Cullen Bunn invade la mente de Lobezno en el inicio de una nueva etapa en la vida del canadiense

Por
24
761
Aviso de Spoilers: El artículo que sigue a continuación trata información de actualidad en Estados Unidos, por lo que puede desvelar detalles argumentales que todavía no han sido abordados en la edición española.

Acechando en la entrada de un inhóspito centro psiquiátrico abandonado mientras tiene una conversación con un hombre muerto y lucha por evitar que sus tripas se desparramen por el suelo, Lobezno sigue la senda de un reguero de sangre que se adentra hasta un bosque limítrofe donde acaba de enfrentarse contra una legión de horrores inhumanos. Allí, el canadiense se prepara para reunirse con un detective de 150 años que le guiará para emprender una encarnizada guerra contra híbridos alienígenas junto a la hija del más famoso cazador de monstruos de la historia. Esta era básicamente la imagen que se reproducía constantemente en la cabeza de Cullen Bunn mientras planificaba su desembarco en la serie regular del popular miembro de la Patrulla-X con la responsabilidad de llenar el hueco de un Jason Aaron que ha sabido entender al personaje mejor que sus propios padres.

Tras varios años guionizando las aventuras en solitario del canadiense entre unas colecciones y otras, Aaron se limitará a partir de ahora a escribir sus aventuras grupales en Lobezno y los X-Men dejando la serie en manos de sus sucesores. Y si el último número de la colección sirvió para que el guionista de Scalped cerrase (de una forma un tanto precipitada) la práctica totalidad de los argumentos que tenía en curso y empaquetar en su equipaje aquellos que se lleva a su otra colección, hoy se estrena en Estados Unidos el número con el que debuta -todavía no se sabe por cuantos números- Bunn.

“Al contrario de la creencia popular, no he olvidado lo que soy. Hombre X, Vengador, estudiante, profesor, héroe… Arma. Compensar todos estos aspectos en conflicto nunca ha sido un paseo por el parque, pero ahora… Ahora hay sangre en mis manos, sangre que no recuerdo haber derramado…”

Habiéndose convertido de forma paulatina y dedicada en una referencia dentro del cómic independiente con obras como The Damned o la multirreferencial (y altamente recomendable) The Sixth Gun, Bunn llegó a la editorial hace apenas dos años, convirtiéndose poco a poco en una de las apuestas de la casa de las ideas. Sus primeros trabajos para Marvel llegarían en forma de historias cortas en antologías a cargo de varios autores como Armas Inmortales o Deadpool Team Up hasta que Miedo Encarnado le permitiese hacerse cargo de varias miniseries ligadas al evento como Las Profundidades o los especiales de La Viuda Negra o La Fundación Futuro. Recientemente el guionista completó su trabajo en la maxiserie The Fearless bajo la batuta de Matt Fraction y Christopher Yost mientras se prepara para hacerse cargo del team up del Capitán América en su cruce con Ojo de Halcón y tomar las riendas de las aventuras en solitario de nuestro canadiense favorito.

Eso por no hablar de su colaboración con Rick Remender en los últimos números de su etapa al frente de las aventuras de Veneno en lo que bien podría ser su primera toma de contacto de cara a suceder al guionista de Fear Agent como nuevo responsable de la serie. En resumen, de ser un escritor únicamente conocido por los asiduos del mercado independiente a tener en a tiro de piedra un hueco en tres de las franquicias más importantes de Marvel Cómics, Bunn es sin duda uno de los guionistas con mejor proyección del mercado del cómic superheroico actual.

A lo largo de varias entrevistas, el guionista ha hablado de sus planes para la colección citando clásicos como Días de Futuro Pasado o la saga de los Cosechadores como sus historias favoritas del personaje. Pretendiendo continuar con la dinámica de Aaron mientras nos lleva a su propio terreno, su primer arco argumental lleva a Lobezno de vuelta al Sanatorio Dunwich recuperando uno de los cabos sueltos de su predecesor en un enfrentamiento físico y mental contra el Doctor Rot.

Creado por Jason Aaron durante su estancia en Weapon X, este sádico y retorcido villano con tendencia a usar los cerebros ajenos como combustible para sus estrafalarios artefactos dejó una puerta abierta a la mente de Lobezno desde la que jugar a su antojo con los impulsos más sanguinarios de nuestro canadiense favorito. Esto es lo que le permitirá poner patas arriba el equilibro entre las distintas facetas de la vida de Logan, quien comenzará a verse afectado por constantes lagunas de las que despierta con sus manos teñidas en rojo escarlata.

Según palabras de Bunn, las garras, el adamantium y el factor curativo de Lobezno ofrecen una facilidad única para narrar enfrentamientos irresistiblemente viscerales imposible con otro tipo de personajes. Sin embargo, esto implica el handicap de que a la larga es difícil crear una sensación de amenaza con la que el lector sea capaz de preocuparse por la integridad del canadiense (como un videojuego en el que tienes vidas infinitas, vamos). El guionista añade que una de las soluciones más prácticas es usar a las personas de su entorno dado a que, al contrario que él, estos no son especialmente resistentes al daño físico.

Pero hay otras claves con las que sacarle un partido extra a esta debilidad como es su especial susceptibilidad a ser controlado mentalmente. Arma-X, Apocalipsis, La Mano… el historial de lavados de cerebro a los que ha sido sometido Lobezno para verse convertido en un arma de matar insensible e implacable es tan largo que cuesta añadir algo nuevo al concepto. Pero Bunn dice guardar un as en la manga al respecto -el que el propio padre del guionista fuese un profesional en el campo del hipnotismo y que él creciera fascinado en toda la mitología dentro de este campo ayuda- y que pretende arrojar luz al porqué de esta debilidad.

Bunn promete ofrecernos grandes dosis de acción y aventura durante su estancia en el título sin por ello olvidar el desarrollo del personaje -“Lobezno“, “desarrollo de personaje“… como se nota lo mucho que han cambiado las cosas desde sus primeros tiempos-. Todo lo que le ha ocurrido a lo largo de su vida ha ayudado a definir quien es Logan o, al menos, quien cree él que es. Sin embargo, cuando tu propia historia vuelve para morderte salpicando a aquellos que te rodean toda imagen preconcebida que albergases sobre ti mismo podría venirse abajo.

Acostumbrado como ha estado durante tantos y tantos años en usar la violencia para combatir la violencia -hundiéndose en un círculo sin fin que determinaría una vida salpicada de sangre y desgracia- Logan siempre ha actuado bajo la certeza de que el fin justifica los medios estando dispuesto a todo para proteger a los suyos aunque eso le colocase en la cuerda floja sobre la frontera que separa a los héroes de los asesinos. Si Logan ha podido permitirse vivir sobre ese límite ha sido por una seguridad absoluta de que sus actos iban encaminados hacia un bien mayor pero, ¿qué ocurre cuando las barreras que le permiten mantener este aspecto de su vida alejado de su familia y sus pupilos se convierte en un borrón haciéndole imposible confiar en su propio autocontrol mientras está junto a aquellos por los que se preocupa?

Con este arco innaugural de su etapa frente a las aventuras del canadiense, Bunn pretende dar un paso más en la interminable lucha de Lobezno por recuperar el control de su vida enfrentándose a sus propios instintos asesinos en una batalla interior que tendrá a Rot como maestro de ceremonias. Adentrándose en las raíces familiares del perturbador artista del asesinato y la casquería, Bunn desarrollará al personaje más allá de las bases introducidas por Aaron desvelándonos su relación con cierto concepto fuertemente ligado a la historia de Lobezno.

Sirviéndose de la historia como carta de presentación desde la que mostrarnos quien es y de donde viene -así como de su gusto por la sangre y las tripas-, Bunn nos advierte que este es solo uno de sus muchos planes crueles para poner patas arriba la vida del canadiense. De este modo, tras la finalización del arco autoconclusivo de Jeph Loeb y Simone Bianchi volverá a ponerse al frente de la colección para adentrarnos en una historia de horror y monstruos en la que Lobezno se unirá a Elsa Bloodston (la “E de América“) para enfrentarse a nuevas amenazas surgidas de su retorcida imaginación.

Considerando todo un honor -así como una gran responsabilidad- suceder a Jason Aaron al frente de la serie, Bunn cuenta con el beneplácito del guionista de Scalped quien confiaba en él como uno de los más firmes candidatos para sucederle tras su marcha de la cabecera. Manteniéndose en estrecho contacto con él y con Rick Remender (por aquello de ser los máximos responsables del devenir actual del personaje), Bunn mantendrá un enfoque similar al que su predecesor usara en Wolverine Weapon-X con una sucesión de arcos argumentales dentro de diferentes géneros con los que aprovechar las amplísimas posibilidades del personaje mientras conforma una trama mayor.

Amante de la continuidad, Bunn ha disfrutado zambulléndose en la amplísima e inusual historia del personaje, por lo que cabe esperar encontrarse a un buen puñado de viejas caras conocidas junto a personajes de nuevo cuño y recientes incorporaciones a la mitología del personaje como su hasta hace poco novia Melita Garner. El guionista afirma que cuando encuentra algo que le gusta -ya sea en una de las historias clásicas de Ms Marvel a alguna miniserie reciente relativamente poco conocida- no deja de darle vueltas obsesivamente hasta encontrar una forma de incluirlo en sus tramas. Pero aunque no será raro ver por la serie a invitados especiales ligados a Lobezno a través de los Vengadores, los X-Men o el Instituto Jean Grey, Bunn prefiere centrarse en las aventuras en solitario del personaje, por lo que estos se dejarán caer por la serie de forma bastante tangencial.

Lo que tampoco pretende es hacer de su etapa una esclava de la nostalgia, por lo que se tratarán de historias muy accesibles repletas de nuevas adiciones pese a que los más veteranos podremos ser capaces de captar como estas conectan con elementos clásicos de la mitología del personaje. Considerando su paso por Fear Itself: The Fearless como una toma de contacto perfecta con el canadiense -difícil olvidar la pelea entre Lobezno y Calavera– esperando poder contar con el beneplácito del público para poder desarrollar todas las ideas que tiene en su cabeza para el personaje.

En el apartado gráfico, Bunn contará para su debut en la serie con el poderío de Paul Petellier, con quien ya trabajó en la citada secuela de Miedo Encarnado y a quien probablemente recordéis por su trabajo en el Increíble Hulk de Greg Pak. Aparte de su inconmensurable épica, Bunn destaca la habilidad del artista para dibujar cualquier cosa que le pidas, desde flashbacks en la II Guerra Mundial hasta tiburones gigantes explotando en las profundidades del océano o batallas apocalípticas a gran escala.

Para los que tengáis alergia a los crossovers hay que añadir que la serie se mantendrá al margen de AvX -aunque probablemente se vea afectada por las consecuencias de esta si el estatus de Lobezno cambia de alguna manera- por lo que no tendréis que preocuparos por los añadidos anexos ni nada por el estilo. La única complicación es que tras su arco innaugural, Bunn dejará espacio para que Ivan Brandon firme un número autoconclusivo junto al todoterreno Rafael Alburquerque en el que Lobezno deberá tomar bajo su tutela a un reaparecido Elixir para hacer frente a un puñado de antiguos mutantes con siniestros planes para recuperar su lugar en el mundo (y a ver si alguien reconoce a los que aparecen en la portada de Esad Ribbic los únicos que se me vienen a la cabeza son Darkseid y Susurro A’Daire).

Tras este número, Jeph Loeb y Simone Bianchi tomarán las riendas de la series con un arco argumental autoconclusivo en el que despejarán todas las incógnitas en torno a Rómulo y el misterioso regreso de entre los muertos de Dientes de Sable. Tras la finalización de este arco, Bunn regresará a la serie para afrontar su segundo arco argumental. Hasta entonces podremos disfrutar de sus primeros pinitos en la serie cuyo primer número se publica hoy mismo en los Estados Unidos de América. A vosotros os toca valorar si el guionista está a la altura de Aaron o si será mejor esperar a tiempos mejores para la serie.

Por si a alguien le interesa disfrutar de otros trabajos del guionista dentro del entorno de la casa de las ideas, no perdáis de vista la serie de Veneno o el team up del Capitán América (aunque parece que en la serie regular del centinela de la libertad también meterá mano como nos revelaba nuestro compañero Pedro Monje hace unos días). Con ganas de volver a poner sus manos sobre Valquiria como dejó bien claro el final de The Fearless, desde luego se está aplicando a fondo para labrarse un hueco dentro de la editorial. Quien sabe si en un futuro no demasiado lejano lo veremos como parte de los arquitectos de Marvel Comics.

Enlaces de Interés: Bunn Get Visceral With Wolverine (CBR), Bunn Get Visceral With Wolverine (CBR), Rising Star Cullen Bunn Explores WOLVERINE’s Solitary Side (Newsarama), Bunn Gets His Hands Dirty with Wolverine (CBR), Cullen Bunn Scares WOLVERINE, Teams Up with CAPTAIN AMERICA (Newsarama).

24 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Xero Fernández
Lector
25 abril, 2012 13:27

Buenísima la portada de la cabeza flotante de Lobezno con ese toque surrealista tétrico. Que a Logan le hayan lavado el cerebro tantas veces puede dar mucho juego gráficamente, no sé cómo nadie ha ahondado visualmente en este campo!

Shinomune
Lector
25 abril, 2012 13:37

En la primera portada parece que Lobezno esté/vaya a cagarse encima.

the main man
the main man
25 abril, 2012 13:57

Habra que darle una oportunidad a esta nueva etapa, lastima que la vaya a interrumpir Loeb con sus polladas

secret avenger
secret avenger
25 abril, 2012 14:06

WTF paso con las puntuaciones???

El Asombroso Espaiderman
El Asombroso Espaiderman
Lector
25 abril, 2012 14:50

 Buen artículo. De mi parte, a este guionista le voy a seguir para ver que ofrece.

marc
marc
Lector
25 abril, 2012 15:59

¿Soy yo o Lobezno cada vez esta mas cerca de la temática de Ghost Rider?

Ocioso
Ocioso
Lector
25 abril, 2012 16:01

marc ha comentado: ¿Soy yo o Lobezno cada vez esta mas cerca de la temática de Ghost Rider?
 
¿Hay que elegir? Pues eres tu el que cada vez está mas cerca de la temática de Ghost Rider.

jorgenexo
jorgenexo
25 abril, 2012 16:45

Me encanta Paul Pelletier, un tío eficiente pero sin rimbombancias que lamentablemente logra tan poca consideración que en el articulo aparece mal su apellido y nadie se da cuenta… Nchts. (Las portadas del bueno de Samne, por cierto, cojonudas también, muy “cerebrales”).

Alex Cruz
Lector
25 abril, 2012 17:01

Que hermosa manera de dibujar un trasero sureño.

jorgenexo
jorgenexo
25 abril, 2012 17:05

Y hermosa manera de rajar un cuello sureño.

Brin London
Brin London
25 abril, 2012 17:56

La ultima portada aparece Lobezno con la nariz toda roja cual sera el motivo??
a/costipado
b/muborracho
c/lan dao un meko y su factor curativo esta currando

Vengador
Vengador
25 abril, 2012 19:17

Bunn me encantó en la primera entrega de The Damned, titulada en España Tres días muertos. A ver si alguna editorial se anima a publicar el segundo arco argumental: Los hijos pródigos, y también deberían publicar pero ya The sixth gun, que es una maravilla tanto de guión, como de dibujo (de Brian Hurtt).

Curioso
Curioso
Lector
25 abril, 2012 19:35

¿Le ha pasado algo a la novia de wolverine?

Curioso
Curioso
Lector
25 abril, 2012 21:16

Menos mal que no se la mataron, y me imagino que Logan se ha de estar reservando algo para la siguiente vez que encuentre a la cambia formas

Curioso
Curioso
Lector
25 abril, 2012 21:20

Estos modales, se me olvido agradecerte por la respuesta Daniel 🙂

Weapon-X
Weapon-X
Lector
25 abril, 2012 21:57

me lo acabo de leer y es buenisimo…y por fin regresa el Doctor Rot su nuevo enemigo que aparecio en 2009.Este nuevo arco promete,espero que Marvel no lo joda

Jedi
Jedi
26 abril, 2012 3:46

Osea que me banearon del otro solo porque no me gusta Puño de hierro?, o es que los comentarios se limitan a cierto numero de entradas?

richmord
richmord
Lector
26 abril, 2012 4:00

disculpen que vengo aqui, pero tenia que ponerlo en algun lado, MIREN POR FAVOR LA ULTIMA PAGINA DE FF 17, CREO QUE ES EL WTF MAS GRANDE DE LA DECADA…. POR FAVORRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!!

don Hector
don Hector
Lector
26 abril, 2012 4:08

Waw, éste cómic de Lobezno es más “gore” de lo que me imaginaba que sería, jajaja.

P.D. ¿por qué en vez de manitas verdes y rojas ahora hay una opción de reportar un comentario como “inapropiado”?

manuel
manuel
Lector
26 abril, 2012 7:46

“Amante de la continuidad”
Chupate esa Fraction, para contar historias no es necesario joder 70 años de historia.

Reverend Dust
Lector
26 abril, 2012 9:09

JEDI, no te han baneado de nada. El post está cerrado a comentarios para no seguir haciendo leña del árbol caído por los recientes incidentes y discusiones.

Además, todo apuntaba a que el tema del post estaba ya agotado, pero de lo contrario, imagino que los compañeros de ZN reabrirán el post cuando hayan limpiado todos los comentarios “irrelevantes” para futuras lecturas de otros usuarios.

En otro orden de cosas, ¿entonces éste es un buen momento para subirse al carro de la serie o voy a ser masacrado por la continuidad?

Reverend Dust
Lector
26 abril, 2012 10:48

Muchas gracias, DANIEL. ¿Sólo 4 números entonces? Bien, bien. Un peso de encima (de 300 números xD), ¡gracias!