Crisis Final: Legión de Tres Mundos

Por
26
2837

En primer lugar, remito a todos los que quieran leer un repaso somero, detallado e interesante de Crisis Final: Legión de Tres Mundos a los fantásticos artículos de Sergio Robla al respecto. Son magníficos y no vais a encontrar un análisis más rico y documentado en ninguna parte.

* Informe de Crisis: Legion of Three Worlds #01
* Informe de Crisis: Legion of Three Worlds #02
* Informe de Crisis: Legion of Three Worlds #03
* Informe de Crisis: Legion of Three Worlds #04
* Informe de Crisis: Legion of Three Worlds #05

Dicho esto, vamos al análisis sesgado y tendencioso.

Guión: Geoff Johns
Dibujo: George Pérez
Correspondencia Original: Final Crisis: Legion of Three Worlds #01-05
176 páginas – 15,95€

Crisis Final: Legión de Tres Mundos [L3M de ahora en adelante] es una de las grandes obras del año pasado y el enésimo buen trabajo de Geoff Johns y George Pérez, autores que crean joyas al mismo ritmo al que Brian Bendis crea bocadillos de diálogo. No entrará en los anales del cómic como una de sus obras maestras, pero sí es una historia muy entretenida, excepcionalmente estructurada y conducida y con un ritmo fascinante. Es, también, muy humilde en sus propósitos: busca desarrollar una aventura superheroica clásica que haga uso de la nostalgia sin que ésta, punto importante, tome el papel principal y se adueñe de la trama; persigue narrar unos acontecimientos intensos a la vez que profundiza en algunos personajes clave y muestra de forma simple pero efectiva el entorno en el que tiene lugar la acción. Es una premisa sencilla (bajo la que se ocultan propósitos más grandes, pero sería desvelar demasiado contenido), pero quizá por ello está tan bien llevada a cabo y el resultado final es tan satisfactorio. Es acción superheroica bien escrita, bien dibujada y con un montón de situaciones y momentos dignos de mención. Johns demuestra una vez más que si bien es en las series regulares – donde puede desarrollar un mayor número de sub-argumentos, plantear cambios a largo plazo, desarrollar grandes planes que vayan avanzando paulatinamente hasta eclosionar en los últimos números – donde más brilla, es un autor excepcional a la hora de escribir miniseries bien presentadas y concluidas. Su capacidad de síntesis es admirable, así como la variedad de situaciones que crea y los giros que es capaz de introducir, por no entrar en detalles como el uso inteligente de la continuidad o el análisis de los personajes. No hay formato que se le resista y L3M es prueba fehaciente de ello.

Pero, ¿qué hace de L3M un producto tan recomendable? Pues muchas cosas. En primer lugar, me gustaría llamar la atención sobre un aspecto que encuentro de los más destacables de la obra: el villano, Superboy Prime. El chaval presentaba un problema, que era el siguiente: es extraordinariamente poderoso, pero su personalidad y motivaciones no dan para mucho. No es ningún súper-cerebro que quiera conquistar el mundo a través de un plan intrincado y ni siquiera tiene un pasado inmediato muy profundo con el que jugar. Es un pequeño cabrón con delirios de grandeza, más músculo que cerebro – no deja de ser un adolescente y uno no particularmente maduro, además – y mentalidad de sociópata. Así que Johns decide no tomárselo demasiado en serio y retratarlo como una fuerza destructiva imparable que resulta a la vez despreciable y divertida por su sadismo; una maniobra que puede molestar a los más veteranos (“¡Superboy Prime nunca fue así!”) pero que proporciona a la miniserie un villano que funciona a la perfección como reverso retorcido de la Legión de Superhéroes. Los legionarios encarnan los aspectos más positivos de la juventud – la inocencia, la esperanza, el tesón, la energía, la convicción sin paliativos, la camaradería, la amistad – mientras que Superboy Prime encarna los negativos – ser un puñetero grano en el culo que se niega a escuchar cualquier cosa que le digas porque está demasiado convencido de que su forma de ver el mundo es la única válida, ya que tiene la verdad absoluta guardada en un pen drive –. Hacia el final de la historia le da una vuelta de tuerca fantástica al concepto, revelando que Superboy Prime es un personaje que no solo no tiene la más mínima gana de reformarse, sino que mantendrá el mismo esquema mental posiblemente hasta el último de sus días. De este modo no solo funciona como némesis de la Legión, sino del mismo Superman, adalid de la reinserción y de recorrer el buen camino (puesto que debería ser otorgado a Wally West, pero ya nos entendemos). El final es absolutamente glorioso y respeta la regla no escrita de que si hay que cargarse el cuarto muro, que sea para hacer algo chulo y divertido. Y vaya si lo es.

El hecho de contar una historia con, como el propio nombre indica, tres legiones, tampoco es moco de pavo. Aquí es donde entra no solo la capacidad innata de Johns de manejar a grandes grupos de personajes y darles una caracterización digna y hasta una parte del argumento (no a todos, caramba, que son demasiados y no hay páginas para todos), sino el talento inalcanzable de Pérez para dibujar a multitudes – ya sea en escenas de acción o durante conversaciones, ya que este hombre vale para todo – y de hacer a todos los personajes perfectamente diferenciables unos de otros. Uno podría pensar que los años deberían haberle pasado ya factura, pero Pérez sigue empeñado en demostrar que este vino no se convertirá jamás en vinagre. Podría argumentarse que L3M no es el mejor de sus mejores trabajos, pero sícab estaría en su “Top 5” particular, que ya es decir.

Comentario

Además de la mencionada habilidad para dibujar a grupos enormes arreándose tortas, lanzándose rayos de todo tipo e invocando toda clase de poderes (con la parafernalia habitual de edificios viniéndose abajo, peleas de fondo y una avalancha de detalles), demuestra una narrativa excepcional que se ve reflejada no ya en el formato de la viñeta/página o en la secuenciación de éstas, sino en los planos, la distribución y de elementos dentro de una misma viñeta, la perspectiva, la combinación de distintas técnicas dentro de una misma página… si Pérez es un maestro no lo es solo por dibujar a mucha gente junta, sino porque entre cuatro vigas blancas es capaz de transmitir e implicar al lector, y ese es un talento que queda fuera del alcance de muchos dibujantes. Cuando Pérez quiere que te asombres, te asombras, cuando quiere que estés a la expectativa, lo consigue, así con todos los registros concebibles en una historia de aventuras. Es como leer un cómic en tres dimensiones: estás inmerso en la historia, dentro de ella, ya sea contemplando una batalla o paseando tranquilamente por un museo del futuro, captando todas las referencias que desfilan ante ti. Es increíble, una gozada para la vista, un motor excepcional de la historia y un despliegue de talento tal que merece la pena leer el tomo completo un par de veces, puede que más, solo para deleitarse con el colosal número de detalles que encierra. Como punto negativo, si se trata de ponernos tiquismiquis, podría decirse que los diseños de sus alienígenas son toscos y poco inspirados, pero decir que es un aspecto menor sería exagerar. Ah, sí, y las cucarachas (ver artículos de Sergio para saber de qué demonios estoy hablando).

Comentario

Tratándose de Johns, no podían faltar los sub-argumentos, aunque éstos no tengan tanto espacio para desarrollarse por las limitaciones de espacio y por tener que compartirlo con otros tantos personajes. Esto da lugar a que dichas sub-tramas puedan pecar de básicas en su planteamiento y desarrollo, llegando a ser previsibles (si no veías venir la conclusión de la historia de Solar, necesitas renovarte las gafas o la próxima vez quizá sea un tren). Sin embargo, en ningún momento restan puntos al conjunto sino que, al contrario, suponen un añadido extra que ayuda a conocer mejor a algunos personajes y a entender mejor el contexto en el que tiene lugar la acción. Algo parecido pasa con la caracterización, pero en este aspecto sí salta a la vista que si no se ha desarrollado más es por la cantidad de personajes: cada uno tiene un rasgo de personalidad y es fiel a éste en cada una de sus palabras, pero si esperabas un desarrollo profundo e introspectivo en un cómic de superhéroes con más de cuarenta héroes y villanos deambulando por sus páginas, revisa tus prioridades. La interacción entre personajes sí da lugar a situaciones más interesantes, como la relación entre Solar y Polar o entre los tres Brainiacs, entrañable la primera, muy divertida la segunda. Un aspecto destacable en el que Johns hace un trabajo digno de elogio. Por último, es reseñable que también haya una buena porción de páginas destinadas a desarrollar a los villanos que acompañan a Superboy Prime. No todos, pero sí los principales, que actúan como cabecillas y como perfectas representaciones de los principios opuestos a la Legión, pero esta vez contrastando la juventud con la madurez. Cada uno de ellos es más peligroso y violento que el anterior y transmiten una auténtica sensación de amenaza; además uno de ellos lleva un monóculo. Si fuese montado en un dirigible, el tomo pasaría a pesar cinco kilos de lo mucho que molaría.

Antes de zanjar el apartado de las sub-tramas, merece la pena destacar una en particular que merece mucho la pena, y es la de Linterna Verde. Se lee como una historia aparte pero a la vez está bien integrada en el resto de la aventura y resulta perfecta si tenemos en cuenta quién es el villano. Bien contada, tiene triunfo y tragedia como todas las grandes historias, además de muchos momentos asombrosos y varios guiños a la mitología de Linterna Verde.

La estructura de la historia es sólida y permite meterse de lleno en el mundo en el que tiene lugar, por lo que todos los acontecimientos adquieren una significación especial. El ascenso de Superboy como líder de la Legión de Supervillanos es muy eficaz a la hora de ir fraguando la amenaza y que ésta resulte creíble, con algunos momentos de gran tensión y sincera angustia (el último Linterna Verde conteniendo a toda la Legión es una secuencia memorable) que ayudan a que la miniserie enganche desde el primer ejemplar hasta el punto de seguir leyendo solo por la curiosidad de cómo puede detenerse a semejante tropa. A medida que la aventura avanza va introduciéndose un número de personajes en continuo aumento y pasa por su fase más tradicional en contenido y forma para después entrar en harina y pasar al argumento que da título a la obra, esto es, juntar a las tres legiones. A partir de ese punto es cuando Johns pisa el acelerador a fondo y tiene lugar un desenlace intenso y frenético con un ritmo muy adecuado y una narrativa destacable, gracias de nuevo a la mano privilegiada de George Pérez. No, no me canso de decir lo bueno que es. Sí, puede que lo haga una vez más antes de que termine la reseña. Por supuesto, todo el desarrollo está trufado de sorpresas, la mayoría de ellas realmente inesperadas y todas ellas con un papel clave en la historia… aquí no hay nada fuera de lugar o puesto en página por el mero motivo de resultar efectista. La planificación es impecable, simplemente.

Por supuesto, no estaríamos ante un cómic de Johns y Pérez si no hubiese una buena cantidad de referencias para deleite de los lectores más veteranos. Remito de nuevo a los artículos de Sergio con una promesa: alucinaréis. La capacidad de síntesis y talento del guionista – una vez más, huye de estridencias y de meter guiños “porque sí” o “porque quedan bien”, de modo que todos tienen su lugar y se mezclan perfectamente con la historia – se unen a un dibujo al que nada se le resiste (os advertí que volvería a hacerlo). Hay referencias propias de la Legión, del Universo DC en general, de la historia reciente… hay de todos los sabores y para todos los públicos. Algunos son más visibles, otros requieren de algo de interpretación y otros son totalmente evidentes y juegan un papel importante dentro del desarrollo de los acontecimientos.

En suma, L3M es una de las mejores obras de 2009, una historia entretenida llena de momentos espectaculares con un desarrollo excepcional y un dibujo que deja con la boca abierta. Se disfruta más si se tiene un cierto bagaje en el Universo DC, pero es una lectura muy recomendable para cualquier lector de cómics. Ahora bien, no es un buen regalo para un profano, quitaos esa posibilidad de la cabeza. Salta a la vista que es una obra que apunta con una mira láser al aficionado metido hasta la cintura, como mínimo, en el mundillo. Y como estás visitando Zona Negativa, asumiré que eres uno de ellos y te animaré a hacerte con L3M. No defrauda.

26 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
ileston
ileston
8 febrero, 2010 12:11

A ver, con esos autores, y la premisa básica, por mal que lo hicieran, iba a ser una gozada.

Tanto Johns como Perez incluso en sus peores momentos suelen quedar por encima de la media. Y esto está MUY lejos de sus peores trabajos.

Acción superheroica 5 estrellas, para pasarlo bien y disfrutar como un enano.

Sputnik
Sputnik
Lector
8 febrero, 2010 12:31

El cómic es cojonudo. Pérez es Dios. Johns, en su línea: me parece el Puto Amo, aunque siga sin gustarme como planea la acción.
Pero el cómic es muy, muy bueno.
Peeero…
…a mí me pasa que no entiendo muy bien a qué viene esto de “hacer” tres legiones.
Yo de la LSH sé lo básico, conste. Pero me parece extraño que, despues de relanzar la serie con Mark Waid para que la Legión de Superhéroes dejase de ser un lío, hayan decidido que nop: no hay una, sino 3. La clásica está en el futuro de Nueva Tierra. La de Waid es la de Tierra Prima (a pesar de contradecir esto la propia serie de Waid, si nos ponemos serios con la maldita continuidad), y la que queda… no tiene mundo, así que se patea la sangría buscando a gente sin universo.
Dicho esto, ¿soy yo o ahora es AÚN MÁS COMPLICADO entender el confuso cotarro para un lector no-veterano, o uno que (pobre de él) no se lea Legión de Tres Mundos?
(Ah, y no me extraña que el bueno de Waid se haya pirado de DC, jeje: Hace Superman Legado y pasan de él. Hace una nueva Legión de Superhéroes y resucitan a la clásica, pero más grunge. ¡Así no hay quien curre, hombrepordios!). 

Sputnik
Sputnik
Lector
8 febrero, 2010 12:33

Ah, y si le añadimos a todo esto que la Legión de Waid vive en Tierra Prima pero ha interactuado con la Supergirl de Nueva Tierra… ¡diversión sin límites!

Raku
Raku
Lector
8 febrero, 2010 12:38

Y a nivel de edición, traducción y esas cosas, ¿qué tal?

John Space
John Space
8 febrero, 2010 12:46

Así deberían ser todos los cómics de superhéroes: coloridos, divertidos, bien escritos y bien dibujados.

Sputnik
Sputnik
Lector
8 febrero, 2010 12:46

Pues hay una cosita.
No sé a qué escena pertenecían, pero hay unos bocadillos de color negro con las letras blancas. Y se nota, por debajo de las letras, el texto original en inglés. Se lee bien, pero en fin… algo menos cutre se hubiese agradecido.
Por lo demás, no recuerdo nada. 

Stark
Stark
8 febrero, 2010 12:59

Ayer me lo lei…ya me lo lei hace meses cuándo salió en el mercado USA, no me pude aguantar, ya que siempre me han caído bien estos personajes y Perez para mí es de los mejores dibujantes que hay de superhéroes..y Johns me ha enganchado con todo lo que ha hecho con green lantern..el comic en sí es cojonudo…no puedo añadir nada, entretenido, sin mayores pretensiones..lo único es que igual estaba un poco tiquismiquis, pero hubiera agradecido algún artículo más extra sobre la legion, algún anexo aparte de las portadas alternativas..además, la traducción, no sé, pero no me acabó de convencer. Pero creo que es uno de los mejores comics que han salido estos últimos meses en relación calidad precio

Robin-son
Robin-son
8 febrero, 2010 13:02

Como ya comenté… mucha edición de lujo pero la edición de Planeta DeAgostini contiene erratas de maquetación. Además, en los bocadillos de Saturn Queen se leen los textos en italiano por debajo de los textos en español (se nota que los negros son de diferente nomenclatura). Y los textos en inglés en otro color.

Allavengers
Allavengers
Lector
8 febrero, 2010 13:03

Me encanto esta mini, lo mejor de Crisis Final, y una auténtica gozada para los fans de la Legion y de Superman. Me gusto muchísimo la manera de involucrar a Superboy prime en el siglo XXXI, y en general todo lo que ha hecho Johns con él le convierte en un supervillano magnífico. George Perez demuestra que el que tuvo retuvo, y Johns firma una obra, que para mi tiene  muchos ecos de Avengers Forever, en tanto que además de contar una gran historia que vale por sí misma, además arregla multiples desaguisados de continuidad y trae de vuelta a unos cuantos personajes fundamentales.
En fin, superrecomendable comic, hacía tiempo que no me leía un comic y acto seguido empezaba a releerlo. ¡Me encanta!

The_unforgiven_too
8 febrero, 2010 13:08

Estoy bastante de acuerdo en todo, un comic muy recomendable a cualquiera, y aunque lleve el banner de Final Crisis en realidad se puede leer sin necesidad de hacer lo mismo con la saga de Morrison.

JuanLu
JuanLu
8 febrero, 2010 13:13

Perdonar que peque de pardillo, pero deje olvidadas un poco las Crisis y Megaeventos despues de leer Crisis de Identidad y Crisis Infinita y ahora queria retomar un poco las macorsagas del Universo DC y me he perdido.
Queria empezar con Crisis Final y este tomo de Legion de 3 mundos pero aqui es donde os pido consejo: necesito pillarme todo 52, Cuenta Atras a Crisis Final y otros como Crisis Final Apocalipsis , Venganza de los Villanos, Prologo? o no es necesario todo
Por favor, orientarme un poquitillo

Gracias

Robin-son
Robin-son
8 febrero, 2010 13:15

Raku ha dicho:
8 Febrero, 2010 a las 12:38h
Y a nivel de edición, traducción y esas cosas, ¿qué tal?

El cómic, un comicazo. La edición de PDA… la traducción correcta y la maquetación un horror.

Cuando Saturn Queen dice:
NO TEMAS. SIN SUPERMAN Y SUS FUNDADO(RES), SU MORAL ESTÁ (P)OR LOS SUELOS.

Faltan las letras RES y P (que he puesto entre paréntesis) y se lee:
NO TEMAS. SIN SUPERMAN Y SUS FUNDADO-   , SU MORAL ESTÁ  OR LOS SUELOS.

Por debajo lo lees en italiano; y en un azul oscuro y blanco dentro del propio texto, en inglés. Lo cual dificulta su lectura en castellano.

NON AVER APURA y un È se leen sin problema alguno.

¡Tu eliges!

WWfan!
WWfan!
8 febrero, 2010 14:43

Pues a mí me gustaría que George Pérez volviera a hacer un cómic de un personaje único como hizo en Wonder Woman donde se dedique a narrar.
Es que el autor de Crisis es cojonudo en todos los aspectos y lo maltratan en macrosagas donde lo único que parece interesar es que acumule muchos tíos en cada viñeta.
Dicho lo cual, el tebeo está bien.

Gandulty
Gandulty
Lector
8 febrero, 2010 15:03

Apenas sabia nada de la Legion,y por culpa de este comic he empezado a leerme la etapa de Paul Levitz.
Nada mas que añadir.

Rocky Grimm
Rocky Grimm
8 febrero, 2010 15:18

Comic al que le tengo muchas ganas de catarlo, y a puntito he estado. Pero en las dos ocasiones que lo adquirí lo tuve que devolver ya que contenía errores de impresión de la tirada. Eso por lo menos me ha pasado en el Fnac de Bilbado. La Ansía me puede….

Shinomune
Lector
8 febrero, 2010 15:50

Pues a mi esto que Superboy Prime no se pueda redimir no me gusta en demasia, Johns lo ha convertido en su bufón personal, aunque soy estúpido y tengo esperanzas tras su aparición en un tie-in de la Blackest Night…

Ziggy
Lector
8 febrero, 2010 15:56

Me encantó más por el dibujo de Perez que por el guión de Johns. Dios, Perez no ha perdido nada de talento con los años. ¿Como lo hace??

alienigena
Lector
8 febrero, 2010 16:43

    Me lo he pasado BOMBA con esta historia. Es genial, alucinante, increíble…un comic como los de antes.
   Ya era fan de la Legión, de Pérez y de Jhons así que imaginate los tres juntos. Es cierto, que le debe bastante a Avergers Forever por el tema de arreglar errores de continuidad y por el hecho de que salgan

Aviso de Spoiler

todos los que han sido alguna vez legionarios incluídos L.E.G.I.ON y los Legionarios jovenes de la etapa de los Cinco años después,

pero esos detalles me han encantado.

       Ah!! El hecho de que la Supergirl de Nueva Tierra haya conocido a la Legión de Tierra Prime se debe que al viajar por el tiempo también lo puedes hacer simultaneamente de una tierra a otra. Y me encantó el detalle friki de que Andromeda de la Tierra 247 salude a nuestro Superman ya que este conoció a la Legión perdida (la post Hora Cero) cuando quedaron atrapados en nuestro presente. Es decir, que Superman si conoce a las tres legiones y así lo recuerda.

Otro autor hubiera borrado de la continuidad a las legiones post Hora Cero y la de Mark Waid pero Jhons las respeta y le da a cada una una misión y personalidad distinta.
Lo dicho: un comic maravilloso.
PD: perdón por la parrafada.

ZordoN
ZordoN
8 febrero, 2010 17:50

Me encanta la Legion. Y con estos dos autores no podía dejar pasar la oportunidad. Perez es impresionante como siempre. Totalmente de acuerdo. Ese hombre lleva un lapiz pegado a su mano.
La edición  de PdA es bastante regulera en maquetación como decis por aquí, pero bastante cómoda de leer (cada vez prefiero más este tipo de tomos autocontenidos, ¿Será la edad?).

A JuanLu: Para leer la Crisis Final no es necesario que te leas 52 (aunque a mi me pareció muy buena en su mayoría, sobre todo lo de Black Adam a mi parecer lo mas importante), No debes (y digo “debes” porque es un boooodrio) leer la Cuenta atrás a Crisis Final, no no no. No sirve de nada y es malisima. Perdida de tiempo y de dinero.
La venganza de los Villanos es para mi muuy recomendable sobre todo si te gusta la etapa de GJ en Flash y su desarrollo de los Rogues. Los otros dos son añadidos que puedes leer si quieres para complementar la Crisis Final. 
A mi sinceramente la CF me pareció una mierda, pero la L3M y la venganza de los villanos me encantaron, pero claro son de GJ y no de Morrison. 
Respeto mucho a Morrison por cosas que me encantaron y recientemente por el All Star Superman que me parece increible, pero lo que hace ultimamente… no lo trago. Tanto FC, Batman RIP o B&R no me han gustado nada. Pero para gustos los colores.
Acabo de terminar los 7soldados (he tardado meses y años en completar los tomos, porque se me va la fresa y siempre salia de las tiendas sin ellos. Me daba cuenta en casa.) y, coñe, empezó de puta madre y tenía muchas esperanzas puestas en ello. El nº 0 y los 4 primeros tomos (de PdA) me triunfaron mucho, pero los siguiente… que decepción. Y lo peor es que tiene mucha relación con la CF. Que pena

Uuups que rollo acabo de contar. Sorry

uno que pasaba
uno que pasaba
Lector
8 febrero, 2010 18:38

“Geoff Johns y George Pérez, autores que crean joyas al mismo ritmo al que Brian Bendis crea bocadillos de diálogo”

Sin comentarios…

John Space
John Space
8 febrero, 2010 18:50

…dada su veracidad.

JuanLu
JuanLu
8 febrero, 2010 20:25

Gracias ZordoN !!!! empezaremos con Crisis Final y sus complementos, L3M y me pensaré más adelante lo de 52. el tomaco de Flash lo tengo aqui para empezarlo ya!!
Gracias de nuevo!!!!!

spiderterry
spiderterry
Lector
8 febrero, 2010 23:02

Me uno a las alabanzas a Pérez, porque hay viñetas en que no cabe más gente, y cada uno con todo lujo de detalles.

El problema que me supone este comic en particular es no conocer mucho el grupo, por lo que no lo he disfrutado como tal, ahora

Aviso de Spoiler

ek final con Superboy Prime llegando a casa y su familia leyendo los cómics que hemos leído nosotros y en los que hemos visto al pequeño psicópata, me dejó a cuadros escoceses. Yo creo que John ha “aparcado” a Superboy Prime de esa forma para seguir desarrollándolo sin que nadie lo moleste. De hecho en uno de los Tie Ins de La Noche más oscura, lo volvemos a ver leyendo el cómic

ZordoN
ZordoN
9 febrero, 2010 1:02

Ese final de la historia tiene su detalle. Es más friki de lo que parece.

Aviso de Spoiler

En el foro oficial de DCUniverse antes de que terminase toda la saga apareció un post en el que se preguntaba si Superboy Prime se podría redimir. En uno de los comentarios aparecía un tal “Superboyprime” apoyando al Superboy del comic y defendiendole. Decia que era el mismo Clark Kent de tierra Prima.
Así que cuando termino L3M el propio GJ desvelo que era el todo el tiempo. Eso es romper la cuarta pared y lo demás son tontunas.  Yo había oido algo sobre lo del foro y GJ haciendose pasar por alguien. Así que cuando lei el comic me quede con el culo torcio xD

el yamper
el yamper
9 febrero, 2010 1:21

Concunerdo con que este Tien-in de CF es de lo mejor que han sacado en el 2009. Inclusive un desentendido de los comics de la epoca de los gemelos fantasticos como yo pudo entenderlo. Y el final, no veas, eso es aplicar claun en un comic.

Lo unico que me molesto fue la falsa esperanza que me trajo Yodam SAT cuando aparece a mediados del comic 

Aviso de Spoiler

Cuando aparece sobre la ruma de anillos verdes, yo en verdad me ilusione con que iban a tener los huevos en Blackest Nigth de desaparecer a los Green Lantern en medio de una batalla como con Doomsday en los viejos tiempos

Pero en lo demás, fue todo un gusto leerlo

ultron_ilimitado
ultron_ilimitado
9 febrero, 2010 11:08

A mí se me hizo un poco duro de leer al principio. Debo confesar que la legión no es santo de mi devoción y tanto personaje por todas partes se me hacía sumamente confuso, pero en un momento dado empieza a coger ritmo y se hace muy disfrutable. Con Pérez no podría ser de otra forma (ojalá vuelva a Marvel en algún momento). Lo que no comprendo es como Superboy Prime es tan jodidamente poderoso, aunque precisamente es lo que lo hace tan atractivo como villano.