Estado Futuro: El próximo Batman

El futuro en Gotham es aciago para los héroes enmascarados, pero el próximo Batman está dispuesto a combatir contra ello.

Por
0
2870

Edición original: Future State: The Next Batman núms. 1-4 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion:Brandon Thomas, John Ridley, Paul Jenkins, Paula Sevenberger, Vita Ayala
Dibujo: Aneke, Emanuela Lupacchino, Jack Herbert, Laura Braga, Nick Derington, Rob Haynes, Sumit Kumar
Color: Tamra Bonvillain, Arif Prianto, Gabe Eltaeb, Trish Mulvihill, John Kalisz
Traducción: Felip Tobar Pastor
Formato: Rústica, 264 págs. A color.
Precio: 24,95 €

Un nuevo Batman, una nueva Gotham, un cómic no tan novedoso.

“No tengo opción.”

Estado Futuro llega a España, la iniciativa que pausara durante dos meses las series regulares en USA. Un evento donde se trata el posible futuro de los héroes con una importante presencia de nuevos personajes y también nuevos autores que llegan a DC Comics. Una serie de cómics donde el legado es parte importante, una apuesta a desarrollar en las series regulares que aquí se muestra en su evolución y que el tiempo dirá si queda como una curiosidad o los personajes presentados tienen un verdadero recorrido en la editorial. Porque, aunque cueste esperar que este futuro llegue a darse, por lo menos tal cual, sí es posible que una cantidad variable de personajes hayan llegado para quedarse. ECC publica Future State en distintos tomos, con una primera remesa este septiembre y una segunda en el siguiente octubre, finiquitando el croosover en dos meses al igual que en su país de origen. Lo habitual en las distintas series de Estado Futuro es descubrir autores no demasiado conocidos o con poco bagaje dentro del noveno arte, migrantes desde otros medios. No es exactamente el caso del guionista, John Ridley, ganador del Oscar a Mejor guion adaptado por Doce años de esclavitud, ya se había dejado ver en el mundo del cómic con, entre otras, The American Way de Vertigo. El autor es el encargado de presentar al próximo Batman.

La narración del protagonista sitúa la acción desde el principio. Su voz nos pone en contexto sobre el Magistrado, mandamás del estado policial que es ahora Gotham City, donde se persigue a cada enmascarado, con orden de disparar a matar, proclamándose este nuevo Batman como su objetivo número uno. Se aprecian rasgos similares entre este murciélago y el del pasado, ninguno mata y ambos tratan de salvar la vida hasta aquellos que seguramente no lo merezcan. Como es lógico en este tipo de personajes que heredan el manto de un gran héroe, el nuevo enmascarado se reafirma en cierto momento, inseguro aún sobre ser el dueño de la capucha, él es Batman ahora.

El primer capítulo juega con el lector con respecto a la identidad del próximo Batman, casi que te engaña. Personaje del círculo de Bruce Wayne, no es tan apegado como podría esperarse pero tampoco es alguien ajeno. El nuevo Batman tiene una difícil situación, todos los miembros de su familia tienen posiciones encontradas respecto a los enmascarados y la fuerza suficiente para mantener su opinión. Sin ánimo de ceder lo más mínimo no se puede llegar a ningún acuerdo y el protector de Gotham deberá lidiar contra el Magistrado sin nadie en el que apoyarse.

Este Batman no tiene muchos, ni siquiera un batmóvil blindado, armado y veloz para escapar de las difíciles situaciones que se le planteen, su vehículo es una moto común, haciendo de este protector de Gotham una versión menos pudiente que la anterior, lo que indudablemente le complica las cosas. Ver a Batman conducir un coche utilitario hace de esta versión una menos glamurosa, por fortuna para el héroe, sí dispone de los habituales gadgets tan característicos del murciélago.

El cómic se centra en el contexto del futuro Gotham y en la caza del murciélago, sin profundizar en las motivaciones del héroe. Se pasa de puntillas por su vida (tan solo sabemos de su familia), por su único aliado, o por su relación con el auténtico Batman. Algo que probablemente hubiera sido más interesante que una historia con la policía privada del Magistrado persiguiendo al enmascarado mientras se relaciona con personas comunes de Gotham que viven una tragedia personal, mayor o menor, mejor o peor contada, pero que ocupa las páginas del cómic, presentando un nuevo Batman con un aire social que lidia con el drama de las bandas callejeras o la venganza de las personas en un mundo cruel mientras lucha contra un enemigo mayor. Una trama que se siente tremendamente común, sin aprovechar la premisa del futuro lo suficiente ni explorar a fondo al nuevo encapuchado. Se echa en falta un enfoque mayor en el protagonista, a pesar de que prácticamente ocupe cada página del libro. Un Batman con atractivo, que genera cierto interés, al que no le hubiera venido nada mal un mayor desarrollo o estar inmerso en una historia con un final cerrado, más épico y definitivo, para adquirir enjundia y cariño por parte de los aficionados.

Nick Derington está sublime en el primer capítulo, por desgracia único número del que se encarga. Su habitual dinamismo y espectacularidad continúan presentes, pero en contraposición a su último acercamiento al personaje, junto a Bendis en Batman Universo, el trazo y el entintado es ligeramente más sucio, algo que viene muy bien a la decadencia de Gotham y a la trama callejera. Cuenta con Tamra Bonvillain que aplica una paleta de colores sombría que indudablemente ambienta convenientemente. Laura Braga trabaja en el resto de capítulos, otorga un buen trabajo pero lejos del atractivo visual de Derington. Sus fondos son detallados, la narración es buena y los rostros expresivos, con cierto debe en alguna postura extraña de los personajes. Arif Prianto se ocupa del color de los números de Braga, eligiendo una paleta algo menos intensa y oscura que su colega en el primer capítulo.

El tomo cuenta con un conjunto de historias incluidas en su país de origen en The Next Batman. Son tramas que expanden la premisa del cómic principal con un vistazo a distintos personajes de la batfamilia que no tienen serie propia dentro de Estado Futuro. El Caballero de Arkham, los Outsiders, Stephanie Brown, Cassandra Cain o las Sirenas de Gotham, cuentan su situación a raíz del estado policial del Magistrado, con alguna revelación importante y un interés variable, como suele ser habitual en las historias de complemento. En ellas se dejan ver autores de la talla de Paul Jenkins, Vita Ayala, Sumit Kumar o Emanuela Lupacchino.

El próximo Batman es un cómic entretenido que a pesar de estar ambientado en el futuro cuenta una historia aplicable a nuestros días, vista muchas otras veces, que sirve como presentación del nuevo Batman, un personaje con mucho que explorar y a explotar. Un “elseworlds” correcto con un importante plus de interés al ser un posible futuro de la continuidad oficial de la editorial. Es de esperar que el protagonista de esta historia se desarrolle en la serie regular de Batman y veamos sus pasos hasta convertirse en el cruzado de la capa.

Lo mejor

• El nuevo Batman resulta atractivo.

Lo peor

• Batman está bien definido pero cuentan poco sobre el personaje.

Edición original: Future State: The Next Batman núms. 1-4 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion:Brandon Thomas, John Ridley, Paul Jenkins, Paula Sevenberger, Vita Ayala Dibujo: Aneke, Emanuela Lupacchino, Jack Herbert, Laura Braga, Nick Derington, Rob Haynes, Sumit Kumar Color: Tamra Bonvillain, Arif Prianto, Gabe Eltaeb, Trish Mulvihill, John Kalisz Traducción:…
Guion - 6
Dibujo - 7.5
Interés - 7.5

7

Entretenido.

Un cómic entretenido que despierta interés por el nuevo murciélago, un personaje a desarrollar en el futuro, que no termina de aprovechar todo el potencial de la iniciativa ni de su protagonista.

Vosotros puntuáis: 5.44 ( 11 votos)
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments