I am a Hero 10

Por
2
1008
 
I_am_a_hero_10_01

Edición original: I am a Hero Nº 9 JAP
Edición nacional/ España: Norma Editorial
Guión: Kengo Hanazawa
Dibujo: Kengo Hanazawa
Formato: Tomo manga rústica de 232 páginas
Precio: 8.5€

 

En el décimo tomo de I am a Hero dejaremos a un lado la historia de Hideo, Hiromi y Oda. Para adentrarnos en un hilo argumental paralelo protagonizado por Kurusu, Kowashi y Takashi. Este es uno de los volúmenes más relevantes de la serie, su gran valor reside en la cantidad de elementos de tránsito que podemos encontrar. Esto nos permite observar de donde venimos y hacía donde nos lleva la trama. A continuación hablaremos de algunos de estos elementos.

Después de los sucesos del restaurante, Hideo y Oda salen huyendo en un coche. Con ellos va Hiromi, gravemente herida en la cabeza. El objetivo de Hideo es encontrar un lugar donde Oda pueda curarla. Después de tres tomos podremos volver a observar el mundo interior de Hiromi. Sin duda, uno de los elementos más originales de Kengo Hanazawa es la creación del mundo propio y privado de los infectados. Este mundo de monstruos heterogéneos que sustituyen a los humanos para perseguir e inquietar a su dueño. Quizás no es tan distinto lo que vive Hideo de lo que ve Hiromi… Finalmente encuentran una clínica veterinaria sin ZQN y con los instrumentos y medicamentos necesarios para salvar a Hiromi. Por tanto, deciden dejar de buscar y ponerse manos a la obra.

Oda preparada para la intervención.
Oda preparada para la intervención.

Tras diez tomos ya podemos observar una evolución en el personaje de Hideo. Poco a poco, este joven inseguro ha ido evolucionando en sus planteamientos. La aceptación de la muerte y del matar lo convierten en dueño de sus actos y consciente de su supervivencia. Mientras que en los primeros tomos escapaba de la muerte por suerte, ahora lo hace por sus propios méritos y capacidades. Hanazawa esta construyendo un personaje capaz de evolucionar con la trama, plantearse nuevos retos y, por tanto, darnos futuras sorpresas.

En la segunda parte del décimo tomo nos familiarizaremos con el chat Héroes Sinnombres. La plataforma que usa el grupo de Kurusu para comunicarse con otras personas y captar nuevos miembros. Aparece por primera vez en el quinto tomo, cuando en medio del caos en Osaka, se nos muestran unos diálogos enigmáticos. Básicamente es una fuente de intercambio de información sobre la enfermedad: alcance de esta, teorías, conspiraciones, consejos de supervivencia… Pero en general, los mensajes que en él encontraremos serán vacuos e irrelevantes para la trama. Aún así es uno de los elementos que colaboran con más intensidad a envolvernos en la trama. Para embriagarte con una historia hace falta que la trama sea buena, que esté bien escrita y que tenga un lenguaje cercano. En este sentido, la introducción del chat como un elemento narrativo es muy interesante, ya que es un medio de comunicación actual que conecta inevitablemente con cómo concebimos nuestra realidad diaria. Además, no es un elemento introducido con calzador, sino que forma parte de la propia lógica interna de la historia. Kengo Hanazawa da un papel crucial a los llamados hikikomoris en su obra. Cabe esperar que para estos jóvenes el método de comunicación sea digital y anónimo. Por tanto, un chat constituye la manera perfecta para plasmar los sentimientos, inquietudes y preocupaciones de estos “ni-nis” o “guardias de seguridad de su casa”, cómo ellos se autodenominan.

Extracto del chat Héroes Sinnombre.
Extracto del chat Héroes Sinnombre.

En esta plataforma y con el pseudónimo de Kowashi, portavoz de Kurusu se lanza una invitación a participar en la lucha por la supervivencia a todos aquellos que quieran. Takashi Ezaki es uno de los muchos que mandan sus datos de contacto. Tras este acto de valentía, una cuadrilla -con Kowashi y Kurusu al frente- se desplaza hasta su casa para rescatarlo de su confinamiento. De este modo, Takashi pasará a formar parte del grupo. La personalidad de Takashi nos evoca al Hideo de los primeros cuatro tomos. Un chico introvertido y asustado que no sabe muy bien como desenvolverse en un mundo extraño. Ingenuo e ignorante de la nueva realidad que engulle el mundo, la violencia no forma parte de su manera de ser. Pero esto deberá cambiar si quiere sobrevivir. Junto a Kowashi conseguirá huir de la ciudad y refugiarse bajo un puente que cruza un río pestilente.

Kurusu
Kurusu

La esperada irrupción de Kurusu y su grupo iniciará el punto y aparte en la historia. Kurusu era el protagonista del vídeo que -en el tomo cinco- un fotógrafo enseña a Hideo y Hiromi para explicarles qué son los ZQN, cómo se comportan y cuál puede ser uno de los primeros infectados. A partir de este momento, Kurusu se nos presentará como un (anti)héroe capaz de acabar con la pandemia. Sólo sabemos de él que fue Hikikomori desde pequeño, que es sumamente agresivo y que va semidesnudo en un mundo infectado. Las trepidantes últimas páginas del tomo no dejaran a ningún lector indiferente. ¿Quién es Kuruso? ¿Porqué no se protege de la infección?… En definitiva, ¿qué es?

  Edición original: I am a Hero Nº 9 JAP Edición nacional/ España: Norma Editorial Guión: Kengo Hanazawa Dibujo: Kengo Hanazawa Formato: Tomo manga rústica de 232 páginas Precio: 8.5€   En el décimo tomo de I am a Hero dejaremos a un lado la historia de Hideo, Hiromi y…

Valoración

Guión - 8
Dibujo - 9
Interés - 8

8.3

Valoración

Vosotros puntuáis: 7.14 ( 3 votos)

2
Déjanos un comentario

Please Login to comment
2 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Carlos padillabillyboy Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
billyboy
Lector
billyboy

Kuruso esta como una puta cabra,mientras que todos sus compañeros estan muy preparados y no esperan tener ningun error dado que estan tan organizados (algo que por cierto es muy meritorio del autor ver lo bien organizados que estan) este incluso mata un ZQN metiendole su puño ¡por la boca !.

Carlos padilla
Lector
Carlos padilla

He ido leyendo la serie con ligera curiosidad, espoleado por las buenas críticas aquí y allá, pero hete aquí que tras leer seguidos tres tomos( del once al trece) y pasar páginas y páginas y páginas donde no pasa nada, los personajes se comportan de maneras incomprensibles, o apenas se distingue que pasa entre el tamaño y lo oscuro de las ilustraciones pues chicos qué os voy a contar, que dejo la colección tras el tomo trece.ya me podía haber caído de la burra antes pero bueno.., a por pastos más verdes que la vida es corta y hay miles de tebeos mejores todavía por leer.
Y que ningún fan se sienta ofendido, he de admitir que no soy yo muy afín a la cultura japonesa.últimamente probé con varios y variados mangas y solo bakuman logró que me hiciera con la serie entera disfrutando a lo largo de todo el trayecto.