80 Aniversario Robin – Carrie Kelley

Carrie Kelley la Robin de El Regreso del Caballero Oscuro

Por
4
1267

Carrie Kelley nace en 1986 en las páginas de El regreso del Caballero Oscuro, obra maestra del personaje y del género, imperecedera y siempre disfrutable. Un relato tan grande necesita un Robin a la altura y el autor la trata con la importancia que merece, no hay más que ver el paralelismo entre la primera salida de ella como Robin y el primer escarceo de Bruce como Batman en Año Uno, en ambos casos con unas escaleras de incendio de por medio.

Batman: “… suerte que se ha desmayado… si hubiera seguido debatiéndose…mi hombro… y mis dientes… siguen donde deben estar… Suerte…de principiante.” Batman ha quedado herido y exhausto sentado en una escalera de emergencia tras una refriega con unos matones.

Robin: “El viento me azota. Y la cornisa no será mucho más estrecha que una barra de equilibrio para gimnastas […] no pienso en que me he gastado la paga del almuerzo de dos semanas en el traje… Oh, genial, Carrie. Vaya Robin. Imagínate.” La chica ha quedado con mucha suerte colgada de una escalera de emergencia al desprenderse un tubo de ventilación de la cornisa a la que estaba agarrada.

Carrie no fue la primera mujer en vestir el uniforme del chico maravilla, Julie Madison había sido Robin un brevísimo periodo de tiempo en el Detective Cómics 49 de 1941. Pero esta historia no es de donde Frank Miller sacó la inspiración para crear su Robin femenina. La idea ni siquiera se le ocurrió a él. Carrie fue sugerida por John Byrne en 1985 cuando compartían juntos un avión, en palabras de Miller:

“1985. A 30.000 pies. Hablo con el dibujante John Byrne sobre Batman. Me habla de Robin. “Robin debe ser una niña” dice. Menciona un dibujo del artista de Love & Rockets, Jaime Hernández de una mujer Robin. Para probar su punto me proporciona un dibujo a lápiz propio”.

Byrne comenta al respecto:

“Algunos de ustedes recordarán que fue en un viaje de avión a casa desde Atlanta donde sugerí a Frank Miller algunos de los elementos que se convirtieron en su Robin femenina. Los que él no usó, los utilicé yo en Radio Girl”.

El autor siempre ha manifestado su amor incondicional hacia el personaje “Carrie Kelley sería una perfecta Batman” o “Batman tiene mucha suerte de estar junto a Carrie Kelly, la única persona que es más lista que él”. Demostrando que aunque la idea inicial no fuera suya, puso mucho esfuerzo en la creación de su Robin. Miller inauguró recientemente su cuenta de Instagram, con un dibujo dedicado de Carrie Kelley a la sobrina de un amigo suyo, enfermera en el hospital de Getafe, agradeciéndole su inestimable labor en esta crisis del coronavirus.

Julie Madison como Robin
La Robin de Jaime Hernández
La Radio Girl de Byrne
Miller dedicando una Carrie Kelley a una enfermera de Getafe.

En la WonderCon de 2018 se anunció que Frank Miller había firmado con DC para cinco proyectos, uno de ellos el Superman Year One junto a John Romita Jr la otra obra mencionada entonces de las 5 fue una novela gráfica sobre Carrie Kelly por lo que veremos al personaje próximamente, ya sea aquí o en la continuación del universo DK, The Golden Child.

La futura Robin nace en el número uno de la mítica serie. Es salvada por Batman de los mutantes cuando camina por una calle poco recomendable. Aparece en televisión impresionada por el murciélago, aunque menos que su amiga Michelle, Carrie sabe que es un hombre de “tres metros” pero un hombre. Volverá a verse a la joven asomada a la ventana contemplando la batseñal con asombro. En la siguiente entrega ya la veremos con el traje de Robin, mientras se lo prueba, Miller nos enseña (nunca llegamos a verlos) por primera y única vez a los padres de la niña. Por el ínfimo diálogo al que asistimos, parecen unos drogadictos y deja claro el escaso cuidado que tienen hacia la chica. Luego se la ve mínimamente entrenando y haciendo trastadas e investigaciones, hasta que una de ellas le lleva al enfrentamiento entre el líder mutante y el Caballero Oscuro. Carrie ayuda al murciélago, un Batman exhausto y desorientado dirá: “Dick suerte tienes de que siempre esté aquí para salvarte”. Finalmente es la niña quien salva al hombre, y no será la única vez en el libro, alejando a esta petirrojo del recurrente, Robin en apuros para que Batman lo salve, de otros personajes e historias. A partir del primer encuentro, se forma para no romperse nunca, el dúo más famoso del cómic, Batman y Robin.

Batman y Robin de Miller por Jim Lee

Carrie es un Robin que está perfectamente adaptado a la historia que nos quiere contar Miller, tiene plena conciencia de la situación, de lo que está sucediendo y de la difícil circunstancia en la que se encuentra el mundo por el que pelea. En una obra como esta con tantas voces escritas como si fueran la válida, ella tiene muy claro que lo que tiene que hacerse es lo que Batman planea, siendo lo suficientemente inteligente para olvidarse de todas las opiniones encontradas de la sociedad y centrarse en hacer lo que se tiene que hacer, dar un propósito a un montón de jóvenes sin oficio ni beneficio con una insaciable sed de violencia que se deja llevar por la moda más reciente. Las implicaciones morales que el hecho de utilizar y entrenar asesinos le puedan acarrear, están asumidas por la niña, que sabe ver el mal menor en una situación insostenible. Sobre esto no hay una palabra escrita en toda la obra, es algo que se percibe innato en la joven, fiel seguidora de su mentor. El resto de Robins han tenido todos sus más y sus menos con Batman pero Carrie siempre ha estado a su lado de forma incondicional. Esto podría ser debido a que el Batman de Miller la trata en consecuencia. Trabajar juntos es un flechazo mutuo, el caballero de la noche enseguida le otorga galones “tú manejas el helicóptero, vale de acuerdo, tú entrenarás a los chicos, serás mi segunda al mando, un comandante” diferenciada del resto de soldados. En la secuela, ya como Catgirl, suyo será el plan maestro a seguir para derrocar el régimen fascista de Lex Luthor. En la continuación (a esta me cuesta llamarla secuela) de Azzarello, DKIII The Master Race se convierte en Batwoman. Y es que el personaje evoluciona en concordancia con el primer libro en las sucesivas entregas. El protagonismo de la joven crece demostrándose como un digno sucesor de Batman, aspiración confesada o no de todos algún que otro Robin. Carrie está a la altura del mejor personaje que haya podido ser Robin, valentía, inteligencia y muchas pelotas para hacer lo necesario. Uno de los jóvenes sidekicks más parecidos a Batman que jamás haya existido, al menos más parecido a “su” Batman (el de muchos) el de El regreso del Caballero Oscuro.

Tengo un solo amigo de la infancia que lee cómics, a él no le gusta Carrie Kelley. Su principal queja, la comparto. Dice que no tiene entrenamiento y es verdad, es un debe que a mí tampoco me gusta pero que lo compensa el pensar que meter páginas y páginas de Bruce entrenando a la joven, para que su habilidad se sintiera plausible, haría más densa El regreso del Caballero Oscuro y no me imagino esa obra cambiando ni siquiera una coma. Mi percepción personal ya sea por 4 comentarios en internet o por mi colega, es que a Carrie se le tiene hate. Es algo que no comprendo pues ya he enumerado virtudes del personaje en este artículo, virtudes creo, visibles para todos. De todas formas siempre es muy lícito ver defectos donde otros ven aciertos si no te gusta el personaje estás en todo tu derecho. Otra apreciación de mi amigo con respecto al personaje es “Carrie es Robin porque Miller necesita un Robin en su historia” sí pero es que es el compañero que todo Batman podría desear, pudiendo confiar ciegamente en él, sin que por esto se sienta escrito como un personaje que solo está para agradar al protagonista. Son general y capitán en un ejército de 2 que pronto aumentará. La relación paterno-filial no tiene apenas cabida en este dúo dinámico haciendo de Carrie Kelley alguien supeditado pero más independiente. Aunque en la segunda parte de la historia, en El contraataque del Caballero Oscuro se declaran su amor y en la apreciación de muchos lectores, es una declaración sentimental, en opinión del que escribe su amor es de padre a hija y de hija a padre. Miller ha comentado en alguna entrevista que Batman vio a Carrie como una hija por lo que podemos aceptarlo de esta manera, al menos por parte de Bruce. Si bien las obras, deben ser percibidas como el autor pretende con su escritura o ¿es el lector quien da validez a los hechos que lee con su interpretación, pudiendo ser esta distinta de la que el autor pudiera tener al realizar el trabajo? No hay motivo para que el sentido que tenga una lectura para el lector sea coincidente a la fuerza con el del autor.

En los New 52, Carrie aparece en Batman y Robin número 19, es profesora de Damian y por un momento la trama parecía encaminada a su conversión en el Robin de este nuevo universo. Incluso llegaría a aparecer con el traje del sidekick pero no sería más que un divertimento en una fiesta de disfraces. El personaje inexplicablemente desaparece de la trama de la noche a la mañana. Hay rumores de que esto se debe a que por aquella época se empezaba a planear la tercera parte de la obra original y el papel de Carrie en ella era fundamental, por lo que se prefirió reservar al personaje. Durante el Renacimiento, la chica ha tenido una breve aparición, en el Batman Annual 2 de Tom King se muestra un mundo en el que Bruce y Selina han envejecido juntos. Carrie se encuentra entre la Batfamilia junto a Bruce en su muerte. En otros medios, principalmente animación, la joven Robin femenina también ha aparecido siendo las más relevante en Las nuevas aventuras de Batman y en Teen Titans Go! en el episodio The best of Robin. Por supuesto aparece en la adaptación animada, en dos partes, de Batman El regreso del Caballero Oscuro.

Carrie en los New 52
Carrie en el Rebirth

Carrie Kelley, la Robin de El regreso del Caballero Oscuro, la sidekick de uno de los Batman más impresionantes que hemos leído. En palabras de Bruce “Carrie es perfecta. Es joven. Es lista. Es valiente. Con ella puede que logre poner fin a esta locura”. Y la niña está a la altura, vaya si lo está. Además de ser fundamental en el resto de obras de este particular universo donde adopta un protagonismo que no le pesa y sienta muy bien al personaje. Pero en estas entregas no se enfunda el uniforme de Robin. Catgirl no cumple 80 años, tampoco Batwoman. Hasta aquí el repaso del héroe que fue Robin, después tuvo identidad propia y acabó convirtiéndose en su mentor por derecho propio, ¿Dick Grayson? No, Carrie Kelley.

Artículo anterior#ZNCine – Crítica de Tyler Rake, de Sam Hargrave
Artículo siguiente80 Aniversario Robin – Damian Wayne
Málaga (1984). Desde muy pequeño leía tiras cómicas en los dominicales, 13 rue del percebe era mi favorita. A mis padres les gustaba que su hijo leyera y cada poco tenía un Astérix nuevo para leer y releer. A la edad de diez u once comencé con el americano, Spiderman para ser más exactos. La saga del clon fue mi primera lectura. Todavía me pregunto cómo pude aficionarme con aquello pero la verdad es que me atrajo enormemente e incluso el no saber qué estaba leyendo (para nada empecé con el número 1) fue un plus para mi interés. La primera lectura siempre condiciona y como secuela me deja mi gusto por personajes alternativos. Tras esto, todo lo demás; universo Marvel , mi adorada DC, cómic independiente y grandes obras que me mostraron lo realmente interesantes que pueden llegar a ser los tebeos. Sueño con contemplar Themyscira sobre mi nube Kinton con un anillo verde en el dedo y una “S” roja en el pecho. Cómics, coleccionismo, cine, videojuegos, motos, fútbol, NBA… demasiados intereses para tan escasa bolsa y tan poco tiempo. Orgulloso y agradecido de formar parte de esta histórica web, a la que he leído durante tantos años.
4 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Pepeparker
Pepeparker
Lector
28 abril, 2020 21:51

Muy buen artículo me ha hecho ver a Carrie Kelly de otra forma. Pero cuando es Batwoman se pasan de ponerla petada jajaja

Drury Walker
Drury Walker
Lector
28 abril, 2020 22:17

A mi es un personaje que siempre me cayo simpatico y que me parecia mas lograda como Robin que el Jason Todd post-COIE.

Lo de la Carrie Kelley del arco de Tomasi es una historia que me habria gustado ver. Por lad solicits (y las portadas de Gleason) iba a tener un gran protagonismo con Bullock en el arco de Batman y Dos Caras. La orden de cese y desistimiento hizo que todo quedara un poco raro…

A falta de leer su ultima historia, su diseño de Granpa como Murcielago me encanta

Bhagavad
Bhagavad
Lector
29 abril, 2020 14:20

No suelo comentar, pero es que es un gran artículo sobre mi Robin favorito y no puedo resistirme: GRACIAS!!

Viva Carrie!!

gusgus
gusgus
Lector
3 mayo, 2020 6:05

Y llegamos a la Robin que no me termina de convencer. Si, es un gran personaje, si, es funcional a la historia, pero creo que de todos los Robins es la menos Robin y más Carrie Kelley. Con esto me refiero a que el personaje podría haber funcionado igual de bien siendo, por ejemplo Batgirl. Y eso es lo que me conflictúa del personaje, ¿es en realidad un buen Robin o, en realidad, es una buena Carrie disfrazada de Robin?