Dave McKean y su visita a Canarias

Por
9
234

La historia de los eventos tebeísticos en Canarias es la de una larga sucesión de iniciativas, esfuerzos, desencuentros varios e ilusión constante. La distancia y el asunto de la doble insularidad (para el caso de las islas periféricas) hacen particularmente complejo que, sin un desembolso económico de considerable importancia, pueda llevarse a cabo algo al estilo de lo que puede verse por la península. Pese a ello, hay diversos ejemplos que, con mayor o menor fortuna, han logrado prolongarse en el tiempo. Su historia queda para otra ocasión, pero el denominador común de todos ellos ha sido siempre el de moverse, principalmente, con autores españoles y nutrirse de la afición insular. Quizá por eso, a todos nos pilló con el paso cambiado saber que la primera ciudad española que albergaría la obra del ilustrador Dave McKean sería la urbe tinerfeña de La Laguna.


La visita del artista británico a Tenerife no tenía tanto que ver con el mundo del tebeo como con el de la fotografía. El Estudio ARTIZAR iba albergar su exposición Pholk, en el marco de Fotonoviembre 2009, un evento cultural que se celebra en Tenerife cada dos años. El propio McKean indicaba cuál era la naturaleza de su trabajo en esta ocasión: «Estas fotografías nacieron al visitar una serie de fiestas folk en el condado de Inglaterra donde resido, Kent. Más allá de los bailarines Morris y de los bailarines de clog dance ingleses, reparé en el extraño y variopinto enjambre de clanes y grupos, con el rostro pintado de negro y con zanfonas y palos de sauce, que invaden los bares y plazas públicas de las aldeas anfitrionas. Comencé a fotografiar a estas criaturas y pronto empecé a imaginar otras, personas menos comunes, con máscaras y marcas que representan el clima o el estado de ánimo, el paisaje o la locura de las tribus humanas».

Las fotos de la exposición –recogidas en el catálogo de la misma- indicaban claramente que los trabajos de don Dave resultaban tan sugerentes, inquietantes y sorprendentes como de costumbre. No es de extrañar pues que la tarde del 13 de noviembre, la vieja casa terrera que contenía las instalaciones de ARTIZAR se viera literalmente copada por una afición que conocía bien al autor por sus múltiples trabajos en ilustración, tebeo y animación. Allí apareció él, un caballero regordete y muy simpático que no tuvo ningún problema en firmar y dibujar cuantas obras se le presentaron, que no fueron pocas. La exposición se mantendría abierta hasta el día 12 de diciembre, aunque algunos trabajos han permanecido decorando el recibidor de la sala hasta fechas muy recientes.


Al día siguiente de la inauguración, McKean participó en otra iniciativa que se ha encargado de mantener viva la llama de los eventos tebeísticos en Tenerife, tras la desaparición del Salón del Cómic de Santa Cruz: Vino y Cómic. Se trata de una actividad impulsada desde la Denominación de Origen Tacoronte-Acentejo y, más concretamente, por Santiago Suárez, un aficionado al noveno arte que, desde hace varios años aprovecha que noviembre ha sido declarado “mes del vino” en la ciudad lagunera para enlazar el mundo vinícola con el de los cómic. Sabiendo que Frasco, uno de los responsables de ARTIZAR, había logrado traer al artista británico, aprovechó la ocasión para organizar un encuentro con los lectores en una céntrica librería, próxima al campus universitario, añadiendo la presentación de un tinto de connotaciones un tanto demoníacas. Don Dave soportó tranquilamente dos horas y pico largas dedicadas a firmar, dibujar y dedicar libros, con el consiguiente agotamiento de existencias de su obra en toda la isla. Después contestó a las preguntas que le hizo un nutrido aforo de asistentes y habló de su experiencia como cineasta, de las complejas y controvertidas historias que envolvieron su relación con una editorial como DC Cómics, de los orígenes de Vertigo y de muchas otras cosas, las cuales quedaron registradas por la emisora universitaria “Radio Campus”.


Primera parte de la charla


Segunda parte de la charla

Queda para el recuerdo una visita que hizo las delicias de una afición –la tinerfeña- necesitada de eventos de estas características, y que demuestra que el mundo del tebeo puede maridarse –y nunca mejor dicho- con ámbitos tan dispares como el del vino.


9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Visperas
23 febrero, 2010 18:02

El señor Mckean es un verdadero monstruo de la ilustración. Su estilo de dibujo me encanta en sus cómics y sus portadas… qué decir de sus portadas, The Sandman, una de mis obras favoritas, no sería lo mismo sin ellas.

JAVIE
JAVIE
Lector
23 febrero, 2010 18:41

La distancia y el asunto de la doble insularidad (para el caso de las islas periféricas) hacen particularmente complejo que, sin un desembolso económico de considerable importancia, pueda llevarse a cabo algo al estilo de lo sucede en la peninsula

No entiendo muy bien que tiene que ver,que piensas que jim lee va gratis al salon de barcelona por estar dentro de la peninsula?? El desembolo es igual sea la ciudad que sea, si no hay euros no hay firmas( como no sea una promocion)

Blade Runner
Blade Runner
Lector
24 febrero, 2010 0:38

McKean mu majo, el articulo muy bueno y la iniciativa muy curiosa, pero me queda una duda… ¡¿quien es esa chica tan mona que hay sentada a su lado…?!  ^_^ U

FrasCo
24 febrero, 2010 1:21

En principio, y ante el entudiasmo que ha despertado la muestra, se realizarán dos itinerancias, una en Lanzarote y otra en Fuerteventura, a la espera de cerrar una tercera en Las Palmas de Gran Canaria. Informaremos de todo ello en el blog de la galería: http://boletinartizar.blogspot.com/
Un saludo

FrasCo

Luis Javier Capote Pérez
Autor
24 febrero, 2010 1:28

Blade Runner: La chica guapa era la traductora-intérprete que se prestó a participar en el encuentro.

Javie: El tema de la doble insularidad tiene todo que ver, realmente, y fue sido uno de los problemas recurrentes del difunto Salón del Cómic de Santa Cruz. Cuando tu transporte es necesariamente el avión y los vuelos directos o con pocas conexiones no abundan, el coste no es, ni de lejos, el mismo.

JAVIE
JAVIE
Lector
24 febrero, 2010 1:43

Creo que especifique en » en este caso» y si no lo hice lo matizo ahora, a no ser que el genial DAVE MCKEAN viva en España ,lo cual es un dato que desconozco, si coje un avion da exactamente igual que el destino sea madrid que tenerife,los dos tiene aeropuerto, y lo apunte esto a colacion de lo de el desembolo,que entendi que dicho desembolo te refieres a lo que cobra el autor, en ningun momento hablo del evento ,ni de aforo de publico

Luis Javier Capote Pérez
Autor
24 febrero, 2010 2:12

La referencia a los costes como problema en los eventos comiqueros que se hacen en las islas (especialmente en el caso del Salón del Cómic de Santa Cruz, que es el que más conozco) la hago pensando en los costes de transporte. Por más que pienso, no recuerdo ningún caso de autor alguno que viniendo, cobrara por hacerlo, pero también es cierto que se trataba de un evento más pequeño y «familiar», donde no se planteaba ninguna cuestión de hacer negocio. Es más, al hacerlo en un espacio público, bajo los auspicios de una entidad pública, el asunto de vender nada era bastante complicado y solamente al final se hizo, pero a una escala muy pequeña. En cuanto al tema de los aeropuertos, no es cuestión de tener uno, sino de que haya vuelos directos o con pocos tramos. Si hablamos de traer a alguien desde Estados Unidos (como se hizo cuando vinieron Eric Shanower o Marc Crilley) el precio era absolutamente disparatado, porque había que tirar de línea regular y no de charter.  Eso contando con ir a una de las islas capitalinas. Si ya el evento es en una isla periférica (hubo dos salones del Cómic en La Palma) añade un tramo más.

Dan J. "Herbie"
Dan J. "Herbie"
Lector
24 febrero, 2010 2:32

Javie, no es lo mismo moverse en avión hasta la península que hasta Canarias, y eso si hablando sólo de las dos islas capitalinas: Tenerife y Hran Canria, ya del resto ni te cuento.

Como bien dice Luis, mover a un autor hasta aquí siempre se tiene que hacer , por ejemplo, vía Madrid o Barcelona, a menos que te gastes los cuartos en un vuelo directo, con lo cual el presupuesto del salón se va al…Piiiiii….

Pero bueno, lo triste es que venga un autor de esta categoría, y como siempre, se le de poca publicidad, y casi te enteres el día después por ver alguna referencia en algún periódico o web. Pero eso pasa en todos lados, seguimos siendo los «bichos raros» por ser adultos y que nos gusten comics «de niños»

JAVIE
JAVIE
Lector
24 febrero, 2010 2:59

ok,ahora si creo que lo entendido,mea culpa habre leido mal