Carta abierta de protesta por los recortes en el ámbito de la BD gallega

Por
40
102

Nos hacen llegar la siguiente carta (aquí, la original), redactada a modo de denuncia de las preocupantes medidas tomadas por las instituciones públicas, que afectan de lleno al sector del cómic en la comunidad gallega. Tras la versión en gallego, podréis encontrar una traducción oficiosa al castellano, realizada por nosotros mismos.

Carta aberta de protesta polos recortes no eido da BD galega


Os abaixo asinantes, autores, libreiros, editores, asociacións de creadores e lectores de BD galega, queremos manifestar o noso profundo malestar ante os sucesivos pasos atrás dados polas institucións en apoio do noso sector.


Non vivimos alleos a crise económica na que estamos inmersos, e somos conscientes de que todos os ámbitos están a sufrir recortes nos seus orzamentos, recortes que teñen efectos dramáticos na educación, sanidade, etc. e consecuencias negativas no desenvolvemento, pero opoñémonos frontalmente a que, neste contexto, o soporte da cultura sexa visto polos nosos poderes públicos como algo directamente prescindible.


Por iso amosamos a nosa repulsa polos seguintes incumprimentos da Xunta de Galicia:

 
O incumprimento do anuncio mediático dun orzamento de 600.000 € como inversión en BD por parte da Consellería de Cultura.

 O incumprimento no que vai de ano do anuncio da conversión das bolsas para a creación de BD nuns premios, tralo fracaso das bases da primeira convocatoria.


Por iso denunciamos o abandono silencioso dos seguintes proxectos:

 
A decisión aparente da Xunta de Galicia de deixar de adquirir este ano bandas deseñadas para as bibliotecas.

 A falta de apoio para as Xornadas de Ourense, cita decana da BD en Galicia (22 anos), que se celebran baixo mínimos grazas á participación dos autores.

 A falta de convocatoria por parte da Consellería de Traballo e Benestar, polo menos até o de agora, do certame máis lonxevo e único para autores noveis de BD galega, o das Xornadas de Ourense, coñecido nos últimos tempos como GZ Crea ou Xuventude Crea, pero que con diferentes denominacións atesoura unha historia de 25 anos de primeiros e ilusionantes traballos de actuais figuras do panorama nacional.

 
A eliminación das axudas para o desenvolvemento de actividades e asociacións culturais, e os apoios á normalización.



En definitiva, sinalamos a falta de iniciativas de promoción da BD galega dentro e fóra de Galicia como se viña facendo nos últimos anos, de tal modo que mesmo parece probable a revisión á baixa dun premio como o Castelao de BD, en perigo de reducir a bienal a súa periodicidade e significativamente a súa dotación. Unha cita anual que críamos xa consolidada tras 7 edicións e que estaba a servir para o crecemento dun certo corpus do noso medio.


Un medio de expresión que non coñeceu tal efervescencia creativa, na nosa terra, en ningún momento anterior da súa historia. O seu prestixio é coñecido no interior e no exterior das nosas fronteiras, e sen dúbida é unha das disciplinas artísticas con maior recoñecemento, tal como corrobora a longa lista de premios e publicacións dos autores galegos.


A recente creación de empresas editoriais especializadas en BD, nadas da man de autores, e a aparición nas editoras galegas tradicionais de coleccións e edicións de bandas deseñadas, fixo posible que os nosos artistas creasen -e os lectores galegos tivesen- obras na súa propia lingua. E como confirmación dese interese do público polos nosos creadores, as devanditas obras foron tamén simultaneamente exportadas a outras linguas, a outros países.


A influencia dos medios de expresión na difusión cultural dun país é evidente. As accións de apoio institucional seguen a ser necesarias nun eido da cultura como é o da BD galega, cun tecido industrial moi novo e sensible. No momento de maior auxe e recoñecemento do medio, estes pasos atrás empobrecen o presente, e aínda peor, o futuro dos nosos creadores, das nosas artes e da visión de Galicia no mundo.


Quereríamos pensar que as cousas pódense cambiar, que podemos atopar nos axentes políticos unha certa disposición a revisar e negociar a súa política de recortes dialogando co sector. Diálogo real e non só o trámite baleiro no que se convertera a Mesa da BD. Negámonos a que o apoio institucional a unha das nosas disciplinas artísticas con máis potencial creativo actualmente desapareza sen que nin sequera a opinión pública sexa consciente, polo que vémonos na obriga de facer público este documento.

Carta abierta de protesta por los recortes en el ámbito de la BD gallega

Los abajo firmantes, autores, libreros, editores, asociaciones de creadores y lectores de BD gallega, queremos manifestar nuestro profundo malestar ante los sucesivos pasos atrás dados por las instituciones en apoyo de nuestro sector.

No vivimos ajenos a la crisis económica en la que estamos inmersos, y somos conscientes de que todos los ámbitos están sufriendo recortes en sus presupuestos, recortes que tienen efectos dramáticos en la educación, sanidad, etc. y consecuencias negativas en el desarrollo, pero nos oponemos frontalmente a que, en este contexto, el apoyo a la cultura sea visto por nuestros poderes públicos como algo directamente prescindible.
Por eso mostramos nuestra repulsa por los siguientes incumplimientos de la Xunta de Galicia:

 El incumplimiento del anuncio mediático de un presupuesto de 600.000 € como inversióin en BD por parte de la Consellería de Cultura.

 El incumplimiento en lo que va de año del anuncio de la conversión de las bolsas para la creación de BD en unos premios, tras el fracaso de las bases de la primera convocatoria.

Por eso denunciamos el abandono silencioso de los siguientes proyectos:

 La decisión aparente de la Xunta de Galicia de dejar de adquirir este año bandas deseñadas para las bibliotecas.

 La falta de apoyo para las Xornadas de Ourense, cita decana de la BD en Galicia en Galicia (22 años), que se celebra bajo mínimos gracias a la participación de los autores.

 La falta de convocatoria por parte de la Consellería de TRaballo e Benestar, por lo menos hasta ahora, del certamen más longevo y único para autores noveles de BD gallega, el de las Xornadas de Ourense, conocido en los últimos tiempos como GZ Crea o Xuventude Crea, pero que con diferentes denominaciones atesora una historia de 25 años de primeros e ilusionantes trabajos de actuales figuras del panorama nacional.

 La eliminación de las ayudas para el desarrollo de actividades y asociaciones culturales, y los apoyos a la normalización.

En definitiva, señalamos la falta de iniciativas de promoción de la BD gallega dentro y fuera de Galicia, como se venía haciendo en los últimos años, de tal modo, que incluso parece probable la revisión a la baja de un premio como el Castelao de BD, en peligro de reducir a bienal su periodicidad y significativamente su dotación. Una cita anual que creíamos ya consolidada tras 7 ediciones y que estaba sirviendo para el crecimiento de cierto corpus de nuestro medio.

Un medio de expresión que no conoció tal efervescencia creativa, en nuestra tierra, en ningún momento anterior de su historia. Su prestigio es conocido en el interior y el exterior de nuestras fronteras, y sin duda es una de las disciplinas artísticas con mayor reconocimiento, tal y como corrobora la larga lista de premios y publicaciones de los autores gallegos.

La reciente creación de empresas editoriales especializadas en BD, nacidas de mano de autores, y la aparición en las editoriales gallegas de colecciones y ediciones de bandas deseñadas, hizo posible que nuestros artistas creasen –y los lectores gallegos tuviesen- obras en su propio idioma. Y como confirmación de ese interés público por nuestros creadores, dichas obras fueron también simultáneamente exportadas a otras lenguas, a otros países.

La influencias de los medios de expresión en la difusión cultural de un país es evidente. Las acciones de apoyo institucional siguen siendo necesarias en un ámbito de la cultura como es el de la BD gallega, con un tejido industrial muy nuevo y sensible. En el momento de mayor auge y reconocimiento del medio, esto pasos atrás empobrecen el presente y, aún peor, el futuro de nuestros creadores, de nuestras artes y de la visión de Galicia en el mundo.

Querríamos pensar que las cosas se pueden cambiar, que podemos encontrar en los agentes políticos cierta disposición a revisar y negociar su política de recortes dialogando con el sector. Diálogo real no es solo el trámite vacío en el que se había convertido la Mesa da BD. Nos negamos a que el apoyo institucional a una de nuestras disciplinas artísticas con más potencial creativo actualmente desaparezca sin que ni siquiera la opinión pública sea consciente , por lo que nos vemos en la obligación de hacer público este documento.

Formulario de adhesión

En este link podéis encontrar un formulario de apoyo y adhesión a la carta, donde se aclara que “Todas las firmas recogidas aparecerán en esta página y posteriormente serán presentadas a las administraciones públicas correspondientes, y también a diferentes medios de comunicación para su difusión.

Tu DNI no será publicado en esta página ni en ningún medio, tus datos no serán vendidos a terceros, ni empleados con ningún fin que no sea dar validez a esta carta. Muchas gracias por tu apoyo.”

40
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
40 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
21 Comment authors
GoioMarianoVINCENT EVERETTSpiritjosemari Recent comment authors
Recientes Antiguos
Oscar Yaser Algandour Rodríguez
Lector

Me parece vergonzoso que cuando hay que hacer recortes la cultura se quede directamente sin nada porque “no sirve para nada”, así se demuestra la incultura de nuestros gobiernos.

punicher
Lector

desgraciadamente es el pan nuestro de cada dia, aquí en Asturias se van a cargar la Semana Negra porque el que la organiza es un “rojo” y los que mandan ahora son mas de Franco que la hostia…el salón de Avilés tambien tuvo recortes y si hablamos del de Gijón ya es para echarse a llorar, 9000 euros le dan de presupuesto al hombre para que haga el Salón cuando hace años éste salón traía a gente como John Buscema, Moebius, Frank Cho, Travis Chearest, etc…eso si, las farturas que se meten entre pecho y espalda esas fijo que no las cortan, a ver si revientan todos de una puta vez!!

Ocioso
Lector
Ocioso

Salvo sorpresa de última hora la Semana Negra ya se la han cargado. Ahora van a por el Niemeyer.
Bueno, y aquí en Gijón a por los bichos del parque. El otro día viví un momento de pánico cuando mas de una docena de pavos reales acorralaron a mi enano en busca de su bolsa de gusanitos. Era como una de zombis, pero en pavo real. Un empleado me comentó que el ayuntamiento ha reducido las raciones de comida a la mitad.

static
Lector
static

La cosa está jodida, sí, pero te apuesto lo que quieras a que lo que no han reducido han sido las dietas de viajes y comidas, los sueldos, los complementos, las pensiones vitalicias y las demás prebendas que se chupan los políticos y su cuerda de secretarios, subsecretarios, asesores de confianza, enchufados y demás parásitos a los que les pagamos la gran vida mediante nuestros impuestos…

Ocioso
Lector
Ocioso

Casi prefiero lo de los pájaros y que los enchufados sigan comiendo. Sería peor que a mi enano le rodeara una docena de subsecretarios para quitarle su bolsa de gusanitos.

db105
Lector
db105

Siento disentir, pero me parece que no está la situación como para subvencionar estas cosas, cuando estamos básicamente en la quiebra y tanta gente lo está pasando mal. Alguna vez vamos a tener que superar la mentalidad de que el estado es un pozo sin fondo y que el dinero público no es de nadie.

Ni que decir tiene que también hay que eliminar los derroches que cita Static, pero una cosa no quita la otra.

I´m with a Skrull!
Lector

Igual si se dejasen de polladas y de pagar costosas campañas en pos de “salvar la cultura de la pirateria”, cuyo efecto es entre nada y menos que nada, igual se podria mantener determinadas subvenciones.

db105
Lector
db105

Ya, pero la etiqueta de cultura es muy fácil colgársela. A veces confundimos cultura con entretenimiento. Un programa de apoyo a la escolarización de niños en situación marginal puede ser una buena inversión en cultura. Unas jornadas del cómic no me lo parecen. Y los comics me gustan como a cualquiera de los que estamos aquí, pero no me parece bien que los financie el estado.

Padecemos una presión fiscal muy alta que ahoga nuestra economía, estamos endeudados hasta las cejas y cada año tenemos que gastar cantidades mayores sólo en pagar intereses… En serio, vamos a tener que plantearnos en qué hay que gastar el dinero público. ¿Dejamos de pagar a las residencias de ancianos y discapacitados y les quitamos la mitad de la paga de navidad al personal sanitario como en Cataluña?

I´m with a Skrull!
Lector

“¿Dejamos de pagar a las residencias de ancianos y discapacitados y les quitamos la mitad de la paga de navidad al personal sanitario como en Cataluña?”
A las familias con miembros discapacitados ya les han hecho recortes en la asistencia, de cuanto ha sido la financiación de la pelicula del capitan trueno? esta bien quitar la subvención a un medio como es el comic pero no lo esta quitarsela a otros medios culturales? porque si el comic es entretenimiento, y no tanto cultura, lo mismo pasa con el cine que se produce aquí.

Igor Álvarez Muñiz
Autor

Una cosa, estais confunciendo la palabra “cultura” en sentido antropológico (“todo lo relacionado con el ser humano”) con el “ámbito cultural” (en sentido digamos “clásico con añadidos”) q es de lo q se ocupan (más o menos) los ministerios de cultura… no me meto más en este tema q es muy largo, pero puede llevar a q discutais sin estar hablando de lo mismo. Pero lo cierto es que algunos gobiernos no tienden a cuidar nuestros tres pilares básicos de forma adecuada (educación, cultura y sanidad) y hay otros q directamente van a destrozarlos…
Respecto a Asturias… ese tipo de cosas es lo que pasa cuando se deja de tener presidentes y se empieza a tener “emperadores”… cualquier día se hace él mismo una estatua de oro en medio de Oviedo.

Sputnik
Lector
Sputnik

La Xunta de Galicia ha abandonado a su suerte la cultura de ese país. Las subvenciones desaparecen, los actos también. Los medios ignoran el asunto. Todo lo que huele a gallego es automáticamente condenado al ostracismo siempre y cuando no implique una subvención por “normalización”. Triunfa la demagogia del “no hay dinero” mientras no se invierte en nada que no ofrezca beneficio inmediato. No es sólo el cómic: con la cultura de Galicia la cosa pinta muy fea y sin trazas de mejorar. Y agárrate, España, que vienen curvas.

david rubín
Lector
david rubín

Ojo! No estamos hablando de “cultura subvencionada” ni pedimos que el gobierno “pague los cómics” ni que a los autores el gobierno nos dé dinero público por hacer nuestras obras -cosa que SI ocurre en otros medios de expresión artística- no confundamos las cosas.

Lo que se denuncia en este comunicado es que dejen que convocar concursos para autores noveles -no para los que ya estamos establecidos chupemos del bote- para los que vienen detrás, el futuro, vamos. Concursos que ayudan a que los autores en ciernes se alienten y se esfuercen por mejorar y crear, además de brindarles sus primeras oportunidades para ver publicada su obra.
Denunciamos también que inversiones de dinero anunciadas a bombo y platillo en medios de comunicación por parte de los politicos de cara al cómic a día de hoy siguen sin existir, no se han tramitado, y a las bibliotecas gallegas están dejando de llegar cómics -no solo de autores gallegos, sino también Manga, SH, etc…- y a los centros escolares tres cuartos de los mismo, todo ello se traducirá en unos años en un bajón de lectores considerable al no tener acceso a la lectura de cómic en centros y bibliotecas, los chavales de ahora no sentiran la necesidad de leer y comprar tebeos, cualquier tipo de tebeos.

Eso es lo que denunciamos, no pedimos chupar del bote.

Leeros el comunicado e informaros antes de despotricar, por favor.

Un saludo.

d.

Sandokan
Lector
Sandokan

Para que la cultura sea auténtica y libre, debe dejar de ser subvencionada. Si la crisis elimina las subvenciones, bienvenida la crisis en este aspecto. El dinero público debe invertirse en educación, sanidad, justicia e infraestructuras productivas. Por una cultura libre, creativa, independiente y sin subvenciones.

Mr. X
Lector
Mr. X

Francamente, a mí también me parece escandaloso que en una época donde a cada momento nos sobresaltamos con noticias sobre recortes sociales en temas realmente cruciales para la sociedad –sanidad, servicios sociales, educación- que se proteste porque se quita dinero a los cómics me parece una obscenidad. Literalmente. Si no hay dinero para pagar a los profesores y a los médicos, no debería haber para la peli del capitán trueno o para traducir al gallego o al filipino un tebeo o para un premio municipal que, probablemente –como la mayoría de los premios- estará amañado.

Spirit
Lector

Saludos;
 
Yo, que soy un poco rojo, me voy a marcar un mitín político tipo el gordo ese del M. Moore que vais a flipar.
 
¿Vistéis ayer en el telediario al broker ese de Londres que confesaba dar las gracias a Dios por esta recesión ya que así él y los suyos podían ganar dinero especulando? ¿Sabéis que mientras hay hambruna en África por primera vez en la Historia el planeta tiene suficientes alimentos para toda la población mundial, pero hay que guardar el grano bajo llave para que suba el precio del mismo? ¿Sabéis que las diferencias entre clases cada vez son más grandes?
 
Dinero hay, lo que pasa es que está mal repartido. Lo reparten los mismos para ellos. Las grandes agencias controlan el mundo y lo quieren para sí. Y sí, puede parecer una teoría conspiratoria de esas de peli de Mel Gibson, pero basta echar un vistazo a los periódicos para ver que es la pura y puta realidad.
 
Yo no soy partidario de que se subvencione la confección de un cómic, ni de una película ni de un libro. Las obras de arte no deberían de ser subvencionadas, porque bajo mi punto de vista quien quiera hacerlo lo hará por sus medios sin condicionantes ni mamoneo (como yo en mi blog con la fabulosa serie BEDESEMENIADAS, por cierto).
 
Pero sí soy partidario de que los ayuntamientos convoquen concursos de cómics (o de relatos o de cortometrajes) para que estimulen la creatividad y den oportunidades. Y también soy partidario de que las bibliotecas tengan cómics (y libros y películas y música) para que sean accesibles a todo el mundo. Y también soy partidario de que se organicen salones y jornadas, siempre y cuando éstas sean transparentes y dinero bien invertido. Y soy partidario, en definitiva, de que el dinero público se emplee en estas cosas. Como demostró Keynees más allá de toda duda razonable, cuando el Estado invierte dinero en algo público, los réditos que obtiene no son ni inmediatos ni siempre tangibles, pero sobrepasan el valor de la inversión.
 
Por eso, yo me adhiero a la protesta de éste colectivo. No es una protesta como la de aquel director catalán que acampó años ha ante la Generalitat porque no le daban dinero para hacer su birria de película. Tiene un “transfondo” de que si recortamos derechos sociales, estamos retrocediendo como sociedad. Y no me vale decir “con la que está cayendo”, pues esta caída la ha provocado el propio sistema al ser un irresponsable.
 
Si queremos recortar, quitemos el Senado, que es una cámara inútil con coste astronómico. Quitemos la monarquía y nacionalicemos su patrimonio. Volvamos a hacer públicas empresas como Telefónica, etc…Hay muchos medios y mucho más valientes que dejar sin comer a los pájaros del parque, dejar sin media paga al personal de sanidad en Cataluña (pero mantener las embajadas, y, por cierto, ¿no se dan cuenta de que si la gente tiene menos poder adquisitivo consume también menos?), y demás medidas que no dejan ser un tanto estériles porque el problema de fondo es otro; que muchos brokres se masturban pensando en la montaña de dinero que van a ganar con la recesión y muchas empresas se frotan las manos al imaginar un mundo post apocalíptico en que ellas lo controlan todo en régimen de monopolio.
 
Ah!, que ha gusto me he quedado!
 
 
 

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

La verdad, yo soy gallego y realmente me da igual la BD galega.

Pero aunque no me diese igual, lo siento por ellos, pero recortes hay en todos lados (y más que va a haber, me temo).

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

“Y no me vale decir “con la que está cayendo”, pues esta caída la ha provocado el propio sistema al ser un irresponsable.”

Esto es indiferente. Da igual que sea por el propio sistema o sea por la mano de Dios. Lo que hay es lo que hay.

david rubín
Lector
david rubín

A mi lo que me preocupa es ese pensamiento de “con la de recortes que hay estamos para invertir en cómics, así se mueran”.

genial, Así justamente es como los políticos quieren que penseis, que la Cultura es 100% prescindible.

En cambio en ningún comentario de los aquí vertidos veo que nadie diga -salvo en el de Spirit- que dónde SI se debería recortar es en los sueldos abusivos de los políticos, en sus pensiones millonarias vitalicias, en sus dietas astronómicas, en sus viajes en primera clase, en sus cochazos oficiales, etc…TODAS COSAS, claro está, IMPORTANTÍSIMAS PARA LA SOCIEDAD y de PRIMERA NECESIDAD.

En fin…

Lo dicho, antes de despotricar tan alegremente y llamarnos chupadores del bote, cuando en ningún momento solicitamos un solo euro para nosotros, ya que esto no es el audiovisual, son tebeos, y al menos al que esto firma nunca le han subvencionado un cómic ni quiero además que se haga, son otras cosas en las que se solicita aquí invertir dinero, no estamos hablando, en ningún momento, de subvencionar cultura, leeros la carta y luego, con conocimiento de causa, y a poder ser, sentido común. Opinad lo que querais.

Un saludo!

d.

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

“En cambio en ningún comentario de los aquí vertidos veo que nadie diga -salvo en el de Spirit- que dónde SI se debería recortar es en los sueldos abusivos de los políticos, en sus pensiones millonarias vitalicias, en sus dietas astronómicas, en sus viajes en primera clase, en sus cochazos oficiales, etc…TODAS COSAS, claro está, IMPORTANTÍSIMAS PARA LA SOCIEDAD y de PRIMERA NECESIDAD.”

Mi sentido antidemagogia esta zumbando.

Mr. X
Lector
Mr. X

De hecho, si nos podemos demagógicos, habría que hablar de qué tipo de cultura queremos, si está sana una que necesita subvencionas públicas para sobrevivir, porque no tiene suficiente público para subsistir por sí sola. Y para ser demagógicos del todo, prefiero que subvencionen la industria del automóvil, por ejemplo, ya que da de comer a más familias. Y si hay que protestar, me parece que las firmas se deberían recoger para cambiar las leyes de la hipoteca que están dejando a miles de familias sin hogar.

Nanoniano
Lector
Nanoniano

“al que esto firma nunca le han subvencionado un cómic ni quiero además que se haga”

La subvención del Consello de Pontevedra para BD Banda, tu Premio Castelao de la Diputación de A Coruña, tu Injuve del Ministerio de Cultura, el Na Vanguarda de la Xunta de Galicia, los 7000 ejemplares que tiró la Xunta de tu “Uxio Novoneyra, a voz herdada” para distribuirlos por bibliotecas y escuelas, etc. La pasta pública no solo va en forma de ayudas a la amortización o a la creación, sino también en forma de premios públicos y obras institucionales de encargo. El cómic en España va camino de convertirse en el nuevo cine: progres con “conciencia social” que se preocupan más de hablar pestes del mainstream USA que de hablar de lo suyo. Y que por supuesto buscan su pesebre.

punicher
Lector

Prefiero mil veces que subvencionen cómics o libros que son cultura e incitan a la lectura que se subvencionen corridas de toros que para algunos son cultura, a ver que es más provechoso…

david rubín
Lector
david rubín

No busco pesebre alguno, amigo anónimo.

La subvención esa para BDBanda no se a que viene, ya que yo no soy miembro ni lo he sido nunca de esa asociación.

Los premios que he llevado son eso, PREMIOS, no subvenciones. Las subvenciones son algo bien diferente, se dan para realizar obras de la índole que sea. Los Premios se dan a una obra terminada, realizada sin apoyo económico, y que un jurado tiene a bien premiar porque la considera la mejor de las que se presentan a dicho premio. Las subvenciones tienen otra naturaleza y otro fin que los premios, NO SON LO MISMO.

Lo de Uxio Novoneyra; fue un encargo directo, me llamaron para hacer un tebeo, pagaban tanto y lo hice. Punto. No fue una subvención, en este caso la Xunta actuó como EDITORA del libro, a todos los niveles.

Cae de cajón que todo ello fue pagado por dinero público, pero en ninguno de los casos fue subvencionado. Ya que una subvención, como dije, es otra cosa bien diferente.

El resto de mis libros publicados igualmente NO han sido subvencionados, mi trabajo lo ha pagado un editor, que es lo suyo, con dinero proveniente de la cuenta corriente de su empresa, no de una subvención ni de dinero público.

Por cierto, que me dan mi buen dinero, mis cómics, digo, y dicho dinero proviene de sus VENTAS exclusivamente, en España y en el extranjero, no de subvenciones.

Y como NO estoy asociado a ningún tipo de SGAE ni nada por el estilo, mis ingresos provienen ÚNICAMENTE de eso, de las ventas.

Antes de soltar mierda o información sesgada sobre uno, informaros, por favor.

Repito, ninguno de los autores que firmamos esta carta abierta solicitamos un solo euro para nuestros bolsillos, sino que los compromisos adquiridos publicamente por la Xunta de cara al sector del cómic (no de cara a los autores) se cumplan. Nada más.

Os invito a que volvais a leer, o leais por primera vez, la carta abierta y de ese modo, comprobéis que para nada pedimos chupar del bote como algunos soltáis aquí tan alegremente.

Y con esto cierro por mi parte mi intervención aquí.

Podeis escupir si quereis, me la sopla no sabeis cuanto.

d.

Spirit
Lector

Creo que estamos personalizando el debate. De forma además innecesaria.
 
Precisamente, el gran error que cometemos nosotros como cuidadanos es aceptar que “esto es lo que hay”, pensar que bueno, que hay que hacer sacrificios porque así “nos lo dicen”, etc…Pues no; estamos en una sociedad que ha evolucionado y el Estado del Bienestar es un gran paso en esa evolución. Y ahora, porque algunos bancos dieron más dinero del que tenían o porque lo dicen algunas agencias o porque Merkel se ha levantado con mal pie pues aceptamos que “hay que recortar” sin más, porque es “lo que hay”. Con ese pensamiento, no se hubiera hecho la revolución francesa y los nobres se estarían tirando todavía a vuestras esposas en base a que “es lo que hay”.
 
Personalmente, ya he dicho que estoy en contra de la subvención a los autores, sean dibujantes, sean cineastas, sean escritores. Pero no estoy en contra de que la cultura se promueva, sea accesible, esté al alcance de cualquiera y se estimule. Un paso atrás en eso es un paso atrás en la sociedad.
 
Tenemos miles de gastos supérfluos e injustificados que pocos se cuestionan. Se ha mencionado las dietas de los políticos, sus sobresueldos y coches, etc…como los más evidentes. Pero hay tropecientos más que “aceptamos” y no nos molestamos ni en investigar. Aquí en Cataluña, por ejemplo, tenemos una serie de embajadas que sólo con la venta de los edificios donde están ubicadas (en zonas estratégicas de París y New York) se tendría para no recortar los centros de urgencias nocturnos durante un año. Y seguro que cada uno conoce tropecientos ejemplos locales más.
 
Y es verdad que hay otros frentes más importantes. La dación en pago por la hipoteca es uno de ellos. Pero es el conjunto de todo lo que  nos debe importar; no retroceder en algo que hemos logrado. Dar importancia a las cosas. Hacer que los políticos gestionen bien NUESTRO dinero.
 
Lo he dicho y lo repito; si el dinero recortado en promocionar concursos de cómics o a que éstos estén en las bibliotecas se destinase a pisos de protección oficial y lo decidieran políticos mileuristas que se traen la fiambrera al parlamento, como cualquier trabajador, pues tendría otro color. Pero que lo decida un tipo dueño de una agencia de calificación en concordancia con los poderes públicos bien pagados en base a un “esto es lo que hay” me parece una actitud conformista.
 
En el fondo, y tiene razón david rubín, mucha gente piensa (y es libre de ello, que conste) como los políticos quieren que piensen; no quejaros, sed conformistas, no importa la cultura, aceptad lo que os decimos, que es por vuestro propio bien…

Ocioso
Lector
Ocioso

Spirit ha comentado: estamos en una sociedad que ha evolucionado y el Estado del Bienestar es un gran paso en esa evolución.
 
¡Ja, eso es lo que tú te piensas! La mitad de la gente con la que te cruzas por la calle, algo mas de la mitad según la comunidad en la que vivas, cree lo contrario y va a votar para cargarselo. Evidentemente nadie te lo va a reconocer abiertamente.
¿Es un buen momento para sacar a colación al pavo que se ha puesto de moda estos días y que sueña con recesiones para enriquecerse? Hoy nos escandaliza que alguien lo reconozca y lo exponga en público. En unos meses lo habremos asimilado y esas frases se escucharán de forma habitual.

José Torralba
Autor

Si atendemos a términos puramente keynesianos, como decía el amigo Spirit allá arriba (por cierto, a Keynes el bueno de Hayek era perfectamente capaz de enmendarle la plana más allá de toda duda razonable), las corridas de toros son más provechosas que la subvención de cómics o libros, porque la base del keynesianismo es aumentar la demanda agregada por la vía pública; es decir, que la inversión pública genere movimiento económico y acabe siendo rentable para el Estado gracias, precisamente, a que ese movimiento económico genera ganancias vía impuestos. Pero claro, el provecho no sólo se mide en términos económicos, y no todas las subvenciones son iguales. ¿Es la sanidad económicamente provechosa? Pues NO. Su déficit se mide en función de su deuda sobre la partida económica asignada, no sobre ganancias netas. La sanidad cuesta dinero, pero es dinero bien empleado. De la misma forma que es dinero bien empleado el que echamos en becas, pensiones, seguros de desempleo, etcétera, etcétera, etcétera. Hay cierta lógica keynesiana en el asunto (muchas industrias se mueven con algunas de estas actividades, aunque lo cierto es que se moverían de todas formas) pero en realidad el keynesianismo de la socialdemocracia donde opera de verdad es en las llamadas inversiones públicas (que no por nada se diferencian terminológicamente del gasto social): inversión en infraestructuras, ayudas a industrias agropecuarias, exenciones fiscales a nuevas empresas y demás. Este tipo de asuntos generan dinero para el Estado. Se le da un empujoncito a distintas actividades y cuando están en marcha, les toca pagar.

La cuestión es ¿la cultura qué es exactamente? Pues ahora mismo es una entidad esquizofrénica, al menos en la conciencia social; esquizofrenia que lleva a ponerla en el punto de mira en cuanto se habla de subvenciones (por encima de otras muchas cosas, en las que habitualmente ni se cae). Por un lado la cultura (como ámbito), al menos bajo mi punto de vista, es un bien social a preservar tan importante como la salud o la educación… creo que es parte constitucional de la identidad personal y colectiva, y de la misma manera que no quiero que los que apenas tienen recursos económicos no puedan ir al médico, tampoco quiero que no puedan leer libros, ir al cine, asistir a conciertos, ver exposiciones, asistir a charlas y un largo etcétera. Un ciudadano sin cultura es muy manipulable, y eso no me interesa ni como ciudadano que vive al lado ni como demócrata. Por tanto, sí, opino que la cultura es en parte uno de esos bienes en los que el Estado tiene que echar dinero sin esperar recuperarlo a largo plazo. Aunque tendría que haber mecanismos para que se evaluara si se cumplen los objetivos en cada una de estas actividades y acciones públicas, que se concretan más que nada (en el campo del cómic) a través de la subvención de jornadas, exposiciones, charlas, etc.

PERO el problema viene con el aspecto industrial. Porque la cultura, aparte de un bien público, es una industria (y a mucha honra). Estos mimbres son pasto abonado para la demagogia: desde el que confunde el bien público con la industria al grito de “abajo las subvenciones” (sin detenerse a mirar qué es lo que se está subvencionando) hasta el productor o editor de turno que se ampara en el derecho a la cultura para que le subvencionen una tirada. Y yo a esto, como Thor, digo NO. Hay que hacer pedagogía de las cosas, hay que explicarlas clarito y todos los miembros de la cadena productiva deben tenerlo claro: cuando se concede un premio público (yo soy de los que opina que mejor uno bien dotado y prestigioso que veinte en cada pueblo), o se fomentan unas jornadas, o se envían ejemplares a las bibliotecas, se fomenta la cultura como bien social, y es bajo esos términos que se debe analizar la bondad del asunto (y racionalizar –que no suprimir– los presupuestos). Pero cuando se subvenciona una película o se concede inversión en un sector, se espera un retorno ecónomico keynesiano a corto plazo. No hablamos aquí de proteger y fomentar un bien social, sino de promover una industria. Y, en este sentido, yo no tendría ningún problema con las subvenciones al cine si a) El sector cinematográfico español no estuviera tan hipertrofiado (la producción española anual es descomunal para nuestro país) b) Esas subvenciones estuvieran mejor controladas por el ICAA y c) Las películas estuvieran generando un retorno económico mayor a lo invertido.

Porque reconozcámoslo: no jode que se subvencionen películas españolas; lo que jode es que se subvencionen películas que no calan entre el público y que las ayudas en 2010 fueran de mayor cuantía que la recaudación. Lo que falla es la dimensión industrial, no la labor de protección cultural. ¿Con respecto al cómic? Lo mismo. Esta carta abierta contiene incumplimientos institucionales en los dos aspectos de lo cultural. Incumplimientos que, bajo mi punto de vista, deberían haberse concretado en un pacto de mínimos en la protección cultural y una revisión racionalizada en la industrial. Bajo ningún concepto se debería suprimir la primera pero habría que rediseñar la segunda si es que no da beneficios (para el Estado).

Spirit
Lector

Ocioso;
 
Precisamente de ahí mi discurso y mi queja. Que algo que se ha logrado como “avance” en la sociedad se nos venda como “un retroceso, ahora no toca, no puede ser” y la gente lo acepte sin más. Porque yo entiendo que el que te de un infarto en la calle y venga una ambulancia a recogerte, te lleve a un hospital y éste haga lo necesario para que no la palmes, sin mirarte nada más, es un avance.
 
Y yo mismo he comentado lo del broker que, sinceramente, no sé a qué viene tanto escándalo cuando es el pan nuestro de cada día. Precisamente he puesto el ejemplo del almacenamiento del grano de trigo para que suba el precio como ejemplo de especulacion para ser rico a costa de que la gente pase hambre. ¿Esa es la sociedad que queremos? ¿Es lo que estamos dispuestos a aceptar?
 
Un Estado ha de tener una serie de servicios, procurar unos mínimos. Una televisión pública es necesaria. Luego, el que quiera ver cine de estreno en cualquier canal de pago, que se rasque el bolsillo. Una red de bibliotecas bien surtidas es necesario. Luego, el que quiera comprarse la última novedad de DC que haga otro tanto. Etc…
 
Y sí, personalmente a mí me sorprende algo que creo que debería estar más allá del debate ideológico; mantener el Estado del Bienestar y no recortarlo, porque es lo que nos mantiene como sociedad y como personas. En el momento en que te de un infarto en la calle y no venga nadie o, si vienen, no te atiendan porque no tienes dinero, luego no te quejes…

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

“Pues no; estamos en una sociedad que ha evolucionado y el Estado del Bienestar es un gran paso en esa evolución. Y ahora, porque algunos bancos dieron más dinero del que tenían o porque lo dicen algunas agencias o porque Merkel se ha levantado con mal pie pues aceptamos que “hay que recortar” sin más, porque es “lo que hay”. Con ese pensamiento, no se hubiera hecho la revolución francesa y los nobres se estarían tirando todavía a vuestras esposas en base a que “es lo que hay”.”

Cuando digo que es lo que hay es que… bueno, es lo que hay. Tan simple como eso. Otra cosa son las posibles soluciones al problema. Pero el problema existe.

Lo del estado del bienestar es muy bonito. El problema es que ya no se puede garantizar eso. No de la misma manera en lo que conocemos.

Se habla de recortes, pero es que los recortes van a afectar ¡a todo Dios, de alguna manera u otra! (si es que no están afectando ya). Aqui no se libra ni el apuntador.

El pensar “los bancos son muy malos” o “los politicos son unos sacacuartos” no va a hacer que la crisis se solucione.

Sputnik
Lector
Sputnik

“Para que la cultura sea auténtica y libre, debe dejar de ser subvencionada.”

Qué fácil de decir. Pero esto no es Yupilandia, que es Galicia. En un país en el que nunca hubo una industria cultural potente ni (caso de Catalunya, por ejemplo) una burguesía cultivada con ganas de ejercer mecenazgos al arte y la cultura de ese país, los autores dependen de su talento, sus ganas y (sep!) de que su gobierno gaste pasta en cultura, sea en forma de subvenciones, concursos, apoyo a actos difusivos como las Xornadas de BD de Ourense, presencia en los medios, distribuición a bibliotecas, centros de enseñanza o museos, etc… Y no sus equivoquéis: si hoy se habla de lo “cojonudo que es el cómic gallego” se debe a años del trabajo de autores y editores que no se frustraron ante el páramo cultural que se extendía ante ellos y abrieron camino a base de cabezonería. Porque pasta, lo que se dice pasta…

Tenemos a medio país indignado con los recortes en la educación de un país. Pues, macho, la cultura de un país no es menos importante. Lo entenderéis, supongo, durante los próximos cuatro años bajo la política del “no hay dinero para eso que Ud. pide, que tenemos que hacer un parking de pago”.

Ocioso
Lector
Ocioso

Spirit ha comentado: En el momento en que te de un infarto en la calle y no venga nadie o, si vienen, no te atiendan porque no tienes dinero, luego no te quejes…
 
¿Pero como voy a tener dinero si me abrasan a impuestos para pagarle ambulancias a los rumanos? ¡Coño, que vayan a infartarse a su país!  😉
 
Cuando la pobreza entra por la puerta el amor por los demás salta por la ventana. Incluso el amor propio, porque hay que ver lo mezquinos que podemos volvernos para autojustificarnos.

Sputnik
Lector
Sputnik

Quiero casarme con usted, señor Ocioso.

Lograi
Lector

La cultura es así… De momento, a nadie de arriba le interesa que exista, pero, en cuanto da duros, ya podéis cronometrar cuánto tardan en colgarse la medallita…

Titan
Lector
Titan

¡Viva Hayek y abajo Keynes!

Ocioso
Lector
Ocioso

¡Viva Salma Hayek!

Spirit
Lector

Saludos;
 
No es el propósito de mi/s comentario/s incentivar el debate ideológico y/o polìtico. Pero no tengo tan claro que Hayek (Don Frederichk, no Selma) se comiera con patatas a Keynes, aunque en estos años (que trajeron estos lodos) de política (neo) liberal parece ser que sí que se le ha hecho más caso…y así nos ha ido.
 
Para empezar, las ideas de Keynes influyeron bastante en la recuperación de EEUU tras la gran depresión y en la posterior recuperación de Europa tras la segunda guerra. Y creo que más o menos unánimamente esos períodos están considerados los de mayor bonanza y justicia social. Si es cierto que la discusión Hayek-Keynes o Keynes-Hayek fue un tanto el SALVAME de los economistas de la época, con duros cruces de libros teorícos de uno debatiendo la tesis del otro, pero creo que de ese duelo no hubo un unánime vencedor.
 
En todo caso, al hilo de lo que decía Jose Torralba…yo creo que los poderes públicos han de invertir “keynesianamente” en cultura, aunque no tanto como industria si no como “concepto”; que ésta esté disponible, sea accesible, se promueva su uso y difusión, etc…y la “ganancia” que revertirá en el Estado (que es la sociedad) será mejores ciudadanos. Por eso mi lamento de que se suprima sin más una serie de compromisos respecto a la BD gallega, que tiene como problema de fondo el que se suprima una rama (junto a otras tantas) de la difusión en general de la cultura. Otra cosa, claro está, es que podamos debatir si las ayudas a “lo que sea” porque es “nacional” (sea gallego, catalán, etc..) son justas o no son más que fomentar unos nacionalismos un tanto interesados, pero no es esa la cuestión aquí.
 
Ocioso; Primero le salvamos la vida al rumano, y luego si no tiene los papeles y nos hace gasto…:-) Y viva Salma Hayek!
 
VICENT: Pues sí, efectivamente, es lo que hay…pero no debemos conformarnos con eso. Tenemos que luchar, quejarnos, ser críticos e inconformistas…y luchar y pedir y exigir lo que “debería haber”. Y, además, cuestionarnos que lo que hay lo hay porque “ellos” lo dicen o lo han inducido así…

VINCENT EVERETT
Lector
VINCENT EVERETT

“Y, además, cuestionarnos que lo que hay lo hay porque “ellos” lo dicen o lo han inducido así…”

“Ellos” y me temo que tambien… “nosotros”

Mariano
Lector
Mariano

Creo que los que habláis de SUBVENCIONES como el motivo de las quejas de los autores gallegos deberíais saber algo: este ultimo año había un dinero (unos cuantos miles de euros, no se la cantidad exacta) destinado a gastar en el salón de Barcelona, sin un diseño claro de que se iba a hacer exactamente allí…pues bien, la mayoría de autores y asociaciones culturales relacionadas con el cómic decidieron renunciar a ese dinero explícitamente, antes que ver como (como otros años) se malgastaba inútilmente.
No se cuantos colectivos conocéis que renuncien o hayan renunciado a una cuantiosa ayuda publica..yo solo conozco al nuestro…los editores, por ejemplo, reciben subvenciones, los autores no, ni las queremos. Pero creo que el hecho de que las bibliotecas publicas dejen de comprar libros, que se dejen de celebrar certámenes o concursos ( con muy escaso coste) no son reivindicaciones tan locas, a pesar de “la que esta cayendo”…y en todo caso, una administración cultural que dice que no tiene dinero que administrar lo primero que debería plantearse es desaparecer, y no mantener poltronas en nombre de los que si creamos algo para que ellos se peguen la vida padre diciendo promocionarlo.

Goio
Lector

Bueno, vamos a ver… Estan ustedes tan animados con el debate que en realidad se han escapado de los objetivos fundamentales de esta carta para entrar en el animado tema de lo que viene siendo la cultura y hasta donde llega la responsabilidad (y necesidad) de mantenerla. Porque esto es otro tema, si tal al final hago un apunte.

Entonces, lo que importa, vamos a dibujar el marco de esta protesta. Cuando en 2009 se produjo el cambio en la Xunta de Galicia la crisis aun no era LA CRISIS, pero el PP hizo exactamente lo mismo que estan haciendo ahora en todas esas comunidades o ayuntamientos en los que tambien se produjo cambio de gobierno: denunciar mediaticamente (este matiz es importante) fraudes, agujeros, expolios… En el caso concreto de Galicia, que es el que nos incumbe, veniamos de un bipartito que apenas duro 4 años despues de decada larga de fraguismo. Ese fraguismo es, en esencia, politica popular (del PP, se entiende), y muchos de sus problemas heredados siguen aun ahi porque sus responsables la liaron muy gorda financiando mil chanchullos que en una legislatura era complicado cepillarse, y menos aun si dentro del bipartito que los heredo se encontraban personajes politicos (no todos) que funcionaban de manera similar.

Bien, esa legislatura pasada cometio errores, pero ninguno de ellos paso por cortar de raiz lo que se hubiera hecho anteriormente. Y digo que esto no fue un error por dos motivos: porque algunas dinamicas si se habian creado, y porque economicamente se habian creado un amplio numero de redes inutiles que habrian generado pobreza inmediata de haberse eliminado de golpe al largar a mucha gente a la calle. Esto ultimo era problema del bipartito? No, era un marron heredado de los anteriores.

En la carta que ha hecho publica el gremio de ilustradores no se ahonda en los problemas heredados, sino en como respondio el actual gobierno ante los mismos. O sea, ahora el lio viene por como se esta actuando, y no por como pudieron haber actuado sus antecesores. Motivos:
1. Por un lado, como se comentaba por aqui, terminar con todo lo que suenen a galeguidade. Se tiende a pensar, porque es un arma electoral muy poderosa, que esto de la galeguidade es un sintoma de nacionalismo. Si asi fuere, el primer nacionalista fue Fraga, y con el toda esa caterva de fieles entre los que se encontraban los mismisimos Feijoo y Rajoy en tiempos. Lo cierto es que hay que entender este punto como la capacidad para fomentar la creacion desde una perspectiva mas o menos local. Y aqui no ha lugar para considerar que lo localista es malo o anticomercial: localista es casi todo lo que nos llega de usamerica pero en todas estas decadas se nos ha educado para que lo consideremos como universal. La culpa es nuestra por entrar por el aro.
2. Con la entrada del gobierno de Feijoo se paralizo todo con la excusa de los supuestos agujeros. Lo cierto es que los gastos se derivaron, y que a pesar de los recortes presupuestarios las inversiones de la Xunta han sido diversos y sustanciosos en determinados ambitos, pero siempre dirigidos hacia el exterior y para empresas amigas. Por quedarnos con la cosa cultural, con el Xacobeo se contrataron todos los grandes eventos con empresas foraneas y se metio pasta para que se hicieran dos peliculas de nulo retorno economico (mientras que un gallego gano en Cannes en las mismas fechas en las que en Conselleiro de Cultura viajaba a unas fiestas en no recuerdo que rincon asiatico para promocionar el año santo). Tambien les recuerdo que aqui ya pagamos una visita papal (incluso asumiendo costes de su paso por Barcelona), algo que se fue como a 8 millones declarados (pueden buscar por ahi lo que se estima a mayores).

Mas concretamente, en esta carta se informa de que se incumplieron promesas de apoyo, y no que ahora se esten recortando partidas. Aqui se dice que por motivos politicos se eliminaron concursos y certamenes, solo por mantener reditos electorales despues de haber vendido a ciertos sectores de la poblacion el peligro nacionalista cuando en realidad muchas veces se mantenian eventos de la Era Fraga. Esto es a grandes rasgos lo que se dice, y eso no tiene nada que ver con las necesidades actuales, pues, ya digo, los recortes llegaron desde un primer momento para el tejido galego al tiempo que otras empresas españolas comenzaron a facturar por hacer aquello que aqui dejaba de hacerse (y aqui ya no hablo solo de ambitos culturales, claro, todo lo relativo a la dependencia tiene bastante peso, como ese servicio telefonico que ahora da asesoramiento rural desde no se que provincia española en la que no tendran ni repajolera de donde queda Cerdedo o Coiros).

Ustedes se han ido por lo del valor de la cultura. Bien. El valor de la cultura sera el que sea, pero es. En realidad de lo que quieren hablar es del sistema de financiacion publica que tenemos en este pais. La mitica: pagamos nuestros impuestos y queremos saber que se hace con nuestro dinero y blablabla. En realidad durante muchos años a poca gente le ha interesado todo esto porque parecia que estaba todo cubierto. Parecia. Lo cierto es que ya de aquella habia autonomos y sueldos miserables que no la liaban parda porque parecia que al menos estaba todo cubierto. Parecia.

Ahora lo que se vende es que en realidad era todo un fraude y que esto que tenemos es insostenible. Bueno, lo que es insostenible es cambiarlo de un dia para otro. Con las decadas de la democracia se ha eliminado la competencia sana al primar grupos de comunicacion que han ido fagocitandolo todo. Se han entregado las cadenas de distribucion a empresas extranjeras que a su vez se han encargado de ahogar toda la produccion estatal en diferentes ambitos culturales. Ahora los tribunales van a por la SGAE, pero nunca el PSOE ni el PP quisieron ponerles freno cuando ellos solitos se encargaron de frenar la evolucion del mercadeo cultural en este pais.

En definitiva, ustedes de lo que se estan quejando ahora es de todo lo que se hizo mal durante años, y aun asi apuntan a anecdotas presupuestarias de rabiosa actualidad sin que parezcan tener el menor interes en analizar otro tipo de gastos menos glamourosos que se van haciendo en materia de infraestructuras o el propio mantenimiento de los partidos (recordemos el dato de que tras las anteriores elecciones el PP se embolso 12 millones por participacion, y el PSOE 8). A dia de hoy el parlamento español sigue diciendo que a las empresas les supondra una bonificacion en su declaracion el patrocinar la visita del Papa, pero tambien a dia de hoy sigue sin fomentarse que estas mismas empresas inviertan en creadores (del tipo que sean) con ese mismo tipo de bonificaciones. A dia de hoy, en realidad, se pretende vender como analisis una vision de la realidad a la que le falta esa miradita al pasado tan necesaria para entender por que llegamos hasta aqui y por que no se puede prentender cortar todo de golpe. Porque esto ultimo si es una ruina anunciada.