Deadshot

Recopilación de dos miniseries inéditas dedicadas la personaje y un número unitario de Leyendas de Batman, que merecen ser descubiertas.

Por
1
1774

 
Deadshot

Edición original: Deadshot núms. 1 a 4 USA, Deadshot: Bulletproof núms. 1 a 5 USA, Batman: Legends of the Dark Knight núm. 214 USA.
Edición nacional/ España:ECC Ediciones.
Guión:Christos N. Gage, John Ostrander, Kim Yale.
Dibujo:Luke McDonnell, Phil Winslade, Steven Cummings .
Entintado:Jimmy Palmiotti.
Color:James Sinclair, Juliana Ferreter, Mike Atiyeh.
Formato:Cartoné, 248 págs. A color.
Precio:24,00 euros.

 

Dentro de todas las novedades que una editorial lanza cada mes siempre hay una que pasa casi desapercibida, enterrada por otras que en apariencia son más relevantes. Se trata de obras que encierran en su interior trabajos muy interesantes y dignos de descubrir pero que se ven relegados a una posición de retaguardia a la espera de que el posible boca a boca despierte en los lectores el interés por descubrirla. Y este mes de agosto hay un claro ejemplo de ello con el tomo de Deadshot.

Estamos en el mes en el que el Escuadrón Suicida ha llegado a los cines y de una forma u otra personajes que hasta hoy eran desconocidos para el gran público han pasado a estar en primera fila, por lo tanto, es una buena maniobra aprovechar el tirón cinematográfico para rescatar varias obras dedicadas a Deadshot e integrarlas en un tomo con el que no solo descubrir al personaje, sino también comprender y profundizar en sus raíces, vislumbrar su pasado y ver que detrás de la fachada de villano hay mucho más que saborear del que sin duda es el mejor tirador del Universo DC.

Y aun con el respaldo de la película este tomo puede quedar varado en las estanterías de las librerías, cuando merece la pena llevarlo a casa y devorarlo de principio a fin.

Lo primero que hay que decir del tomo de ECC es que las historias que se incluyen están colocadas de forma cronológica, es decir, la primera miniserie data del año 1988, la segunda del año 2005 y la tercera tiene fecha de venta de 2007. Está bien haberlas colocado de esta forma, pero la experiencia de lectura gana mucho si en vez de leerla tal y como están, empezamos a leer por la de 2007 y proseguimos con la primera miniserie, la de 1988, y terminamos con la de 2005. ¿Y esto por qué es mejor hacerlo así? La razón es bien sencilla. Si se leen en este orden se puede percibir de forma inequívoca la evolución del personaje, como los acontecimientos van cambiando su vida y como eso afecta a su forma de ser y actuar. En definitiva, resulta una lectura mucho más orgánica y fluida, enriquecedora y por definición, satisfactoria.

Una vez comentado esto, es momento de diseccionar un poco que nos podemos encontrar en este interesantísimo tomo.

La historia de 1988 está escrita por John Ostrander y Kim Yale, su mujer, como ocurre en el Escuadrón Suicida de aquella época, y nos lleva a seguir dos historias en paralelo. La primera es la de la psiquiatra que pugna duramente por descubrir que es lo que bloquea Lawton para desprenderse de su fría forma de ser y en la segunda Deadshot deberá salvar a su hijo secuestrado por unos antiguos enemigos.

tumblr_nzqfdmHL8i1sa2z61o3_1280tumblr_nzqfdmHL8i1sa2z61o1_1280

Esta narración a dos tiempos resulta especialmente interesante al ir intrínsecamente unidas. La primera va desmenuzando el pasado del personaje mientras que la segunda nos muestra de lo que es capaz y como gestiona su propia forma de ser. Ostrander y Yale trabajan a la perfección la historia para que esta vaya enriqueciendo al personaje, añadiendo nuevo valor y nuevos datos a su pasado y permita que el lector siga teniendo algo en común con un asesino letal al que poco o nada le importa morir. Retratan a Deadshot más frío y sanguinario que nunca, escondido tras su máscara, mientras se adentra en una espiral de violencia y destrucción de la que no va a salir especialmente bien parado.

Un ejercicio de escritura mayúsculo que ha soportado a la perfección el paso del tiempo, manteniéndose tan fresca como el día que se publicó.

La parte gráfica merece una mención, ya que se trata de Luke McDonnell, el mismo dibujante encargado de ilustrar la serie regular dedicada al Escuadrón Suicida de los años 80 y cuyo trabajo está a años luz del que desarrolló en la serie del grupo. Su trazo es más recto, más nervioso, más efectivo, más expresivo. Su narrativa está mucho más controlada y su composición de página resulta en todo momento muy atractiva. En definitiva, su dibujo está lleno de vida, al contrario del que nos obsequió en la serie del Escuadrón que parecía estar dibujado en piloto automático. Lo curiosos es que esta miniserie la dibujó paralelamente a su trabajo en la serie del Escuadrón, por lo que no se termina de entender el cambio de estilo.

Un trabajo en el que Ostrander y Yale demuestran el alto nivel de comprensión y cariño que le tenían al personaje. Una miniserie que debemos agradecer se haya rescatado por fin y haya dejado de estar inédita en nuestro país.

La segunda miniserie está escrita por Christos Gage e ilustrada por Steven Cummings, en la que ambos nos traen un relato con un profundo y ferroso gusto a western clásico donde Deadshot se ve arrastrado a un suburbio de Star City, en el que su presencia va a cambiar mucho las cosas para los vecinos de la zona.

Con una menor carga psicológica que la obra de Ostrander, lo que Gage plantea es una historia con la que poder descubrir que el pasado de Lawton sigue siendo algo lleno de secretos y que tiene un poderoso sentido del deber y el honor, lo que nos lleva a ver a Deadshot como un antihéroe y no tanto como un villano que en ocasiones es capaz de hacer que a su alrededor todo mejore, por muy censurables que sean sus métodos.

deadshotgreenarrow9tumblr_lw274oR9YF1r87hr5o1_r1_1280

La miniserie se lee con soltura e interés al poseer un ritmo narrativo muy controlado y una adecuada dosificación de la información, lo que hace inevitable llegar a empatizar con Lawton, haciendo que olvidemos que es un asesino a sueldo. Gage construye su historia sobre una trama clásica y lo hace de forma tan eficaz que no importa que ya lo hayamos visto mil veces.
En el otro lado del cuadrilátero tenemos a un dibujante cuyo trazo resulta muy expresivo, capaz de transmitir con el lenguaje no verbal de cada personaje, especialmente el de los rostros, que llegan a ser muy importantes para complementar el guion de Gage. Si bien es cierto que peca de ciertos excesos anatómicos, se puede decir que su trabajo es muy dinámico, fluido y orgánico, lo que ayuda extremadamente a la eficacia de la historia en su conjunto.

Y para cerrar el tomo tenemos una historia escrita de nuevo por Gage y dibujada, en esta ocasión, por Phil Winslade, aparecida en la serie de Leyendas de Batman. Aquí Gage construye un escenario nuevo con el que plantear un enfrentamiento entre Batman y Deadshot, que trasciende a lo físico para centrarse en lo psicológico.

Deadshot tiene un trabajo que hacer y Batman necesita que no se lleve a cabo dicho trabajo lo que lleva que ambos se tengan que enfrentar en un duelo donde la pose, las frases lapidarias y las amenazas juegan un importante papel. Dos egos enormes que chocan como dos bombas atómicas en el que, aparentemente, solo hay una salida posible. Gage deja que sea Bruce Wayne el que termine por comprender que hay una forma de parar a Lawton sin necesidad de enfrentarse mutuamente en combate. Para vencer a Deadshot hay que entender a Deadshot, hay que pensar como Lawton, meterse de lleno en su mente y darse cuenta que en su propia forma de ser está la manera de poder detenerlo.

dcd62dc689ffb88597cf1e537bb92243

En lo gráfico, Winslade es de los tres dibujantes el más oscuro y detallista, lo que añade profundidad a sus viñetas, sin perder por ello intensidad. Su estilo juega más con las sombras, con el volumen que estas pueden crear para esconder y realzar ciertos ángulos de los personajes, de forma que su apariencia cambie por completo de verlo a la luz del día a verlo entre las oscuras calles de Gotham. Un estilo que, al igual que en las dos anteriores, se fusiona con el guion de forma muy natural y fluida.

Un tomo que recupera obras inéditas en España y que nos permite descubrir tres trabajos que no deberían haber quedado inéditos y que hoy merece que entre todas las novedades del mes de las vacaciones no quede relegado al olvido en alguna estantería perdida. Una compra imprescindible para todos los seguidores del personaje y para todos aquellos que quieran saber algo más de Deadshot.

  Edición original: Deadshot núms. 1 a 4 USA, Deadshot: Bulletproof núms. 1 a 5 USA, Batman: Legends of the Dark Knight núm. 214 USA. Edición nacional/ España:ECC Ediciones. Guión:Christos N. Gage, John Ostrander, Kim Yale. Dibujo:Luke McDonnell, Phil Winslade, Steven Cummings . Entintado:Jimmy Palmiotti. Color:James Sinclair, Juliana Ferreter, Mike…
Guion - 8
Dibujo - 8
Interés - 9

8.3

Muy recomendable.

Un tomo que recupera obras inéditas sobre el personaje y que merece de nuestro tiempo y dinero. Un acercamiento certero y directo al personaje que añade tridimensionalidad al mismo.

Vosotros puntuáis: 9.06 ( 4 votos)
1 Comment
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Cristian Miguel Sepulveda
Autor
3 septiembre, 2016 22:16

Gracias por traernos la reseña de este cómic Gustavo. La verdad es que tiene muy buena pinta, me estas tentando mucho porque Deadshot es de esos personajes de los que he leído muy poquito como protagonista o personaje central, y siempre me ha parecido personaje muy interesante.