La pequeña forastera: Siúil, a Rún 1

Una fábula tan bella como críptica

Por
3
822
FavoriteLoadingAñadir a favoritos
 

Edición original: Totsukuni no Shoujo, Mag Garden (2015-)
Edición nacional/ España: La pequeña forastera: Siúil, a Rún, ECC Comics (2017-)
Guión: Nagabe
Dibujo: Nagabe
Traducción: Yasuko Tojo
Formato: Tomo B6 en rústica con sobrecubierta. 176 páginas B/N
Precio: 8,95 €

 

Tras el nombre de Nagabe se esconde un joven y talentoso mangaka que se estrena editorialmente a este lado del mundo gracias a La pequeña forastera: Siúil, a Rún, su cuarto trabajo en lo profesional pero su primer título en lo internacional. Tras su paso por otros países como Estados Unidos (Seven Seas Entertainment), Francia (Komikku) o Alemania (Tokyopop), el manga editado por ECC se posiciona como una revelación fantástica que ha cosechado un buen número críticas positivas.

Su editorial original es Mag Garden; una empresa relativamente joven que arrancó su actividad en 2001 como una compañía dependiente de Square Enix. Más tarde alcanzaría la independencia y en 2007 se fusionaría con Production I.G., convirtiéndose en subsidiaria. En lo internacional, mantiene unos lazos fuertes con Tokypop, la poderosa distribuidora de manga y anime con sede en EEUU y Alemania.

Poco conocemos de su autor, por otra parte, por lo menos de forma oficial y más allá de su pseudónimo. Investigando un poco aparecerá un nombre, Ayumu Yoshida, y una edad, 24 años, aunque poco se puede afirmar. Lo que sí sabemos cierto en cuanto a Nagabe es que es un autor lleno de talento, de exquisita y marcada sensibilidad artística. También que se mantiene muy activo bajo ese nombre, como buen ilustrador, en los principales sitios web del mundillo.

En cuanto a su obra, La pequeña forastera es un manga de género fantástico, una fábula de estética infantil que recuerda a los exquisitos cuentos ilustrados que rondan el mercado editorial actual. En cuanto al tema, no obstante, bajo su amable corteza encontramos algo más oscuro y enigmático.

La historia nos sitúa en un lugar alejado en el tiempo y en el espacio, donde coexisten dos países: el Interior, donde los humanos viven seguros y en paz, y el Exterior, donde habitan seres oscuros que pueden maldecirte con tocarte. Allí se produce un encuentro que nunca debería haberse producido; el de una niña con uno de esos seres oscuros.

Este primer número funciona como una introducción, un prólogo que sienta las bases y dispone lo necesario para meternos de lleno en una trama que se desarrollará en el siguiente número. Y es que, como cualquiera puede imaginar con solo acercarse al género, estamos ante una obra que descarga toda su fuerza de manera tranquila en el contexto fantástico, lleno de detalles.

Un contexto fantástico que nos presenta a los dos protagonistas de lleno, de manera rápida y directa en las primeras páginas mientras desgrana su amable relación a lo largo del tomo. Las respuestas que puedan surgir en el lector en cuanto al contexto o a cómo ha llegado la niña a ese mundo exterior se verán resultas de manera parcial, muy poco a poco, pues la intriga juega un papel fundamental en la obra.

Fruto de esa intencionalidad estética que mezcla lo radiante y bello de los cuentos de Hans Christian Andersen con lo oscuro y gótico de las historias de los Hermanos Grimm o Perrault, La pequeña forastera avanza de manera amable y tranquila desvelando, poco a poco, algo mucho más inquieto y triste.

La luz, el brillo y lo inocente se personifica en Shiva, la niña, mientras que lo oscuro y experimentado se identifica con la bestia, el Doctor. Una dualidad arquetípica que recuerda a tantos otros tándem del género, aunque aquí se juega con esa vuelta de tuerca que muestra a una «bestia» refinada y amable, alejado de la típica idea del ser tosco y distante.

Repetimos que este primer número se limita a abrir la veda y deja entrever por dónde avanzará la historia en próximos tomos (no en vano éste acaba en un rotundo cliffhanger). En lo narrativo, Nagabe usa una economía de medios que roza lo uraño y prefiere que la trama vaya goteando de lo natural y situacional, de manera intrigante.

El dibujo es sencillo y presenta grandes diferencias en planos largos y cortos, pero la estética es amable y desprende una personalidad inaudita. Más influido por la ilustrativo que por lo narrativo, el arte de La pequeña forastera sabe sacar partido a la dualidad luz/oscuridad de la trama para trasladarlo a las viñetas. Las ilustraciones recuerdan a los dibujos amables y originales de los cuentos infantiles, justos en los detalles pero contundentes en líneas generales. La atmosféra en este sentido es fundamental y está bien resuelta.

Poco más podemos decir de lo argumental si no queremos estropear la sorpresa final que aguarda este primer tomo; tan sólo que funciona cómo prologo y resulta lo suficientemente interesante como para esperar al segundo. Estaremos atentos al desarrollo de una historia que, de manera paciente, apunta a que irá desvelando una serie de conceptos de lo más interesantes bajo una ambientación ya rica de por sí.

Lo que podemos afirmar desde ya es que la historia que plantea Nagabe es la de la cálida relación que existe entre Shiva, una joven niña que viene de un lugar luminoso y seguro y El Doctor, una bestia que pertenece a un páramo oscuro y maldito. Dos mundos que no deberían haber entrado en contacto nunca, como el día y la noche, y que dejarán tras de sí una estela de conflictos. Algo que puede sonar arquetípico en la teoría pero que se va descubriendo original en la práctica. Una historia bella y oscura, paciente e intrigante.

En cuanto a la edición, correcta. Buena calidad de impresión y ecuadernación. Eso sí, el precio puede parecer alto por la cantidad de páginas, que no llega a la media en este tipo de publicaciones.

Como curiosidad, debemos mencionar que el subtítulo del manga, «Siúil a Rún», es el nombre de una canción tradicional irlandesa que trata sobre el lamento de una mujer cuyo amante parte hacia la guerra. Poco se sabe de su origen, aunque las primeras versiones no datadas se estiman en el S. XVII debido a referencias históricas. Por otro lado, tal y como sucede en la mayoría de canciones folclóricas, existen numerosas versiones de letras y ritmos ligeramente distintos. Por el momento no sabemos si esto tendrá alguna relación con la trama o si se trata de una vana referencia.

Tampoco sabemos si el nombre de la protagonista, Shiva, guarda relación con el de la deidad hinduista que representa el papel del dios que destruye el mundo. Aunque los lectores habituales de manga ya conocerán la costumbre de un buen número de autores de extraer nombres y referencias de otras culturas que se quedan en lo meramente anecdótico u estético por su carácter exótico.

  Edición original: Totsukuni no Shoujo, Mag Garden (2015-) Edición nacional/ España: La pequeña forastera: Siúil, a Rún, ECC Comics (2017-) Guión: Nagabe Dibujo: Nagabe Traducción: Yasuko Tojo Formato: Tomo B6 en rústica con sobrecubierta. 176 páginas B/N Precio: 8,95 €   Tras el nombre de Nagabe se esconde un…
Guión - 7
Arte - 8
Interés - 7

7.3

Un prólogo que avanza una fábula tan bella como críptica.

Vosotros puntuáis: 7.66 ( 2 votos)

Leave a Reply

3 Comentarios en "La pequeña forastera: Siúil, a Rún 1"

Notifícame
Ordenar por:   Recientes | Antiguos
Fletcher

Es una serie abierta o tiene un final? La portada me cogió por sorpresa pero con el Manga siempre me freno debido al formato y a la duracion…

Fletcher!!

wpDiscuz