Aprendiendo inglés con los comics

Por
25
7907

El inglés (no el gentilicio, sino el idioma) es una de esas metas que miles de personas se plantean aprenderlo cada año, al mismo ritmo que otras tantas, ya desilusionadas, terminan abandonándolo por múltiples causas. Todos buscan métodos milagrosos, cómodos, efectivos, interesantes y, cada cierto tiempo, aparece uno “revolucionario”. Tenemos cintas de cassette (o teníamos), MP3, libros, programas para PC (o Mac), academias de idiomas, películas en DVD, profesores particulares y, cómo no, los comics.

El aprendizaje adecuado del inglés, probablemente sea una más de las deficiencias de nuestro sistema educativo, un extraordinario sistema pedagógico que consiste en fingir que se enseñan a niños que, a su vez, fingen querer ir a clase y aprender. Al final, todos fingen estar contentos.

Yo apostaría cualquier cosa a que medio excelente para motivar a los niños al placer de la lectura es iniciarle en los comics. Recuerdo que, con escasos años, tenía en la biblioteca de mi viejo colegio algunos comics Vértice, como aquel en el que el Capi se retiraba para ser sustituído por un profesor de gimnasia que no tardaría en encontrar la muerte a manos de Craneo Rojo. Aquella imagen nunca la he olvidado. ¿Hay mejor forma de cogerle cariño a la lectura que empezando por un medio tan atractivo como son los comics? Desbordan fantasía, colores, imágenes impactantes, argumentos que te atraen y un final que te impulsa al deseo de seguir leyendo más. Los lectores de comics terminan siendo lectores de comics y novelas.

Volviendo al tema de raíz, ¿qué tiene de especial el comic para aprender inglés? Pasad y tendréis algunos comentarios, consejos y, claro está, sugerencias bien interesantes (Y, de regalo, videos de Stan Lee, Powers y Jack Kirby).

Veamos. El comic, entendido como una secuencia de viñetas (dibujos) ordenado en un modo preciso y provisto de distintos bocadillos con distintas frases nos proporciona un excelente material de trabajo para aprender de múltiples formas.

Por un lado, encontramos nuevo vocabulario que, al situarse junto un dibujo, nos facilita su memorización cuando los grafemas (que forman la palabra escrita) se asocia con su significado (Home = Edificio con paredes, ventanas, puertas donde vive la gente, etc), enlazándolo a su vez con el dibujo en cuestión (que podría estar relacionado directamente o no con esa palabra en cuestión). La memoria visual siempre es superior a la memoria auditiva, como bien sabemos todos. Por los estudios en Psicología de los procesos básicos se sabe que nuestra memoria es selectiva y que recordamos mucho mejor aquellos conceptos que podemos imaginar (un caballo, un bosque) que algo abstracto (añoranza, temeridad), como pudieran ser las palabras que suelen pedirte que dibujes en esos juegos de sociedad (Pictionary, por ejemplo). Este es un buen recurso que podemos utilizar a nuestro favor.

Pero en el comic se dispone de una ayuda extra y es que, además de lo dicho anteriormente, nos permite encuadrar el listado de vocabulario nuevo en un contexto determinado, la historia que estamos leyendo y que casi es posible deducir mirando únicamente los dibujos. Porque ésta es otra forma de recordar las palabras, “unirlas” formando una determinada historia, por más absurda y pintoresca que resulte. Es un sistema que recurre uno de los mejores plusmarquistas en memorización que hay en el mundo, un compatriota llamado Ramón Campayo (y recientemente ha publicado un libro de sorprendente título: “Aprende inglés en 7 días”. Editorial Edaf) que consiste en crear una frase inverosímil (absurda, llamativa) entre la palabra “escuchada” (“jom”, “jorse”, “zruuaut”) y su significado: “En mi CASA vi por la tele un JOM round”; “Mi amigo JORSE (en lugar de Jorge) tenía un CABALLO de color verde”, etc.

Ni que decir tiene que los “phrasal verbs”, esa cosa asquerosa que tiene el idioma inglés y que parece imposible de aprenderse, se facilita mucho cuando se encuadra en un contexto determinado. Cuando querermos recordar el significado de una palabra, nos basta pensar en cuándo nos la encontramos por primera vez, el dibujo adecuado. Esto sirve de chispa para que las neuronas desarrollen las nuevas conexiones terminales que les conecten con las adyacentes o, en otras palabras, para aprender.

Estoy seguro de que todos aquellos que hayan adquirido la costumbre de leer comics via Previews habrán adquirido una mayor soltura en este idioma. En los comics se encuentran frases coloquialmente comunes (con distintas expresiones según el guionista de turno), no excesivamente largas, pero muy interesantes para su exámen y análisis.

Para los que aún no se hayan decidido al aprendizaje del inglés, aquí les sugiero algunas ideas:

Muchas editoriales de comic, como Marvel, DC o Image ofrecen la posibilidad de leer algunos de sus comics online. Para ello solo hace falta registrarse (como en Marvel) o puede hacerse de forma libre, como en Image.

Puede ser muy agradable la lectura de comics humorísticos, como por ejemplo Calvin & Hobbes.

En páginas como Newsarama, tenéis la oportunidad de escuchar, via MP3, entrevistas a autores como Kirkman o Bendis. Eso sí, esto para alumnos ya aventajados. O que les guste inventarse lo que dicen.

Y en la web de Youtube, puede verse a Stan “The Man” Lee charlando con Jim Lee (no es el único, hay varios más):

Un trailer de One More Day hecha por un aficionado:

Otro trailer sobre Powers, el comic de Bendis (realmente interesante, os lo recomiendo):

O una entrevista al mismísimo Jack Kirby

25 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
sheriff
sheriff
14 octubre, 2007 17:48

Nunca he tenido nivel en inglés, para nada, pero desde que me «»»compro comics»» en ingles, veo series subtituladas y etc he ganado mas en tres años(con poco esfuerzo), Lo suficiente como hacindo una prueba haberme colocado en el nivel v (de seis en la universidad). Lo que mejor se me da son los examens hablados y los listenings

Lo unico que habia dado yo antes era en el instituto

Saltodemata
Saltodemata
Lector
14 octubre, 2007 17:50

Jejeje… me encanta el momento de Stan Lee haciéndose la picha un lío con los pósters y las portadas múltiples del X-Men 1… muy bueno!!

Juanjo Palacios
14 octubre, 2007 18:07

Geniales los videos, y es cierto, es muy gracioso el follón que se monta Stan con los posters y las portadas, le ha costado pillarlo.

Er-Murazor
Er-Murazor
Lector
14 octubre, 2007 18:25

>>>fingir que se enseñan a niños que, a su vez, fingen querer ir a clase y aprender.

¿Que los niños fingen querer ir a clase y aprender? Será por donde tú vivas 😉 porque mis alumnos dejan bien claro cada vez que se les pregunta (y si no, también) que aquello no les interesa y que estarían mejor en cualquier otro lugar.

Claro que yo soy el de matemáticas… les preguntaré a las de inglés, a ver si a ellas sí les dicen que quieren quedarse allí xDDD.

PD. Muy bueno el vídeo de Stan Lee

gatosamurai
gatosamurai
Lector
14 octubre, 2007 18:40

Yo lo tuve claro desde el Wonder Boy tipo RPG de GameGear… o aprendia inglés, o me comia los mocos. Y la verdad esque sólo de consumir pelis, series,juegos y comics en inglés, se adquiere un nivel bastante decente, y un nivel ENORME de vocabulario.

Y aparte, claro, está la motivación de que rompiendo la barrera del idioma se abre la importación y el disfrute de cosas que nunca nos llegan.

Gerardo
Gerardo
Lector
14 octubre, 2007 20:13

Me esperaba en One More Day al Hombre Araña y me encientro al Hombre de Hierro… qué chasco!!

Antoño Retoño
Antoño Retoño
14 octubre, 2007 20:15

Mi nivel de inglés tiene mucho que agradecerle a Vid y Norma, que me obligaron a buscarme la vida para poder leer en condiciones los cómics de DC (y ahora me permite ahorrarme algunas de las ediciones desastrosas de Planeta).

Mr. Zaxxx
Mr. Zaxxx
14 octubre, 2007 20:52

Bueno, no se usan tebeos de superhéroes, pero sí un montón de tebeos «humorísticos» para aprender idiomas en los colegios. Intentan llevar a la práctica aquello de que es más importante aprender poco pero divirtiéndose que aprender a secas, pero lo cierto es que los chistes sin gracia y los argumentos tontorrones los hacen totalmente insufribles. Son tebeos tan sosos y aburridos que tengo la teoría de que son la primera causa de aversión a los cómics en los niños.

Lo cierto es que sólo con leer las portadas originales que se incluyen en los tomos de BM se aprende bastante inglés. Y yo, que nunca he entendido nada de los casetes para aprender inglés del colegio me asusté porque comprendía perfectamente un video youtubero sobre Kirby (creo que no era el que habéis puesto, pero tampoco me acuerdo muy bien).

fletcher
14 octubre, 2007 21:06

Yo soy profesor de ingles para niños, y a veces, con los juegos que realizamos les sorprendo con algun comic en ingles, lo aprecian muchisimo y algunos lo intentan. Yo les animo a leer cosas en ingles, segun que edad, a leer Harry Potter, Narnia, comics o jugar a algun juego de cartas en ingles (Magic o cualquier juego por el estilo, que los hay y muchos)…

Y luego te recuerdan como el profesor que les hizo el ingles divertido y me vienen ha saludar y hablar en ingles…eso es un premio.

Fletcher!!

Gloria
14 octubre, 2007 21:08

Confieso que lo dicho es cierto, que lo que se aprende leyendo tebeos se queda… Yo tenía un nivel básico hasta que me decidí a comprarme tebeos Marvel USA: en concreto del Thor de SImonson y aquella saga de los mutantes en Asgard… La verdad es que al principio cuesta, pero lo que aprendes en un cómic no lo enseñan en la academia, a saber: giros coloquiales, frases hechas, e incluso acentos regionales (aunque es de suponer que estereotipados).

Personalmente, creo que es una de las mejores maneras de aprender… y lo que disfrutas!

El critico
El critico
14 octubre, 2007 21:27

Llevo estudiando Inglés en una academia varios años,y casi nunca me he decidido a leer un cómic en ese idioma.Lo más parecido,algún librito corto que me recomendaban para mi nivel,pero no más de 4 o 5 cómics,y por causa de fuerza mayor,como el último número de Ultimates.Pero leyendo esto lo voy a intentar(espero no bajarme del burro demasiado pronto y aguantar una temporadita,que me conozco).

Gloria
14 octubre, 2007 22:56

Bueno, lo de las películas en versión original es un caso particular… Yo las suelo preferir (incluso las que no están en inglés) porque los actores ganan mucho… Tienen su propia personalidad y acento.

Pero juro que me he cruzado con un montón de gente de esa que empieza cursos de inglés -infructuosamente- cada dos años, y les propones de ver una película en VO inglesa y les da pereza… ¿Así como leches van a practicar? Hay paises en que apenas hay doblaje -¡ni en los dibujos animados!- y eso se nota en el nivel de inglés de la gente

Ulex Ryu
Ulex Ryu
Lector
14 octubre, 2007 23:22

Yo empecé aprendiendo inglés como muchos, en una academia. Después lo dejé, por problemas de tiempo, pero empecé a leer cómics de importación (¿soy el único que se ha leído Young Justice entera?), y así mantuve mi nivel de inglés.

Gracias a eso, mañana me mudo, y el martes comienzo a trabajar en Dublín. No se me ocurre mejor manera de practicar el inglés.

Bleyer
15 octubre, 2007 0:31

Que quede claro que no disiento de tu tesis, pero como profesor de matemáticas de ESO y Batxi ese comentario de

«un extraordinario sistema pedagógico que consiste en fingir que se enseñan a niños que, a su vez, fingen querer ir a clase y aprender. Al final, todos fingen estar contentos»

me parece casi casi ofensivo. Porque yo no finjo enseñar a niños: me parto los cuernos cada día, un día tras otro, para que los chavales a los que les cuesta aprender, al menos aprendan ALGO mientras que los que no tienen dificultades aprendan todo lo que tienen que aprender (que, por cierto, es bastante). Por mucha coña que se haga con el tema de las fiestas, las vacaciones y tal, este no es un trabajito fácil: es exigente, es muy absorbente y es muy muy complejo (no téneis ni idea de la cantidad de variables, tanto dentro como fuera del aula que debe controlar un profe… sólo para dar su clase: agárrate los machos para ir encima más allá). Así que, un respetito, porfa que los profes ni finjimos enseñar ni finjimos irnos a casa contentos, que menudos berrinchones me he llevado yo a la cama después de según qué días…

E insisto, la tesis no está mal si no fuera por un pequeño detalle: ¿es el nivel lingüístico de un cómic USA el adecuado para un adolescente? Porque a día de hoy yo creo que la respuesta es no: la mayoría de guionistas americanos son muy malos escritores y el nivel de su prosa es paupérrimo de por sí, y encima se encierran en unos registros totalmente vulgares. Hay excepciones, pero hay que buscarlas. O, por el contrario, el trabajo de algunos gionistas resulta demasiado complejo: me encanta la viñeta que has puesto como ejemplo del Calvin y Hobbes, que incluye cuatro oraciones subordinadas de una u otra manera… ideal para enseñársela a un chaval de primero de ESO, ¿sabes?

Tony Ruiz
Tony Ruiz
15 octubre, 2007 2:44

>>> la mayoría de guionistas americanos son muy malos escritores y el nivel de su prosa es paupérrimo de por sí, y encima se encierran en unos registros totalmente vulgares.

¡¡¿Comoooo?!

Hombre, perdóname el comentario, pero tiene narices ponerse a defender el trabajo que uno desempeña (lo que, por otra parte, me parece lógico y bien, ya que desde fuera nunca se suele reconocer debidamente aquello a lo que uno se dedica) y luego soltar semejante disquisición menospreciando la labor de los guionistas de cómics americanos. Y, curiosamente, en un momento en el que el cómic americano buye con numerosísimas aportaciones de escritores de otros medios: literatura, cine, televisión…

Como opinión la respeto, faltaría más. Pero no podría estar menos deacuerdo.

xel_gerax
xel_gerax
15 octubre, 2007 6:58

Como nadie parece haberse dado cuenta, y con temor que la gente aprenda un inglés más bien macarronico, lo digo: en muchos cómics, se escribe tal y como se pronuncia para ahorrar espacio en los bocadillos. Ej:
come here = commere’ y cosas por el estilo. En las adaptaciónes de Wildstorm de iconos del terror (texas chainsaw massacre, friday the 13th) esta lleno de estos casos.

Patu!
Patu!
15 octubre, 2007 11:00

Llevo, aproximadamente, 16 de los 24 años de mi vida estudiando inglés, y probablemente seguiré haciéndolo hasta que me muera (por eso de la formación continua, más que nada, que es que soy traductora 😉 ), y no os podéis ni imaginar lo que se han ampliado mis conocimientos de inglés coloquial y de americanismos en los últimos tiempos gracias a las tiras cómicas on-line en versión original. Estoy encantada, entre otras cosas porque no se puede decir que uno conoce realmente una lengua si se limita al registro académico, aunque éste sea una base esencial…

Daniel Santos
Lector
15 octubre, 2007 14:41

Que razón tienes. Y ademas muy bien expuesto.

El secreto del ingles es la practica. Cuando estaba en Dublin visite una tienda de Cómics, y el tomo de Ultimante X-Men que me compre me lo leí sin prácticamente ninguna dificultad. Sin embargo ahora que estoy aqui me cuesta montón leer en ingles. Estoyt mirando cosas en Amazon a ver si me sirven para practicar e indepedinzarme de las lujosas ediciones de panini

Jabberwocky
Jabberwocky
Lector
15 octubre, 2007 15:11

«Lo cierto es que sólo con leer las portadas originales que se incluyen en los tomos de BM se aprende bastante inglés.»_Mr. Zaxxx

Cierto! Yo soy de la opinión que deberían dejar de traducir el titulo del tebeo (como se hacia antes -ejemplos: Dardevil=Dan Defensor o Silver Surfer=Estela Plateada-) y el del arco argumental que suele venir en las primeras paginas del interior y después traducir-lo a pie de pagina así no alteramos el formato del texto original o, en el caso de los títulos, el logo autentico.

maxbart
maxbart
15 octubre, 2007 19:04

Hola! Halguein puede aconsejar donde se puedan comprar comics en inglés en Madrid
a un precio conveniente, considerando el cambio euro-dolar.
Salu2

M. J.
M. J.
31 enero, 2008 13:03

Oye, yo soy profesora de inglés y te juro que esa no es la mejor forma de aprender inglés, al menos para principiantes o niños. Utilizan coloquialismos a mansalva, hay personajes que, deliberadamente, le dan patadas al diccionario y a la gramática cuando hablan (caso de Lobezno, por ser un garrulo canadiense o Pícara, por ser una garrula sureña) y puede inducir a errores garrafales al que intente aplicar las cosas que lee en los cómics en la vida real. ¡Niños, no intenteis hablar como Lobezno, él es un profesional en lo que hace!

ana
ana
14 noviembre, 2010 18:10

osea deben poner un sitio wed sobre los comis

renata
renata
3 abril, 2012 22:30

que bkn