Geoff Johns sobre Infinite Crisis y algo más

Por
0
81

También en The Onion encontramos otra detallada entrevista al que parece ser el penúltimo blanco de las iras de Un tebeo con otro nombre: Geoff Johns.
Después de estudiar cinematografía en el estado de Michigan pasó a trabajar para el director de cine Richard Donner y acabó escribiendo cómics a partir de 1998. Su debut tuvo lugar con la serie DC Stars And S.T.R.I.P.E., una nueva mirada al personaje de la Golden Age Star-Spangled Kid al que aún tiene por su trabajo favorito a pesar de que la colección no pasó del año. Quizás los lectores aún no estaban acostumbrados a lo que ser convertiría en la marca de fábrica de Johns: Remozar personajes clásicos, haciéndolos aptos para los nuevos tiempos a la vez que se aseguraba de que mantenían los elementos que los convirtieron en clásicos cuando fueron creados.
Johns ha hecho algunos trabajos para Marvel (el más largo en la colección de los Vengadores), muchos más para DC (Hawkman, The Flash, JSA, Teen Titans) y en la actualidad se encuentra revitalizando la franquicia de los Green Lantern.

Aviso de Spoiler

Resucitando al personaje de Hal Jordan en la miniserie Green Lantern: Rebirth y ahora ocupándose de él en una nueva serie continuada, al tiempo que junto a Gibbons replantean a los Green Lantern Corps que parecen tener ya asegurada la serie continuada después de Recharge


Mientras que continua desarrollando proyectos para cine y televisión también se ha convertido en consultor editorial para la DC ayudando a diseñar la nueva dirección que va a tomar el Universo DC a partir de Infinite Crisis, secuela también guionizada por él de la aclamada maxiserie de 1985 Crisis On Infinite Earths.

The A.V. Club: Si alguna cosa ha caracterizado tu trabajo en DC hasta ahora es que has ayudado a recomponer las piezas de ese universo de manera coherente. ¿Por qué desmontarlo todo ahora?
GJ: Vamos a desmontar alguna cosilla, pero el propósito de Infinite Crisis es reedificar el DC Universe para impulsarlo hacia la siguiente era heroica. Hacia el siguiente nivel, reconstruyendo algo de lo que hay ahora para reconstruirlo dentro del contexto narrativo de Crisis.”
AVC: Así, mientras que las primeras Crisis fueron una especie de darle al botón del reinicio para empezar de cero…
GJ: Esto es más como un renacer.
AVC: Al estilo de lo que tú mismo has hecho en Hawkman y en alguna otra parte, modernizando a los personajes al tiempo que restaurando su estatus clásico.
GJ: Si, eso es lo que intentamos hacer, porque habrá un montón de nuevo material emergiendo de Crisis, que es como el puente que nos permitirá llegar hasta eso. Intentaremos hacer las cosas nuevas pero aún icónicas. No queremos al Dr. Fate con una daga dorada, pero lo reacondicionaremos completamente durante las Crisis.
AVC: La razón de las primeras Crisis fue que el multiverso era un lío y había que poner orden. ¿Qué motivación tienen éstas?
GJ: Podemos pensar que ahora el universo DC es un lío emocional y anímico. Los personajes y sus relaciones están hechas un desastre. Ahora el lío es interno y se refleja en el exterior. Esta Crisis es más acerca de los personajes que la primera.
AVC: ¿Cuánto de esto estaba programado ya desde hace dos años y cuánto ha ido saliendo de manera natural?
GJ: A partes iguales. Hay cosas que obviamente se establecieron a propósito desde hace tiempo y hay otras que son del tipo “Hey, esto encajaría realmente bien aquí.” Cuando tú sigues una idea prefijada y acabas desviándote más de lo que creías. Pero en general siempre para bien.
AVC: ¿Cuánto proviene de material que tú y otros guionistas en DC habéis preparado y cuánto es para corregir la dirección que los cómics tomaron en los 90?
GJ: No sé si “corregir” es como yo lo llamaría. Más bien diferenciar. Es lo que intentamos hacer, algo diferente. Diferente de lo que se hizo en los 90 y los 80. No será tampoco volver al status quo de 1985 o 1975 o ’65. Por suerte tenemos algo totalmente nuevo para el 2006, pero que aún conserva ese regusto. Superman es Superman. Otros personajes pasarán por cambios radicales, pero en su esencia mantendrán los aspectos que los definen.
AVC: ¿Cuánta implicación personal has puestos en cosas como darle un origen coherente a Hawkman que esté en la línea del personaje clásico?

Aviso de Spoiler

o en traer de vuelta a Hal Jordan como Green Lantern


GJ: Todo lo que hago me implica de manera personal. Respecto a Hawkman, me gustaba el personaje y quería verlo de vuelta. Cuando David Goyer y yo nos sentamos e intentamos averiguar cuál era su origen, repasamos todos sus facetas. ¿Cómo nos parecía mejor que podíamos explicarlo? Y como ya habíamos trabajado con el personaje de Hawkgirl, dimos con el ángulo de la reencarnación. Realmente la cosa fue como decir —si contamos que tiene tantas vidas, será más fácil para el lector tragarse que haya habido tantas versiones/encarnaciones de Hawkman. Para los lectores, podría tener algo más de sentido. Sentimos que era algo del personaje que no había estado casi explorado. Luego pillamos un montón de John Ostrander, que había escrito la colección casi hasta el final, antes que nosotros reviviéramos al personaje. Intentamos aglutinar todos sus aspectos y nos esforzamos para hacer encajar Thanagar en él. No fue sólo sentarse y decir, “Vamos a traer de vuelta al Hawkman de la Golden Age,” porque hay bastantes pocos elementos sobre los que nos tomamos libertad, incluyendo su origen.
AVC: Hablanos de tu nuevo trabajo en DC.
GJ: Soy uno de los dos que estamos haciendo un montón de trabajo extra, porque a causa de mi implicación en Crisis estoy en contacto con la mayoría de guionistas para ver qué están haciendo, hacia dónde quieren ir y hacerlo encajar dentro de Crisis al tiempo que generamos nuevas posibilidades… Supongo que han decidido compensarme un poco más y pedirme algún input. Creo que mi título informal es “consulting editor”—algo parecido a lo que Grant Morrison y Mark Waid están haciendo. Así que solo interactuo un montón con los editores y los guionistas para este material. Intentamos mantenerlo todo coherente y en sincronía.
Es como lo que pasó con Hawkman. [En Crisis On Infinite Earths] dijeron, “Okay, vamos a reinventarlo todo,” pero no tenían a todos los personajes a punto, porque un año o dos más tarde reinventaron a Hawkman cuando ya había aparecido en la continuidad post-Crisis, generando así todas esas inconsistencias para el lector. Llegados a ese punto había toda una nueva hornada de lectores en DC y las inconsistencias jugaban en detrimento de eso a medida que se hacían reinvenciones un año después de aquello que se suponía que ya se había reinventado. Eso es algo que nosotros queremos evitar. Por eso queremos coordinar todas las líneas argumentales para que un año después todo cuadre. Esperamos tener un universo muy consistente. Y eso no significa que si Hawkman está en Japón un mes, tenga que estar ahí en cualquier otra colección, sino que el personaje y su entorno serán consistentes. Ese es uno de los objetivos que yo debo ayudar a conseguir.
AVC: Suena como un enorme problema de lógica. ¿Consideras que esa atención al mínimo detalle y a la coordinación casa bien con tu libertad creativa como guionista?
GJ: En parte… En Green Lantern: Rebirth disfruté de verdad intentando averiguar como podía hacerlo encajar todo en una historia coherente. Pero esas pequeñas cosas, pequeñas inconsistencias, en realidad estoy más centrado en dónde están yendo los personajes para trabajar con ello en Crisis. No me siento ni saturado ni sobrepasado ni nada, porque me encanta este material. Y a la mayoría de guionistas con los que hablo los conozco desde hace tiempo.
AVC: ¿Cuán enciclopédico era tu conocimiento de DC Comics o de los cómics en general, antes de que empezaras a escribirlos?
GJ: Bastante amplio, especialmente en lo que respecta a DC. También conozco la continuidad Marvel, pero conozco mejor la de DC. Creo que en un buen día podría igualar el nivel de conocimiento que demuestra Waid sobre él la mayoría de los días.
AVC: Hablando de Waid, entraste en Flash después de su celebrada carrera con el personaje. ¿Cuál fue tu estrategia para hacer tuyo el personaje?
GJ: Eso fue fácil, porque busqué lo que él no había hecho. No había tratado Keystone City ni a los Rogues. Así que intenté hacer de Keystone City una ciudad industrial y reflejar quién pensaba yo que era Wally West, para después dedicarme a los Rogues e intentar hacerlos interesantes como personajes.
AVC: ¿Cuánto de tu retrato sobre Keystone City ha estado inspirado por el hecho de haberte criado en Detroit?
GJ: Oh, un 90 por ciento, fácil. Es lo que conozco, así que fue fácil de escribir. Me gusta mucho Detroit y además ese tipo de ciudad encajaba con el personaje. Wally corre rápido y Keystone forma parte del eje industrial americano que mantiene América en marcha haciendo coches, trenes, motores y todo lo demás. Temáticamente funcionaba para mí.
AVC: Los Teen Titans, por otra parte, no parecían tener mucho orden ni concierto cuando tu llegaste. ¿Cómo te planteaste la serie?
GJ: Como suelo hacerlo. Me aproximo a la iconografía de los personajes y miro de sacarle partido. Ellos tienen que vivir en una gran T, porque la torre es guay. Todo el mundo conoce la Titans Tower. Recuerdo una época en la que vivieron en bunkers y no era lo mismo. Puede estar en cualquier parte—nosotros la hemos trasladado de la Costa Este a la Costa Oeste. Pero mantienes el nombre que todo el mundo conoce “Titans Tower”. Obviamente me fije en la serie original de Wolfman/Perez, que ha sido la serie de los Titanes de más éxito y es en la que se ha inspirado la serie de dibujos animados. Miré lo que habían hecho, tomar a los Titanes clásicos (Robin, Kid Flash y Wonder Girl) y añadirles una nueva generación de personajes (Cyborg, Raven, Starfire) que introdujo la faceta de renacimiento. He intentado conectar con algunos de los valores iconográficos que creo que Wolfman y Perez consiguieron aportar al imaginario colectivo de la gente y también acercarme a una nueva generación con algunos de los nuevos personajes. Por ahí es por donde empecé.
AVC: En especial con los Rogues de Flash has conseguido darles una perspectiva nueva a viejos personajes. ¿Hay algún personaje antiguo que tú creas que es imposible de revitalizar para la era moderan?
GJ: Cada vez que yo nombro alguno, alguien hace un trabajo genial con él al mes siguiente. Creo que es una cuestión de afinidades… Si un autor consigue meterse dentro de un personaje y siente pasión por lo que hace, vas a conseguir un personaje genial sea quien sea. Cualquier personaje tiene potencial. Hay ciertos personajes por los que yo no siento una gran afinidad… como Rainbow Raider. Nunca lo he entendido. Pero eso no significa que alguien no pueda retratarlo de una manera interesante.
AVC: ¿Crees que los cómics van en la línea de recuperar algunos de los lectores que perdieron en los 90?
GJ: Están funcionando mejor en estos tres o cuatro últimos años. Las ventas son altas. Eso se cuenta. Yo no he visto los números, pero no veo por qué tendrían que mentir sobre eso. Los cómics están llegando a una audiencia más amplia. Creo que es una lástima que aún no los veamos en las tiendas de comestibles donde yo solía comprarlos (grocery stores – Esas tiendas donde siempre los atracan en las pelis y en las que se vendían los cómics en USA antes de que quedarán restringidos al mercado de librerías especializadas – sería quizás en ese sentido el equivalente a nuestros kioscos, creo. Disculpad si la información no es del todo ajustada, que nunca he pisado los USA) Creo que hay material para todos los gustos. Los niños ahora solo compran cómics por accidente a menos que algún adulto los lleve a una tienda especializada. Y creo que si un padre le dice a su hijo de trece años, “Hey, vamos a la tienda de cómics y podrás echarle una ojeada a los cómics que leo!”… no creo que su hijo necesariamente vaya a tener mucho interés en hacerlo.

Artículo anteriorViturtia rompe el silencio
Artículo siguienteA Kevin Smith se le apareció la Vírgen
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments