#HowardChaykinDayZN – American Flagg! La bandera de nuestros cómics

En 1983 Howard Chaykin realizó una serie revolucionaria en el fondo y en la forma. American Flagg! combina cinismo, sexo y anticipación con un diseño rompedor y la concepción de la página como una unidad narrativa.

Por
4
1045

 

Edición original: Howard Chaykin’s American Flagg! Definitive Edition, Vol. 1 (Image Comics y Dynamic Forces. Julio 2008)
Edición nacional/ España: American Flagg! 01. Norma Editorial. Enero 2012 (contiene American Flagg! #01 a 14 de la serie regular)
Guion: Howard Chaykin
Dibujo: Howard Chaykin
Color: Leslie Zahler y Lynn Varley
Rotulista: Ken Bruzenak
Formato: Cartoné, 456 páginas
Precio: 32€

 

Cuando American Flagg! de Howard Chaykin empezó a publicarse en Estados Unidos, en 1983, casi no existía el cómic independiente en formato de comic book y después de su cancelación el mercado siguió sin ofrecer esta alternativa al lector norteamericano. Sin embargo tras American Flagg! nada fue igual. La semilla que plantó Chaykin con esta obra tardó unos 15 años en brotar, pero cuando lo hizo, creció de manera robusta e imparable.
Donde sí tuvo una repercusión más inmediata fue en el cómic comercial. Es imposible imaginarse gran parte de la narrativa y la estética de The Dark Knight returns de Frank Miller sin la serie de Chaykin. Ni Watchmen. Las invenciones del autor de Black Kiss llamaron la atención de la prensa especializada, pero sobre todo de sus compañeros de profesión que no dudaron en aplicar rápidamente a sus obras los hallazgos argumentales y formales de Chaykin y el rotulista Ken Bruzenak.

American Flagg! se estrenó en octubre de 1983 bajo el sello First Comics. Su publicación se concretó en comic books mensuales de 28 páginas. La serie duró 50 números; hasta marzo de 1988. Chaykin se encargó de la realización de los 26 primeros y luego dejó las riendas de los 24 siguientes a escritores como Alan Moore, Steve Grant o J.M. DeMatteis y a artistas como Don Lomax, Mike Vosburg o Mark Badger.
La serie tuvo varias continuaciones. La primera se publicó unos meses más tarde con el título de Howard Chaykin’s Amerikan Flagg! donde el propio Chaykin ejercía de director, el guion era de Mindy Newell o John Moore y arte de Mike Vosburg y Richard Ory. Solo duró 12 números porque se canceló por falta de ventas. En 2008 Chaykin escribió y dibujó una nueva historia de 12 páginas titulada ¡Quiero mi violencia sin sentido! que se publicó como complemento en el recopilatorio de las 14 primeras historias de la serie regular editado por Image Comics y Dynamic Forces.

En la etapa de Chaykin como autor completo, la obra está estructurada en arcos argumentales de tres o cuatro episodios cada uno. Son estos:

Tiempos duros (del 01 a 03)
¡Hospitalidad sureña! (del 04 al 06)
El estado de la Unión (del 07 al 09)
Solidaridad ¡Para Ahora! (del 10 al 12)
Northern lights… Double cross! (del 15 al 18)
Bullets and ballots! (del 19 al 22)
Mad dogs and.. Englishmen! (del 23 al 26)

Los números 13 y 14 son episodios autoconclusivos con guion de Chaykin pero dibujados por James Sherman y Rick Burchett, el primero y Pat Broderick y Rick Burchett, el segundo.

La principal innovación de American Flagg! – no la única – es su diseño; original y espectacular. Visualmente esta serie de ciencia ficción rompió con todo lo realizado hasta entonces en el mercado norteamericano. Chaykin utiliza la página como elemento narrativo primordial, eligiendo una escena como la predominante y complementándola con otras secundarias que se distribuyen de manera irregular por el resto de la página. El ritmo de la narración lo marcan los diálogos y las discalías que se reparten por toda la página definiendo el recorrido visual que ha de realizar el lector.
Además en su diseño se incluyen, como un elemento narrativo más, tanto las onomatopeyas como los efectos de sonido que enlazan viñetas e incluso páginas. Por último toman protagonismo tanto los monitores de televisión, como los de los ordenadores y las pantallas gigantes de publicidad que aportan información relevante tanto a los personajes de la serie como al lector.
Para integrar todo este conglomerado de gráficos y letras Chaykin contó con la imprescindible ayuda del rotulista Ken Bruzenak que realizó un trabajo excepcional.
Chaykin parte de experimentos formales de gente como Gil kane, con su Blackmark (1971) o Jim Steranko con Atmosfera Cero (1981) para realizar un comic book innovador y moderno.

Narrativamente, American Flagg! presenta un ritmo sincopado, como de bebop, que obliga al autor a introducir repetidamente escenas donde se resume la acción anterior. Las elipsis son brutales y frecuentemente usa el recurso del diálogo que acaba encabalgándose en la secuencia posterior, un truco narrativo que Alan Moore perfeccionará de manera asombrosa en su obra Watchmen.

La otra gran aportación de American Flagg! a la cultura popular es su descripción del futuro más cercano.
La acción de la serie está situada en Norteamerica en el año 2031. El protagonista es un actor llamado Reuben Flagg, nacido en Marte, que se ha enrolado en las fuerzas de seguridad llamadas Plexus Rangers y que llega a su nuevo destino en Chicago procedente del planeta rojo.
Tras un colapso planetario los gobiernos de los Estados Unidos, de Rusia y las principales corporaciones industriales han emigrado a Marte desde donde dirigen el destino de sus países. En la Tierra las dos superpotencias se sitúan en Sudamérica y en Africa donde reinan la Unión Brasileña de las Americas y la Liga de la Confederación Pan-Africana.

Para dirigir desde Marte todo el territorio Norteamericano el gobierno y las corporaciones crean el Plex, un entremado público y privado que decide el rumbo de las habitantes de la Tierra. El territorio terrestre está formado por los Plexmalls (grandes urbes tecnológicas) y está controlado por los Plexus Rangers. Sin embargo en los Plexmalls reina la anarquía, la violencia callejera y la corrupción institucional. La sociedad está dominada por los mass media que filtran mensajes subliminales de violencia y sexo. Las ideologías están completamente desfasadas y se utilizan como marcas comerciales o como argumentos para realizar acciones terroristas sin sentido. Además, bajo la superficie se está gestando una gran conspiración… Reuben Flagg intenta realizar su labor de policía con el máximo rigor que le permite vivir en un entorno tan volátil. Sus misiones suelen ser legalmente muy dudosas, de utilidad muy discutible y moralmente muy ambiguas. Sus relaciones personales se centran en el trabajo y el sexo.

Tanto el tono como el estilo característicos de Chaykin arraigan profundamente en esta obra. En American Flagg! el artista de Newmark concibe un universo a su medida donde a ritmo de jazz van sucediéndose las historias a cual más amoral y amarga. El descenso a los infiernos de Reuben Flagg parece no tener fin. En un mundo convulso, donde todos están en guerra contra todos, la estética de la serie tan parecida a la de los años 40 no desentona en absoluto. Ni tampoco nos sorprende la página final del número 26 de la serie – el último de Chaykin como creador absoluto – donde el protagonista se despide de su compañera Olga Panova para tomar un avión desde el aeropuerto de Londres con destino a Chicago. Es una escena significativamente parecida a la sunday final de la etapa de Milton Caniff en Terry and the Pirates. Pero si en la strip de los 40 esta escena marcaba el final de la Segunda Guerra Mundial, en la obra de Chaykin es un amargo punto y seguido puesto que nadie está en condiciones de vislumbrar el final de esta guerra perpetua y total que reina en la Tierra donde patrulla el Plexus Ranger llamado Reuben Flagg.

Última sunday de Terry and the pirates de Milton Caniff (29/12/1946)
Última página de Howard Chaykin para la serie regular (American Flagg! #26)

Howard Chaykin nació en Newmark el año 1950 por lo que cuando empezó a publicar American Flagg! tenía 33 años. Su trayectoria anterior ya mostraba indicios de que estábamos ante un artista diferente y de fuerte personalidad.
Entró en el mundo de los cómics de la mano de una de sus principales influencias; Gil Kane del que fue asistente en 1969. Un año más tarde se enroló en el estudio que Wally Wood compartía con Jack Abel y Syd Shores y posteriormente entró a colaborar en el estudio de Neal Adams.
En 1971 empezó a publicar sus primeros encargos en revistas militares y como dibujante sin acreditar bajo la firma del artista Gray Morrow.
En 1973 dibujó una adaptación del relato de Fritz Leiber The price of pain ease escrito por Dennis O’Neil que se publicó en Sword and Sorcery #01. También para DC realizó varias historias de Ironwolf para la revista Weird Worlds.
En Marvel compartió personaje, Killraven, con Neal Adams en su primera historia publicada en Amazing Adventures #18.

Doble página del segundo episodio de Cody Starbruck

En 1974 empieza su primera serie realmente de autor; Cody Starbuck que publicará irregularmente en el magazine Star Reach y posteriormente en la revista Heavy Metal. Cody Starbuck es una space opera que protagoniza un pirata interestelar simpático, cínico y de moral ambigua. Chaykin realiza la serie usando la doble página como base narrativa y el color como un elemento primordial. Cody Starbuck marca el inicio del estilo personal de Howard Chaykin; basado en una querencia por la novela gráfica, un concepto narrativo que prima la espectacularidad, la influencia de artistas como Gil Kane, Jim Steranko o Neal Adams y de ilustradores como Robert Fawcett o Al Parker y su preferencia por personajes simpáticos, de moralidad ambigua y tremendamente cínicos.

Para la editorial Atlas/Seaboard Comics creó en 1975 el personaje Scorpion del que llegó a realizar dos episodios y que se canceló al tercer número. En 1976 se encargó de la adaptación oficial en comic book de la franquicia cinematográfica Star Wars que editó Marvel Comics con guion de Roy Thomas. El inquieto Chaykin aguantó hasta el número 8. Un año más tarde realizó varios episodios de Conan the Barbarian – concretamente del 79 al 83 – que estaban fuera de la continuidad y que fueron escritos por el guionista y editor de la serie Roy Thomas.

El año 1978 supone su ruptura formal con el cómic más comercial, aunque durante el resto de su carrera irá yendo y viniendo encargándose de proyectos puntuales y encargos más o menos exclusivos.
Este año empieza su colaboración regular para la revista Heavy Metal en la que seguirá publicando Cody Starbuck y otras novelas gráficas como The stars my destination, una adaptación de la novela de ciencia ficción de Alfred Bester, también Swords of Heaven, flowers from Hell basada en la novela de Michael Moorcock y Empire de Samuel R. Delany.

En 1980 se encarga de dibujar los números 13 a 18 de la serie Micronautas de la editorial Marvel y por fin en octubre de 1983 sale a la venta el primer episodio de su serie American Flagg! editada por First Comics y de la que se publicarán 50 números, Chaykin se encargará del guion y del arte de los 26 primeros.

Doble página de The stars my destination

Posteriormente Chaykin publicará The Shadow: Blood and Judgment (1986) para DC o la novela gráfica para Marvel protagonizada por Nick Furia y Lobezno titulada The Scorpio Connection (1989) pero donde seguirá destacando será en sus aventuras de autor con Time2 y sobre todo con la miniserie Black Kiss (1988) que marcará toda su carrera posterior. Esta etapa y las más actuales las podréis leer en las sucesivas reseñas que iremos publicando aquí, en Zona Negativa, en nuestro Howard Chaykin Day.

La historia editorial de American Flagg! es tan caótica como el universo en que se desarrolla su argumento.
En USA se publicó en formato comic book entre 1983 y 1989 editados por First Comics. Posteriormente la misma editorial recopiló los tres primeros arcos argumentales en tres álbumes de tapa blanda que abarcaron hasta el número 9 de la serie regular.
En 2008 la editorial Image Comics y Dynamic Forces publicaron los 14 primeros números en un álbum de tapa dura titulado Howard Chaykin’s American Flagg! Definitive Edition, Vol. 1 que además incluía una historia inédita de 12 páginas realizada para la ocasión por Chaykin. Finalmente Dynamite Entertaiment lanzó un recopilatorio en tapa dura de los 12 primeros episodios de la serie regular.
Según mis datos, las 12 historias restantes (del 15 al 26) también realizadas por Chaykin no están recopiladas en ningún álbum hasta la fecha.
En España la revista Zona 84 (del 31 a 39) incluyó en sus páginas el primer arco argumental compuesto por los números 1 al 3 de la serie regular y no es hasta enero del 2012 que Norma Editorial publica el único álbum recopilatorio de American Flagg! que existe en castellano, tomando como base la edición del 2008 de Image Comics y Dynamic Forces.

American Flagg! puede considerarse como la obra más ambiciosa e influyente de Howard Chaykin. Su legado narrativo se extenderá rápidamente entre artistas como Walter Simonson, Alan Moore o Frank Miller y su visión rebelde y cargada de sexo desenfadado arraigará en obras posteriores como por ejemplo Transmetropolitan de Warren Ellis y Darick Robertson, Give me liberty de Frank Miller o la muy contemporánea Sex Criminals de Matt Fraction y Chip Zdarsky.

Es posible que American Flagg! sea la primera serie norteamericana del siglo XXI. Howard Chaykin rompió argumentalmente con todo lo establecido y concibió un mundo muy parecido al de nuestros días donde el culto a lo superficial dicta las normas y donde conceptos como moral, patriotismo o ideología están al servicio del mejor postor.

Chaykin con su infinita rebeldía y con su tierno cinismo nos avisó a todos, 15 años antes, de lo que nos esperaba en este siglo que acaba de comenzar. El paradigma social había cambiado y el sexo, la violencia y el dinero acabarían convirtiéndose en el motor de una humanidad sin moral ni principios. Evidentemente nadie le hizo caso. Ni tan siquiera los editores…

Salut!

  Edición original: Howard Chaykin's American Flagg! Definitive Edition, Vol. 1 (Image Comics y Dynamic Forces. Julio 2008) Edición nacional/ España: American Flagg! 01. Norma Editorial. Enero 2012 (contiene American Flagg! #01 a 14 de la serie regular) Guion: Howard Chaykin Dibujo: Howard Chaykin Color: Leslie Zahler y Lynn Varley…
Guión - 8.5
Dibujo - 9
Interés - 9

8.8

Rompedora

Obra capital en la trayectoria de Howard Chaykin y en el cómic independiente norteamericano

Vosotros puntuáis: 8.16 ( 2 votos)

4
Déjanos un comentario

Please Login to comment
4 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
4 Comment authors
AlbierZotLord_PengallanSaveLinkin Boy Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
Linkin Boy
Lector
Linkin Boy

Uno de esos cómics que si no fuera publicado por Norma me pillaría sin dudar…

Save
Lector
Save

A mí con este American Flagg me pasó que me encantó la parte gráfica (el diseño, la rotulación y todo lo que explica excelentemente Tristan) pero la otra parte, la del guión no me gustó nada (no lo que cuenta sino el cómo lo escribe, lo que vendría a ser su estilo literario). Eso ciñéndome a los primeros números, los publicados con Norma. Quizás luego mejore porque en Black Kiss encuentro que sí funcionan ambas partes.

Por cierto, por lo visto Chaykin es daltónico Por eso el coloreado de Cody Starbuck es tan peculiar (a mí me encanta, es una pena que su trabajo de los 70 esté tan olvidado).

Lord_Pengallan
Lector

Es una pérdida que autores tan fundamentales del pasado reciente estén perdidos ya, sobre todo aquí pues muchas cosas suyas jamás se han publicado. Mencantaría que se recuperase a Corben y Chaykin. Yo no pillé lo de Norma porque quería todo lo de Chaykin, pero veo que eso no podrá ser.

AlbierZot
Lector
AlbierZot

Este tebeo es una maravilla sin cuento que merece la pena desentrañar. Y digo desentrañar porque, pese a leer inglés fluido, me costaba salir airoso del texto repleto de frases hechas, dobles sentidos y asunciones de ideas que se dan por sentadas y parecen estar sólo en su cabeza. No sé cómo será leer a Dave Sim en inglés pero Chaykin es como masticar clavos. Dicho lo cual soy fan rendido a los pies de esta extraordinaria obra y su autor.