Coleccionable Marvel Héroes. Los 4 Fantásticos: Impensable.

Mark Waid y Mike Wieringo ponen fin a su etapa al frente de los 4F con el enésimo enfrentamiento de la Primera Familia con el Dr. Muerte.

Por
9
2725
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original:Fantastic Four vol. 3, 67-70 y 500-502 USA.
Edición nacional/ España:Panini Comics.
Guión:Mark Waid.
Dibujo:Mike Wieringo.
Formato:Tomo en tapa dura, 192 páginas.
Precio:10 €.

 

Dr. Muerte, Dr. Doom si acudimos al lenguaje materno de Jack Kirby y Stan Lee, quienes lo concibieron, Víctor Von Doom, si preferimos su nombre de pila, y si nos desplazamos hasta la Tierra 1610, Victor Van Damme, descendiente directo del Clan Vlad Tepes y por lo tanto, del Conde Drácula. La figura de Víctor Von Doom es una de las más interesantes del Universo Marvel, sin que se pueda decir jamás que el que haya sido tradicionalmente el villano por excelencia de Los Cuatro Fantásticos, sea un enemigo al uso, pues tras esa máscara metálica se esconde una de las mentes más complejas de todo el Universo Marvel.

Tal es la importancia de Doom en la Casa de las Ideas que éste no se ha limitado a enfrentarse solo con la Primera Familia, pues haya donde su búsqueda insaciable de poder le ha llevado, se ha enfrentado a otros héroes que han tratado de frustrar sus planes. Así, si su búsqueda era de corte científico, no era raro verle en pugna contra Iron Man o Spiderman. Sin embargo, si sus anhelos se situaban en el campo de la magia, solía ser el Doctor Extraño el que intentara parar los pies de Muerte.
Por otro lado, cuando la amenaza que alguien del insigne poder de Víctor Von Doom, cuyos conocimientos tanto mágicos como científicos son de una vastedad tal que lo sitúan en el “top 5” de las grandes mentes del Universo Marvel, son Los Vengadores quienes se oponen a él, habiendo llegado Muerte a representar la gran mente maestra detrás de aquel gran evento que supusieron las Secret Wars de 2015, como colofón final a las colecciones de Los Vengadores y Los Cuatro Fantásticos de Jonathan Hickman.

De este modo, Mark Waid sabía que Muerte debía estar presentar en su etapa a cargo de Los Cuatro Fantásticos, no pudiendo faltar en ella, al ser un villano de tantísima importancia para la Primera Familia y para el resto del Universo Marvel. En ese sentido, fue cocinando toda una trama a fuego lento en los anteriores números, que terminaba por estallar los que son objeto de la presente reseña, y que nos llevaban al pasado de Víctor Von Doom, cuando éste formaba parte de una tribu de gitanos itinerantes que ya despertaba sus intereses tempranamente en la magia y los conocimientos de lo oculto. Allí, como es bien conocido por casi cualquier marvelita, conocería a Valeria, el amor de su vida, cuya búsqueda por parte de Víctor da inicio al presente tomo.

Sin ser intención de este redactor avanzar más en la trama, toda vez que a partir de aquí, considero que cada detalle adicional supone un spoiler respecto de un tomo muy entretenido, el punto fuerte de esta historia es sin duda, el estado de madurez psicológica que alguien como Reed Richards de contrastada y reconocida inteligencia, tiene que realizar para poder enfrentarse a muerte, en un interesante y complicado juego mental y emocional al que Víctor le somete. Y es que, para alguien como Richards que considera el método científico como la más pura forma de razonamiento, adentrarse en los caminos de la magia supone casi traicionarse a sí mismo, siendo esa la reflexión que nos quiere trasladar Mark Waid.

El problema de dicha reflexión, es que la misma resultaría más interesante y creíble si estuviéramos ante personajes nuevos, no ante Los Cuatro Fantásticos, que en su día dieron inicio a la llamada Era Marvel de los Comics, y que desde la década de los sesenta, han colaborado codo con codo con personajes de índole mágica, como por ejemplo el Doctor Extraño, o combatido contra ellos, por lo que por mucho que Reed Richards sea un científico, no debería resultarle difícil aceptar la magia como fuente de energía y cambio cuando ha conectado con ella en miles de ocasiones.

Por otro lado, el Doctor Muerte que se presenta en este tomo, resultaría más interesante si, como en el caso anterior, se tratase de un personaje de nuevo cuño, y es que, Waid se limita a presentarlo como un malo malísimo, de moralidad inexistente, a pesar de que tanto en etapas anteriores como posteriores, los lectores hemos sido testigos de la existencia de un Víctor Von Doom muy complejo, capaz de dejar de lado en algunas ocasiones sus anhelos conquistadores cuando existe un fin bondadoso que considera superior, aunque sea conforme a parámetros propios y no puramente sentimentales.

Más destacable es la labor de Mike Wieringo, quien se mantiene estable en su labor de dibujo, dando un tono más toon y suave a los personajes pero que da todo de sí mismo, con el diseño rompedor y nuevo que ejecuta respecto a la indumentaria del Doctor Muerte, que si bien no perduró mucho tiempo en la colección, en opinión de este redactor, supuso un antes y un después en lo que estrictamente se refiere a aspecto visual del personaje.
Un tomo entretenido y que pese a sus altibajos en el guión, motivados por la falta de comprensión del bagaje previo de los personajes, considero interesante para aquellos que quieran acercarse a la Primera Familia por vez primera, y no sepan cómo hacerlo.

  Edición original:Fantastic Four vol. 3, 67-70 y 500-502 USA. Edición nacional/ España:Panini Comics. Guión:Mark Waid. Dibujo:Mike Wieringo. Formato:Tomo en tapa dura, 192 páginas. Precio:10 €.   Dr. Muerte, Dr. Doom si acudimos al lenguaje materno de Jack Kirby y Stan Lee, quienes lo concibieron, Víctor Von Doom, si preferimos…
Guión - 5
Dibujo - 7.5
Interés - 5.9

6.1

Entretenido

Mark Waid y Mike Wieringo ponen fin a su etapa al frente de los 4F con el enésimo enfrentamiento de la Primera Familia con el Dr. Muerte.

Vosotros puntuáis: 4.54 ( 5 votos)

9
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
5 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
8 Comment authors
DumaMikiDavid For PresidentSithultron_ilimitado Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Nerevar
Lector
Nerevar

Creo que este es uno de esos arcos y etapas que una vez acabados se pretende que nunca pasaron. Doom pasa a ser de Legal Malvado a Estúpido Malvado tan de opereta que da vergüenza ajena. Y en breve viene el arco que parece el cómo le hubiera gustado a Waid que hubiese sido la segunda guerra de Irak para rematarlo.

La verdad es que le perdí mucho respeto a Waid con su tratamiento de todo lo relacionado con Doom. Entre esto y el Magneto de Morrison me pregunto que leches hacían los editores por entonces.

El clon
Lector
El clon

Discúlpeme, señor Gutierrez, pero ha cometido (repetido, incluso) usted un pequeño error al seleccionar las imágenes que acompañan a su artículo.

La ilustración del Doctor Muerte que sirve de imagen al artículo y que ha repetido usted después como primera imagen del mismo, no es una ilustración del añorado Mike Wieringo, sino que es obra de Stuart Immonen.
De hecho, ni siquiera pertenece a ese rediseño del Doctor que tanto le gustó a usted, fíjese bien. Es más, por no pertenecer, no pertenece ni a los números de Waid y Wieringo en la serie de la Primera Familia, sino que ese es el Doctor Doom de los números escritos por Warren Ellis y dibujados por Immonen para Ultimate Fantastic Four.

Kaulso
Lector
Kaulso

“Mark Waid y Mike Wieringo ponen fin a su etapa al frente de los 4F”

Ehh… no, este no es el último arco de la etapa de Waid y Wieringo faltan unos cuantos números que lamentablemente Panini no reeditó en el Coleccionable Marvel Héroes. A ver si se reedita la etapa como se merece…

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

Respecto a la caracterización de Muerte, Mark Waid siempre ha dicho que no cree en esa visión que tienen algunos guionistas de que Muerte en el fondo tiene nobleza. Para Waid Muerte es un ser vil y despreciable sin el más mínimo atisbo virtud alguna.

Yo personalmente no estoy de acuerdo, pero está claro que la historia es coherente con su visión del personaje.

Sith
Lector
Sith

Recuerdo muy bien que en su momento cuando recien despuntaba esta etapa la critica en su mayoría destilaba solamente elogios hacia el equipo creativo, pues bien cuando pude hacerme con todos los números en scan después de haber pasado un buen tiempo y al haberlos leido pense exactamente lo mismo que Raúl ¿que diablos quiso hacer el autor aquí?.

Fue un balde de agua fría darme cuenta que Waid por más oficio y credenciales que tuviera no terminaba de encajar y hacer un trabajo decente en ese título, su paso por el título me recuerda demasiado a lo hecho en los Vengadores, una verdadera pena.

Igual también es cierto que uno aprende a no fiarse de las criticas supuestamente especializadas.

David For President
Lector
David For President

Insinuar que la de Waid y Wieringo es una etapa inflada por las “críticas supuestamente especializadas” suena un poco a cachondeo, considerando que fue la presión de los fans la que motivó que en Marvel tuviesen que recular cuando Bill Jemas despidió a los autores de la serie para sustituirlos por los que finalmente firmarían Marvel Knights 4. Si por algo se ha caracterizado la etapa de Waid y Wieringo en Los 4F ha sido por contar desde el principio con la simpatía de los lectores.
Lo cual, ojo, no significa que a uno le tenga que gustar la etapa por narices, eso por supuesto. Pero de ahí a extrapolar que Waid “no termina de encajar y hacer un trabajo decente en el título”… pues hombre, es una opinión.

……………….

Y ya hablando de “críticas supuestamente especializadas”, no estaría de más que cuando alguien escribe un artículo sobre una etapa el autor tuviese un mínimo de idea sobre dicha etapa. Un poco de rigor nunca está de más, sobre todo cuando estás en una página tan visitada como esta.
De verdad que no sé qué está pasando pero lo que estoy viendo de un tiempo a esta parte en Zona Negativa es para echarse las manos a la cabeza y llorar recordando tiempos pasados.

Miki
Lector
Miki

Pues simple y llanamente pasa lo que se dijo cuando cerró Entrecomics, aquí no se paga. En tiempos pasados no había nada aparte de La cárcel de papel y cuatro locos hablando en foros, unos cuantos de esos locos que sabían mucho se juntaron y crearon varias webs, los años pasaron, las obligaciones pesaron, crisis llegaron y nunca nada volvió a ser igual.
¿Queremos crítica especializada? A pasar por caja con la Dolmen, los monográficos en papel o el Patreon para el último CuCo y aun así hay que tentarse la ropa. Si no hay rascamiento de bolsillo previo tienes opinadores no testados que pueden ser buenos o no. Aquí ya no hay nadie de los que estaban en tiempos aparte de Raúl López (los días que Venus se conjunta con Saturno), es más, de los que yo considero segunda hornada Jordi T. Pardo es el único que aparece por aquí con cierta asiduidad (el día que Venus se conjunta con Mercurio) siendo seguido de Pedro Monje (para colgar los pdfs de novedades y entrevistas que antes han sido publicadas en Dolmen, aunque aquí puedo equivocarme porque no leo el Dolmen todos los meses), todo lo demás es de gente nueva, sin rodaje, sin experiencia en la mayor parte de los casos y sin que les paguen un duro.
¿Qué podrían molestarse en ver cuánto dura una etapa más allá de lo que a ellos les sale del nerflo? No se les paga. ¿Qué podrían mirarse en qué década se publicó tal etapa para no meterte un párrafo sobre los años 90? No se les paga. ¿Qué podrían mirar si 2000 AD es semanal o mensual en vez de soltar lo primero que les viene a la mente? No se les paga y los que nos dimos cuenta nos importa ya tan poco que ni nos molestamos en corregir ese fallo. ¿Qué sus escritos están llenos de faltas de ortografía impropias de alguien que haya hecho primaria? Pues eso. ¿Qué pasan de ser justos con los pros y contras del tebeo en cuestión para emitir su opinión personal y encima chulean diciéndotelo o en vez de hacer una valoración objetiva se guían por parámetros tan maravillosos como las intenciones que tal obra podría tener o los colectivos minoritarios que representa? Son sus reseñas, nadie las paga.
Esta gente está poniendo su tiempo a nuestra disposición. Si escriben de pena, no valoran las obras pensando en si merece la pena que el consumidor final se gaste el dinero en ella, si no se documentan o si simplemente no tienen ni pajolera idea de lo que hablan porque llevan cinco minutos en este mundo es lo mismo que si hacen todo lo contrario: yo no les pago, por lo que yo no puedo exigir más, ni soy nada de esta página.
El prestigio y la calidad general era con los anteriores reseñistas que ya se fueron (y mira que hace tiempo), esos tiempos han pasado y ahora estamos en otra etapa con sus pros (que los hay) y sus contras, y si alguien tiene el derecho a quejarse de lo que se perpetra actualmente aquí es Raúl López, que fue de los que montó este tinglado hace casi quince años. Como las reseñas siguen saliendo con regularidad y faltas de ortografía supongo que está contento, así que yo ya decidí que quejarme era superfluo, puedo consumir o no pero aquí no hay nada mío.

Duma
Lector
Duma

Amén

Sith
Lector
Sith

Es cierto como tu dices que hubo presión de los fans por devolverles su puesto en ese título, pero así y todo en ningún momento la serie fue exitosa y mucho menos estuvo en el top ten, incluso te diria que hubo parte del fandom que estaba feliz con la partida de Waid (no así de Wieringo que era un dibujante notable), y sobre las criticas insisto que fueron exageradas en la apreciación; admito que tuvo algunos números muy buenos pero la mayoría no me convenció en absoluto, sagas como la reseñada o la “del nuevo heraldo” me parecieron muy infladas, me recuerda demasiado a lo hecho por Millar.

Ahora bien sobre la critica que haces al artículo que genera este debate soy de la opinión de Miki, no puedo decir nada en contra, simplemente agradecer que se tome el tiempo para reseñar y subirlo.