Capucha Roja, el forajido: Tercera temporada – El fin de los forajidos

Jason se despide de los forajidos en este último tomo que cierra la etapa de Lobdell.

Por
2
1158
Capucha Roja

Edición original: Red Hood: Outlaw núms. 44-47 y 49-52 USA
Edición nacional/España: ECC Ediciones
Guion: Scott Lobdell, Shawn Martinbrough
Dibujo: Paolo Pantalena, Travis Mercer, Tony Akins, Moritat
Entintado: Paolo Pantalena, John Livesay, Stefano Gaudiano
Color: Arif Prianto, Paul Mounts
Traducción: Jaime Valero Martínez
Formato: Rústica, 224 páginas. A color.
Precio: 21,50 €

Capucha Roja dice adiós a Lobdell

“¿Un laberinto místico que los Sin Nombre pueden usar para viajar a cualquier rincón del espacio tiempo?”

Con este Capucha Roja, el forajido: Tercera temporada – El fin de los forajidos termina el largo recorrido de Lobdell con Red Hood. ECC ha publicado en menos de dos años 5 tomos del Robin renegado, teniendo una cadencia mayor a sus compañeros de formato, poniéndose al día con el personaje caído en el olvido por parte de la editorial desde los New 52. Una buena noticia para los seguidores del Jason Todd que han podido leer, lo digo ya, una entretenida y respetable etapa con un guionista mucho más inspirado que en la serie anterior, especialmente en los tomos titulados Capucha Roja y los forajidos.

Al igual que ocurría la semana pasada con su “hermano mayor”, Nightwing, es pertinente reseñar este tomo previo a la nueva lectura del segundo Robin en Batman: Leyenda Urbanas de salida al mercado el pasado martes 5 de octubre. El próximo domingo volveremos a la actualidad de la editorial con reseñas de Estado Futuro.

Capucha Roja

El tomo abre con Isabel Ardila que tiene un cambio significativo en este número. Si al aficionado a Capucha Roja le cuesta elegir entre qué amante es la más conveniente para Jason, ahora no tiene que hacerlo. El general Gloria, un trasunto del Capitán América, trata de liderar a los forajidos en Qurac, que como es costumbre tienen sus propios planes. Una manifestación pacífica se convierte en una gran batalla mística con la Casta Total y los Sin Nombre implicados. Un extraño equipo se forma, y más tarde uno aún más sorprendente uniendo pasado y presente.

La conjunción de grupos es puro y estricto fanservice, sin sacar tajada de las posibilidades de la idea ni un provecho conveniente. Una circunstancia repetida y achacable al run de Lobdell, los momentos álgidos son tales, pero rara vez son exprimidos, quedándose en la superficie sin sacar nunca todo el jugo posible a la situación. Algo que tuvo su mayor expresión en el tomo anterior donde el reencuentro de los forajidos, tan apegados en toda la etapa, no casa plenamente con lo contado en libros pretéritos, dejando un sabor agridulce en el aficionado.

Tal y como anuncia el título, los forajidos se disuelven. Bizarro adquiere un nuevo lugar en el DCU, uno que a priori no va con el personaje y que raro será que se aproveche en un futuro, a pesar de sus posibilidades, presentes, pero difíciles de ejecutar. Artemisa dice adiós a Jason con la promesa de volver a encontrarse pronto. Un cierre con la amazona impostado y poco orgánico en el que, al menos, no se crea un problema de la nada con el fin de darle sentido a la despedida.

Personajes recurrentes de la etapa como Suzie Su, Ma Gunn, Cerebro, Monsieur Mallah, la doctora Shay Veritas, la hija del Joker (con un capítulo dedicado) o los estudiantes asignados a Todd durante El año del villano tienen su participación, además de alguna que otra sorpresa. El guionista trata de cerrar tramas abiertas aunque deja alguna que otra sin concluir ni desarrollar.

Capucha Roja

Los dos últimos capítulos del volumen son escritos por Shawn Martinbrough que cuenta de forma un tanto costumbrista el regreso de Jason a Gotham y cómo se instala y divierte con amigos. No deja de tener lugar un conflicto con una banda callejera, pero el concepto del par de números es dejar listo y preparado a Todd para su siguiente andadura. Esta historia está dibujada por Tony Akins y Muritat, con tintas de Stefano Gaudino y color de Paul Muunts.

Paolo Pantalena es el encargado del dibujo de la gran mayoría de páginas del libro. La serie ha ido cambiando de dibujante prácticamente en cada tomo publicado. Pantalena tiene un estilo muy similar a Kenneth Rocafort, con quizás tintes más noventeros, dando una unidad entre la anterior publicación y esta. Cumplidor, ha resultado ser un dibujante competente con alguna buena ilustración como la doble página en la que los Sin Nombre abren La Cámara del todo. Un dibujo entregado a la acción apropiado para el cómic. Del color se ocupa Arif Prianto que utiliza una paleta intensa y efectista que potencia el trazo.

La etapa de los Nuevos 52 y el poso dejado (por autor y personaje) no le hace ningún bien a esta larga serie (su extensión hace más valorable su calificación) que, ciertamente, cuenta con los males atribuibles a Lobdell como la sobreexposición, el exceso de fanservice o la necesidad de agitar el árbol cada pocos capítulos, pero aún así, es muy disfrutable principalmente por la dinámica de equipo que logra crear y ser capaz de despertar cierto interés por la mayoría de tramas. Probablemente no es un muy buen cómic como tal para el aficionado a la editorial o al cómic superheroico pero sí uno bastante recomendable para los seguidores de Capucha Roja.

Capucha Roja

Autor y personaje llevan mucho tiempo unidos, y a pesar de los halagos, nada mal le viene a ninguno separar sus caminos. Jason resulta muy interesante en las manos de Chip Zdarsky y Eddy Barrows, en la mencionada cabecera (en grapa) Batman: Leyendas Urbanas, serie donde seguir las andanzas del Robin resucitado por excelencia. Un personaje que poco a poco encuentra su lugar en la editorial, hasta que los editores se cansen y piensen que es un buen momento para cambiar su estatus. El del casco colorado ya está acostumbrado solo hay que ver Future State como ejemplo más reciente. Por ahora nos ha quedado una buena etapa desde el Renacimiento y un esperanzador primer número guionizado pos Zdarsky, estamos de enhorabuena. Hace dos años no había cómics del personaje, los seguidores de Capucha Roja no podemos quejarnos.

Lo mejor

• El camino trascurrido por Jason Todd.

Lo peor

• Lo poco justificado de la ruptura con los forajidos.

Edición original: Red Hood: Outlaw núms. 44-47 y 49-52 USA Edición nacional/España: ECC Ediciones Guion: Scott Lobdell, Shawn Martinbrough Dibujo: Paolo Pantalena, Travis Mercer, Tony Akins, Moritat Entintado: Paolo Pantalena, John Livesay, Stefano Gaudiano Color: Arif Prianto, Paul Mounts Traducción: Jaime Valero Martínez Formato: Rústica, 224 páginas. A color. Precio:…
Guion - 7
Dibujo - 7
Interés - 7

7

Final

Un tomo que es un reflejo de toda la etapa del autor con el personaje. Aún con sus tropos habituales, entrega una etapa disfrutable, mucho mejor que la pretérita de los new 52. Dejar a Jason sin cargas y libre de ataduras, disponible para todo lo que surja en la editorial, lastra un poco el final.

Vosotros puntuáis: 7.46 ( 6 votos)
2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
10 octubre, 2021 12:31

Los dos primeros tomos de Forajidos y el primero de Capucha Roja el forajido estan muy bien. Un comic sorprendentemente divertido. A partir del Año del Villano Lobdell comienza gradualmente en caer en sus viejos vicios, tramas y autohomenajes, ademas de ir cambiando situaciones y tramas de forma abrupta y sin que puedan respirar, sin desarrollo suficiente. Aun asi, incluso la recta final de la serie es lo mejor que ha escrito en DC (que yo haya leido).

Pero esos tres tomos si que merecen la pena, para los que gusten de Capucha Roja o de supers en general, y hay que decirlo porque el nombre de Lobdell y el precio pueden pesar.

Saludos!

Tanis_82
Tanis_82
Lector
12 octubre, 2021 20:17

Street Fighter 2 ahora también forma parte del Universo DC? Mucha ganas de leer la pelea Zanguief vs. Trigon del comic.