Batman/Catwoman, de Tom King, Clay Mann y Liam Sharp

Reseñamos Batman/Catwoman, la nueva miniserie de Tom King y Clay Mann que llega a su fin.

Por
9
2481

Edición original: Batman Catwoman 1-12 USA (DC Comics, 2021-2022)
Edición nacional/España: Batman/Catwoman 1-12. ECC Ediciones, 2021- 2022
Guion: Tom King
Dibujo: Clay Mann, Liam Sharp
Color: Tomeu Morey
Traducción: Felip Tobar Pastor
Formato: Grapa. 32 páginas. 2,25-2,95€

La gata y el payaso

«Silent night. Holy night»

Este mes ECC Ediciones publicará el último número de Batman/Catwoman. Un proyecto personal de Tom King, rodeado de luces y sombras, años después de su abrupta salida de la colección del murciélago. Si el corazón de su etapa había sido precisamente la pareja, un nuevo trabajo devolvía cierta esperanza a sus seguidores, huérfanos de un verdadero final para su andadura con el personaje. Acompañado de dos dibujantes de nivel y posición en DC Comics como Liam Sharp y Clay Mann, a lo largo de doce meses, nos devolvía al pasado y presente de BatCat.

En un relato a varios tiempos, vamos a ver a Selina y Bruce relacionándose a lo largo de los años, con un testigo de ocasión: el Joker. Alrededor, los distintos secundarios de la familia, desde un trasnochado Dick, comisario en el futuro, a Helena, sin olvidarnos a una vieja conocida por todo seguidor deceíta: Andrea Beaumont.

Tom King repite muchas de las formulas que hicieron tan personal su andadura en Batman. No se vale de los códigos y el canon del personaje en términos de caracterización, sino que se centra en su propia visión, única y distinta. Parte de una serie de convenciones que el lector debe aceptar, a pesar de no encajar del todo con lo que conoce de los protagonistas. Selina y el Joker se conocen a la perfección y tienen una historia común, por ejemplo, lo cual no deja de ser un añadido de King a lo que sabemos de ambos.

Su principal problema es que es evidente, fácil y poco sutil a la hora de abordar los diálogos. Los protagonistas se relacionan con su entorno a base de repetir pensamientos manidos y sobreexplicar sus pensamientos. Si Selina habla con Dick, por ejemplo, incide cada vez la misma opinión y drama. Falta delicadeza, los silencios que tan bien funcionaban en la serie de Renacimiento, y sobra la reiteración de la que ya hacía gala en esta, desposeída absolutamente ahora de la construcción que la hacía interesante entonces.

Sí es positivo el cambio de enfoque en la miniserie y cómo los autores han conseguido subvertir las expectativas. No es una continuación al uso, la protagonista es Selina y tampoco es una historia de amor, sino más bien del odio que surge de los rincones que va dejando este. Las diferencias fundamentales entre personas, incluso aquellas que se quieren. Entre un héroe que arrastra el drama de no saber quién es y una mujer que sabe perfectamente adonde va y por qué se comporta de esa manera.

Pero la originalidad se pierde en la forma, en la estructura que vertebra lo que pretenden King, Sharp y Mann. Doce números terminan por destruir algo tan básico como es la condensación de ideas. A pesar de que King añade capas formales, con la narración a tres tiempos, esto resulta más una trampa de guionista que una auténtica oportunidad para explorar la definición de la obra.

A partir del tercer numero, la historia se paraliza. Página a página se va haciendo evidente cómo hay una desconexión entre el primer momento dramático y el camino hacia el final de la obra.

No ayuda el cambio de dibujo y la diferencia en la apreciación de uno y otro estilo. Clay Mann está particularmente bien en los primeros números, con una carga erótica y sexual, tan propia de otros trabajos suyos, estático en cuanto a sus personajes y el modo de narrar la historia. Capta sobremanera el impacto inicial en el lector, pero una vez se empieza a concretar la aventura, acción y traumas familiares, no consigue llegar más allá. Es atractivo a primera vista, cautivador en ciertas páginas, pero poco efectivo en cuanto al tratamiento de personajes y su cambio a lo largo de la obra.

Liam Sharp, por su parte, continúa con su profundización en un nuevo estilo. Con trazos de caricatura, a ratos surrealista y a otros más realista, deja una colección de viñetas soberbias, espectaculares, por momentos. Sin embargo, como ocurre con el primero, se va agotando en su imaginario, siendo menos resolutivo en el retrato de la parte psicológica de héroes y villanos. Perdido, en general, en el horror y belleza que es capaz de construir.

El trabajo de Tomeu Morey, por su parte, es lo más rescatable de la serie. Muy interesante en ciertos elementos, como la selección empleada para Helena y Selina o lo violento y explosivo que es siempre el Joker. Nada como el color para acercarse a este villano. Siempre próximo al exceso en las tonalidades.

King se vale de sus trucos para culminar una historia irregular, que llega tarde y carece de la exposición necesaria como para ser valorada como la gran y ambiciosa obra que pretende ser. Es un ejercicio de autor que no abunda en la editorial DC. Libre, potente, pero fallido. Se pierde por el camino por la excesiva reiteración de escenas e ideas a la que somete su argumento.

El dibujo de Clay Mann tiene una trayectoria descendente, una vez desaparece la frescura inicial de sus composiciones, quedándose en un trabajo visualmente atractivo pero con menos contenido , fuerza y garra a la hora de transportar las emociones de los personajes de lo que parecía en un comienzo.

Misma valoración han de recibir los números de Liam Sharp, aún con la diferencia de estilo. Es vistoso, extravagante, distinto, pero tiene difícil conjunción con lo central de la miniserie y el conflicto familiar que es el núcleo básico que sostiene las doce partes.

En resumen, Batman/Catwoman no satisface en su resolución. El interés inicial se rompe por una narración confusa, agotada en la fórmula de 12 números, excesiva para lo que se quería contar.

Lo mejor

• No es una continuación al uso. Tiene un buen punto de partida.
• Ciertas viñetas tanto de Sharp como Clay Mann.

Lo peor

• Es una serie fallida, que además llega tarde.
• Tiene un desarrollo irregular, recargado.

Edición original: Batman Catwoman 1-12 USA (DC Comics, 2021-2022) Edición nacional/España: Batman/Catwoman 1-12. ECC Ediciones, 2021- 2022 Guion: Tom King Dibujo: Clay Mann, Liam Sharp Color: Tomeu Morey Traducción: Felip Tobar Pastor Formato: Grapa. 32 páginas. 2,25-2,95€ La gata y el payaso "Silent night. Holy night" Este mes ECC Ediciones…

INSUFICIENTE

Guion - 4
Dibujo - 7.5
Interés - 5

5.5

Una miniserie irregular, que falla a la hora de culminar con las ideas principales.

Vosotros puntuáis: 6.46 ( 8 votos)
9 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Drury Walker
Drury Walker
Lector
1 octubre, 2022 11:41

Fallida, si. Yo creo que la serie empezo fuerte pero se fue diluyendo perdido en la propia propuesta de King (una reivindicacion en lugar de una historia?). Podemos jugar en los comentarios a en que punto se despeño la obra sin remedio (para mi en el segundo numero de Sharp, en lo que ya es una confusa comedia de enredo que no se toma muy en serio a si misma).

Entremedias queda una historia con personajes que viven y se comportan como versiones alternativas de si mismos (una marca de la casa en King), con la incorporacion de elementos de Batman TAS un poco porque si y extrañas decisiones como la fraternidad de villanos de Arkham.

Por lo menos ahora sabemos el extraño sentido del numero preboda de la charla Joker-Selina. Era por este canon, que King no consiguio colar en el canon oficial y que no guarda ningun sentido con todo lo anterior del mismo.

El numero final de Ciudad de Bane que cierra su etapa con ese final en la barra del bar es mucho mas digno, sugerente y metaficcional que esto. Lastima.

Saludos!

Dr Kadok
Dr Kadok
Lector
1 octubre, 2022 18:48

Veo que no soy el único decepcionado…tiene momentos. La huida de Bruce de la cana, algún culo de Mann…pero nada memorable.

Flaush
Flaush
Lector
3 octubre, 2022 12:43

Sabes como mejoraria Tom King? Dandole su sello personal como ‘Stan Lee imagine’ o Tangent comics de Durgens
Haced que Human Target, superman&The Authority y este Batman/Catwoman sea de un universo nuevo(una nueva Tierra 7 ya que la anterior esta muerta) y que se ponga a experimentar superheroes en ellas.
Es como funciona mejor King (Taylor tambien, espero que su Nightwing no termine como el batman de King) , lo cual lo hace el antiWilliamson porque que por muy inferior que sea como escritor Williamson, Flash fue salvado de Venditti y la transformacion en un clon del show de TV, gracias a él y Geoff ironicamente

Last edited 1 mes atrás by Flaush
Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ángel García
5 octubre, 2022 20:49

O mantenerse en la periferia, como hicieron Moore o Gaiman. No obstante su Supergirl esta considerada canon previa a Dark Crisis, no?

Un Demon, Creeper, Detective Marciano, Campeones de Kandor, Nemesis, Resurrection Man, Deadman, Jaque Mate… Podria amoldarse a sus intereses!

Drury Walker
Drury Walker
Lector
En respuesta a  Ángel García
7 octubre, 2022 1:08

Yo tampoco le veo. Pero en Superman podra hacer un buen trabajo con Lois, Clark, Jon, Perry, Krypto, Luthor… Imaginate un Superman de King y un Action de Russell! En la Liga si que no lo veo

Sith
Sith
Lector
3 octubre, 2022 15:38

Yo ya tengo claro que todo lo que escribe King en DC transcurre en uno o varios universos paralelos, es la única forma de tomarlo con calma a esto.

Lo único que rescato de este proyecto es el arte.