Flash Núm. 6-9 (Renacimiento)

Los Villanos han regresado y Flash va a enfrentarse de nuevo a uno de sus elaborados planes. Pero como esto va de regresos, Williamson también nos trae de nuevo al Shade en la que es su primera aprición en Renacimiento.

Por
0
1581
 

Edición original: The Flash núm. 10-17 USA .
Edición nacional/ España: ECC Ediciones.
Guión: Joshua Williamson.
Dibujo: Carmine Di Giandomenico, Davide Gianfelice, Neil Googe, Davide Gianfelice, Felipe Watanabe .
Entintado:Andrew Currie, Delair Albert.
Color:Iván Plascencia.
Formato:Grapa, 48 págs. A color.
Precio: 3,25 euros.

 

¿Qué velocidad hay que alcanzar para poder estar en dos sitios simultáneamente? ¿La velocidad de la luz?

Obviamente no podemos responder a esta pregunta ya que no importa lo rápido que seas, nunca podrás estar en dos sitios a la vez. Y esto es lo que Williamson nos plantea en este segundo arco argumental de Flash, al tiempo que nos narra el regreso de Shade a Central City y la primera cita de Iris West con Barry. Cuatro números frenéticos, como no puede ser de otra forma en la serie del Velocista Escarlata.

Flash es una serie curiosa. Siendo como ha sido el motor de Renacimiento con la llegada de Wally West y su reencuentro con Barry, hoy en día se mantiene alejada por completo de cualquier trama asociada a la resolución de la misteriosa amenaza anunciada en el especial de Renacimiento. Todos sabemos que eso cambiará con la llegada del número 12 (ECC), pero que haya pasado todo un año antes de atacar una de las historias más interesantes de los últimos años en el Universo DC es, cuanto menos, desesperante para los aficionados al personaje.

Williamson nos tiene metidos en historias más o menos interesantes, llevando al personaje de un lado a otro, sin que perdamos el interés, pero sin dar un verdadero golpe encima de la mesa que de verdad permita empezar a pensar que estamos frente a una etapa para recordar.

La serie de Flash se mantiene en una zona confortable, sin asumir riesgos, centrada en contarnos historias en la que los personajes van avanzando lentamente a nivel de caracterización, las aventuras se suceden de forma intensa, en un todo muy agradable que precisa de un cambio. Cambio que llega tras los números de Shade y el de la mencionada cita, con la aparición de los Villanos, el grupo clásico por excelencia de enemigos de Flash.

Tras los números transicionales, los Villanos irrupen de lleno en la vida de Barry y demuestran todo su potencial como amenaza para el Velocista Escarlata. El Capitán Frío, Onda de Calor, el Mago del Clima, el Amo de los Espejos… villanos de segunda que gracias al trabajo de Mark Waid y sobre todo posteriormente de Geoff Johns, han evolucionado hasta ser un grupo a tener muy en cuenta dentro del microcosmos de Flash.

Los Villanos actúan de nuevo y lo hacen de tal forma que ponen a prueba a Flash y su velocidad. Escribir una serie donde el personaje principal tiene unos poderes que le permiten acabar con cualquier situación en un parpadeo es una tarea complicada. Hay que llevar al héroe siempre al extremo de sus habilidades, demostrando que sus habilidades no pueden hacerle ganar cualquier situación. Esto, unido a la propia forma de ser de Barry, es fundamental para poder elaborar una historia donde el conflicto sea algo más que correr y detener al villano de turno. La frustración de Barry, la gestión de su tiempo, no solo laboral, sino también el personal, definen y perfilan las inquietudes del protagonista que añaden capas a algo que hasta ahora, tras el primer arco argumental, estaba muy en piloto automático.

La serie progresa sobre todo en la parte personal de los personajes, Iris, Wally, Barry, parece que se van sintiendo más cómodos juntos y su relación va a adquiriendo el sentido que todos esperamos. Sin embargo, hay algo que sigue faltándole a esta serie, por entretenida e interesante que resulte, y es que Williamson logre un mejor equilibrio entre la parte superheroica de Barry y la personal. La primera la tiene perfectamente calibrada, sabe cómo darnos grandes momentos con Flash salvando el día, pero se descompensa respecto a la parte más mundana, la que permite ver a Barry como alguien cercano y tridimensional para los lectores.

Algo que está dañando mucho a la serie es el baile de dibujantes que está sufriendo por las ausencias de Carmine Di Giandomenico. Sus sustitutos salvo ocasiones puntuales no acaban de ser capaces de imprimir el nervio del dibujante oficial de la serie, por lo que el conjunto queda descompensado. Giandomenico tiene un estilo muy característico, muy personal, que podría definirse como confuso y violento, pero la verdad es que es perfecto para una serie en la que la velocidad es la protagonista. Lograr sustituir a este dibujante es muy difícil por la peculiaridad de su trabajo y los sustitutos, gente como Davide Gianfelice, Felipe Watanabe, Neil Googe, dan lo mejor de si mismo para no llegar a brillar como sí podrían llegar a hacerlo si no tuvieran a Giandomenico como objetivo a alcanzar. Veremos en los siguientes números que tal lo hacen gente como Jesús Merino (del que seguro nos encontramos un gran trabajo), o Howard Porter en la esperada saga de La Chapa. Dos dibujantes de alto nivel que puede hacernos olvidar las ausencias de Giandomenico de una vez por todas.

Flash es, aun con todo lo expuesto, una serie que merece la pena seguir. Su potencial es enorme y no decepciona en su lectura. Cada número es como un chute de adrenalina, dando de esta forma lo que uno espera de Flash en todo momento. Ojalá encuentre la estabilidad visual y que Williamson se sienta más intrépido para ir más lejos con un personaje que no tiene límites.

  Edición original: The Flash núm. 10-17 USA . Edición nacional/ España: ECC Ediciones. Guión: Joshua Williamson. Dibujo: Carmine Di Giandomenico, Davide Gianfelice, Neil Googe, Davide Gianfelice, Felipe Watanabe . Entintado:Andrew Currie, Delair Albert. Color:Iván Plascencia. Formato:Grapa, 48 págs. A color. Precio: 3,25 euros.   ¿Qué velocidad hay que alcanzar…
Guion - 6.5
Dibujo - 7.5
Interés - 7.5

7.2

Necesita algo más.

Buenas historias lastradas por el baile de dibujantes. Williamson debe apretar más en la parte de caracterización de sus historias si desea que Flash suba el escalón de calidad que precisa.

Vosotros puntuáis: 8.06 ( 5 votos)

Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]