Astonishing X-Men 30

Por
12
400
 

Edición original: Astonishing X-Men 48 USA, Marvel Comics
Edición nacional/ España: Panini Comics
Guión:Marjorie M.Liu
Dibujo: Mike Perkins
Entintado: Mike Perkins
Color: Andy Troy
Formato: grapa, 24 págs.
Precio:1,95€

 

Desde que Joss Whedon terminó su etapa en Astonishing X-Men esta ha contado con más equipos creativos de los que serían de desear para consolidar el rumbo de la colección, y es que no nos engañemos, que Warren Ellis se deje caer para escribir seis números nos puede dejar un buen sabor de boca como historia pero en nada ayuda que detrás venga otro guionista con otras ideas y enfoque de exacta duración pero de desigual calidad.

En Marvel Comics se han tenido que dar cuenta que la serie iba sin más rumbo que el de cancelación y han optado por garantizarle un equipo creativo estable y de una calidad a priori contrastada, sus nombres: Marjorie M. Liu y Mike Perkins. La primera es una reputada novelista que en el mundo del cómic se ha embarcado sobretodo en proyectos con mutantes como protagonistas, como por ejemplo la notable serie regular de X-23 o Dark Wolverine, el segundo, el dibujante Mike Perkins,se consagró como el backup perfecto de Steve Epting en el Capitán América de Ed Brubaker y más recientemente lo hemos podido ver ilustrando las miniseries centradas en la obra Apocalipsis de Stephen King con un resultado final de lo más interesante.

Marjorie no lo tenía fácil, a día de hoy el universo mutante está saturado de series que poco o nada aportan más allá de la eterna pelea o el cambio continuo de formaciones, de esta forma series como X-Men Legado, X-Men y hasta este momento Astonishing X-Men son tres claros ejemplos de series que no pasaría nada si se dejasen de publicar. Buscando esa voz que no solo la haga diferente sino que además la convierta en una serie a seguir Marjorie opta por un planteamiento radicalmente diferente en el cual prima el desarrollo de las relaciones de los personajes por encima de las batallas campales sin sentido, de esta forma arranca la historia con Jean Paul en pleno acomodo de su nuevo hogar en La cocina del infierno junto a su novio, la escena podría pasar por ser la de cualquier pareja normal que comienza una nueva vida juntos y esa cotidianidad de la escena es la misma con la que nos enseña en una segunda escena a Remy Lebeau en su apartamento hablando con la doctora Cecilia Reyes quien busca un apartamento compartido más cercano al hospital donde trabaja ofreciéndole Remy que sean compañeros de piso. Marjorie demuestra en estas páginas iniciales que es toda una maestra a la hora de trasladarno emociones y sentimientos y rápidamente vemos la tensión sexual que se comienza a gestar entre Remy y Cecilia. Este desarrollo de las relaciones de los personajes alejados de su entorno más belicoso es algo que sinceramente echaba de menos en la Patrulla-X desde el adiós del mejor Chris Claremont, a fin de cuenta lo que nos hace crecer como personas es el desarrollo de las relaciones que mantenemos con aquellos que nos rodean.

Momentos de calma en pareja hasta que...

Aunque Marjorie mima este tipo de escenas más intimistas tampoco descuida las de acción, no olvida que por encima de todo el título en el que trabaja es de superheroes y por tanto los lectores esperan un mínimo de acción, es ahí donde la anterior escena queda interrumpida y vemos como Jean Paul recibe una llamada de Logan en busca de ayuda y ambos acuden al apartamento de Remy también en su búsqueda interrumpiendo lo que podría haber sido y no fue entre el cajun y la doctora. Este reencuentro de viejos colegas se verá interrumpido por el que es el ataque al piso de Remy teniendo que hacer frente a la amenaza de forma conjunta.

La cosa promete, y cada vez me alegro más de haberle dado una oportunidad a este primer número porque me ha gustado mucho lo que he leído, los personajes que forman el equipo también están muy bien escogidos: Lobezno, Gambito, Cecilia Reyes, el Hombre de hielo, Estrella del norte y uno de los mejores personajes creados últimamente, Warbird salida directamente a Lobezno y la Patrulla-X.

Y entonces llegó ella

En definitiva, Marjorie no solo ha encontrado el camino, sino que ha conseguido darle su propia voz a la serie y con ello hacerla interesante y conseguir que viejos lectores de la Patrulla-X como es mi caso leamos con atención lo que nos va a contar. Seguiremos viendo su evolución.

12 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Alejandro Ugartondo
Autor
7 septiembre, 2012 9:55

Estoy esperando con cierto escepticismo esta etapa de la serie

Soy de la opinión que esta colección debería haber cerrado tras la marcha de Whedon. La etapa de Ellis no estuvo mal pero no estuvo a la altura de lo anterior. Lo que vino después dejaba bastante que desear y parecía no tener un rumbo claro y, lo que es peor, la serie era indistinguible de otras series mutantes y por lo tanto la hacía totalmente prescindible.

Por cierto, se sabe algo del futuro de esta serie en Marvel NOW? Se supone que sigue sin alteraciones, no?

Japacore
Lector
7 septiembre, 2012 10:21

 Pues yo después de leer el primer arco argumental me ha dejado bastante indiferente. Estoy de Lobezno hasta la gorra. Lo más interesante es el planteamiento de Marjorie sobre las relaciones interpersonales entre los personajes y el argumento en sí es bastante endeble y las escenas de acción no me han llamado especialmente la atención.

Teniendo en cuenta que hay otros títulos mutantes más interesantes en este momento (léase Lobezno y la Patrulla-X,  Factor-X e Imposibles X-Force) esta serie es bastante prescindible (en mi opinión).

Ocioso
Ocioso
Lector
7 septiembre, 2012 10:30

La escena doméstica viene a ser:  “Cariño, que te escaqueas de las tareas de la casa” “Ya, pero ¿no te vale con que te eche un polvo de vez en cuando?” Guiños, promesa de polvete, y se acabó el problema.
Si el marido de Jean Paul fuera una esposa tendríamos a Jorge echando espumarajos por la boca.

@Mister_Air
@Mister_Air
Lector
7 septiembre, 2012 12:36

Para mi esta serie murió hace mucho, también soy de los que opina que debió morir cuando whedon y Cassaday la dejaron.

Daniel Gavilán
7 septiembre, 2012 13:36

 Marjorie Liu es una guionista de armas tomar cuyo estilo seco y poroso mama directamente de un ayuntamiento imposible entre las películas de Stallone de los ochenta y la discografía de Blondie. Una autora heredera de la escuela de Ann Nocenti, Kathereen Bigelow o Judd Winick que come alambre de espino y mea (elegante y femeninamente en cuclillas, eso sí) napalm y que, de estar en el siglo XVIII, probablemente irrumpiría en vuestra aldea a lomos de un caballo negro, florete en mano, para raptar al primer mancebo de larga melena y pecho perfectamente depilado que le llenase el ojo.

O quizás no, pero la verdad es que algo es lo que transmiten sus historias repletas de suciedad mezclada con tacones y ropa de marca donde abundan las cuchilladas, los moratones, pasiones a flor de piel, conversaciones intimistas en las que proliferan las cafeterías y las salas de estar, villanos con un sadismo acuñado entre gimnasios y salones de belleza y amenazas febriles difícilmente concretables que en menos que canta un gallo son capaces de poner toda nuestra vida patas arriba.

A sus X-Men, podrían ponersele muchos adjetivos que podrían ser malinterpretados, pero lo fundamental es que haya sido capaz de crear un elenco “diferente” y compacto con cierto carisma en el que Estrella del Norte juega el papel de prima donna y Karma la de “segunda estrella” en la sombra. Aun así, la serie tiene algo que no me acaba de cuajar. Quizás sea el estilo, quizás que Perkins no acaba de encontrar su sitio entre la peculiar mezcla entre el entorno urbano y los clichés más superheroicos (no dejo de pensar que sin trajes de espandex ni personajes como el Hombre de Hielo o Pájaro de Guerra el dibujante se habría sentido más cómodo) o que habiendo tana serie mutante para elegir, la suya y la de Woods tienen cierto sabor a “segundo plato” en caso de que las cabeceras estrella no nos satisfagan o nos dejen con ganas de probar con otro sabor diferente.

Aun así, no se puede negar que la guionista sabe lo que quiere contar y como lo quiere contar, así que para quien haya disfrutado de sus otros trabajos para Marvel, le interese seguir la pista de personajes como Estrella del Norte o Gambito, creciese con el Daredevil de la Nocenti (aunque sin tanta carga política) o quiera disfrutar de una serie de la Patrulla-X con un tono que bien podría encajar tanto para una teleserie de “Divinity” como de “Nitro”, quizás le podría interesar echarle un ojo a esta etapa.

Ocioso
Ocioso
Lector
7 septiembre, 2012 14:01

Y además está buena. O sea, tiene un poco de cara de cochinillo pero si me lo pidiera por favor a lo mejor haría un poder.

quijotex
Lector
7 septiembre, 2012 14:05

 A mí al alineación me encanta (aunque me sigue sobrando Logan) y la historia no está mal. Le he dado una oportunidad y por ahora no me ha decepcionado. Pero es que el nivel en series X está muy alto, con alguna excepción.

Y la nueva etapa me recuerda, en cierta medida, al inicio de Carey en X-Men con la nueva alineación revolucionaria que puso

Damián González
Damián González
Lector
7 septiembre, 2012 15:35

 Yo lo que odio es el dibujo de Perkins, no me gusta para nada.

billyboy
billyboy
Lector
7 septiembre, 2012 20:48

 A mi tambien se me atraganta cosa mala el dibujo de Perkins,creo que no se mueve bien en la linea mutante,o al menos no en una de un super grupo.

Despues argumentalmente……lo de Estrella del norte y su novio pasa todo muy apresurado,lo de la boda es como si quisieran que el golpe de efecto fuese de seguida en lugar de desarrollarla con mas numeros como si que necesitaba.

Despues la interaccion del grupo es horrible,no lo parecen,es mas casi se diria que se unen por casualidad una vez y ya esta,incluso con nefastos resultados como que en el primer numero no salga Karma en cuanto los villanos atacan y en el segundo aparezca magicamente de la nada.

Le falta mucho a la serie,pero bueno,podria mejorar y mucho pero para empezar aunque Jean Paul sea el principal narrador y protagonista no puede olvidar al resto del grupo que la guionista solo le da un poco de atencion a Gambito (y muy poquito) y ya…..para eso una mini de estrella del norte y con la importancia que parece que tiene Karma en el primer acto de la coleccion sale tan poco que lleva a la confusion (yo incluso llegue a pensar que solo la queria para matarla,no para nada mas).

LuciferElina
LuciferElina
Lector
8 septiembre, 2012 1:49

 Pues no nos gusta nada esta serie, y se esta alargando en un arco argumental aburrido y feo.

El grupo no existe, es un simple “ya que estamos todos aqui…” que no se sostiene a si mismo despues de la primera batalla. Cecilia se tendria que haber retirado luego de esa batalla que la involucraba, Warbird no aporta nada (tambien nos hace pensar que esto pasa post AvX), Aguja Dinamica no podemos ni verlo, asi que nos sobra sobremanera. Y Kyle es un bebe lloron, ese es todo su personaje, y cansa rapido u_u  u_u

billyboy: Lo de Karma tiene sentido, recuerda que es “mala” en este arco argumental.