícil encontrar una novela que no trate de un enigma histórico o un mago… pero es lo que vende, que le vamos a hacer.

Lord Deu
Lord Deu
10 septiembre, 2011 23:56

300 mil copias de JL ya ordenadas por las tiendas, 200 mil agotadas.
Mas de 6 titulos agotados. En la segunda semana.
La aplicacion de comixology subio al segundo lugar de las descargas.
Definitivamente en este foro tenian razon esto es un sonado fracaso.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
11 septiembre, 2011 14:42

Que la curiosidad movería a la masa a probar con un número uno era evidente. La gracia del invento es que dentro de seis meses siga manteniendo el tipo.

Miguel Ángel
Miguel Ángel
11 septiembre, 2011 20:41

Acabo de leer Batgirl. Y de acuerdo, se cuenta que ha sido invalida. Pero me fastidia enormemente que, por lo que estoy entendiendo, ella nunca fue Oráculo, nunca ocurrió Las Aves de Presa, nunca fue una madraza con las Batgirls, Cassandra y Stephanie, nunca ….

Ocioso
Ocioso
Lector
11 septiembre, 2011 21:31

Lord Deu ha comentado: Definitivamente en este foro tenian razon esto es un sonado fracaso.
 
En este foro y en todos.
De todas formas hagamos memoria de las cifras de venta de los primeros números de Heroes Reborn, que se meaban en estas, y como no solo fracasaron a medio plazo sino que además casi se llevan por delante a la industria.
 
Desde mi punto de vista es un fracaso que una mierda como Justice League venda un montón. Es prueba de que los lectores yankees no han aprendido nada y que siguen teniendo un gusto pésimo.
Lo que me daría una gran alegría es que las colecciones buenas, que vive diso que las hay, vendieran una gran cantidad de copias.
Me parecería mejor noticia que Animal man vendiera 100.000 copias a que la JL vendiera un millón.

Peribáñez
Peribáñez
Lector
12 septiembre, 2011 21:25

Qué manía con cambiar la historia. Heroes Reborn no fue un fracaso. Vendió de maravilla y devolvió a todos esos personajes a los primeros puestos de ventas. Otra cosa es que los sueldos de Liefeld y Lee eran desproporcionados, pero los cómics funcionaron muy bien. Ya lo decía Jeph Loeb en una entrevista: esos cómics nunca vendieron tanto hasta que los cogieron ellos.

E incluso te digo más: los episodios más vendidos de los Teen Titans de Geoff Johns son los que dibuja Rob Liefeld -y con guion de la Simone.

luigui
luigui
20 diciembre, 2011 8:36

a mi me gusto green arrow, creo que le dan un toque como de iron man, pero aun asi creo que funciona.