Jim Lee, ¿editor o dibujante?

Recientemente ha empezado a subastar originales en eBay para donar todo el dinero que consiga a una fundación en beneficio de las tiendas de cómics, demostrando que su arte todavía da mucho que hablar.

Por
22
2851

El editor y director creativo de DC Cómics y siempre dibujante de origen surcoreano, Jim Lee, está siendo uno de tantos artistas que durante el confinamiento ha decidido aportar, a título personal, su granito de arena para ayudar a las tiendas de cómics. Pieza angular del sector de la historieta que de manera inmediata ha sufrido las consecuencias de que el mundo se haya parado por culpa del coronavirus. Y que en los últimos días ha visto más interrogantes aún en su futuro a causa de las relaciones actuales entre la editorial de Burbank, la distribuidora Diamond y otras dos de nueva creación que podrían empezar a trabajar con DC, al margen de la que hasta ahora era la única responsable de mover la mercancía. El señor Lee, desde su posición de alto mando en una de las principales majors de cómics, anunció el pasado 31 de marzo en hacer aquello que siempre ha hecho, ejercer el oficio que le dio la fama, un nombre y que le ayudó a escalar en el mundo empresarial: dibujar, para después subastar on line los originales con fines totalmente destinados a apoyar a los puntos de venta, que son quienes sustentarán el mercado al fin y al cabo.

Este mundo de los cómics es complicado. Es duro, no son muchos los privilegiados de cada país del planeta en que vivimos que puedan dedicarse a ello de manera holgada. Si buscáramos porcentajes y cifras globales podríamos asustarnos. Los que escriben, dibujan, entintan y colorean de manera profesional y llevan vidas económicamente acomodadas son unos afortunados. Quienes se dedican a cualquier disciplina artística lo son. Y los que se dedican a vender arte, tanto el suyo propio como el producido por otros, también viven en un mundo complicado. En una constante lucha contra el cambio de modelo de negocio motivado por la onda expansiva que las nuevas tecnologías siguen generando en la mayoría de estratos de la sociedad. Que hacen la vida más sencilla, cómoda y agradecida a los consumidores, pero que siguen haciendo daño a muchos, muchísimos negocios. Los culturales especialmente. Los editoriales entre ellos. ¿Para qué pagar si lo puedo bajar de Internet? Duras palabras que golpean aún más duro a miles de negocios.

Y por si la dureza del día a día no fuera ya de por sí exigente, desde mediados de marzo la pandemia global ha obligado a cerrar negocios en todos los sectores de la sociedad. Provocando una crisis económica creciente desde el primer día, cuya magnitud y repercusión final aún no puede calcularse, porque todavía no hemos llegado al final de este tortuoso camino. Los cambios que esta obligación de quedarse en casa, respecto al consumo general y de cómics en particular, tampoco podemos calcularlos. La magnitud del miedo a salir a la calle que quedará impregnado en la población, una vez haya sido levantado el estado de alarma, todavía está por medirse. Y si ya vivíamos en un proceso de cambio de las formas de consumo, en el que muchos han dejado de buscar en los negocios tradicionales lo que pueden encontrar en Amazon (por ejemplo) para recibirlo en casa, ahora estamos más obligados que nunca a no salir a la calle para comprar. Entonces, ¿cómo no vamos a temer por las tiendas de cómics, que dependen tanto de que el consumidor no busque en otro lugar lo que ellos le ofrecen, teniendo ahora mismo tantas y tantas herramientas para conseguirlo?

La fragilidad que ya viven las tiendas de cómics, que venden productos físicos de papel, a una sociedad general que cada vez valora menos el objeto físico y más el digital, se ha visto exponenciada durante las semanas de confinamiento. Recientemente mi compañero Pedro Pascual Paredes ha publicado catorce entrevistas a autores de cómics en las que ha hablado sobre éste y otros temas, mostrando una preocupación por la supervivencia de estos negocios, hablando de próximos cambios que pueden ayudar a las editoriales a distribuir en formato digital sus productos, pero no tanto así a las tiendas de cómics al no poder hacer llegar sus cómics a sus clientes. Por ello se han creado varias iniciativas virales como la de #YoEsperoAMiLibrero en redes sociales. Y Jim Lee, uno de los más altos cargos editores del mundo, también se ha sumado a una iniciativa para ayudar a las tiendas, verdaderos puntos de referencia para su mercado, a quienes no puede dejar de lado en un momento tan complicado.

Jim Lee ha informado que donará un total de 60 originales, los cuales subastará en eBay para conseguir un dinero que donará íntegramente a Book Industry Charitable Foundation, (BINC), una organización sin ánimo de lucro que trabaja para asistir a las librerías en estos tiempos de crisis. Un gesto muy bonito, muy admirable, con el que aporta su granito de arena para seguir apoyando al sector, su sector. Y es que girar la cara desde su posición podría haberle resultado muy cómodo, más aún cuando a principios de abril DC como personalidad jurídica anunció que donaría 250.000$ a BINC, pero sabe que sin esos negocios ninguna editorial, a día de hoy, sobreviviría.

Así que ha sacado su estuche de trabajo, encendido la luz de su escritorio personal y se ha puesto a dibujar personajes de DC Comics. Publica los originales en redes sociales y los sube a la plataforma de subastas. Y vaya cómo dibuja. Personalmente, soy un ferviente defensor del arte de Jim Lee. No voy a entrar en categorizarlo ni compararlo con otros. Me gusta cómo dibuja. Soy consciente de que tiene numerosos detractores que critican matices de su trabajo y no diré que sea perfecto, los veo, pero aplaudo más las virtudes que presenta. A lo mejor soy un fan con poco criterio, que se deja llevar por las splash page espectaculares, la acción desbordante, los dibujos de superhéroes en posiciones molonas y los cuerpos perfectamente musculados sin pararse a pensar en las proporciones. Ni en las expresiones faciales. Pero no voy a ser yo quien diga que es un mal dibujante, porque sencillamente, no puedo, no lo pienso.

En la última década ha dado un paso atrás en su labor de dibujante para trabajar más en las oficinas y menos en los estudios. En febrero de 2010 fue nombrado junto a Dan Didio co-editor de DC Comics por la entonces presidenta de DC Entertainment Diane Nelson. Actualmente, tras la marcha de Didio, ocupa él solo el cargo. Muchos piensan que suyas no fueron las decisiones más controvertidas durante estos años, que a él le gusta trabajar más orientado en el fan y en los autores que en las decisiones que salgan de los despachos. Ahí no entraré, sino que será el tiempo quien le juzgue. Se sabe que fue uno de los responsables de la integración del universo de Wildstorm, su sello, en el de DC, con títulos que tuvieron mayor o menor cogida entre el fandom. Pero con series que se llevaron buenas críticas, como, precisamente, The Wild Storm de Warren Ellis y Jon Davis-Hunt y The Wild Storm: Michael Cray de Bryan Hill. Desgraciadamente, no sabemos cuándo podremos empezar a ver nuevos trabajos publicados ya bajo su solitario mandato, que dejen percibir su criterio más a las claras.

Lee volviendo a su universo WildStorm con Grifter y Zealot.

En estos años recientes, desde que rediseñara los trajes y aspectos de todos los personajes de la editorial durante el proceso de creación de la iniciativa New 52 no ha trabajado durante un largo tiempo en ninguna serie. Más allá de los diez números de Justice League junto a Geoff Johns (#1–6, 9–12) entre 2011-12, los nueve de Superman Unchained con Scott Snyder en 2013-14 (una serie que reivindico, pese al desmadrado final) y los ocho primeros del Suicide Squad de Rebirth en 2016 con Rob Williams, no ha tenido en diez años una estabilidad en ninguna cabecera. Ha colaborado en números especiales, one shots y tie ins como los Action Comics #1000, Detective Comics #1000, The Multiversity: Mastermen #1, Dark Days: The Forge y The Casting #1, Harley Quinn #0 y The Immortal Men #1. Dejando su impronta, para juicio del lector.

Una de las críticas que más se hacen a los dibujos de Jim Lee es que no es un buen narrador. Que solo sabe dibujar superhéroes en posiciones espectaculares, pero que no sabe contar una historia. Que sabe ilustrar y diseñar, hacer brillar a los personajes. Que es un buen portadista, pero que no brilla de manera secuencial. Se dice que engaña a los lectores con viñetas y páginas de gran impacto, pero que no encadena bien las historietas. Además de que llena de muchas líneas a veces innecesarias las formas y los rostros. Pero que inunda el guión. No hay que olvidar su pasado, que fue uno de los cofundadores de la editorial Image, en la que los dibujantes trabajaban con libertad creativa primando su trabajo sobre la historia. En el eterno debate de qué es más importante en un cómic (más allá del equilibrio) si el dibujo o el guión, si un buen dibujo puede salvar una mala historia o viceversa, Jim Lee siempre se decantará por el pincel sobre el lápiz. Pero no podemos obviar la espectacularidad de lo que es capaz de hacer.

Esta maravilla se ha ascendido hasta venderse en la subasta por 17.300$.

A lo mejor estos originales que está subastando por motivos benéficos son una muestra de que podría ser el mejor portadista de DC. Aunque sean tildadas muchas veces de pósters de fisio-culturistas. Pertenece a ese grupo de dibujantes que pueden vender bien la moto pero no montarla. Si de algo podemos estar seguros es que hace brillar a los superhéroes y su entorno, que los envuelve de ambientes y fondos muy cuidados cuando trabaja con sosiego. Uno de los motivos de que Superman Unchained no cuajara en el público fueron los continuos retrasos en sus entregas, parece ser que Lee tuvo parte de culpa en ello. Pero echemos un vistazo a los dibujos que está poniendo a disposición del mejor postor. Miremos las cantidades que está consiguiendo destinar a la causa: una media de 10.000 dólares por pieza, consiguiendo hasta 17.300 por un Batman: Red Rain, acercándose a un total de 200.000 solo con su iniciativa, casi tanto como lo donado por su empresa. Si algo le han acompañado con el paso de los años son las ventas. Jim Lee vende. Ergo, algo debe gustar. Aunque haya sido superado en crítica popular por muchos otros, que sepan encadenar movimientos con más fluidez y naturalidad, llenar de un dinamismo más creíble las páginas y detallar las expresiones así como el lenguaje corporal de una manera más creíble.

Pensando en sus últimos trabajos, los de la década de los 10, viendo también lo que está dibujando ahora, ¿debería dar el paso atrás definitivo y continuar únicamente como editor, siendo dibujante solo para momentos especiales? O, por el contrario, ¿el mundo del cómic se está perdiendo un dibujante que podría seguir dando muchas satisfacciones?

Y, para deleite de los seguidores de Jim Lee y críticas de sus detractores, aquí dejo los demás originales subastados hasta la fecha:

22 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
hammanu
hammanu
Lector
23 abril, 2020 11:39

Vamos a ver, queramos o no el medio a la larga va a cambiar con o sin ayuda del Coronavirus. Para empezar el papel es un articulo de lujo y no tiene nada que ver con lo que hay ahora que como no tengas un buen trabajo y sin hipotecas o demás pocos comics vas a comprarte. Uno de los pocos reductos que era la grapa pues no hace mucho Panini inflo los precios. Ahora no quiero pensar lo que nos van a clavar en un futuro próximo por sus comics que estos siempre suben…pero nunca bajan. Lo digital es algo que va a ser muy común y aceptado como algo normal por la gente mas joven: Ahorrarse dinero y sobre todo espacio en un mundo que cada vez va a ser mas difícil tener un piso propio por la precariedad laboral y el precio del suelo. Se acabaron eso de tener la casa en la playa o en el pueblo porque no vas a poder ni pagar los impuestos. Si se mantiene esto del papel es por la gente mas talludita que lo digital nunca le va a entrar del todo. Yo creo que esto a la larga va a ser un material vintage para coleccionistas como los vinilos. Ya que nos hemos acostumbrado que hay industria gracias a la cantidad de comics de Marvel y Dc que en si poco beneficio dan y son mas que otra cosa un reclamo para los proyectos audiovisuales y merchandaising que es donde esta la pasta. Si el cine de superhéroes no estuviera tan en boga prácticamente se hubiera parado casi todas las colecciones. Ya que personajes como Batman, Spiderman y otros quizá se publicaran algo pero por lo demás…

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  hammanu
24 abril, 2020 10:58

Pues ahí también le tiene comida la tostada el manga a los supers. Ahora mismo tienes la app mangaplus, de la editorial más importante de Japón y dueña de las series más populares, Shueisha, totalmente gratuita y con las series que aparecen en ella con menos de una semana de retraso respecto a su salida en Japón. Todo perfectamente traducido a los idiomas de cada país. Y por supuesto la tiene todo quisqui seguidor del manga tanto en Japón, como en España, como en EEUU como en el resto de Europa. Y sobretodo entre los jóvenes lectores de manga, claro.

El cómic yanki tiene sus plataformas de pago mensual, en inglés estés donde estés, y que francamente poca gente fuera de EEUU utiliza hoy en día.
O sea que ya le han pillado otra vez con dos pasos por detrás. Parece que la industria del cómic de superhéroes se mueve siempre a paso de dinosaurio y su capacidad de reacción es lentísima. Y eso hoy en día, te hace perder pasta si eres una empresa. Ya pueden espabilar si pretenden pasarse al digital.

Eso por no contar que los lectores manga tienen una media de edad entre los 15-35 años ahora mismo (los más mayores empezaron a finales de los 80 principios de los 90) y por tanto están acostumbrados a lo digital. Eso sumado a que durante años han leído en scans ilegales cuando aquí no llegaba nada legalmente.
Los lectores de cómic USA (sobretodo supers) tienen una media de edad entre 40-60 años y no han leído digital, en su mayoría, nunca. A ver cómo subsanan eso.

Alejandro Ugartondo
Autor
23 abril, 2020 14:26

Siempre he sido un gran fan de Jim Lee, desde sus tiempos en Punisher War Journal, y estos originales me parecen fantásticos. Además, me parece que recupera parte de su estilo de sus primeros años donde usaban más la mancha de tinta en lugar de tanta rayita.

Yo creo que debería seguir dibujando proyectos especiales que pueda hacer a su ritmo como ese Superman Unchained que comentas. Me encantaría que hiciera algo de Wonder Woman para cerrar su particular visión de la Trinidad de DC.

kursal
kursal
Lector
23 abril, 2020 22:00

Recuerdo lo que flipé con Lee cuando lo descubrí en X-Men. Es un dibujante espectacular, pero en el sentido de que todo lo hace grande. No me lo imagino utilizando el sistema de nueve viñetas por página. El mejor Byrne (aunque dibujara a los niños como hombres enanos) para mí es superior.
Y como editor, ni idea. No lo he seguido en esa faceta.

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  kursal
24 abril, 2020 11:04

Superiores hay decenas. Byrne, George Perez, Adams, Buscema, Bolland, Davis, Coipiel… Esos entre los clásicos (por citar algunos). Pero es que entre los nuevos con un estilo similar también le han superado en su terreno: Fabok, Iván Reis…
Sigue siendo un dibujante espectacular y con un estilo muy reconocible, pero sólo adscribible al blockbuster de acción. Su dibujo es para eso. Si encuentra ahí un buen proyecto, te puede sacar un buen cómic. Pero incluso ahí, como en la Liga de la justicia de Geoff Johns, salió mal parado en su comparación con su sustituto, Iván Reis.

kursal
kursal
Lector
En respuesta a  Vansalth
24 abril, 2020 11:19

Totalmente de acuerdo. Iván Reis es de lo mejor que hay ahora.
En línea con tu comentario, recuerdo haber leído que a Lee no le gustaba dibujar a los X-Men porque se pasaban medio comic sentados, hablando entre ellos y que él era más un dibujante de acción.

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  kursal
24 abril, 2020 11:49

Pues no había leído ese comentario de los X men, pero me lo creo totalmente. Y ojo que estoy lejos de considerarle un mal dibujante como dicen algunos. De la llamada escuela Image me parece el mejor pero a una diferencia abismal del resto. Pero es un dibujante de acción y que, como es lógico, ha visto como otros han mejorado y superado su estilo. Comprendo que en su momento su estilo fue un shock absoluto, porque era muy original y espectacular. Podría seguir trabajando hoy en día, pero creo que sería un dibujante más (si dejamos a un lado su nombre) ateniendonos solo a su calidad actual.

may parker watson
may parker watson
Lector
24 abril, 2020 14:50

Como dibujante es espectacular. Que luego su estilo de dibujo este destinado a una narración de accion exclusivamente, de acuerdo.Pero tiene un dominio de la anatomía y de la splash-page brutal, que a pesar de no haberse modernizado no se ve anticuado. Para mi sigue siendo comic en estado puro.

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  may parker watson
24 abril, 2020 15:35

Bueno, a nivel de narrativa secuencial es muy, muy normalucho.
En personajes estáticos si, muy buenas poses.

Save
Save
Lector
En respuesta a  may parker watson
25 abril, 2020 0:40

Lee no es dibujante de acción. La acción requiere dinamismo y su dibujo es puro estatismo. Lee es dibujante de poses.

Y la anatomía se la pasa bastante por las narices.

Carlitos
Carlitos
Lector
24 abril, 2020 15:23

Yo a Jim Lee siempre le tendre un cariño especial porque los primeros cómics de Marvel que leí fueron sus X-men. Luego en mi primer año de universidad cuando empecé a coleccionar cómic americano y más concretamente DC, lo primero que me pille fue Batman Silencio por su dibujo, me parecio un tomo genial para un lector novato de DC como era yo por aquel entonces.
Ahora mismo me parece un dibujante del montón. Lo último que vi de él fue Escuadrón Suicida y si el guión de esa serie era flojo, sus dibujos más. Como han comentado por ahi, molaría que le dieran un proyecto donde se pueda tomar su tiempo para dibujar (algo en Black Label) y ver si todavía nos puede ofrecer grandes cómics.

AlbierZot
AlbierZot
Lector
24 abril, 2020 16:04

Muy bueno ese Deadman casi parece un Wrightson. Jim Lee siempre ha sido algo más que un artista Hot. Sus inicios en Punisher, su despunte en X-Men, sus proyectos aside como Deathblow, sus sacadas de chorra con Batman (cuando todos pensábamos que era team Superman)… Siempre fue algo más que el dibujante de las mil rayitas que fue el 90% del tiempo. Superadísimo ya en mi opinión, en su labor como editor (el Quesada de DC) no me parece muy destacable visto lo visto

ipso_facto
ipso_facto
Lector
24 abril, 2020 17:07

Descubrí a Jim Lee cuando empezó a despuntar en la páginas de X-Men, y entonces me pareció un dibujante espectacular. Visto con perspectiva hoy en dia me parece un buen ilustrador, pero un mal dibujante de comics. Su narrativa es bastante pobre, cuando no directamente difusa. Lee es muy bueno dibujando “poses” estáticas pero no sabe hacer que su personajes se muevan de forma natural. Su dominio de la anatomia humana es discutible: su feminas tienden todas a ser hiperbólicas en su estilización y sus personajes masculinos adolecen de una musculatura exagerada cuando realmente no lo necesitan. Su composición de splash-pages puede ser espectacular, sobretodo cuando las sobrecarga de detalles (ahí están las ilustraciones que acompañan este artículo), pero eso no significa que sepa narrar (gente como Inmonen o especialmente Quitely le dan sopa con hondas). En incluso en el aspecto de composición de página se ve superado, tano si hablamos de línea clásica (Pérez, por ejemplo) como de composiones globales más inmovadoras (como las de Steranko en sus buenos viejos tiempos o Coipel en la actualidad).

¿El mejor de Image con diferencia? Si… pero eso no es decir mucho si lo compararamos con Portaccio, Campbell, McFarlane o, como no, Liedfeld.

kursal
kursal
Lector
En respuesta a  ipso_facto
24 abril, 2020 17:43

Yo creo que todo se resume en que para los cómics de los 90 (poses molonas a tutiplén) era lo más, pero se ha quedado un poco desfasado. Hoy creo que se pide algo distinto, aunque no es un mal dibujante ni mucho menos. A mí en la Liga de la Justicia, lo último que he visto de él, me ha gustado. Pero eran páginas y páginas de mamporro continuado.

kursal
kursal
Lector
En respuesta a  kursal
24 abril, 2020 17:44

Y McFarlane… otro que me flipó en los noventa y ahora su Spiderman me parece horroroso.

Vansalth
Vansalth
Lector
En respuesta a  ipso_facto
24 abril, 2020 18:50

“¿El mejor de Image con diferencia? Si… pero eso no es decir mucho si lo compararamos con Portaccio, Campbell, McFarlane o, como no, Liedfeld.”
Pues si, totalmente de acuerdo, pero el único que tenía algo de nivel ahí era Lee. te sorprendería cuanta gente defiende el Spiderman de McFarlane como una maravilla absoluta. Cuando McFarlane en lo que ha demostrado ser un genio es como hombre de negocios, ahí si que es un crack.

En lo demás, de acuerdo contigo. Hace musculoso hasta a un anciano que pasa por la viñeta, y todas las mujeres de sus comics son la playmate del mes.

Save
Save
Lector
En respuesta a  Vansalth
25 abril, 2020 0:47

El mejor dibujante de los hot de Image era Silvestri y por bastante, hasta que desechó su estilo para volverse otro clon de Lee.

La ironía es que tanto Lee como el resto lo consideraban el mejor de los siete fundadores (es el que empieza a poner de moda ese estilo a mitad de los ochenta) y consideraban que su participación daba prestigio al proyecto.

Johnny99
Johnny99
Lector
En respuesta a  Save
25 abril, 2020 10:16

Silvestri, y despues Larsen, pero con mucha diferencia.
Partiendo de que Lee no esta entre mis dibujanres favoritos (ni entre los 50 primeros) no me desagrada, no hace que me echa para atras a la hora de comprar un comic. Cosa que me pasa con Andy kubert por ejemplo, que fue a rebufo de Lee como artista hot

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  Vansalth
25 abril, 2020 17:52

McFarlane tiene tanto dinero gracias a sus negocios e inversiones, que si sigue publicando Spawn es por capricho personal. Ahora encima se le ha metido en la cabeza escribir y dirigir él mismo la película del engendro, que veras tú lo que sale de ahi.
A mi de su Spiderman me mola mucho el arco “Tormento”, con el Lagarto completamente desquiciado. Más alla de eso, alguna historia en la que salga Venom y poco más.

“Hace musculoso hasta a un anciano que pasa por la viñeta” Alfred engaña mucho con el esmoquin pero si lo dibuja Jim Lee seguro que tiene mejor cuerpo que Henry Cavill XD

kursal
kursal
Lector
En respuesta a  Vansalth
26 abril, 2020 23:25

Pues la Mary Jane de McFarlane no me gustaba nada. Larsen la dibujaba mejor. Aunque esa época en que MJ era algo así como la Carmen Electra del momento no pegaba nada con el personaje.

Carlitos
Carlitos
Lector
En respuesta a  kursal
27 abril, 2020 13:29

A Mary Jane el que mejor ha sabido tratarla para mi es Straczynski. Hizo de ella un personaje muy interesante, lastima que el mefistazo lo echara todo por tierra.

Save
Save
Lector
25 abril, 2020 0:37

Un tipo mediocre como dibujante, con un entintador cojonudo como Scott Williams. Un dibujante de acción que solo hace poses y sin embargo se pasa por el forro dos cosas fundamentales para estas, la perspectiva y la amatomía. Y las rayitas que no aportan nada al dibujo más que sobrecargarlo pra que parezca que hay algo.

Como editor innegables sus éxitos en Wildstorm, donde fue lo bastante inteligente para dejar hacer a Ellis, Brubaker y cía y además tiene la capacidad de llevarse bien con todos (muy buenas cualidades para un editor). En DC, en fin, empeñado en meter sus juguetes de Wildstorm en un universo donde no pegaban.