James Asmus habla sobre el futuro de Generación Hope

Por
11
488
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Aunque cada dos por tres los guionistas se saltasen creativamente la regla a la torera, la falta de nuevos mutantes a consecuencia de los acontecimientos de Dinastía de M privaba a la franquicia de la “X” de una de sus más añejas tradiciones mientras que lentamente aproximaba a su especie a la extinción. La llegada de Hope Summers cambiaría este hecho y desde entonces hemos presenciado el tímido resurgir de una nueva generación del Homo superior. Apareciendo con cuentagotas y con unos poderes tan caóticos que necesitaban contactar físicamente con la pelirroja mesías mutante si no querían que sus habilidades los consumiese a ellos y a su entorno, tras su debut en páginas de Uncanny X-Men gozarían de un nada desdeñable título propio a cargo de Kieron Gillen y nuestro compatriota Salva Espín. Pese a ser el título menos vendido de la franquicia, Generación Hope consiguiría abrirse paso en los corazones de un puñado de seguidores a base de imaginación, frescura y una vibrante interrelación entre los personajes.

Presentando a siete nuevos mutantes inspirados vagamente en los personajes originales de Stan Lee y Jack Kirby, las Cinco Luces (nombre que comienza a quedárseles sospechósamente obsoleto) se verían afectadas por las consecuencias de X-Men: Cisma y ahora arrancan una nueva etapa a cargo de un nuevo equipo creativo. Conocido por sus trabajos en la escena y en el mundo del comic por participaciones puntuales en la franquicia mutante como fue su relato Escape de la Zona Negativa, el escritor James Asmus sucederá a Gillen como nuevo guionista de la serie mientras que Ibraim Roberson toma el relevo de Espín, Jamie McKelvie y el shack/slashiano Tim Seeley a los lápices. Aprovechando la entrevista ofrecida por Asmus en la sección semanal dedicada al universo mutante de CBR, os traemos sus planes para el futuro de la serie.

Para empezar, Asmus confirma que la serie continuará centrándose en las andanzas de Hope Summers y los miembros de las Cinco Luces que continúan en Utopía. Con la adición de la faerie psicotrópica Pixie como teleportadora oficial, el equipo continuará enfrascado en la busqueda de nuevos mutantes mientras tratan de que su despertar no acabe en catástrofe y que acepten su oferta de santuario en la isla. La interacción, tanto entre ellos como con los miembros de los Jóvenes X-Men que todavía siguen en Utopía y con los más veteranos miembros del grupo seguirá siendo uno de los puntos fuertes de la serie mientras el ebullir de hormonas de la adolescencia comienza a causar estragos entre ellos. Romances, rivalidades, amistades, enemistades… un poco de todo e incluso relaciones puntuales que podrían definirse entre cualquiera de las cuatro categorías y que según Asmus serán el principal gancho de la serie sin por ello descuidar la parte superheroica.

Dentro de este ámbito temático, las constantes fricciones ideológicas entre Hope Summers y Transónica seguirán jugando un papel capital manteniéndose la partida de Oya como una de las principales razones de la discordia. Aunque el guionista asegura que no habrá demasiada interacción entre los cadetes de los X-Men de Utupía y los alumnos del Instituto Jean Grey de Enseñanza superior y que estos continuarán manteniendo las distancias entre ellos, el recuerdo de Idie se mantendrá presente con alguna aparición puntual. Por lo demás, la relación de la mutante pelirroja con Cíclope y Emma Frost proseguiran en la línea desarrollada hasta el momento, aunque si bien la Reina Blanca tendrá un papel más activo dada la presencia de Sebastian Shaw, Asmus tratará de limitar la presencia del mayor de los Summers lo máximo posible para descanso de todos aquellos que todavía odian a Cíclope (se te ve el plumero, Jimbo).



En lo que respecta a la presencia del antaño Rey Negro del Club Fuego Infernal, Asmus describe como su adición a la serie surgió de un brainstorming con Nick Lowe y que su adición traerá tensiones y nuevos conflictos en el seno del grupo. Siendo de vital relevancia el como Jean Grey Hope y Emma Frost reaccionaran ante su presencia en la isla, la última vez que vismo al bueno de Shaw fue en el último arco de la etapa Fraction en la que Emma viviría su enfrentamiento definitivo con el villano abandonándolo en China sin recuerdo alguno de su vida anterior. Localizado por los jóvenes mutantes, Shaw amenaza con poner en peligro la frágil paz de la isla y en concreto, la relación de Namor y el pueblo atlante con el isleño fortín de Cíclope.

Respecto al resto de los habitantes de Utopía, Asmus comenta que la perniciosa atracción entre Hope y Magneto continuará profundizándose con el añadido de que Zero se convertirá en un tercero en discordia llevando hasta el límite sus anhelos nihilistas a través de su fijación por la figura histórica del Amo del Magnetismo. Explorando la relación entre Kenji y Erik de una forma inimaginable, el guionista embarcara al mutante fan de Otomo en un viaje sin retorno que sacará a la luz sus auténticos colores. Sin abandonar a los viejos zorros de cabello plateado, las consecuencias de la Sanción X de Jeph Loeb y Ed McGuinness dejarán huella en la serie explorando los sentimientos de Hope al saber que su padre sigue con vida y que tiene una agenda oculta. No será hasta una vez concluida la miniserie en la que el Hijo de Askani, pero aunque el guionista no suelta prenda todo parece indicar que todo conducirá hasta el cataclísmico regreso del Fénix en el transcurso del años próximo.

Comentando que él de momento se limitará a temas más mundanos explorando el origen de la pelirroja más allá de lo que ya vimos en Uncanny X-Men y porqué sus poderes se manifestaron al nacimiento y no durante la pubertad, Asmus mantendrá a Primal como corazón del equipo mientras saca partido a la comprometida situación en la que se encuentra Velocidad después de hacer lo que uno nunca debe hacer cuando se hecha como novia a una adolescente aspirante a mesías omnipotente. Prometiendo continuar con los argumentos inicados por su predecesor Kieron Gillen mientras introduce sus propias tramas, Asmus concluye la entrevista afirmando que su villano favorito de la Patrulla-X es Arcade dada su función como McGuffin para introducir las más demenciales trampas mortales con las que poner contra las cuerdas a los personajes y a que fue el villano del primer comic de los X-Men que leyó. Si tuviera que elegir un bando dentro del cisma ideológico de los X-Men lo tendría complicado temiendo que en la realidad, probablemente optaría por el lado menos ideológico aunque le gustaría que fuera al contrario. Aun así, las comodidades de Wetchester, el otoño del norte de Nueva York y la posibilidad de iniciar un romance con Kitty ahora que vuelve a estar disponible también le tienta, pero tampoco es algo que le comentaría a su esposa.

Para terminar, el guionista recibe un par de sugerencias de los participantes. Respecto a la primera, si tiene pensado explorar que ocurriría si Hope usara sus poderes sobre un mutante que hubiera perdido sus poderes afirma que algo parecido podríamos encontras. Algo más peliaguda, en la siguiente uno de los usuarios le comenta si hay algún tipo de conexión entre las marcas faciales de Laurie y Apocalipsis a lo que Asmus afirma que aunque es una gran idea, si ahora le llevase a cabo se sentiría como si estuviera robándosela. Y sin nada más que añadir sobre esta nueva etapa que arranca esta misma semana en Estados Unidos con los siempre trabajados lápices de Ibrahim Roberson, solo esperamos que la serie mantenga la frescura de la que estaba haciendo gala hasta el momento y que nos ofresca un buen puñado de comics llenos de complicadas relaciones interperesonales e ideas extrañas.

11 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
SoulBoy
Lector
17 noviembre, 2011 0:02

A mi es que esta muchacha… pues no la trago!! u_U

Sierra
Sierra
Lector
17 noviembre, 2011 1:41

A este ritmo, Hope se va a quedar sin equipo: Oya se va, el Tetsuo mutante tiene toda la pinta de ser muy peligroso, velocidad se va volviendo viejo.. Una baja en batalla y allá se va el grupo.

sherifmet
sherifmet
Lector
17 noviembre, 2011 2:07

ademas de que la chica esa azul parece que mucho no va a duirar en el equipo de hopoe , de por si , lo unico que lei de la serie que fueron unas 15 paginas de un numero que tenia que ver con schism , en ese numero la chica azul que ni idea el nombre se la pasaba peleando con hope por idie y despues creo que pasaban a las manos.

Sierra
Sierra
Lector
17 noviembre, 2011 2:13

Mejor llamemos siempre a Idie por su nombre de guerra, que queda mucho mas expresivo.

l rodriguez
l rodriguez
17 noviembre, 2011 2:25

pues lo que voy leyendo me ha gustado, kieron Gillen le ha encontrado el punto a la serie, y por lo que se avecina la colección tiene una importancia capital, y el arte de Salvador Espin es muy bueno

marvelita07
marvelita07
17 noviembre, 2011 9:21

magneto tiene ese un gran magnetismo con las mujeres

marvelita07
marvelita07
17 noviembre, 2011 9:22

arr palabra demas en mi frase quiten “ese” por favor

Luisru
Lector
17 noviembre, 2011 10:20

Con colecciones como éstas hasta añoro al Lobdell de Generación X. Por cierto, “Se hecha” sin H.

QuijoteX
Lector
17 noviembre, 2011 10:21

Yo tampoco trago mucho a Hope, pero bueno. A ver que hacen con ella en el evento ese del año que viene.

Respecto a lo de Transónica y Apocalipsis, algo parecido se hizo con Cámara y creo que pronto lo olvidaron al meterlo en los Nuevos Guerreros o darle los poderes de nuevo en la Era de X. A ver si lo explican todo en la serie de Lobezno y los X-Men y ver si se puede hacer algo con todo eso, ya que está Apocalipsis muerto y Angel no se sabe qué será de él

BLAS
BLAS
18 noviembre, 2011 14:58

Pero vamos a ver, tras clikar en estas imágenes de páginas previas y ver el contenido de paliza del grupo jovenzuelo al grupo grandullón y malote, entiendo que como lector tengo que creerme que una panda de jóvenes y por lo general bastante inexpertos chiquillos formada por dos corredores del espacio-tiempo, dos adaptables, una cerrajera aérea y una pistolera con poderes rarunos les sacuden las moscas a siete de los fulanos más dotados de entre todos los muties, entre ellos cuatro con poderes de base mental, una con magia arcana y dos de los tipos más fueretes y resistentes del universo Marvel. ¿Es en serio? Me gusta el guionista, me gusta su trabajo, pero cosas como estas chirrían de la leche, siendo argumentalmente imposibles.
Saludos.

BLAS
BLAS
18 noviembre, 2011 15:06

Perdón, el que me usta es Gillen, a Asmus no lo conozco. El resto del indignado mensaje lo mantengo.