El prolongado sueño del sr. T

Viaje interior.

Por
1
763
Portada del comic El prologado sueño del sr. T Max La Cúpula

Edición original:Ediciones La Cúpula
Autor:Max
Formato:Rústica, 84 Páginas
Precio:6,50€

Y créame, señor T., ¡¡estoy disfrutando de lo lindo!!¡Esta historia promete!

Para entender la importancia de El prolongado sueño del sr. T. dentro de la carrera de Max (1956) hay que comprender el momento y contexto en los que apareció. En los años noventa Europa estaba horrorizada por los terribles sucesos en la guerra de los Balcanes, la industria del cómic en España estaba en uno de sus puntos más bajos y el propio autor según sus palabras pasaba por una época personal oscura. Además, su carrera estaba algo más centrada en la ilustración. Así las obras que produjo en esos años podrían considerarse como su periodo oscuro, no solo en lo temático sino también en lo grafico ya que abandono el trabajo tan preciosista, lleno de líneas elegantes perfectas de pincel y colores luminosos, que estaba realizando hasta la fecha por un más nervioso y suelto, con líneas rotas de plumilla gastada y mansas de negros. La obra que inauguro este periodo es la historia corta Nosotros somos los muertos, en ella nos mostraba su cabreo ante la apatía de Europa frente a la guerra de los Balcanes, un tema que volvería a tratar en otra historia corta titulada Bienvenidos al Infierno. El prolongado sueño del sr. T. se puede considerar como la última parte de una trilogía junto a otras dos obras de Max de la época Órficas (Nordica) y Monologo y alucinación del gigante blanco (Sins Entido), aunque no se trate de cómics sino de libros ilustrados. En ambas se trataba a mitología, del origen del hombre y de mundo onírico e interior de los seres. Esos mismos temas estaban presentes en un proyecto que desarrolla en esa época llamado El mapa de la oscuridad, una obra de 170 páginas que por diversos motivos no llega a desarrollar. Lo poco que sabemos del guion de esta obra es que compartía el planteamiento de hacer un cómic más denso que sus obras anteriores además algunos temas y la idea usar varios estilos gráficos. El prolongado sueño del sr. T. se puede considerar la última parte de la trilogía antes mencionada, además de un punto y aparte en la carrera de Max, puesto que en el año de su aparición coincide con la creación de Bardín, el personaje que encarna la nueva etapa de su obra y lo reconecta con el humor, que estará siempre presente en su obra posterior.

El prologando sueño del sr. T. ve la luz de manera serializada dentro de las páginas de la revista El Víbora en 1997. Su aparición en la revista fue toda una sorpresa, ya que no tenía nada que ver con los contenidos que habituales de la publicación que perseguían unos objetivos mucho más lúdicos que reflexivos. Fue una forma de ensanchar los temas que aparecían en la revista. Posteriormente fue recopilada en 1998 como el duodécimo número de la colección Todo Max. Cuando apareció está obra en USA y Francia estaba en su apogeo el concepto de novela gráfica con obras como Maus, Persépolis, La ciudad de cristal, etc… Fue galardonada con el premio al mejor guion nacional en el Salón de Barcelona del 98, pero el impacto fue mucho más allá de los premios, ya que fue la punta de lanza de una nueva forma de entender el cómic en España, tanto por su temática, como por poder ser considerada una de las primeras novelas gráficas patrias, otra de las pioneras podría ser Rambla arriba, Rambla abajo de Carlos Giménez, aunque ese es un debate que deberíamos tratar en otra ocasión. Lo que sí fue es un salto al vacío en la carrera de Max, del que, por suerte para los que disfrutanos de su trabajo, salió exitoso.

La sinopsis de la obra es la siguiente: “El 17 de marzo de 1993, Cristóbal T., casado, empleado de una ferretería, se acostó en su cama como cada noche. Despertó 40 días más tarde en la U.C.I. del hospital. Lo primero que hizo fue pedir papel y lápiz a las atónitas enfermeras. Durante las semanas siguientes rellenó tres cuadernos con una narración detallada de todo cuanto había soñado. Lo que tiene en sus manos es una transcripción gráfica de su relato.”

Aunque apareció publicada por entregas la obra está concebida con un todo. Está estructurada en tres sueños, el de Su, el de Sara y el de Scallywax, que se desarrollan dentro del sueño de mr. T. Se trata de un viaje interior, onírico e iniciático, en el que Max explora las distintas caras ocultas que todos tenemos. Mr. T. es un personaje anodino que debe confrontarse con sus miedos, pero sobre todo consigo mismo ya que todos tenemos un lado sombrío, pero también un lado femenino y uno más reflexivo. Para encontrar la paz consigo mismo, mr. T. debe perderlo todo y aceptar sus distintas caras, para poder renacer como un ser completo. En la obra vemos muchos de los temas que ha tratado en otras obras como la interpretación de los sueños, la muerte, las distintas facetas del hombre, etc… Además, también vemos algunos de sus imágenes recurrentes como los ojos flotantes, los esqueletos de caballos. La obra trata de unos temas mucho más reflexivos y oscuros que los que había tratado Max hasta la fecha, quizás se pueda considerar el germen de su fama de dibujante filosofo que le acompaña.

El apartado gráfico es una evolución del que había usado para Nosotros somos lo muertos, que se alejaba de la línea clara preciosista y llena de color que había cultivado en los ochenta. En esta obra el dibujo, al igual que la historia, se vuelve más oscuro e imperfecto, las líneas realizadas con plumilla son más ásperas y rotas. Similares a las que vemos en las obras de Art Spiegelman, pero con la personalidad propia de cada uno de los trabajos de Max. Un dibujo más desnudo al igual que el personaje principal. Narrativamente es soberbia, con un gran control del ritmo y los tiempos además de escenas llenas de fuerza y tremendamente simbólicas. Las páginas están repletas de tramas y masas de negros y distintos estilos gráficos en función de lo que precise la trama.

El prolongado sueño del sr. T. es una obra fundamental para entender, no solo la trayectoria de Max, sino la del cómic español. Una historia compleja y densa que trata temas que no eran nada habituales cuando apareció el cómic. El único pero que se le puede poner es que quizás el final es demasiado explicativo, como si no estuviera seguro que el público fuera a entender la obra. Por cierto, es una obra que pide a gritos una nueva edición, ya que a pesar de seguir en catalogo merece un formato más lujoso.

Para acabar, un par de curiosidades sobre la obra. Una es que en su versión americana por parte de Drawn & Quaterly, el título de la obra es The extened dream of mr. D. para que no se confundiese con el famoso actor. La obra es que con motivo del veinte aniversario de L’Association en 2011, la editorial pidió a los autores que habían publicado con ellos que hicieran una versión de una página de una las obras que habían publicado con ellos, Max eligió la página 17 de El prolongado sueño de mr. T. en la que se produce un encuentro Bardín y el Señor T. Lo podéis ver pulsado aquí.

Perdí el equilibrio y me caí. Me caí, y me pareció que atravesaba mundos, y que los dejaba atrás a una velocidad inconcebible…

Edición original:Ediciones La Cúpula Autor:Max Formato:Rústica, 84 Páginas Precio:6,50€ Y créame, señor T., ¡¡estoy disfrutando de lo lindo!!¡Esta historia promete! Para entender la importancia de El prolongado sueño del sr. T. dentro de la carrera de Max (1956) hay que comprender el momento y contexto en los que apareció. En…
Guión - 9
Dibujo - 8.5
Interés - 9.5

9

Sueño

Max nos invita a un viaje a nuestro interior.

Vosotros puntuáis: 5.06 ( 2 votos)
Artículo anteriorZNPodcast #75 – Multiverso de Grant Morrison
Artículo siguienteNovedades ECC Ediciones mayo y junio 2020
Nacido en Barakaldo en 1977 donde sigo viviendo. Descubrí los cómics en una librería de barrio con Tintin, Asterix, SuperLopez y los personajes de Ibáñez. En 1989 descubrí los superheroes de la mano de Stern y Buscema con el numero 73 de la edición de Forum de Los Vengadores. A estas lecturas se fueron incorporando la novela gráfica y el manga, de los cuales, a diferencia de los superheroes, nunca me cansé. Todavía sueño con ser agente Espacio-Temporal y de Planetary, con visitar mundos de fantasía con el señor T., Philemon, Lord Morfeo, Arale y Thor. Viajar con Reed, Ben, Susan y Johnny al futuro y pasear por el cuartel de la Legión. Recorrer la antigua Roma con Alix y una cantimplora de poción mágica. Buscar Mú, perderme en un viaje al corazón de la tormenta, contemplar el Olmo del Cáucaso mientras paseo por un Barrio Lejano leyendo El almanaque de mi padre. Conseguir beber la sangre del Fénix. Leer, al fin, algún articulo de Tintín y de Fantasio sin que me molesten los absurdos inventos de Gastón. Perderme por las murallas de Samaris, mientras de la pirámide flotante de los inmortales cae John Difool. Enamorado de la chica de los ojos rojos y de Adele. Y cabalgar hacia el amanecer con Buddy Longway, Red Dust y el teniente Blueberry. Con un poco de humo azul en los labios...
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Malinwa
Malinwa
Lector
7 septiembre, 2020 19:19

Del Curriculum de esta obra podemos añadir que fue la ganadora de los premios Ignatz a la Serie más destacada del año 1999!
A ver si cae esa más que necesaria nueva edición