Desde nuestra tierra (10) Orn. Hª Universal: Berserker y las raíces del superhéroe

Por
7
247

Orn. Historia universal 3: Berserker
Autor: Quim Bou
Dolmen/Siurell – 64 pags – 14 €
Edición en castellano y catalán

Descripción editorial


La visita a la torre de un mago por parte de Aconis y Orn se complica cuando dos de sus criados deciden estúpidamente robar al propietario de la torre. Orn en estado berserker, una torre de la que es difícil salir con vida, dragones y una breve visita al universo de Orn… Y todo ello de la mano de Quim Bou, uno de los dibujantes españoles que más premios nacionales ha recibido por su excelente y detallado dibujo.

Comentario


Pronto hará un año que se desató en nuestra sección de comentarios, con motivo del estreno en España de Hancock, cierta discusión sobre qué podia considerarse como una película de superhéroes y qué no… a pesar de que estuviese protagonizado por justicieros en calzoncillos. O – en palabras de José Torralba ¿siempre que aparece en una obra ficcional un superhéroe, la película se adscribe al género superheroico y sus convencionalismos?

Discusión similar se había entablado tiempo antes en Con C de Arte, acerca de la propuesta de originalidad que suponía el relato de superhéroes y de cómo sus elementos propios hacían precisamente, del Noveno Arte, uno de los mejores vehículos narrativos para ese tipo de historias.

Sobra decir que, a pesar de lo novedoso que resultó en su día el planteamiento de Siegel y Shuster para el primero de los superhombres, no dejaba de hundir sus raíces en referentes varios, tales como la mitología clásica, la ciencia ficción y el imaginario pulp. Y, más aún, desde entonces el género no ha dejado de amalgamarse con modelos narrativos de estilos tan dispares como la space-opera, el relato policíaco y la comedia de situación.

Esta introducción debe servirnos para comprender que, precisamente por causa de esos imaginarios seminales de los que surge el cómic de superhéroes, hoy podemos encontrar elementos que nos parecen propios de este tipo de historieta en la tercera entrega de Orn. Historia universal, un relato de Espada y brujería obra de un autor que se reconoce muy alejado de los universos superheroicos estadounidenses.

Así, en este número de Orn nos hallamos con un relato cargado de enfrentamientos, donde priman la acción y el cuidado gráfico, todo ello aderezado con el acertado manejo de personajes y la lograda caracterización que son marca de la casa Bou. Una muestra más de que cada nuevo episodio de esta serie fluye por derroteros distintos según las necesidades de la historia, sin repetir esquemas de una vez a la otra y testificando la riqueza argumental que es susceptible de acoger este universo imaginario que Quim Bou tan bien ha construido. Y es precisamente en este marco de situaciones límite y combates a muerte que aparecen dos detalles que resultarán familiares al lector de superhéroes.

Por un lado, cual Bruce Banner en apuros, Orn desata por primera vez su naturaleza berserker para escapar de su encarcelamiento a manos de unos hechiceros.



Según cuentan, los berserker eran guerreros vikingos que combatían en trance, poseídos por el odio, insensibles al dolor, posiblemente por causa del consumo de alucinógenos. No queda muy lejos, este pérfil caracterial, de lo que nos explicaba R.L. Stevenson en El extraño caso del doctor Jeckyll y mister Hyde (1886), inspiración primera y más que evidente del Hulk de Stan Lee y Jack Kirby.

Pero, como avanzábamos, no acaban aquí las similitudes con la simbología superheroíca, puesto que en sus esfuerzos por escapar, Orn debe enfrentarse con un contrincante muy parecido a la “adorable Cosa de ojos azules”, ese Ben Grimm tan querido por todos los marvelitas que de vez en cuando – también él tenía – que vérselas con el alocado gigante esmeralda.



En el caso de Orn, según reza el texto, el gigante pétreo es en realidad un gólem, personaje perteneciente a la mitología judía que ha tenido alguna que otra traslación directa al cómic (en el Monolith de Jimmy Palmiotti, Justin Gray y Phil Winslade; en algunas historietas de Los Invasores de Roy Thomas y Frank Robbins; y en varios Strange Tales) y que, sin duda, tuvo no poca influencia en la creación del gruñón de los 4F, el chico de Yancy Street y sobrino de la tía Petunia, también surgido de la fecunda imaginación de Stan Lee y Jack Kirby.

Esperemos que todo lo dicho sirva para animar a los aficionados al cómic de superhéroes más reticentes a probar “con otras cosas” a animarse con esta estupenda serie que Quim Bou y Dolmen Editorial, desde su Línea Siurell, tienen a bien traer hasta nosotros con la periodicidad suficiente. No creo que queden defraudados. Buena caracterización, excelente narrativa, todo tipo de giros argumentales y escogidas dosis de acción, harán de su lectura una experiencia verdaderamente agradable 😀

Enlaces de interés

Mención a Orn, Integral: Dos Espadas en nuestras Recomendacions nacionales
Mención a Orn, Historia Universal en nuestras Recomendacions nacionales
Orn, Historia Universal tomo 1: Herdez
Orn, Historia Universal tomo 2: La isla Hormiga

7 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Ser
Ser
14 mayo, 2009 1:05

Gracias por la reseña!

Toni Boix
14 mayo, 2009 3:23

De nada, Ser… a uno le gusta escribir sobre lo que le gusta.

Quim Bou
14 mayo, 2009 8:54

Muchas gracias! 🙂
Lo pongo en mi blog!
http://quimbou.blogspot.com/2009/05/mes-ressenyes-sobre-lorn-3.html
Salut!
Quim

Tildoras
Tildoras
14 mayo, 2009 11:44

Compré en su momento el primer tomo de Orn Dos Espadas motivado por mi grandisima afición al comic de fantasía épica y/o heroica.
Ya estaba familiarizado con sagas fantásticas protagonizadas por animales antropomórficos como la saga de Redwall de Brian Jacques por citar una, y estaba seguro que Orn me podría gustar.

Acerté de pleno. A poco que uno va introduciéndose en la historia descubre que hay de verdad una leyenda que se construye en esta saga. Hay un mundo sólido digno de las mejores novelas del género y el dibujo a mi me fascinó.
Cuando se anunció que Quim iba a continuar la historia en una serie de (¿eran 12?) álbumes pues estaba encantado porque verdaderamente la historia daba para mucho más.

Ahora me gustaría conseguir el recopilatorio que hizo Maqui Ediciones con Orn Dos Espadas en un sólo tomo, pero no lo encuentro. Naturalmente lo busco en español ¿o salió sólo en catalán? uno no tiene nada en contra del catalán, pero claro al ser de Jaén pues como que no.

Toni Boix
14 mayo, 2009 19:57

Salió en ambas lenguas, pero parece ser que la edición no es de gran calidad, posiblemente por el hecho de que Maqui no es una editorial especializada en la edición de cómics.

Es de esperar que, en un lapso no muy grande de tiempo, Siurell saque también ese recopilatorio en mejores condiciones.

La verdad es que no sé cuántas entregas hay previstas para Orn. Historia Universal. A ver si se pasa algún implicado y nos lo cuenta.

Quim Bou
15 mayo, 2009 10:40

Hola!
Gracias por tus palabras, Tildoras. Respecto al recopilatiorio, se puede adquirir en la web de la editorial:
http://www.maqui-ed.com/
En cuanto a la cualidad de la edición, es verdad que sale malparada si se compara con la de Dolmen. En un principio, y aunque sea algo liado para el lector, la edición y reedición de este 2 Espadas seguirá en manos de Maqui. Hay que respetar los tratos 🙂
Lo encotrarás en catalán y castellano.

Y, finalmente, los 12 tomos de la saga de Historia Universal van a ser al final 13 álbumes. Eran 12, pero precisamente en el número 5, el que estoy empezando a trabajar ahora, era tan denso que lo dividí en 2 álbumes! 🙂
Salut!

Jolan
Jolan
15 mayo, 2009 14:54

Tildoras,
yo tengo la edición integral del Dos Espadas, de Maqui, y la edición me parece bastante correcta. Lo puedes comprar en castellano con facilidad encargándolo en su web. De todas formas, si Dolmen lo reeditara en color, seguramente me lo compraría también, porque lo pasé pipa leyéndolo. 🙂 Y ahora, pues disfrutando mucho también con el Historia Universal

Saludos.