EL TRUCO FINAL (EL PRESTIGIO), de Christopher Nolan

Por
49
719
 

EL TRUCO FINAL (EL PRESTIGIO) (THE PRESTIGE, EEUU-UK 2006, Drama-Thriller, 128 Minutos)
Dirección:
Christopher Nolan.
Guión: Christopher Nolan, Jonathan Nolan (Sobre la novela de Christopher Priest)
Reparto: Hugh Jackman, Christian Bale, Michael Caine, Scarlett Johansson, Rebecca Hall, Andy Serkis, Piper Perabo, David Bowie.
Música: David Julyan.

 

Valoración:

Resumen: Angier y Borden son dos jóvenes y prometedores magos. Su futuro como compañeros se presenta brillante, pero un dramático suceso crea entre ambos una fuerte enemistad. Desde ese momento cada uno vivirá para desarrollar el truco final, y derrotar así a su enemigo.

Crítica: En una de las frases de The Prestige, pronunciada por el insigne Michael Caine, se afirma que el público participa en el espectáculo debido a su deseo de ser engañado. Pero el público no busca ser objetivo de una mentira, sino ser sorprendido, quedar estupefacto ante el buen hacer de un artista que convierta lo mundano en algo mágico. Tal vez en este matiz residan todos los problemas de este Prestigio, híbrido bastardo de El Ilusionista, Sospechosos Habituales y Los Duelistas. Otra tara de la que adolece el filmes es que independientemente de su habilidad, todo cineasta que trata la magia quiere convertirse a sí mismo en mago. Directores y guionistas parecen querer suplantar al prestidigitador, e intentan ganarse al público invocando sorpresas brillantes extraídas del oscuro fondo de un sombrero de copa. Por desgracia, en The Prestige, se percibe el doble fondo, los cables, el aleteo de la paloma oculta en la chistera, la amenazadora trampilla oculta a los pies del mago. Al contrario de lo que dictan los cánones del cine, la película invita al público a que la preste la mínima atención posible. Un escrutinio más profundo que esa leve curiosidad, desbaratará sin duda el truco final, dejando al espectador con un suspiro, no de sorpresa, sino de resignación. Aunque decepcionante en ese aspecto, The Prestige no es una película en absoluto desaprovechable. A pesar de su anecdótico uso de intérpretes como la deseada Scarlett Johansson, Nolan demuestra su eficacia como director, enfrascado de nuevo aquí en una narración obligadamente fraccionada, en la que su punto fuerte es, además de logrados recursos visuales (como la contraposición colora en el funeral), la obsesión que domina a sus protagonistas. Como ocurría en el mencionado debut de Ridley Scott, Angier y Borden no intentan vivir, sino que el otro no viva. Ambos magos superan los límites de la rivalidad en un continuo secuestro de la vida de su contrincante. La felicidad se torna así en la destrucción del enemigo y los propios seres queridos, en piezas de una contienda inútil con un destino claro como único final. Y ante eso no hay trucos que valgan.

O.K.: Su notable factura técnica a todos los niveles.

K.O.: Se queda en un complicado truco… fallido.

49 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Buho
Buho
28 enero, 2007 15:00

Pues a mi me ha parecido genial de principio a fin. Hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien en una película de este tipo (“El Ilusionista” me resultó un tostón”). Vale que es tramposa y que si prestas atención desde el principio, te hueles todo el pastel (a mi me ocurrió), pero eso no impide disfrutar las piruetas del guión, de su compleja narrativa o de las interpretaciones de sus actores. Incluso puede que esas excentricidades del guión le den su personalidad. No he leido el libro en el que se basa y, como siempre, es cuestión de gustos, pero a mi me ha parecido una pelicula genial. Muy recomendable.

pater
28 enero, 2007 15:18

a mi también me gustó mucho… y aunque sabía de la identidad de cierto personaje desde que le eché el ojo a su “maquillaje”, hubo otros aspectos argumentales que me sorprendieron, sobre todo lo relacionado con Tesla, que dirige la historia hacia la orilla de la ciencia ficción ¡y que me encantó por impredecible!
y la Scarlett es que no me dice nada como actriz, siempre hace de tía buena, de tentación carnal y nada más, así que para mi fue lo peor de la película.
por otro lado, espero con impaciencia a que los Nolan se pongan con la siguiente de Batman… ¡que hay ganas!
un abrazo!^^

grijaldo
grijaldo
Lector
28 enero, 2007 15:50

a mi me parecio cojonuda,tendre que ver el ilusionista para comparar.saludos!

Chuask
Chuask
Lector
28 enero, 2007 16:02

Híbrido de entre otras el ilusionista??? Pero si está basada en una novela!!! Dificilimente pueden tomar como referencia al Ilusionista; lo que creo es que el hecho de estrenarse después puede llevar a esa confusión.

Pablo Gutiérrez
28 enero, 2007 16:13

De hecho creo que The Prestige comenzó antes la producción.

Con eso de híbrido no me refiero a una copia, sino a una referencia para que los que no la hayan visto se hagan una idea de lo que se van a encontrar.

Espero haber aclarado dudas suscitadas por mi mala explicación.

Saludos!!!!

Fox
Fox
28 enero, 2007 16:19

Para mi el principal problema de la película es la tremenda trampa de guión que hace Nolan al introducir un elemento fantástico en la parte de Jackman, rompiendo por completo la coherencia que tenía el guión
Es buena, pero podía haber sido mejor y menos tramposa.
Y por favor, no comparemos, El Ilusionista es una absoluta mediocridad.

FOXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Templeton Peck
Templeton Peck
28 enero, 2007 16:25

¿Tramposa? Si desde un principio el espectador queda advertido del truco…
Y Nolan se limita a jugar con ello para tratar de despertar en el espectador algo más que el interés ¿o nadie entra a valorar las obsesiones de los magos? ¿o las constantes dualidades de las películas? ¿y la teoría cuántica que nos cuela?

No sé, Al menos yo, prefiero que me den las piezas y monto mi propio puzzle

El Ilusionista parte de un cuento y tiene su propia personalidad, distinta de la El Prestigio, por lo que tratar de compararlas me parece erróneo ya que ambas tienen su propia entidad. (Erróneo como el considerarla un híbrido de la primera, Sospechosos Habituales y Los Duelistas, demasiado fácil…)

Espero verla en versión original

Iñaki
Iñaki
28 enero, 2007 16:27

¿Este Christopher Priest es el mismo que guionizaba tebeos?

Pablo Gutiérrez
28 enero, 2007 16:28

El Ilsuionista es una película completamente distinta pero que trata el mismo tema: la magia. Además apoyándose en ciertos trucos argumentales como lo hace el Pretigio. De ahí lo del híbrido (que la cosa es sacar punta eh? 😉

El Ilusionista aportaría a esa mezcla el tema, Sospechosos Habituales el giro, y Los Duelistas lo que a mí me parece la gran baza de The Prestige, que es la rivalidad obsesiva entre sus personajes.

Saludos y gracias por vuestras aportaciones!!!!

Templeton Peck
Templeton Peck
28 enero, 2007 16:28

Vaya, te has explicado mientras escribía mi comment, sorry Pablo.

¿Fantasía? Juraría que es Ciencia Ficción

Pablo Gutiérrez
28 enero, 2007 16:34

Nada tío. Anda que no agradezco yo tus aportaciones casi cada Domingo. Priest in person define su obra como Ciencia Ficción. 😉 De hecho co-escribió con Cronenberg su existenZ.

Y no, No es el mismo Christopher Priest. El guionista de tebeos se llamaba en realidad James Owsley y se cambió el nombre por el del novelista (sin conocer su existencia ni éxito) a mediados de los 90.

Ragnarok
Ragnarok
28 enero, 2007 16:55

Lástima… no puedo evaluar el giro. Me leí la novela y conocía ya el Prestigio. Eso sí: el argumento, aunque en lo esencial es idéntico, posee numerosos cambios importantes, hasta el punto que alguien que empiece la novela no entenderá de qué están hablando.

Lo único que puedo aportar es que, a nivel de adaptación, el argumento se ha simplificado un poco y el final lo dan mucho más mascadito en la película. Por otra parte, aunque la factura técnica de la película es increíble, sí eché de menos algo: Cualquiera que lea el libro se dará cuenta que a un nivel de estructura narrativa, resulta cuanto menos original.

Esa relativa innovación no aparece sin embargo en la película, y tal vez por eso en varios comentarios se haga referencia a que el giro final adolece de falta de sorpresa. Puede que lo que en la novela se contaba de una forma literaria innovadora, al ser contado cinematográficamente con una estructura narrativa convencional pierda fuelle. La novela es más grande que la película, de mayor excelencia, al igual que El Duelo de Joseph Conrad es mucho mejor que Los Duelistas, de Scott.

Por último un apunte, aún a riesgo de resultar gafapasta: aquellos que penséis que las películas dobladas no tienen nada que envidiar a las VO, os aconsejo que veais esta película en inglés, así como el Ilusionista (Paul Giamatti hace una interpretación vocal en esta última que es INCREIBLE).

Saltodemata
Saltodemata
Lector
28 enero, 2007 17:36

A mi el libro me gustó, aunque la solución argumental de la película me parece mejor, más redonda y elaborada, por lo que prefiero esta última como historia.

No es la primera vez que leo comentarios respecto a la conveniencia o no de introducir el elemento ficticio de la máquina de Tesla, pero a mi no me ha parecido mal. Y que me perdonen los fans, pero la mujer de Christian Bale le da mil vueltas a la actuación de la Johansson en esta peli.

Del Ilusionista… en fin, mejor ni hablo. Vaya bluff.

Xavier Blasco Grau
Xavier Blasco Grau
28 enero, 2007 17:59

Genial filme. Nolan no no has decepcionado.
El ilusionista también es muy buena, pero El truco final la supera holgadamente.
Maravillosa obra de arte.
Os la recomiendo encarecidamente.

xandar
xandar
28 enero, 2007 20:49

bueno … , al final el jackman saca las garras, o no?

dr.alergia
dr.alergia
28 enero, 2007 21:06

lobezno Vs batman y de árbitro… david bowie!

por cierto, el truco final del truco final se ve venir desde el principio.

Iñaki
Iñaki
28 enero, 2007 21:57

Ya, pero al final es Alfred el que ayuda a Batman, como siempre.

jmponcela
jmponcela
28 enero, 2007 22:01

¿No es aquí donde glosó una loa a la épica de “Superman Returns”?

Pues ya sabeis el nivel, Maribel.

Pablo Gutiérrez
28 enero, 2007 22:27

Me temo que esa loa la glosó un autor de un nivel infinitamente superior al mío.

En cuanto a Superman Returns, yo por desgracia tuve que llevarle la contraria. Aunque no sé hasta qué punto eso eleva o disminuye mi “nivel”.

Agente Graves
Agente Graves
29 enero, 2007 9:57

The Prestige es una muy buena película pero que podría haber sido mucho más si, irónicamente, no adoleciese de la explicación dada en los primeros segundos de metraje, donde Michael Caine explica los 3 pasos de un truco de magia. Lamentablemente, Chris Nolan pone todas las cartas sobre la mesa desde un principio y no corta la respiración del espectador para que espere y vea que ocurre antes de aplaudir. De todas formas, y a pesar de este grandísimo error, es una película muy disfrutable debido al gran número de giros de guión y porque, a pesar de saber, en mayor o menor medida, cuál será el desenlace final de la cinta, no sabemos como se llegará a él.
Por otro lado, decir que El Ilusionista es otra muy buena película, aunque con un estilo muy diferente, por lo que difícilmente comparable y está genialmente interpretada por ese genio que es Edward Norton.

Daniel P
Daniel P
29 enero, 2007 10:21

Retomando el asunto de “El Ilusionista vs. El Truco Final”, yo creo que las dos están bastante bien… aunque cada una a su manera. Como película me gustó más El Ilusionista, porque me sorprendió bastante sobre todo en su recta final, pero tengo que reconocer que parte de la película se hace un poco lenta y pesada. El Truco Final no me sorprendió tanto (la mitad de las supuestas sospresas ya nos las veíamos venir todos, ¿o no?…), pero me tuvo pegado a la butaca todo el rato por ver como se iba desarrollando la rivalidad entre los dos magos.
Ah, y estoy totalmmente con Saltodemata. Me gusta Scarlett, pero la la mujer de Christian Bale en la peli está que se sale.

Alberto Díaz.
Alberto Díaz.
29 enero, 2007 11:13

Señores, sé que es debilidad personal, pero ¿es que nadie va a hablar del personaje de Bowie, Nikola Tesla? ¿El Mago del Oeste? ¿El hombre que Edison no dejó cambiar el mundo?

Para mí, una gran película, y yo también pensé en lo de “Batman vs. Lobezno.” 😉

Un saludo!

Spideykid
Spideykid
29 enero, 2007 15:47

Pablo, te has lucido no tienes ni idea de cine por lo que se ve. Esta claro porque prefieres el Ilusionista. En fin sigue con los comics que es lo tuyo.

juan-man
juan-man
Lector
29 enero, 2007 15:48

“Puede que lo que en la novela se contaba de una forma literaria innovadora, al ser contado cinematográficamente con una estructura narrativa convencional pierda fuelle. La novela es más grande que la película, de mayor excelencia”

Me parece una auténtica burrada eso. Que siempre estamos defendiendo el cómic como arte, pero nadie alza la voz ante las sempiternas defensas de “la novela por encima de la película”. No me parece nada original la estructura narrativa de la novela (no creo que fuera tampoco la intención de Priest), a pesar de que la obra resulta sin duda muy apreciable. La sucesión de puntos de vista diferentes que narran la misma historia, permitiéndonos conocer cada vez nuevos datos y nuevos enfoques, está bastante vista. Sin embargo, la estructura de la película me parece cualquier cosa menos “convencional”. El juego de diarios que se cruzan es un ejercicio de escritura de guión que, como guionista que soy, me causa dolor de cabeza sólo de pensarlo. El goteo de información en el momento exacto es brillante, en tanto que hace avanzar la trama al ritmo exacto que el director quiere, sin por ello perder al espectador entre tantos saltos temporales (hay que hacerlo muy bien para que eso no suceda). Sí es cierto que se le puede poner un gran “pero” al truco de Nolan: se ve venir lo que algunos ya habéis dicho,

Aviso de Spoiler

lo del hermano gemelo de Borden.

Pero, en mi opinión, esa es la maestría del filme: te hace mirar ahí, sonreír, decir “ya he pillado el truco”… mientras que el truco no está ahí, el verdadero número de magia con el que Nolan nos quiere sorprender es

Aviso de Spoiler

el de Angier, y usa a Borden como distracción, como la “guapa ayudante” que se convierta en objeto de las miradas del público.

Él mismo plantea su teoría de la magia en la película y, de este modo, la sigue fielmente.

Aviso de Spoiler

Tampoco engaña, ya nos ha hablado de la existencia de esa “guapa ayudante”. Priest, en este sentido, hace lo mismo, destapando relativamente pronto la trampa de Borden para causar el máximo efecto con la de Angier.

Pero, en mi opinión, los Nolan redondean la obra de Priest, dan una motivación y una base mayor y mejor a la rivalidad entre los magos y, sobre todo, hacen un ejercicio de metatextualidad que en la novela es mucho más vago, apenas esbozado.

JackHawksmoor
JackHawksmoor
29 enero, 2007 15:55

Pero bueno,se habla de la peli esta aqui como si fuera importante,y es un bodrio.Y hay gente que dice que si piensas que esta peli es mala no sabes de cine.Jejejejeje.Que pelis habran visto ellos para que esta les parezca buena.Si hasta querran que gane el Oscar.

juan-man
juan-man
Lector
29 enero, 2007 16:07

No, JackHawksmoor, si una cosa está clara… todo el jodido mundo es crítico de cine. No hay más que darles un teclado y una conexión a internet y se creen que su opinión así, lanzada al aire y sin justificar ni argumentar, tiene alguna validez. El señor Pablo Gutiérrez ha ejercido un análisis con el que no estoy de acuerdo, pero lo argumenta de un modo tal que no puedo dudar de su cultura cinematográfica y su criterio, aunque yo no llegue a las mismas conclusiones que él. Evidentemente, no se me ocurre decir “qué películas habrá visto él”. En fin, que el respeto por el trabajo de otros, a algunos se les fue por el váter.

Hago extensiva mi opinión a Spideykid y jmponcela.

Pablo Gutiérrez
29 enero, 2007 18:30

Agradezco que hayas captado el sentido de esta sección juan-man.

Yo no intento estar en la posesión única de la verdad, simplemente intento argumentar mis motivos. Del mismo modo creo que otro tipo de críticas, sin ir más lejos la tuya, igualmente argumentadas, enriquecen este espacio. Me alegra que se participe con esa intención y que haya diversidad de opiniones.

Un saludo.

templeton peck
templeton peck
29 enero, 2007 19:54

Vistas las pelis de los Nolan, parecen relojeros y las primeras, mecanismos de precisión…

Ragnarok
Ragnarok
29 enero, 2007 20:32

A mi no me parece ninguna burrada lo que he dicho juan-man. En la literatura de ciencia ficción y en la narrativa “comercial” contemporánea la estructura del Prestigio (novela) no está muy vista. Es cierto que los puntos de vista múltiple no los inventó Priest, ni siquiera la estructura de diarios (de hecho Drácula está narrada así); pero cuando leí la novela me resultó un soplo de aire fresco y un ejercicio narrativo considerable el hecho de que la novela no tenga inicialmente ningún sentido para luego ir proporcionando las piezas que conforman el puzzle poco a poco.

Sin embargo la forma de narrar la película es convencional. Si has leído la novela comprobarás que la estructura narrativa se pierde: en el libro se contaba primero el punto de vista de Borden y luego el de Angier, en base a diarios y escritos que eran hallados por sus descendientes (que asumen el punto de vista del lector). Los diarios por separado no tenían ningún sentido e incluso me atrevería a decir que empatizamos (otra vez esta palabreja que tantos dolores de cabeza nos trae a ti y a mi) y nos identificamos con Borden o Angier en función del diario que estamos leyendo.

En la película esa forma de narración era insostenible pero el autor, en lugar de proponer una nueva forma de montaje (o renovar una antigua en desuso como hacía la novela) simplemente usa una narración que ya he visto en otras muchas ocasiones y, lo que es peor, recientemente. Por ello, la manera en que el libro descolocaba al lector no se asemeja ni en broma a la forma en que la película intenta (sin conseguirlo) descolocar al espectador. Es más, me atrevería a decir que el posicionamiento del espectador con respecto a los personajes es claro hasta la escena final.

Con esto no quiero reivindicar que la “novela esté siempre por encima de la película” (¿todo ha de ser siempre una reivindicación querido amigo?), simplemente que en este caso me parece que la novela supera a la película, sin desmerecer ésta en absoluto.

Por otra parte es algo incoherente eso que dices de que “el goteo de información en el momento exacto es brillante, en tanto que hace avanzar la trama al ritmo exacto que el director quiere” para afirmar inmediatamente que el truco de uno de los personajes se ve venir de lejos. Respecto al truco del otro… bueno, quizás debieras ver más cine de misterio e intriga (en el que los planos no suelen ser gratuitos), y en este caso el que abre la película es muy determinante. En cualquier caso no te veo capacitado para hablar (ya dije que ni yo mismo lo estoy) acerca de si los trucos funcionan o no, dado que habiéndote leído el libro (como parece que has hecho) no puedes abstraerte lo suficiente.

PD. Estrictamente, en la novela el truco de Borden se desvela después que el de Angier, justo como en de la película. Si alguien después de ver la máquina de Tesla no ata cabos… Eso no quita para que la línea argumental de Angier (que no aparece en la película por razones de metraje) cree nuevas incógnitas en el libro.

PD2. La metatextualidad no creo que sea aplicable a una película; pero en cualquier caso ¿qué relaciones metatextuales tiene la cinta?

Ragnarok
Ragnarok
29 enero, 2007 20:34

Por cierto hay libros que me parecen mediocres y que dan lugar a películas maravillosas; el más tópico es el Padrino.

Ragnarok
Ragnarok
29 enero, 2007 20:47

PD4 (vaya com estoy con las PD hoy). A un nivel extratextual (¿seguro que no era esta la palabreja que buscabas, juan-man?) el libro es más potente que la película.

La potenciación de los motivos que dan lugar a la rivalidad de los magos hace que el espectador sea más proclive a identificarse con uno durante todo el metraje.

Sin embargo, la novela exprimía el hecho de la nimiedad de estos motivos, y de la futilidad de tanto encarnizamiento por unos hechos que, en definitiva, no eran tan imperdonables. Eso reforzaba sus lazos extratextuales con El duelo de Conrad por ejemplo… (ahí coincido con Pablo en que el referente es claro)

templeton peck
templeton peck
29 enero, 2007 21:41

Ragnarok
Ragnarok
30 enero, 2007 0:22

… pues aprovechando esos puntos suspensivos templeton quisiera decirle algo a juan-man. El dia que discutimos por 007 Casino Royale no creo que ninguno de los dos estuviera en su mejor día. Tú dijiste algo que seguro que yo malentendí y me lo tomé como un atentado a la libertad de expresión.

El caso es que desde entonces no paro de pensar que tus intervenciones (aunque a veces nos tiremos los tiestos intelectualmente a la cabeza) son siempre interesantes y fundamentadas (aunque a veces se nos vaya la tecla) y que es más instructivo y agradable tenerte en las discusiones que tu ausencia.

Así que, quiero decirte que retiro todo comentario sarcastico/cínico/hiriente que pudiera haber hecho eso día y que en fin… espero seguir discutiendo contigo.

Deseando no acabar como Borden y Angier (o como Feraud y D’Hubert) me despido desde este offtopic descomunal, no sin antes advertirte que espero una contestación propia de ti a “mis burradas” 😀

[Sigamos discutiendo señores…]

juan-man
juan-man
Lector
30 enero, 2007 0:24

Bueno, por partes, como dijo Jack. En primer lugar, no creo que la originalidad o no de la estructura de una novela se pueda establecer en base al género. La estructura de diarios de Stoker no es importante porque sea en una novela de terror. A mí me gusta el ejercicio narrativo de Priest, no te lo niego, y estoy de acuerdo en las virtudes que le atribuyes. Simplemente, lo que no me parece es novedoso… pero no tiene por qué serlo. Esa estructura narrativa se pierde, pero se gana otra, en mi opinión mucho más acorde con el tono de la película (que está planteada como un “whodunnit?”, a diferencia del libro) y no menos interesante (te repito que el recurso de los diarios entrecruzados me parece resuelto con maestría, además de ser muy “Nolan”).
Por otro lado, no creo que la película juegue, como el libro, con el posicionamiento del espectador/lector respecto a los personajes.
Dices que “es algo incoherente eso que dices de que “el goteo de información en el momento exacto es brillante, en tanto que hace avanzar la trama al ritmo exacto que el director quiere” para afirmar inmediatamente que el truco de uno de los personajes se ve venir de lejos.” Si lees toda mi argumentación verás que no hay incoherencia, ya que opino que Nolan juega a que veamos ver ese truco, para desviar la atención del otro. El plano inicial de la película, para alguien que no se ha leído el libro (y estoy capacitado para hablar, puesto que yo me lo leí DESPUÉS de ver la película) no aporta información hasta que no se ha visto el filme. Es, simplemente, una declaración de intenciones. Y esto enlaza con la metatextualidad de la que hablé.
La metatextualidad sí es aplicable a una película, que no es otra cosa que texto fílmico (en Teoría de la Comunicación, el texto no es únicamente el que se compone de palabras). Las relaciones metatextuales de la cinta son… todas. Me explico: Nolan hace una película sobre magia, y la plantea como un truco. La película tiene las tres partes del truco mágico, incluído, obviamente, el prestigio. Empieza, igual que un truco de magia, y bajo el consabido “quiero que estés atento”, con el mago (Nolan) enseñándonos que no hay trampa (aparente), que sus manos y mangas están vacías: ese es el motivo del plano inicial. Y es, en mi opinión, esta metatextualidad, la que redondea la película y la eleva artísticamente por encima de la media.
De acuerdo, pues, con que a un nivel extratextual el libro es más potente. Pero a nivel metatextual, la película es, sencillamente, impecable.

juan-man
juan-man
Lector
30 enero, 2007 0:29

Vaya, estaba escribiendo cuando posteaste tú.

Voy a contestarte en spoiler, para dar más emoción a la disputa.

Aviso de Spoiler

Pues yo sí voy a acabar como Angier, el Angier de la novela, con una de las mejores frases de la misma (y que provoca quizá la mayor reacción extratextual, ya que estamos): “deberíamos haber sido amigos”

No recuerdo exactamente qué se dijo, sí recuerdo que hubo discusión, y acalorada. Así que, aprovechando que no lo recuerdo… pues eso, que por mí no hay disputa. Gracias por el pedazo de cumplido y sí, yo también espero seguir discutiendo contigo. Es más, si algún día coincidimos, no será tan interesante.

Ragnarok
Ragnarok
30 enero, 2007 0:41

Pero ahí falla algo tremendamente… y es lo que decía Pablo y lo que decía el propio Priest: desde qué punto de vista se puede establecer ese tipo de relación que tu llamas metatextual, desde qué punto de vista cuando afirmas que Nolan te ensela que no hay trampa (apatente) y que sus manos y sus mangas están vacías

Aviso de Spoiler

cuando se sacan “de la manga” una solución tan peregrina en el mundo de la magia como una máquina de teletransporte. De ahí que estemos hablando de ciencia ficción

PD La metatextualidad hace referencia al valor crítico de un texto respecto a otro; no hablaba tanto de la necesidad de un texto como de la ausencia de valores críticos de una película con respecto a sí misma u otra

Ragnarok
Ragnarok
30 enero, 2007 0:52

Esas últimas frases me han salido horrorosas… no obstante creo que me habrás entendido.

Aprovecho para añadir algo

Aviso de Spoiler

El hecho de que la película contenga un elemento de ciencia ficción invalidad la estructura de whodunnit… sería como decir en Seven que el asesino es un extraterrestre. De ahí que tanto Pablo como yo consideremos la película un ejercicio narrativo brillante (eso no pienso discutírtelo) pero que queda en un gran truco vacio.

Incluso si la narrativa hubiera mantenido el suspense hasta el final hubiera sido un fiasco. En parte pienso que Nolan, que no tiene un pelo de tonto, destapa el truco de Angier poco a poco precisamente para que no lo acusen de timador.

De ahí que piense que perder el sentido de confrontación y de empatía con los personajes fuera un error, pero con todo, la película es buena, mejor que lo que se ve últimamente. Pero que si hubiera tenido un estilo menos proclive al “asombroso giro final” y hubiera hecho aún más hincapié en los personajes, sería una película redonda.

juan-man
juan-man
Lector
30 enero, 2007 1:14

“desde qué punto de vista se puede establecer ese tipo de relación que tu llamas metatextual, desde qué punto de vista cuando afirmas que Nolan te ensela que no hay trampa (apatente) y que sus manos y sus mangas están vacías cuando se sacan “de la manga” una solución tan peregrina en el mundo de la magia como una máquina de teletransporte”

Precisamente porque, cuando el mago te enseña sus mangas vacías, aún así, tú sabes que hay truco. El consentimiento es, como Priest y Nolan saben, básico. Queremos ser engañados. Aceptamos que las mangas están vacías, pero sabemos que el mecanismo está oculto en otra parte. Es, en definitiva, “magia”.

Y la metatextualidad está, siguiendo tu definición, en que la película es en sí una teoría: “El cine es un truco de magia”. Que como teoría no es novedosa, pero el modo de explicarla fundiendo fondo y forma sí.

Por último, leyendo nuestros comentarios, creo que nuestras diferencias nacen de una cosa: quién leyó primero el libro y quién vio primero la película. Quizá si se cambiaran las tornas estaríamos de acuerdo. Pero como ya dije… no sería igual de interesante.

Batmito
Batmito
30 enero, 2007 9:23

Lo siento pero no puedo estar de acuerdo. La pelicula más previsible que he visto en años es “El Ilusionista” y sin embargo esta me tuvo atento desde el principio.

Daniel P
Daniel P
30 enero, 2007 9:56

Ragnarok y juan-man, tengo que deciros que aunque a veces tengáis esos puntos de vista opuestos da gusto leer vuestras argumentaciones porque son precisamente eso… argumentaciones. Que ya es más de lo que escriben muchos, que se limitan a insultar o decir alguna sandez que otra. Me acuerdo de la de Casino Royale porque me pilló a mí enmedio… y sigo pensando que mi argumentación no era simplista, Ragnarok (que conste).
Así que queda dicho: espero que sigáis “discutiendo”, y a ese nivel, por muuucho tiempo.
Y por cierto, me habéis picado la curiosidad por la novela en que se basa “El Prestigio”. ¿Podéis decirme cómo se llama? (aunque a estas alturas habrán sacado una nueva edición con el título de “El Truco Final” y portada con una foto de la peli, seguro…)

Ragnarok
Ragnarok
30 enero, 2007 10:04

Efectivamente Daniel… la novela la publicó hace tiempo Ediciones Minotauro y la portada simulaba un cartel de la época para anunciar espectáculos de magia, y el título era “El Prestigio”.

Ahora tienes ediciones en cartoné y bolsillo de la misma editorial, con el cartel de la película aunque el título no lo han modificado.

Gracias por tu elogio por otra parte.

juan-man eso que dices de que la diferencia depende en quién vio primero la película y quién leyó el libro lo comparto y de hecho lo pensé anoche. En cualquier quiero reiterar que la película me parece fantástica, las críticas que hago es para que (desde mi punto de vista) hubiera sido aún más excelente.

Dasdas
Dasdas
30 enero, 2007 13:13

2 x (…) que escribió Peck

Víctor Aguilera
30 enero, 2007 13:53

Yo no es por molestar, pero que sepáis que el final no tiene nada de que ver con la ficción, y sí mucho con la ciencia. Atentos al “gato de Schrödinger” (de ahí el gato que usan para probar la máquina)

http://www.novaciencia.com/2005/12/22/observan-cientificos-efecto-del-gato-cuantico/

jorge iván argiz
jorge iván argiz
30 enero, 2007 14:10

Sólo puedo recomendar a todo el mundo que lea la novela. Merece la pena

templeton peck
templeton peck
30 enero, 2007 14:35

Hasta que alguien invente la máquina de Tesla será CF. Si alqguien quiere acabar harto del dichoso gato que lea Mobius Dick.

Y gracias Dasdas…

shevek
shevek
31 enero, 2007 1:19

Vaya, que discusión más interesante.

Fui a ver la peli sin esperar gran cosa y reconozco que me no está nada mal.

Sólo quiero aportar un punto de vista sobre el supuesto uso de Ciencia Ficción.

No he leído el libro y a lo mejor invalida lo que voy a exponer a continuación.

Aviso de Spoiler

Pensé cuando vi la peli que la máquina de Tesla realmente no teletransporta nada.

Todo lo que sabemos de esa máquina es a través del monólogo final del mismo Angier que podría estar mintiendo y de sus diarios que podrían ser falsos, de hecho al final sabemos que han sido entregados por él mismo a Borden ¿qué mago desvela sus secretos tan fácilmente?

Creo que Angier recupera al doble que ya usó en el otro truco y que crea toda una farsa con tramoyistas ciegos que sacan cada día un recipiente de agua con un muñeco en el interior porque sabe que Borden irá a investigar.

El día que ve a Borden colándose en el escenario manipula el truco para ahogar a su doble.

Y ya que estoy paranoico, también tengo mis sopechas sobre la muerte de la mujer de Borden. Es evidente que ella descubre la verdad (en la última disputa le dice algo así como “les voy a contar lo que eres”) y se la iba a contar a Scarllet Johansson, quizá los Borden que han consagrado toda su vida al Prestigio serían capaces de deshacerse hasta de su propia mujer si fuese necesario.

Je, espero que no se me está yendo la olla.

Saludos.

Ragnarok
Ragnarok
31 enero, 2007 1:33

Bueno… en primer lugar shevek decirte que en el guión no sobra ni falta nada creo yo, por lo que creo (y no te lo tomes en absoluto a mal) que supones demasiadas escenas que no aparecen. En cuanto

Aviso de Spoiler

a la máquina de Tesla, sí que funciona. De los diarios podría desconfiarse, pero la escena final es de absoluta sinceridad por parte de ambos magos.

Además recuerda que el cadáver es identificado en el depósito por Michael Caine, que conocía al doble y al propio Angier y que posiblemente habría notado la diferencia.

Incluso el mismo Borden no tuvo problemas en identificar rápidamente al doble de Angier y, sin embargo cuando ve la escena del tanque de agua no duda de que es su antiguo compañero el que se está ahogando

juan-man
juan-man
Lector
31 enero, 2007 23:56

Daniel P., harás bien en echarle un ojo a la novela. Yo ahora estoy con otra del mismo autor, “The Separation” (creo que en castellano está con el título de “El último día de la guerra”, pero no me hagas mucho caso), y la verdad es que me tiene enganchado.

Me sumo a Ragnarok en el agradecimiento por el elogio (empezamos a estar de acuerdo en algo, humm… preocupante). Lo que ocurre es que es un placer debatir cuando hay contertulios que enriquecen la charla con sus argumentos y contrargumentos.

Saludos

Daniel P
Daniel P
2 febrero, 2007 10:19

Gracias a los dos por la información.

Justo ahora acabo de terminar “La Sombra del Viento”, que no había leído y me ha sorprendido gratamente, y estaba buscando otro libro para acompañar los trayectos en Metro.
Tomo nota de The Separation, por si El Prestigio me gusta…