36º Salón Internacional del Cómic de Barcelona: valoración final

Valoración final de la 36º Edición del Salón del Cómic de Barcelona organizado por Ficomic.

Por
3
1364
FavoriteLoadingAñadir a favoritos

Ayer fue el punto y final a la 36ª edición del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, finalizó con él uno de los eventos señalados en rojo en el calendario de cualquier aficionado al cómic de este país.

Como todos los años, las críticas y los halagos a Ficomic se han entrecruzado en una batalla entre los cambios y la resistencia a los mismos. Desde que llegó la nueva presidenta de Ficomic, Meritxell Puig, las voces que anunciaban grandes cambios han ido gritando cada vez más fuerte. En el Salón del Manga pudimos ver algunos pequeños cambios con un gran impacto que nos convencieron. El más significativo fue como la distribución de los pabellones, las exposiciones y los stands, creaban un flujo de visitantes que hacía intuitiva la visita al salón. En esta ocasión, el equipo de Ficomic no lo ha conseguido, pero vayamos por partes.

El salón arrancaba el jueves con la notícia de que muchos de nuestros compañeros de prensa especializada no habían recibido la acreditación de prensa por parte de la organización. Especialistas del medio que llevan años cubriendo este evento y que dedican parte de su ocio ha difundir y divulgar el noveno arte. Ese producto tan desprestigiado en la sociedad general. Ellos se quedaron fuera por alguna razón administrativa y burocrática que podríamos debatir. Respecto a esto sólo podemos decir una cosa: somos los pequeños medios independientes y especializados los que realmente informamos sobre todo lo que acontece en el mundo del cómic y sus galaxias cercanas. Los grandes medios generalistas, ya sean de papel, digitales o radiotelevisión, sólo se hacen eco de aquellas noticias que sobresalen y destacan. Nosotros estamos aquí, cada mes, cada semana, cada día informando de todas las noticias y novedades que podemos abarcar. Nosotros junto a tí, lector, contribuimos a mantener y enriquecer esta industria.

salon-comic-2018

En esta edición, los palacios que han albergado el salón han sido el 2, 4 y 5. Por tanto, la organización ha renunciado al palacio 1 donde el año pasado estaban las tiendas y en el anterior la macro exposición dedicada a los coches de cómic. A cambio, hemos podido andar por la planta baja del palacio 2, el espacio más amplio del que dispone la Fira de Montjuïc de Barcelona. En la primera parte de este pabellón estaban las tiendas de las editoriales pequeñas, especializadas y de merchandising. En la segunda parte se aglutinaban los stands más grandes como el de ECC, La Casa del Libro, Planeta Cómic… Empresas que apuestan por hacer un espacio personalizado y diferente que capte la atención de todos los visitantes. En esta estrategia, Norma Editorial ha modificado su ya clásico espacio por uno más abierto, pero no les ha acabado de funcionar bien. Los que sufristeis las estrecheces del stand, que sepáis que Annabel Espada comentó en la presentación de novedades que eran conscientes de lo incómodo que había resultado y que el año que viene diseñarían un stand más grande.

En la nueva distribución de espacios, la organización apostó por reunir todas las exposiciones, excepto dos, en el pabellón cuatro. Un pabellón con nueve niveles de los cuales sólo utilizaron los tres o cuatro primeros. Las exposiciones estaban separadas entre ellas, dejando suficiente espacio para que el visitante pudiera ver y leer la exposición, pero también permitía respetar el espacio de quienes querían sentarse en los bancos a descansar; y de quienes andaban de un lugar a otro. Esta es una de aquellas decisiones polémicas, ya que hay quien prefiere que las exposiciones esten entremezcladas con las tiendas para tener una experiencia más integrada. Pero, también están los ordenados que consideran que cada cosa tiene su lugar. En definitiva, no hay una respuesta correcta ni una decisión que haga felices a todos. Personalmente, reconozco que esta manera de organizar los espacios es más cómoda los días de mayor afluencia en que cada rincón está lleno de gente. Ahora bien, los días en que realmente se disfruta el salón me gusta ir encontrándome pedacitos de cultura del cómic esparcida por los distintos espacios.

Para ir terminando con esta parte del análisis, decir que la exposición de originales del boom de las revistas de cómic fue muy interesante y su localización acertada. A diferencia de la dedicada al gran maestro, Jack Kirby, que estaba escondida de las zonas de paso para el público general. Ahora bien, si es cierto que continuamente había gente mirando y analizando cada uno de los originales, ya que era un reclamo que la gente estaba buscando. Por tanto, dentro de lo malo, salvable. En general, las exposiciones han sido más contenidas y menos espectaculares que otros años. Esperemos que de cara al año que viene y al salón del manga vuelvan a crear espacios como fue, por ejemplo, el del año pasado dedicado a Lucky Luke.

Uno de los cambios sustanciales ha sido el uso de las salas de conferencias. Este año todas las charlas, conferencias, encuentros con los fans, presentaciones de novedades y masterclass se han realizado en salas habilitadas y acondicionadas. Sillas acolchadas y forradas, una acústica perfecta, proyector y microfonos sin incidentes… Ya era hora que las salas de conferencias salieran del recinto de los pabellones y recibieran el respeto que se merecen. ¡Gracias Ficomic!

Mención a parte quiero dedicar a la entrega de premios del Salón. Los asistentes pudimos gozar de una gala de entrega de gran nivel técnico y humano. La presentadora, Laura Barrachina hizo un trabajo impecable haciendo de un acto protocolario una momento distendido y divertido. Esperemos que, a partir de ahora todas los los actos de entrega de premios de Ficomic sean así y que, en pocos años, podamos hablar de la Gala del Cómic de Ficomic.

El comentario general de los visitantes era que el salón había vuelto a sus orígenes más comiqueros. Quizás la temática de las exposiciones ha ayudado a este consenso, así como la edición de La Revista del Salón (que también podéis consultar de manera digital aquí). Este documento no sólo reemplaza al mapa y a la guía de actividades, sino que incluye artículos sobre cómic e incluso imágenes exclusivas de los autores invitados al salón.

Seguramente porque el tiempo no ha acompañado al evento, los datos de asistencia no han sido récord. La lluvia fue la gran protagonista y provocó que un espacio tan grande e interesante como la Plaza Universo no pudiera usarse ni por parte de la organización ni como zona de relax por parte de los asistentes. Esperemos que el año que viene, Ficomic encuentre la manera de aprovechar esta zona del mismo modo que hace en el Salón del Manga, aunque no usen el mismo recurso concreto. Otro de los elementos donde aún se puede mejorar son los actos y conferencias. El salto de calidad de este año ha sido considerable, sobretodo gracias al elenco de invitados que hemos tenido. Pero aún se puede ir un poco más allá acabando de ajustar los horarios de las actividades, ya que, por ejemplo la conferencia de Paco Roca a las 19h de la tarde fue cuanto menos discreta en asistencia, porque la hora no acompañaba. En la misma línea, sería importante conseguir que más gente asistiera a estos actos. No sé como, no tengo una fórmula, ni una solución, pero hay que conseguir que esas salas con grandes referentes del cómic como DeConnick, Sakai o el mismo Roca, se llenen.

Terminamos recordando las fechas para los nuevos eventos de Ficomic. El XXIV Salón del Manga de Barcelona se celebrará del 1 al 4 de noviembre de este año, mientras que el 37º Salón Internacional del Cómic de Barcelona tendrá que esperar hasta el 4 al 7 de abril del 2019.

3
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
3 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
3 Comment authors
ENORMTheQuestionMikeM Recent comment authors
  Subscribe  
Recientes Antiguos
Notifícame
MikeM
Lector
MikeM

Jo fui el jueves por la tarde y me encontré con que aún estaban montando la exposición de Jaime Martín, algo chocante. Os doy la razón que este año las exposiciones me han parecido más discretas, y relegar la (corta) exposición de Jack Kirby a un pabellón apartado y desangelado.. flavo favor.

Por lo que se refiere a stands, el de Norma era escandalosamente pequeño, me quedé de piedra al verlo.. Hacía pocos días habíais reseñado comics de Enki Bilal y quise buscarlos en el stand de su editorial en España, Norma, pero evidentemente en tan reducido espacio ni por asomo vi ninguna obra de Enki Bilal.. Triste.

Había otro stand de las majors, creo que de Random House, que éramos pocos dentro e íbamos chocando unos con otros, los estantes estaban colocados como islas dentro del stand y hacía difícil la circulación de las personas dentro de él..

Como siempre los mejores stands para mí son los editoriales pequeñas-medianas, como Astiberri, en el que pillé por suerte a Matt Fraction y me firmó Sex Criminals.

Ya veo que el año que viene se ha planificado el salón para una semana antes.. o sea, más probable que haga mal tiempo… no entiendo porqué se abandonó el mes de mayo por abril..

En todo caso, una gozada siempre (el primero al que fui fue el de 1988).

TheQuestion
Lector
TheQuestion

La sensación de este año ha sido rara. Coincido con vosotros el acierto del uso del auditorio. También es verdad que ya se había utilizado antes, como el uso del pabellón 4 y 5. Pero esta vez se ha optimizado mejor. Lo que sí que es verdad es que se notaba que ha sido un Salón low cost. Pobre en expos. Pobre en expositores (algunos de los históricos o no han venido o lo hacen con stands más pequeños). Un Salón más pequeño (MENTIRA lo de los 50.000 m2). Y un Salón con menos público (si hasta ahora las cifras estaban infladas, lo de este año ha sido de traca). Y el motivo de esa falta de público se deba a la lluvia, pero quizás a lo poco atractivo de sus propuestas. Un Salón que necesitaba un cambio de dirección, pero que tenía que estar en manos de alguien que sepa lo que toca y no una persona especializada en marketing y en maquillar los espacios.

ENORM
Lector
ENORM

Me sorprende que no comentéis (para bien o para mal) la decisión de no permitir volver a entrar al salón una vez has salido… Es decir, que si sales ya no puedes volver a entrar a no ser que compres otra entrada…
Y lo de no poder comprar entradas anticipadas en taquilla ya es de escándalo… Que si, que por internet si que se puede y sale al mismo precio pero no creo que sea tan complicado…
Por no decir que el carnet de las bibliotecas de Barcelona ya no cuenta para descuento en la compra de la entrada… y que comprando por internet solo se podia usar el “carnet jove”, con lo que resto de identificativos (por ejemplo, el de invalidez o familia numerosa) unicamente se podian usar en taquilla…