Frío como el infierno.

Por
36
468
ROMPIENDO EL HIELO: Introducción al Capitán Frio

Los aficionados a los buenos villanos deberíamos erigir un monumento en honor de John Broome, Carmine Infantino y Geoff Johns. Estos caballeros de desbordante imaginación – entre las creaciones de los dos primeros se encuentran el Detective Chimpancé, el villano nazi y viajero del tiempo Per Degatón, Ralph Dibny, los Guardianes del Universo o el heroico Barry Allen, el tercero no necesita presentación – deberían ser reconocidos por la creación y desarrollo de un villano que ha permanecido inalterable a las modas, las corrientes o las tendencias. Que ha sabido moverse entre el blanco y el negro, entre el heroísmo y la más deleznable villanía con un código, unos valores retorcidos; ha sido subordinado y líder, ha sido un protector, un asesino. Siempre presente, siempre una amenaza, siempre una incógnita. Para ello, este personaje no ha necesitado increíbles superpoderes, una legión de esbirros o armamento ultramoderno. Sólo ha necesitado personalidad, una pistola congelante y un anorak. Damas y caballeros, conozcan a Leonard Snart. El Capitán Frío.


Retrato del Capitán Frio.

El Capitán Frío, bautizado como Leonard “Len” Snart nació en 1957 en el octavo número de la serie “Showcase”, que llevaba el muy claro título de “El hombre más frío de la Tierra”. Frío fue el primer miembro de la que sería una de las galerías de villanos más icónicas y reconocibles (por detrás de los residentes del Asilo Arkham) del Universo DC: los enemigos de Flash de la Edad de Plata. Tras él le seguirían personajes tan reconocibles como el Amo de los Espejos (el primero, claro, fallecido en la Crisis en Tierras Infinitas), Gorilla Grodd, el Flautista, el Mago del Clima, Trompo, Zoom, Ola de Calor. Atrás quedaban los villanos retorcidos de la década de los 40 como Shade o Muñeco de Trapo – que serían usados casi medio siglo después por James Robinson en su imprescindible Starman – para dar lugar a unos nuevos, coloridos y fieles a aquello que les hacía distintivos.

Tras una infancia llena de palizas por parte de su progenitor a él y a su hermana, puso tierra de por medio entre él y su hogar. Su primer delito, no muy exitoso que se diga, fue un intento de atraco que fue frustrado por Flash. Snart se obsesionó con cómo anular la velocidad del superhéroe hasta el punto de desarrollar una pistola capaz de lanzar rayos que congelan lo que tocan hasta el cero absoluto. Ataviado con su característico anorak azul y movido por su afinidad al frío y sus ganas de hacer morder el polvo a Flash, comenzó su carrera delictiva como el Capitán Frío.

PERFIL DEL VILLANO

Frío tuvo muchas y frecuentes aventuras durante la Edad de Plata a cargo de guionistas como John Broome, Cary Bates y en menor medida, Gardner Fox, en las que se enfrentaba a Barry Allen casi siempre con parecido planteamiento e idéntico resultado: elabora un plan, pelea contra el héroe, pierde y empieza a maquinar uno nuevo. Con un elemento que se repetía: el número de muertos no sobrepasaba el cero. Esto, que podría interpretarse como una falta de eficacia o de agallas, es en realidad uno de los aspectos de Frío que Johns extrapoló durante su brillante etapa en Flash al resto de los villanos: no matar de forma innecesaria. ¿Por qué? Por la propia naturaleza criminal de frío, por escrúpulos, y por pura inteligencia y planificación.


El Capitan Frío de Scott Kollins.

Este último punto es uno de los que hace de Snart un personaje interesante. Si exceptuamos los elementos fantasiosos (pistolas de frío, vestimenta estrafalaria), es un villano real, con los pies en la tierra. No es un Luthor de planes grandilocuentes, un Joker que necesite regar de sangre sus delitos para satisfacer su locura o un Pingüino que jamás tendrá suficiente dinero y poder. Snart es el delincuente marginal, jodido, que vive a salto de mata y roba porque es lo único que ha aprendido, endurecido a base de las patadas en las costillas que te da la vida, con un pasado lleno de violencia, soledad y malas compañías. Es la clase de criminal en el que brillaría la esperanza de la redención si las circunstancias no le hubiesen llevado a un punto de no retorno. Durante el arco Ignición, en el que se le dio un tono menos brillante a la serie y que casi podría tacharse de experimental, Wally West y Snart charlaron amigablemente al no conocer sus respectivas identidades secretas. Es una persona con la que se puede hablar, que no tiene nada que demostrar. No es un ególatra o un demente: es alguien corriente que tomó el camino equivocado. Precisamente por eso se atisba en él un poco de moralidad.

Frío tiene su particular código. ¡Cuidado! Eso no significa que sea el villano romántico que roba a los ricos para dar a los pobres y deja a damas suspirando tras de sí. Nada de eso, sobre todo en lo referente a las damas. Snart no deja de ser un cabronazo. Roba cuando tiene oportunidad y no hace muchos ascos a lo afanado, venga de donde venga, y si crees que se va a cortar un pelo a la hora de congelarte una mano y convertírtela en hielo para granizado, estás muy confundido. Sin embargo, hace gala de cierto honor. Sólo mata cuando cree que hay que matar, esto es: cuando se lo ordenan, como durante su estancia en las filas del Escuadrón Suicida; o cuando alguien se lo merece, como fue el caso de Chillblaine, el asesino de su hermana. No encuentra divertido matar, sigue siendo algo desagradable, pero a veces no queda otro remedio. Porque te lo pide el Gobierno o porque te lo pide un corazón que, como llego a decir, todavía no está congelado. Es fácil que el lector conecte con un personaje así.

Por último, tenemos su inteligencia y planificación. Porque es de cajón. Las autoridades y la comunidad superhumana no van a gastar demasiados recursos y tiempo en detener a un ladronzuelo que ha dejado tras de sí unos cuantos heridos. Snart instó al resto de villanos a no hacer demasiado ruido, a limitar la magnitud de sus delitos para que la alerta se mantuviese siempre a nivel local, donde pueden manejar a Flash, el héroe local. Empezar a poner muertos encima de la mesa hace que se redoblen los esfuerzos para detenerte, limitando tus próximos movimientos y condenándote a jugar al gato y al ratón con supertipos durante a saber cuanto tiempo. Algo parecido mueve su estricta política de “no drogas”, que no duda en implantar a golpes. Como si de Paul Cicero, cabeza mafiosa de la película Uno de los Nuestros se tratase, no pasa una al resto de villanos en el tema de los narcóticos: minan la confianza, reducen la eficacia, elicitan problemas y llaman mucho la atención así que si pillo a alguno metiéndose un tubo por la nariz, que se prepare para recibir una paliza. Compañeros, sí. Pero las normas, a cumplirlas o se nos acaba el chollo. Snart no tiene la clase de inteligencia que te hace diseñar armas gigantes o trazar planes milimétricos, pero tiene inteligencia práctica, inteligencia de superviviente.

EL ROJO Y EL AZUL

Los personajes del cómic de superhéroes necesitan una némesis. Pueden tener varios enemigos, pero siempre hay un lugar privilegiado para la persona que encarna lo que más odias, lo que más temes. Muchos personajes otorgan un valor tan importante a su némesis que orientan su vida en torno a ella. Frank Miller escribió un Joker catatónico por la desaparición de Batman en la magistral Dark Knight. Lex Luthor ladra cada dos viñetas como de no ser por Superman habría sido un benefactor de la humanidad y habría descubierto la cura para el cáncer en un fin de semana. Pero, ¿sabéis qué? Luthor tuvo un año entero sin Superman en la serie “52”. ¿Y qué hizo? Crearse uno. Consumirse por la paranoia de que el nuevo héroe residente de Metrópolis, Supernova, era el hombre de acero con un nuevo disfraz, y que se dedicaba a seguirle y a reírse de él. La propia naturaleza del bien y del mal hace que cada uno necesite al otro. Cada lado de la moneda, héroe o villano, necesita su archienemigo. En el caso del Capitán Frío, no es una excepción.

Frío se enfrentó a Barry Allen desde 1957 hasta 1985: tramase lo que tramase, el corredor más famoso de DC estaría ahí para frustrar sus planes. Hasta que llegó 1986. Hasta que llegó la Crisis en Tierraas Infinitas, en las que Flash dio su vida para salvar al Universo en lo que el mismo Geoff Johns considera el mayor acto de heroísmo en los cómics. Flash había muerto, y de repente todo dejó de tener sentido. Snart empezó a hacer eses entre la justicia y el crimen, desorientado. Pasó un tiempo en el Escuadrón Suicida – donde nos regaló la frase que da título a este artículo – y trabajó como cazarecompensas con su hermana Patinadora Dorada. Pero claro, Flash volvió. Con Wally West bajo el traje, pero volvió.


Memorable momento de Snart en el Escuadrón Suicida.

Entre el viejo villano y el nuevo héroe se formó una nueva relación. Uno seguía siendo el delincuente y otro el héroe, con todo lo que ello acarrea, pero entre ellos hubo varios favores: West le devolvió su alma a Snart cuando, por mediación del también villano Abra Kadabra, el demonio Nerón (representación del Diablo del Universo DC, al que hemos visto recientemente siendo engañado por Ralph Dibny) se la arrebató, y Snart ayudó a West a derrotar a Mister Elemento y a Hermano Grimm (no, no tiene relación alguna con la maga de Runaways). Además de ayudarle a escapar de Wonderland con la ayuda del Amo de los Espejos, en la que sería la primera historia –en Septiembre de 2000 – del guionista que más personalidad le insuflaría, que más establecería su rol en la galería de villanos de Flash y que terminaría de moldearlo para mostrar toda su complejidad y riqueza.

Pero llegó una nueva Crisis, y Wally West también desapareció sin dejar rastro, perdido tras contener a una de las mayores amenazas de la galaxia, y legando el manto del héroe a Bart Allen, antes Impulso. Johns abandonó Flash, satisfecho de su labor realizada caracterizando a los villanos y a Keystone City, a la que dotó de una personalidad y un espíritu. Y ocurrió la desgracia. Por decisión editorial – y no por iniciativa de ningún guionista – los villanos de Flash cometieron una gran estupidez que daba al traste con años de minuciosa caracterización. “Otra vez a tapar goteras”, debió pensar Johns, experto en arreglar desastres (Ver Linterna Verde: Renacimiento para más información), al ver semejante metedura de pata. Por suerte aquello se convirtió en un hecho aislado, y en trabajos posteriores se ha respetado la naturaleza anterior de los villanos.

SNART Y LAS MALAS COMPAÑIAS

Precisamente fue este guionista, Geoff Johns, el que más trabajó la relación de Snart con el resto de villanos de Flash y con los del Universo DC. Con los primeros, asumió el liderazgo y la dirección y estableció una normativa clara orientada a mantener los delitos a un nivel aceptable que les permitiese moverse con libertad. Sin embargo, no todos los malos de colores estaban de acuerdo con su forma de hacer las cosas: durante la etapa de Johns hubo un continuo crescendo de tensión que acabó reventando en la Guerra de Villanos, el arco en el que Frío y los que le eran fieles tuvieron que enfrentarse a Trompo y los suyos.


La Guerra de Villanos.

En cuanto a la relación con el resto de villanos, siempre ha sabido mantenerse en una equidistancia que le ha permitido mantener a sus colegas y a su propio pellejo a salvo. Formó parte de la Sociedad Secreta que azotó a los héroes en Crisis Infinita y de la Liga de la Injusticia, siempre en las últimas filas. Colaboración sí, pero sin asomar demasiado la cabeza. Negarse a participar en una iniciativa global de villanos es un suicidio pero también lo es ir en primera fila, llamando la atención. Hasta la antesala de Crisis Final en la que Snart – después de haber comprobado las aguas – manda al resto de malos a freír espárragos, dando el pistoletazo de salida a una de las miniseries de Crisis Final que constará de tres números, tendrá a los villanos de Keystone City como protagonistas y la frase “Esta vez es personal”, como anuncio de la serie. En Julio sale a la venta el primer número de Crisis Final: La Venganza de los Villanos, escrito por Geoff Johns y dibujado por el que le acompañó durante la mayor parte de la etapa, Scott Kollins. Ambos comentaron aspectos de la miniserie que fueron recogidos por Sergio Robla: anticiparon que habrá Capitán Frío para todos, y que podremos verle en una de las portadas. Donde se merece. El núcleo de la serie será hacer frente al desaguisado causado por la injerencia editorial (¡bien!) mientras se ahonda en la personalidad y organización de los villanos.


Imagen promocional del Capitán Frío para Crisis Final.

DESPEDIDA Y CIERRE

Len Snart es un personaje complejo e interesante, y es cuanto he intentado reflejar en este modesto artículo. Es la versión en el mundo de superhéroes del delincuente común, que va buscándose la vida sin querer meterse en demasiados líos, con un sentido de honor entre ladrones y una particular dinámica entre él y el héroe al que siempre está condenado a enfrentarse. Su trayectoria ha estado llena de avatares, aventuras y desventuras que lo han ido construyendo y de personajes en cuyo comportamiento con ellos hemos podido verle reflejado; y todavía tiene mucho que decir en los próximos acontecimientos del Universo DC. De ahí mi agradecimiento a Broome e Infantino por poner la materia prima y a Johns por darle forma y pulirla. Los villanos en general y los de Flash en particular han ganado mucho con su aportación.

36 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
gollipoldo
gollipoldo
Lector
26 mayo, 2008 16:34

Gran retrato del tito Len. Los Rogues son la salsa de Flash. Carecen de la popularidad del Joker, Luthor, Deathstroke o Brainiac, pero Frío se merece estar entre los grandes aunque sólo sea por el hecho de que no quiere estarlo (es de los pocos que, consciente de su peso, ha elegido ser un Villano en vez de un Supervillano).

Personalmente me encanta.

Phantomas
Phantomas
Lector
26 mayo, 2008 16:40

La galeria de villanos de Flash es incluso más interesante que la de Batman, en mi opinión. Y desde luego el Capitan Frio es uno de sus villanos más carismáticos. Sólo apuntar que la hermana de Snart, la Patinadora Dorada, era otra villana clásica de Flash…

Y en castellano es Amo de los Espejos, ¿no?

El Killer
Lector
26 mayo, 2008 17:27

Que buen articulo, los Rogues siempre me han parecido de lo mas pintorescos, son malos pero se puede confiar en ellos. Hay un capitulos de JLU en que se ve perfectamente la relacion entre flash y sus villanos

Lord Deu
Lord Deu
26 mayo, 2008 18:07

Me parece que se omite la, a mi juicio, injustamente menospreciada era de Messner-Loebs a cargo de Wally West, el arco del hombre puercoespin lo recuerdo con mucho cariño, y donde Capitan Frio le dice en su cara a Wally que du enemigo era el hobre y no el traje, estaba en aras de reformarse pero luego, (como sucede en la vida real tambien) implemente no pudo con su historial y con intentar llevar una vida honrada.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
26 mayo, 2008 19:06

Está claro que para gustos los colores, pero hacer de un tio con capucha y pistola congelante un villano memorable…

Lord Deu
Lord Deu
26 mayo, 2008 19:31

no juzgues a un libro por la portada, ni por sus portadas alternativas ni holgraficas ni por tener una enorme X en ellas…..

menglo
menglo
Lector
26 mayo, 2008 21:58

¿Que tiene que ver la capucha?

Es uno de los mejores villanos de Flash,vamos,mejor dicho,es uno de los mejores villanos del mundo del comic,solo hay que leer la etapa de Johns para darse cuenta de eso.

entonces que pasa…..el Joker es una mierda……joe que va de payaso,vaya mierda de villano…….

Chichonman
Chichonman
Lector
26 mayo, 2008 22:43

Como bien has dicho, Alberto, qué gran momento el de Frío combatiendo en el Escuadrón Suicida con su famosa frase:

“Odio e infierno son fríos. Y yo, estúpido, soy el Capitán Frío” 🙂

Spideykid
Spideykid
27 mayo, 2008 0:20

Nunca entendi ni entendere, como un tio asi puede ser uno de los grandes villanos de flash? como un tio con una pistola congelante puede darle a un hombre tan rapido que es capaz de vibrar a traves de la materia? en fin

Sergio Robla
Admin
27 mayo, 2008 0:33

Eso es como preguntar cómo puede Lex Luthor partirle la cara a Superman.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
27 mayo, 2008 0:35

Tu lo has dicho Spideykid. A mí personalmente me parece un villano bastante ridículo. De poderes poco destacables y de estética desfasada.

Mr. Zaxxx
Mr. Zaxxx
27 mayo, 2008 0:46

Supongo que cuando salgan los Universo DC: Flash podré estar de acuerdo con los que ensalzais al Capitán Frío…

experimento 626
experimento 626
27 mayo, 2008 9:04

se llama PERSONALIDAD, y Snart la tiene. Claro que habrá gente que piense que Cyrano de Bergerac era un tio con una nariz muy grande…

Phantomas
Phantomas
Lector
27 mayo, 2008 9:44

Nah, si para Spideykid y Ultrón los villanos memorables son del tipo Veneno y tal…

gollipoldo
gollipoldo
Lector
27 mayo, 2008 10:09

Los personajes no son solo poderes molones (si no pobre Batman o pobre Joker), tienen que tener algo que les dé carisma y les distinga y Frío entra perfectamente en esa categoría. Otra cosa es que Flash no sea conocido (como la mitad de la gente de DC) y por eso se menosprecie a sus villanos, que son de lo mejor del universo Marvel.

Si nos ponemos a analizar fríamente otros villanos populares de Marvel son, a priori, igual de “ridículos” o más que Frío:

* Kingpin: un gordo seboso que dirige los bajos fondos. Ya ves, superjodido de matar.
* Cráneo Rojo: un nazi (repito, un nazi…. en pleno siglo XXI) al que le han pateado el culo mil veces.
* Arcade: un tío que monta parques de atracciones mortales…. uau!
* El Doctor Octopus: poco menos que un anciano con brazos metálicos.
* La Mole: venga, más sebo.
* El Buitre: un anciano con alas. Aterrador.
* El Pensador loco: ohhh, un genio al que casi todo el mundo le supera en coeficiente intelectual…. brrrrrr, qué miedo.

Y sin embargo todos tienen su importancia.

Pues eso, la diferencia entre un personaje ridículo y brillante son las historias que tenga detrás, porque a priori sus habilidades o poderes pueden ser una chorrada. A mí todavía nadie me ha explicado porque Electro no está al mismo nivel que Magneto cuando sus poderes son prácticamente iguales (ambos controlan el campo electromagnético), y sin embargo uno es casi un dios y el otro es un patético.

Rev Theory
27 mayo, 2008 11:07

Creo que lo dijo J.M.Dematteis eso de “no hay villanos ridiculos, sino autores sin talento”. Da igual los poderes, lo que importa es el tratamiento.

Y no se gollipordo porque asumes rapidamente que son los fans de marvel los que critican a los villanos de Flash, que como siempre parece que leer marvel es de idiotas y leer DC es de sabios

menglo
menglo
Lector
27 mayo, 2008 11:28

¿¿Un villano de poderes ridiculos?? ?¿¿¿Pero le habeis visto en accion??Ademas,como algunos ponen de ejemplo,que mas da los poderes,Luthor ha sido siempre uno de los mejores villanos,lider de la Liga de la Injusticia,de la sociedad de Supervillanos,ect y no tiene poderes,ni falta que le hace.

Por cierto,un villano que da pena de un tiempo a esta parte,es Kingpin,que desde que lo cogio Bendis va de paliza en paliza.esto si es cargarse a un tio que deberia de acojonar.a ver si lo coge un buen autor y lo vuelve a poner en su sitio.

gollipoldo
gollipoldo
Lector
27 mayo, 2008 12:18

Rev, en absoluto he querido decir que son los fans de Marvel los que critican a los villanos de Flash (entre otras cosas porque yo soy fan de Marvel también…. me parece ridículo pensar que porque se lea una cosa no se lee la otra), pero he puesto ejemplos de villanos de Marvel porque por lo general son más conocidos que los de DC. Para que se pueda ver más fácilmente lo que quiero decir.

Peribáñez
Lector
27 mayo, 2008 13:25

>>Creo que lo dijo J.M.Dematteis eso de “no hay villanos ridiculos, sino autores sin talento”. Da igual los poderes, lo que importa es el tratamiento.

¿Eso no lo dijo Alan Moore?

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
27 mayo, 2008 14:21

Podéis decir misa, pero cualquiera reconocería que un personaje para mantenerse debe sufrir al menos alguna actualización para adaptarse a los tiempos y me parece que este lo pide a gritos.

En cuanto a lo que alguien ha dicho más arriba de Electro y Magneto… pues no, no tienen los mismos poderes ni mucho menos, me parece obvio, ni en naturaleza ni en intensidad. Magneto es mucho más poderoso que Electro, ya no es solo una cuestión de inteligencia.

¿Y se supone que debo sentirme mal porque me guste Veneno? Creo que el Capitán capucha ridícula no le llega ni a la suela de los talones. O no le llegaba, ahora el personaje está bastante vapuleado y machacado.

gollipoldo
gollipoldo
Lector
27 mayo, 2008 15:08

“Podéis decir misa, pero cualquiera reconocería que un personaje para mantenerse debe sufrir al menos alguna actualización para adaptarse a los tiempos y me parece que este lo pide a gritos”

Eso es muy relativo. El Capi no ha sufrido grandes actualizaciones y ha sabido mantenerse décadas (que nadie me recuerde lo de Nómada, por favor). Spider-man ha sufrido la última hace unos meses y casi es mejor no hablar de ella. La actualización de Green Lantern ha consistido en devolverle a sus orígenes (no en adaptarlo a los tiempos presentes, si no en volver a su esencia) y ha sido soberbia. En el mundo del cómic no ha reglas escritas y las actualizaciones no garantizan nada. A veces son necesarias y otras no.

“En cuanto a lo que alguien ha dicho más arriba de Electro y Magneto… pues no, no tienen los mismos poderes ni mucho menos, me parece obvio, ni en naturaleza ni en intensidad. Magneto es mucho más poderoso que Electro, ya no es solo una cuestión de inteligencia.”

Sí, si los tienen. Su poder se basa en el dominio de los campos electromagnéticos y son de origen físico, es decir, ninguna máquina les dota de poderes. Otra cosa es que uno lo aproveche y el otro no. Sólo hay que ver lo que hace Electro en Rykers al principio de “Nuevos Vengadores”, ¿cuántas veces ha estado ahí retenido y por qué no lo ha hecho antes?.

Y a ese respecto me remito a la wikipedia y al apartado de la descripción de poderes (yo no he leido la historia de la que habla, pero entiendo que es correcto lo que cuenta): “An experimental procedure heightened his powers, allowing Electro to store and absorb a seemingly limitless amount of electricity. He also seemed to gain the power over magnetism to a certain degree, allowing him to manipulate magnetic fields and move objects in a manner similar to that of Magneto, and could overcome his old weakness to water by using the electromagnetic fields around him to vaporize water before it could touch him. He made Spider-Man beg by stimulating the bioelectric currents in his brain, and was able to defeat Nate Grey by manipulating said currents in Nate’s brain to turn his own psionic powers against him”.

En definitiva, un guionista que sepa hacer las cosas puede elevar a Electro a la categoría de supercabronazo o rebajarlo a megapatético.

En DC tenemos el ejemplo del Dr. Luz, que tras Crisis de Identidad ha vuelto a ser un bastardo de primer orden.

Phantomas
Phantomas
Lector
27 mayo, 2008 17:49

“Podéis decir misa”

La misma que tú…

“¿Y se supone que debo sentirme mal porque me guste Veneno? Creo que el Capitán capucha ridícula no le llega ni a la suela de los talones”

No, hombre, es mucho más inteligente juzgar a un personaje porque lleve capucha que por ser… coño, un traje negro que resulta ser un alienígena, que es mucho más mejor, evidentemente.

Y va, venga, en serio, ¿cuanto has leido como para juzgar si es o no interesante? Porque además, sí ha sido actualizado desde la Edad de Plata a los tiempos actuales, pero en lugar de cambiarle el color del traje lo que han hecho es madurarle como personaje tridimensional y convertirle en un villano con matices y capacidad de liderazgo…

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
27 mayo, 2008 19:02

Sí, si los tienen. Su poder se basa en el dominio de los campos electromagnéticos y son de origen físico, es decir, ninguna máquina les dota de poderes. Otra cosa es que uno lo aproveche y el otro no. Sólo hay que ver lo que hace Electro en Rykers al principio de “Nuevos Vengadores”, ¿cuántas veces ha estado ahí retenido y por qué no lo ha hecho antes?.

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
27 mayo, 2008 19:13

“Sí, si los tienen. Su poder se basa en el dominio de los campos electromagnéticos y son de origen físico, es decir, ninguna máquina les dota de poderes. Otra cosa es que uno lo aproveche y el otro no. Sólo hay que ver lo que hace Electro en Rykers al principio de “Nuevos Vengadores”, ¿cuántas veces ha estado ahí retenido y por qué no lo ha hecho antes?.”

Pero vamos a ver, ¿tú has visto los niveles de poder de uno y otro? Magneto es mucho más poderoso que Electro de calle, no es solo una cuestión de “saber aprovecharlo” (que también) es que uno tiene mucho más poder que otro. Igual que Polaris tiene poderes magnéticos y es mucho menos poderosa que Magneto.
Esa historia de la que hablas efectivamente ocurrió en el 425 de Amazing y ponía a Electro en un nivel de poder similar a Magneto que antes no tenía y después tampoco, ya que en todas sus sucesivas apariciones ningún guionista ha vuelto a tener en cuenta aquella historia.¿Por qué? Tan simple como que si de repente Electro siguiera siendo tan poderoso ya no sería enemigo para Spidey sino para los Vengadores o algo así.

“coño, un traje negro que resulta ser un alienígena, que es mucho más mejor, evidentemente.”

Evidentemente. Como decir que Alien acojona más que mi vecino. Obvio.

Lord Deu
Lord Deu
27 mayo, 2008 19:37

depende de quien sea tu vecino…

Mr. Zaxxx
Mr. Zaxxx
27 mayo, 2008 20:40

Ultrón_limitado, deberías comprender que a quien sabe de física le acojona que un villano haya conseguido llevar la materia al cero absoluto 😉

Spideykid
Spideykid
27 mayo, 2008 23:43

Sinceramente no me gusta demasiado Veneno, lo de la copia malvada del heroe, no me va, al igual que Bizarro de superman!! ni uno ni otro. Lo que quiero decir, es que si haces un Heroe tan Superpoderoso como Flash, Superman, etc. No puedes colocarle despues un villano asi. El Capitan Frio quizas para Batman si, por muy intelegente que sea. Y creo que no es el mismo caso de Lex Luthor, Craneo Rojo,ni de Kimping, que ademas de su inteligencia y Fuerza en el caso de Kimping(SI esa mole es de musculo, hay vida despues de DC) tienen una superorganizacion detras(Mafia,Nazis, etc).

Phantomas
Phantomas
Lector
28 mayo, 2008 8:47

Coño, pero es que el Capitan Frio, además de inteligente por ser capaz de fabricar el solito una pistola que alcanza el cero absoluto, tiene detrás suya a los “rogues” a los que ahora lidera…

PD: Ultron, creo que hay alguien haciendo el troll con tu nombre (ver mensajes 25 y 26). O eso o descubro ahora que eres bipolar 😉

gollipoldo
gollipoldo
Lector
28 mayo, 2008 9:33

“Esa historia de la que hablas efectivamente ocurrió en el 425 de Amazing y ponía a Electro en un nivel de poder similar a Magneto que antes no tenía y después tampoco, ya que en todas sus sucesivas apariciones ningún guionista ha vuelto a tener en cuenta aquella historia”

Ahí es a donde quería llegar, a que en el fondo la importancia de un personaje no la determina un traje patético (si no pobre Baron Zemo) ni unos poderes o habilidades ridículos (que en el siglo XXI siga habiendo arqueros es jevy, y sin embargo tanto Ojo de Halcón como Green Arrow son personajes importantes), si no del talento del guionista. y un guionista que sepa manejar a un personaje, como le ha pasado recientemente a Johns con Frío, puede hacer auténticas maravillas.

La diferencia entre un secundario y un personaje de primer orden a veces es mínima. Electro, por seguir el ejemplo, podría ser uno de los grandes supervillanos de Marvel porque hay material para trabajar y sin embargo no es así. Mañana viene Bendis le da un aire como pasó con la Bruja Escarlata (que no hará falta que recuerde la importancia que gano de golpe) y se caga la perra con él. Y sin llegar al extremo de potenciar los poderes de un personaje, coges a un mediocre como Kraven, que prácticamente a nadie le importaba, y creas una maravilla como “La Muerte de Kraven” y elevas a ese personaje a los altares del cómic.

menglo
menglo
Lector
28 mayo, 2008 10:41

Kingpig tendra fuerza,pero ahora le zurra todo el mundo,que hasta Daredevil le ha metido ya varias palizas,cuando antes no era asi.

Y organizacion detras…..no despues de bendis.

I´m with a skrull!
I´m with a skrull!
Lector
28 mayo, 2008 11:12

La paliza de spiderman a kingpin me parecio cojonuda la verdad, esperaba el tipico intercambio de golpes epico, y el rollo “yo superpoderes, tu gordo cabron, tu me cabreas, recibes la de dios” me parecio bastante bueno y razonable, lastima que no sirviera de mucho (puto BND xD).
Con respecto al traje de frio… a mi me gusta ese toque Old school, creo que ha quedado mas que claro que con muchos personajes el intento de actualizacion termina siendo un error, vease con spiderman, cuantos trajes van ya? 5 si no me ekivoco, siendo el ultimo el iron spider (a mi me molaba, no entendia xq 3 bracitos y no 4 pero en si me molaba), y con todos ellos ke ha pasado? que han vuelto al original, al mismo de hace 50 años, ademas que a mi me gusta la estabilidad, en muchos casos los trajes son iconos en si, y si no sigues la serie de un personaje, sabes quien es por como viste, asi que no, no es necesario actualizar a un personaje cambiandole el traje, xq esta visto que la formula original es la que funciona.

Comiquero
Comiquero
29 mayo, 2008 0:39

Pues yo creo que el articulo es muy bueno, realmente Leonard Snart se convirtio en el Capitan Cool

Camelot
Camelot
30 mayo, 2008 9:12

Excelente artículo Alberto. No me interesa aquí discutir sobre si se trata de un villano ridículo o no, sino de un ser humano con prejuicios, historia, motivaciones y -para bien o para mal- un legado. Los poderes no lo son todo para que un personaje de los cómics pueda o no tener carisma y trascender dentro de sus fans. Ahí tenemos a Batman: un héroe sin superpoder alguno, pero con una inagotable complejidad interna, misma que lo ha convertido en uno de los grandes pilares de DC. Lo mismo es lo que hace valioso a Snart: la posibilidad de ofrecer nuevos y variados matices, y su capacidad de interactuar no sólo con las distintas versiones de Flash, sino con otros héroes, villanos de renombre o de poca monta, o con cualquier sujeto que se tope en la calle.
Gracias por el artículo.

harry7mason
2 junio, 2008 10:52

Por favor, el capitan frio es tremendo personaje.
La verdad si hablamos de quien es más poderoso o más actual mejor que los heroes sean como Goku o algo asi.
La gracia de los comics es que los personajes tienen caracter y despues de leer la etapa de Geoff Johns en Flash, creo que este es un tremendo villano.
La pistola de Frio hace que la meteria se detenga (algo de la ley termodinamica) y el frio o cero absoluto implica que no hay existencia alguna de movimiento. O sea es un enemigo perfecto para Flash