100% Marvel. Vengadores Encubiertos Integral

Por
7
800
 
vengadores-encubiertos-hopeless-walker-panini-marvel

Edición original: Avengers Undercover Nº 1-10 USA (Marvel Comics, 2014).
Edición nacional/ España: Panini Cómics (2015).
Guión: Dennis Hopeless.
Dibujo: Kev Walker, Timothy Green II y Tigh Walker.
Entintado: Kev Walker, Timothy Green II, Jason Gorder y Tigh Walker.
Color: Jean-François Beaulieu.
Formato: Tomo rústica con solapas de 216 páginas.
Precio: 19,95€.

 

“Solo somos un puñado de críos tontos”.

La juventud suele ser un “valor añadido” del que somos poco conscientes cuando lo poseemos. Pero cuando empieza a abandonarnos se transforma en una terrible fuente de nostalgia y temor hacía aquellos que la ostentan y malgastan a nuestro alrededor. El filósofo griego Sócrates ya se quejaba de los jóvenes de su época a los que calificaba de tiranos por contradecir a sus padres, devorar la comida y faltar el respeto a los maestros. Es la tónica habitual, lo podemos observar a lo largo de la historia de la humanidad, los mayores intentan controlar el ímpetu de la juventud y estos buscan construir algo nuevo más allá de las tradiciones de sus antepasados para acabar casi siempre perpetuando, incluso inconscientemente, el legado de sus padres. Es un modo que tiene la civilización de autorregularse frente a la incertidumbre y la barbarie. Este era uno de los temas que en forma de alegoría, junto a otros consustanciales a la naturaleza humana, abordaba en 1954 el escritor británico William Golding en su famosa novela El señor de las moscas. Un clásico de la literatura que ha tenido gran influencia en obras juveniles recientes como Battle Royale de Koushun Takami o la saga de Los Juegos del Hambre de Suzanne Collins. Es decir, relatos en los que la juventud resulta perseguida, acosada y, finalmente, condenada por su propia condición, sirviendo en parte como metáfora de muchas de las políticas sociales y económicas tomadas en los últimos años en los países más desarrollados que han rematado el dibujo de un futuro muy triste y oscuro para sus jóvenes.

Haciéndose eco de esta corriente, durante el relanzamiento de Marvel Now!, el editor Bill Rosemann, siguiendo una lúdica propuesta de Mark Waid, convenció al guionista Dennis Hopeless para encerrar a algunos de los superhéroes adolescentes de la compañía en una isla y torturarlos y masacrarlos con premeditación y alevosía. El experimento se hizo llamar Vengadores Arena y presentaba un casting formado aspirantes a héroes con ganas de jugar en las grandes ligas y miembros de grupos como The Runaways, los Jóvenes Vengadores o la Academia Braddock. En el maquiavélico plan perpetrado por el villano Arcade, una simple marioneta en manos de Dennis Hopeless, participarían Cúspide, Cammi, Anacronismo, Nara, Reptil, Nico Minoru, Halcón Oscuro, Kid Britania, Bloodstone, Chase, Ryker, Juston, X-23, Tóxica, Temple y Cuervo Rojo. La desconfianza y el instinto de supervivencia llevaría a muchos de ellos a traicionar sus propios principios e ideales y solo unos pocos acabarían la partida y regresarían a casa, cambiados para siempre después de la terrible experiencia. Este es el punto de partida de la secuela de la historia, Vengadores Encubiertos, en la que los supervivientes de Mundo Asesino tendrán que hacer de tripas corazón infiltrándose en las filas de los Señores del Mal comandados por el Barón Zemo.

vengadores-encubiertos-1vengadores-encubiertos-2vengadores-encubiertos-3
Páginas de Vengadores Encubiertos de Dennis Hopeless, Kev Walker y compañía

La acción de sitúa solo tres meses después de los acontecimientos de Vengadores Arena mostrándonos como estos jóvenes héroes han lidiado con sus propios demonios y con el golpe final de Arcade cuando este publicó en internet las grabaciones de su reality show convertido ahora en uno de los programas de más éxito en el país. De esta manera, mientras Death Locket vuelve a estar recluida por S.H.I.E.L.D. y Tóxica intenta sobrellevar como puede su estrés postraumático, Nico Minoru decide dejar The Runaways, Cammi regresa a Alaska con su madre y Chase Stein afronta la situación entregándose a la fama conseguida por culpa de su estancia en Mundo Asesino. El grupo, a excepción de Halcón Oscuro y X-23, volverá a reunirse a petición de Anacronismo que les informa que Cullen ha decidido adentrarse en la boca del lobo, viajando a Bagalia, la patria de los mencionados Señores del Mal, para matar al motivo de todos sus males: Arcade. El festivo villano viene a ser el nexo de unión entre lo sucedido en la seminal Vengadores Arena y las consecuencias derivadas de esta que encontramos en Vengadores Encubiertos, un nuevo ejercicio ideado por Dennis Hopeless para reabrir las cicatrices y heridas psicológicas de estos jóvenes atolondrados e inconscientes que volverán a ser tentados y seducidos por su lado más oscuro.

El principal problema de esta historia, como ya sucedía en parte en Vengadores Arena, son la sarta de recursos trillados utilizados por su autor en la trama y en la caracterización de los personajes a los que aplica una psicología frívola y superficial cuyos postulados se hacen a un lado a la primera de cambio cuando el espectáculo y la acción llaman a la puerta. El guion está plagado de ideas incapaces de sorprender al lector, clichés demasiado evidentes como la tradicional y ridícula “no-muerte” de algún personaje destacado de la trama. La simbiosis de este disfuncional grupo funciona pero no pasa lo mismo con la sensación de evolución de sus miembros que se escuda en demasía en su representación de un simple “puñado de críos tontos” víctimas de su propio temperamento hormonal. Es decir, en Vengadores Encubiertos se evidencia una cierta desgana y un conformismo que aunque se traduce en una lectura entretenida carece del componente referencial y metatextual de Vengadores Arena y la imprevisibilidad de su propuesta. En su lugar los personajes deambulan por una suerte de “trama de espionaje teenager” más convencional y menos interesada en saltarse los límites preestablecidos que era uno de los mayores alicientes y virtudes de la primera incursión de Dennis Hopeless en la historia de estos personajes.

vengadores-encubiertos-portada-1vengadores-encubiertos-portada-2vengadores-encubiertos-portada-3
Portadas para Vengadores Encubiertos realizadas por Francesco Mattina

Es de agradecer la voluntad de su guionista por no repetir el esquema original y realizar una secuela al uso de Vengadores Arena, pero en su lugar, y teniendo en cuenta el punto de partida escasamente original de su versión superheroica de Los Juegos del Hambre, el nuevo planteamiento esgrimido en Vengadores Encubiertos acaba siendo más endeble y una mera repetición de la jugada. La historia está pensado como una manera sencilla de limpiar el karma de sus personajes y devolverlos a un relativo status quo. El único de ellos que finalmente decide convertirse en un “Señor del Jodido Mal”, como los cataloga Anacronismo en una de las escenas del cómic, no tiene la presencia y la relevancia en la trama que debería tener para poder comprender bien su decisión y evolución. No parece que esto sea algo que tenga mucho en cuenta Dennis Hopeless, ni tampoco los mismos compañeros de este héroe caído cuyo perfil psicológico curiosamente es el menos desarrollado de todo el reparto. En cualquier caso, si buscamos una serie de escasas pretensiones, rápida y ágil, con mucha acción y giros en su argumento, Vengadores Encubiertos es una lectura ciertamente entretenida, fácil de digerir, pero también de regurgitar y olvidar con igual facilidad por el escaso riesgo que toman los recovecos de su historia.

Hasta cierto punto se puede entender que esto pase en la cabecera de las “vacas sagradas” de la editorial, con Spider-man, los X-Men o Los Vengadores, pero en una propuesta de este tipo, con personajes de segunda fila, secundarios de lujo en el mejor de los casos, uno esperaría que sus autores se atreviesen a romper las reglas siguiendo el espíritu juvenil y contestatario de su elenco. La serie tampoco se ve beneficiada por la irregularidad de su apartado gráfico pasando de los lápices más dotados y mejor definidos de Kev Walker a otros capítulos en los que toma el mando su compañero Timothy Green II, con un dibujo menos preciso en cuestiones anatómicas y, finalmente, Tigh Walker que termina de romper el molde con un trazo más desgarrado y alejado del tono general de Vengadores Encubiertos. El color de Jean-François Beaulieu intenta hacer de aglutinante pero pese a su buen criterio el efecto logra convencer solo superficialmente. En resumen, Vengadores Encubiertos se queda en su concepto, Dennis Hopeless tenía una oportunidad interesante a la que hincar el diente pero la desaprovecha en un desarrollo excesivamente conservador y racano, una lectura rápida y directa en la que sus personajes se pierden en un guion previsible y lleno de recursos y clichés tan superheroicos como gastados.

  Edición original: Avengers Undercover Nº 1-10 USA (Marvel Comics, 2014). Edición nacional/ España: Panini Cómics (2015). Guión: Dennis Hopeless. Dibujo: Kev Walker, Timothy Green II y Tigh Walker. Entintado: Kev Walker, Timothy Green II, Jason Gorder y Tigh Walker. Color: Jean-François Beaulieu. Formato: Tomo rústica con solapas de 216…

VALORACIÓN GLOBAL

Argumento y guion - 6
Apartado gráfico - 6
Interés - 5

5.7

La secuela de Vengadores Arena de Dennis Hopeless ha perdido el factor sorpresa y eso hace que se evidencien más claramente sus costuras. La historia resulta demasiado previsible y conservadora para un planteamiento que pide justo lo contrario. En lo positivo tenemos una lectura ágil, rápida y entretenida de leer por su ritmo y su sentido de la acción. Mención especial para las portadas de la serie a cargo de Francesco Mattina.

Vosotros puntuáis: 3.76 ( 2 votos)

7
Déjanos un comentario

Please Login to comment
6 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
7 Comment authors
ru.skrullultron_ilimitadoDynamo JoefrankchalmersSicario Recent comment authors
Recientes Antiguos
Arturo Porras
Autor

Pues a un servidor le parecido una gran serie Jordi. Es cierto que no llega al nivel de Arena, que le ha faltado tiempo para desarrollar determinados aspectos de la trama pero el tema de las bajas ventas precipitó su final.
Aún así detalles como el enfoque de un hecho tan traumático por el que pasaron y sus consecuencias está muy bien tratado, con las distintas formas de lidiar con el trauma. Hopeless sigue haciendo a los personajes con muchos matices y como ejemplo el Barón Zemo que en sus escasas apariciones brilla como hacía tiempo que no lo hacía. Baggalia y la erotica de la maldad se me ha quedado un poco corto pero de todas formas ya solo con ese juego entre bien y mal ya me ha ganado. Una serie para mí muy interesante que cierra un gran ciclo con personajes juveniles de Hopeless

Sicario
Lector
Sicario

Me gustó mucho “Arena” que comenzaba como un remiendo de “Los Juegos del Hambre” + “Battle Royale” para derivar en un estudio psicológico muy notable de un puñado de héroes adolescentes. Este “Infiltrados” no alcanza las cotas de sorpresa e inteligencia de su predecesora pero eso no significa que no sea una lectura la mar de recomendable.

SPOILER

Quizá echo de menos algún joven héroe más que se cambie de bando (y con Cullen lo tenían a huevo) y es cierto que el apartado gráfico se resiente (me encanta Walker pero cuando no lo colorea Frank Martin lo cierto es que pierde mucho; bastante mejor Timothy Green II, del que me he quedado con ganas de ver más). Pero en general, cierra hábilmente la saga y deja buen sabor de boca. Yo le hubiera dado un 7,5.

frankchalmers
Lector
frankchalmers

A mí me parece que empieza muy potente y que se desinfla en cuanto pasan los otros tres meses. Vamos, que la segunda mitad no está a la altura de la primera.

Dicho eso, me parece una serie bastante entretenida, que no memorable. Por cierto, chulísima la edición de Panini.

Dynamo
Lector
Dynamo

Este tipo de ediciones de series canceladas te dejan una interesante historia concluida y cerrada a poco que la historia se defienda me parece una buena compra. Oji, tampoco estoy pidiendo que Marvel se ponga a cerrar colecciones a los 12 números.

ultron_ilimitado
Lector
ultron_ilimitado

A mí es que Kev Walker me echa para atrás que no veas…

ru.skrull
Lector
ru.skrull

La verdad , llevaba tiempo sin ver a Daimon Hellstorm ( desde New Avengers de Bendis) y no entendí por qué estaba entre los seguidores de Zemo