El Invencible Iron Man: El más buscado del mundo

Por
18
2330
 

Edición original: Invencible Iron Man #8-19 USA (Marvel Comics).
Edición nacional/ España: Enero 2014 (Panini comics).
Guión: Matt Fraction.
Dibujo: Salvador Larroca.
Entintado: Salvador Larroca.
Color: Frank D’Armata.
Formato: Libro tapa dura. 304 págs.
Precio: 27.50€.

 

La recuperación en tomos Deluxe por parte de Panini de la aclamada etapa de Matt Fraction y Salvador Larroca al frente de las aventuras de Iron Man continúa con una de sus sagas más importantes: El más buscado del mundo, en la que el dúo artístico explora las consecuencias de la Invasión Secreta en la figura de Tony Stark y aprovecha para deconstruir al personaje para devolverlo a sus orígenes.

Independientemente de su calidad como historia, el evento Invasión Secreta escrito por Brian Michael Bendis trajo al Universo Marvel una situación de lo más interesante en la que Norman Osborn, el villano clásico de Spiderman, se convertía en el nuevo hombre fuerte de la seguridad de los USA desplazando a Tony Stark de ese puesto. Este cambio de statu quo del personaje tuvo unas consecuencias tan importantes para él como las que tuvo el evento Guerra Civil para Steve Rogers. Así, en una especie de ejercicio de compensación del karma, los dos máximos representantes de los bandos enfrentados de superhéroes durante dicha Guerra Civil han acabado completamente defenestrados de sus posiciones o directamente apartados de la actividad superheroica. En el caso de Iron Man, el responsable de su serie, Matt Fraction, ha aprovechado la circunstancia para reinventar al personaje, haciendo un repaso a su pasado y quitando de en medio muchos de los elementos añadidos al personaje durante los últimos años (sobre todo introducidos por Warren Ellis) para acabar con una versión muy cercana al Tony Stark original.

Norman Osborn se hará con el control de la tecnología de Stark
Norman Osborn se hará con el control de la tecnología de Stark

Para tener clara la magnitud de la caída de Stark hay que tener en cuenta donde había llegado en los últimos años. Gracias al compuesto Extremis había conseguido llegar a una simbiosis con su armadura como nunca antes había tenido y elevando su poder a un nuevo nivel. Además, como vencedor de la guerra civil superheroica, había conseguido el puesto de director de SHIELD y había lanzado la Iniciativa de los 50 estados por la cual establecería un equipo de superhéroes en cada estado de los USA. Eran tiempos felices para Stark hasta que llegó Stane y sus ataques terroristas que casi llevan al colapso a Industrias Stark. A continuación la suerte de Tony Stark cambió con la fatídica invasión de los Skrulls. La debacle provocada por los Skrulls le hizo perder su control sobre Extremis, además de su puesto en SHIELD y el favor de la opinión pública quien volvió sus simpatías hacia Norman Osborn iniciando así el Reinado Oscuro en el que se enmarca esta saga. Así, arruinado, casi sin recursos y sin apoyo, Stark deberá afrontar uno de los momentos más difíciles de su carrera.

Esta saga empieza con el traspaso de poderes al frente de SHIELD (ahora HAMMER) entre Tony Stark y Norman Osborn. Lo que debería ser un incómodo trámite acaba convirtiéndose en una declaración de guerra de Tony cuando decide arrebatarle a Osborn la única copia que existe de la base de datos del registro de superhéroes que le hubiera dado acceso a todas las identidades secretas de los héroes enmascarados. Esta copia reside en el cerebro de Tony y para eliminarla deberá borrar parte de su propia mente, incluyendo recuerdos y habilidades que le permiten ser Iron Man. Antes de iniciar esta peligrosa tarea, Tony encarga a sus personas de confianza, Maria Hill y Pepper Pots, dos misiones: la primera deberá recuperar un disco duro y entregárselo al Capitán América y la segunda deberá hacerse cargo de Empresas Stark. Una vez que Stark inicia el proceso de borrado de la base de datos de su cerebro, se lanza a una huida desesperada que le llevará a recorrer el mundo huyendo de Osborn mientras va perdiendo cada vez más retales de su propia identidad.

Hay una nueva heroina en escena: Rescate
Hay una nueva heroina en escena: Rescate

Con esta saga Fraction inicia un ambicioso proceso de renovación del personaje que marcará el resto de su etapa al frente de la serie. En esta aventura, Fraction somete a Iron Man a una dramática y dolorosa regresión a sus orígenes tanto tecnológicos como personales en la que el escritor repasa el pasado de Tony Stark recuperando algunos de los momentos más destacados de su trayectoria reciente y antigua. Así, podemos ver como el uso de diferentes armaduras de Iron Man va marcando el progresivo retroceso de las habilidades del personaje hasta llegar a la primera de las armaduras Iron Man, aquella que se vio obligado a construir para salvar su vida mientras estaba prisionero de una milicia armada. Sin duda se trata de una forma brillante de acometer la renovación del héroe, llevándolo de forma gradual hasta el punto de partida para poder empezar de cero con él en esta nueva etapa. Este tour de force permite al guionista realizar una excelente caracterización de Tony Stark, mostrándolo más vulnerable y humano que nunca y analizando con detalle las cualidades que lo convierten en quién es y por qué sigue luchando a pesar de tenerlo todo en su contra.

A pesar de ser uno de los mejores trabajos de Fraction, la saga también deja en evidencia algunas de las flaquezas del autor. Por un lado está su excesiva duración, 12 números en los que el guionista dilata una historia que hubiera dado, como mucho, para 6 o 7. Por suerte, al estar presentada en un único volumen que permite leerla del tirón, este defecto queda mitigado en esta edición, aunque sigue siendo un problema a la hora de establecer el ritmo del relato. El otro problema, relacionado con el anterior, es la inclusión de dos líneas argumentales que se entrelazan con la principal y que están centradas en las misiones que llevan a cabo Maria Hill y Pepper Potts. Estas dos subtramas entorpecen el avance de la trama principal y desequilibran el conjunto. Mientras que la trama principal, la de Tony, está muy bien trabajada, con el justo sentido dramático y el excelente contrapunto al protagonista que ofrece la figura de Norman Osborn, la historia de Maria Hill resulta más torpe, artificiosamente manipulada (por la no justificada aparición del Controlador) para establecer un paralelismo entre ella y Tony en su pérdida de la propia identidad. A su vez la trama de Pepper Pots quizás hubiera necesitado más tiempo para hacer creíble su transformación en superheroina, que resulta demasiado precipitada. Aun así esta subtrama es una de las que establece algunas de las premisas más interesantes del futuro de la serie.

El enfrentamiento con Iron Patriot no pillará a Iron Man en su mejor momento
El enfrentamiento con Iron Patriot no pillará a Iron Man en su mejor momento

En la parte gráfica, Salvador Larroca sigue aportando solvencia y profesionalidad, manteniendo el ritmo durante todo el arco argumental sin necesidad de sustitutos. Su estilo permite darle a la serie un aspecto visual cercano a la versión cinematográfica destacando sobre todo la recreación de los muchos elementos tecnológicos y militares que aparece en la historia reforzando el ambiente tecnológico de la serie. Su labor también resulta imprescindible para hacer reconocibles las diferentes armaduras que usa el protagonista a lo largo de la historia haciendo verosímil a nivel gráfico la involución del personaje. En estos números se hace más patente la evolución del estilo del dibujante, que apuesta por un dibujo de líneas más simples y con menos detalle delegando en el coloreado digital buena parte de los acabados y de los fondos de muchas viñetas.

A pesar de sus defectos, ésta es una de las mejores historias que ha tenido Iron Man en los últimos años y el punto álgido del trabajo de Fraction y Larroca en la serie. Se nota que ambos artistas se volcaron con esta aventura para conseguir dar un giro trascendental al devenir de Tony Stark y Iron Man.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Reverend Dust
Lector
1 marzo, 2014 12:17

A pesar de sus defectos, ésta es una de las mejores historias que ha tenido Iron Man en los últimos años y el punto álgido del trabajo de Fraction y Larroca en la serie.
Una etapa de 60 y pico números, ¿y su punto álgido está en 11 números de los 20 primeros? Jodé, Alejandro. Me has quitado todas las ganas de leer la etapa, más aún sabiendo el declive larroquista posterior…

Me leeré esta saga y el resto me lo imagino. Gracias por quitarme carga xD

Antoine
Antoine
Lector
1 marzo, 2014 12:41

Ejemplo para poner en la escuelas del dichoso descropresive storytelling.

Aún así, leída del tirón está bien.

Pero al hilo de lo que cometamos ahí al lado, es imposible mantener el interés un año con las pequeñísimas dosis que ofrecía este tebeo.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
1 marzo, 2014 13:47

¿Lo de 37’50 está correcto? Porque a esos precios va a picar su…

Reverend Dust
Lector
1 marzo, 2014 14:07

Son 27.50, Lemmy.

Maylaïf
Lector
1 marzo, 2014 14:20

Recuerdo leerla mes a mes en su momento. La idea era potente y daba mucho juego, pero era una agonía esperar treinta días para luego acabarte el tebeo en tres minutos y acordarte desfavorablemente de la familia de Fraction al comprobar cómo forzaba el estiramiento de la trama al máximo. Para colmo, la edición española venía acompañada de la serie de Máquina de Guerra, que no era ninguna joya. No tardé mucho en bajarme de la colección (en el arco que iba justo antes de Asedio, no sé si se llamaba Stark Desmantelado o algo así, ya ni me acuerdo).

Ocioso
Ocioso
Lector
1 marzo, 2014 14:40

Yo nunca he sabido cuando le hicieron el agujero en el pecho a Pepper para meterle el foco. O sea, hay que quitar casi todo el esternon y dejar varias costillas sueltas. Esa no es una operación de vete para casa y si eso te tomas un Espidifen.

Lemmytico
Lemmytico
Lector
1 marzo, 2014 15:08

“Son 27.50, Lemmy”

Ya me parecía. Sigue siendo caro, pero no es una locura.

Reverend Dust
Lector
1 marzo, 2014 15:13

Hombre, son 27.50 por más de 300 páginas en tapa dura Marvel Deluxe. Entra dentro de “lo normal” xD

Khonshu
Khonshu
Lector
1 marzo, 2014 16:25

“Recuerdo leerla mes a mes en su momento. La idea era potente y daba mucho juego, pero era una agonía esperar treinta días para luego acabarte el tebeo en tres minutos y acordarte desfavorablemente de la familia de Fraction al comprobar cómo forzaba el estiramiento de la trama al máximo. Para colmo, la edición española venía acompañada de la serie de Máquina de Guerra, que no era ninguna joya. No tardé mucho en bajarme de la colección (en el arco que iba justo antes de Asedio, no sé si se llamaba Stark Desmantelado o algo así, ya ni me acuerdo).”

Y no fuiste el único. Yo sí la completé, pero se de varios casos de gente a la que este arco del más buscado les sacó de la serie tras el entusiasmo inicial con el tomo de las 5 Pesadillas.

Entre que esta saga era demasiado larga y el error de la inclusión de la infumable War Machine de Greg Pak, casi se cargan la serie.

Pero en conjunto éste “El más buscado…” me parece una idea muy ocurrente y una saga ambiciosa. De lo mejor de FRaction con el personaje.

Thorin_II
Thorin_II
Lector
1 marzo, 2014 18:13

Pues yo debo de ser mas raro que un perro verde porque esta etapa no me gusta. Fraction no me termina de convencer y el dibujo de Salvador Larroca lo odio hasta decir basta, me refiero a toda la etapa que ha dibujado de Iron Man claro está. No pude con ella. Lo dicho soy muy raro porque veo que hablan maravillas de esta etapa y a mi ni fu ni fa.

georgepak
georgepak
Lector
1 marzo, 2014 19:57

Interesantísima historia, Iron Man siendo cazado por todo el mundo.

Estoy de acuerdo con lo de las subtramas (me gustó más la de Potts que la de Hill) y con lo de la duración (en 7 números se podía contar todo)

Elbertus
Elbertus
Lector
1 marzo, 2014 20:19

Otro que la leyo mes a mes y fue agonizante, aunque fue buena etapa me estoy divirtiendo mas ahora, a ver que tal metropolitan. Y a mi me gusto el trabajo de Larroca que siendo de los que calcan el mejor.

Louontherocks
Louontherocks
Lector
2 marzo, 2014 1:51

A mi tambien me gusto la etapa aunque coincido con que es desesperante leerla mes a mes, lo que decidi hacer, por problemas de memoria es leerla por sagas no mes a mes. Cosa que aplico desde entonces a todas las grapas.

Por cierto, soy el unico al que el Osborn de Larroca le recuerda a Zapatero??

Arturo Porras
Autor
2 marzo, 2014 11:55

Corriendo llego. Es el precio por estar al día con la novedades (para mi es novedad, ya que no lo leí en su momento). Cada vez tengo más claro que el tándem Fraction-Larroca se marcaron una etapa digna de recordar en el vengador dorado. Al leerlo de un tirón, no se nota tanto lo de la trama alargada que algunos comentáis. Larroca no es mi de artistas favoritos, pero es cumplidor y al final te acabas acostumbrando a su estilo. Se agradece la uniformidad gráfica en estos 19 números. Veremos que nos espera en los siguientes tomos

Terrific Lines
Terrific Lines
Lector
4 marzo, 2014 0:53

Yo empecé a leerlo atraído principalmente por el hecho de que Tony Stark pasaba a estar al otro lado de la línea que el mismo había creado, entre superhéroes legales/ilegales.

Al menos se dió cuenta que lo del registro fue una mala (e injusta) idea. Otra gran diferencia entre el Stark de los cómics y el Stark de las películas.

La dejé a los pocos números por el ritmo de la serie, y en parte también por el dibujo. No es que Larroca me parezca mal dibujante, es que el uso excesivo de Photoshop y el recurso del modelo famoso como referencia en los personajes (ese Eduardo Noriega) me sacaban de la historia (que ya de por sí era poco interesante).

Saludos!

NobTetsujin
NobTetsujin
Lector
4 marzo, 2014 8:22

Poco más que añadir a la reseña, coincido en la opinión de sus puntos fuertes y débiles. En mi caso el problema de estirar el argumento quedó mitigado porque lo seguí en tomos Usa. Como comenta Maylaf, aquí metieron la serie de Máquina de Guerra y me negué a pillarlo.

Y sip, Reve, después de este arco todo va ya cuesta abajo…No es un bajón brusco (aunque diría que si es constante) pero Las Cinco Pesadillas y El Más Buscado del Mundo son lo mejor que hace Fraction en su etapa.

Backlash
Lector
4 marzo, 2014 20:08

A ver que tal con su hermanillo en Metropolitan. El primer número me ha gustado.