Flash Núm. 8

Por
0
930
 
flash_num8

Edición original: The Flash núms. 26 a 29 USA
Edición nacional/ España:ECC Ediciones
Guión:Christos N. Gage, Brian Buccellatto
Dibujo: Neil Googe, Patrick Zircher, Agustín Padilla, Pascual Ferry
Entintado: Neil Googe, Patrick Zircher, Agustín Padilla
Color: Will Quintana, Matt Hollingsworth
Formato: Rústica, 96 págs. A color.
Precio: 8,95 euros

 

Estamos ante el tomo de transición entre equipos creativos.

Son cosas que pasan.

En el anterior despedíamos a Francis Manapul y Brian Buccellato como arquitectos de los primeros 25 números de la colección del Nuevo Universo DC, aunque Brian se resista a dejarnos y nos acompañe unos números más. Atrás quedan dos años de trabajo excelente, a la altura de lo que hizo Waid o Johns con el personaje, a la espera de poder descubrir, no sin temor, lo que pueda estar por llegar.

Tras su enfrentamiento con La Fiera, una terrorista que busca lucrase con la venta de armas, Barry se ve atrapado por le pasado de Central y Keystone City. Un asesino regresa de la muerte para proseguir con su venganza, obligando a Flash a formar equipo con Deadman, mucho más capaz de enfrentarse a este tipo de amenazas sobrenaturales. Tras la revelación del objetivo principal del asesino, Barry, que sigue obsesionado con descubrir quien fue el asesino de su madre, demostrará tener más recursos de los esperados contra este tipo de amenazas del más allá.

Para mí Flash es un personaje perfecto. Siento verdadera fascinación por él, por lo que se puede decir que sigo al personaje y no a los autores que pueden o no estar trabajando con él. Por tanto puedo decir con fundamento que en este tomo hay algo que no termina de funcionar del todo y es que Flash no casa con los temas sobrenaturales. La sabiduría popular lo dice bien claro: no se pueden mezclar churras con merinas.

Sacar a los personajes de su contexto habitual exige tener una serie de habilidades como guionista que está muy por encima de las que demuestra en solitario Buccellato. Enfrentar a Flash a un ente sobrenatural puede ser una historia muy interesante, pero se ha de escribir bien, no como simple excusa para poder profundizar más en lo que de verdad importa, quien mató a la madre de Barry.

Lo esotérico llega a Flash
Lo esotérico llega a Flash

Sí, podemos pensar que es un buen recurso, ofreces algo novedoso, el personaje se enfrenta a un villano que no forma parte de su galería habitual… eso permite que rasquemos un poco más en el pasado y se dejen caer nuevas pistas sobre quien puede estar involucrado en el asesinato que carcome a Barry desde que esta cabecera vio la luz.
Pero a Buccellato se le escapa de las manos al no conseguir que la historia resulte natural u orgánica. Todo parece muy lineal, forzado para que de una conclusión se llegue a la siguiente, como si no se pudiera pensar en otra posibilidad que la que los personajes nos cuentan. Una lástima porque se nota que la historia está pensada para asentar unas bases claras que puedan ser usadas por el siguiente equipo creativo.

Resulta algo absurdo decirlo en una reseña sobre el hombre vivo más rápido dela Tierra, pero no hay mejor manera de definirlo que diciendo que la historia está contada de manera tan apresurada que termina por hacerse a sí misma la zancadilla. Siempre ha sido una colección rápida, pero eso no significaba que fuera aturullada. En manos de Manapul y Buccellato, los dibujos del primero terminaban por dejarte sin aliento y el tándem que ambos realizan en el guion remataba la sensación de inmediatez que una serie de estas características precisa.

Y eso nos lleva a comentar el apartado gráfico del tomo.

Abrimos con los lápices de Neil Googe, de estilo semi caricaturesco, que con un trazo claro y limpio nos hace movernos a la velocidad adecuada por una historia, la del enfrentamiento Flash con La Fiera, destinada tan solo a cubrir el expediente del mes. Aun así resulta un dibujo fresco, con planos de infarto, perspectivas rabiosas y diseños de página rompedores. Una gozada visual.

Una escena dinámica que funciona perfectamente.
Una escena dinámica que funciona perfectamente.

Para la segunda parte del tomo tenemos a los lápices a dos dibujantes. El primero es Patrick Zircher que nos muestra un trazo y línea más oscuros, cargados de sombras, que busca adecuarse más al tono de la historia. Un dibujo solvente para las dos primeras partes de la historia que remata Agustín Padilla.

Algo oscuro para mi gusto.
Algo oscuro para mi gusto.

Conocí a Agustín hace muchos años cuando tuve el placer de formar parte de la extinta editorial de auto publicación Burz Cómics. Agustín publicó con nosotros el tomo Exodus en el que ya apuntaba maneras con un dibujo con claros rasgos de Carlos Pacheco y Oscar Jiménez. La pena de dicho tomo era el guion que parecía el diario de un esquizofrénico perdido dentro de un laberinto a oscuras.

Todos tenemos un pasado.
Todos tenemos un pasado.

Agustín aclara algo su trazo, no hay que olvidar que el colorista es el mismo, por lo que la paleta de colores continua oscura, manteniendo ese poso a Pacheco y Jiménez que ya demostraba hace años. Su Flash es enérgico y con nervio, pero las escenas sin acción quedan algo sosas con fondos muy planos y carentes de detalle que remarcan claramente sus influencias.

Se pueden ver los rasgos primerizos de Pacheco y Jiménez.
Se pueden ver los rasgos primerizos de Pacheco y Jiménez.

Un tomo puente entre equipos creativos que busca ser capaz de darnos algo más que una historias de relleno, pero que no termina por encontrar su sitio con el personaje. Entretenido, sí, pero no pasará a formar parte de los cómics a recordar a lo largo del tiempo en nuestra memoria.

  Edición original: The Flash núms. 26 a 29 USA Edición nacional/ España:ECC Ediciones Guión:Christos N. Gage, Brian Buccellatto Dibujo: Neil Googe, Patrick Zircher, Agustín Padilla, Pascual Ferry Entintado: Neil Googe, Patrick Zircher, Agustín Padilla Color: Will Quintana, Matt Hollingsworth Formato: Rústica, 96 págs. A color. Precio: 8,95 euros  …

Review Overview

Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 6

6.7

Vosotros puntuáis: Be the first one !

Déjanos un comentario

Please Login to comment