Johns y Morrison para la pobre DC, ¡qué buena falta le hacen!

Por
0
70

En pocos días Dan Didio ha desvelado la contratación de Geoff Johns y Grant Morrison como una especie de macroasesores argumentales para la editorial, en un paso más para afianzar ese universo compacto y coherente en el que pretende convertir el hogar del Superboyscout y el Señor de la noche. Geoff Johns siguiendo todas las colecciones de la continuidad actual, intercambiando ideas con sus guionistas y coordinando la evolución de los personajes de cara a su aparición en Crisis y al Año después. Grant Morrison ocupándose, en ese Año después, de buscar maneras de recuperar, revitalizar y remozar a personajes desaprovechados y olvidados como, por ejemplo, los Freedom Fighters. Personajes, algunos, de los que él se ocupará personalmente y otros a los que dejará en manos de otros guionistas.

Muchas cosas parecen prepararse en ese Universo DC post-nuevacrisis, entre ellas una nueva serie de Keith Giffen, al que muchos daban por definitivamente marvelizado cuando decidió no continuar con su Liga y pasarse a los Defensores. Todo ello con la intención de ir escalando posiciones en el ranking de ventas de cada mes para hacer de esta excepción del mes de mayo, con DC como número uno en ventas tanto en dólares conseguidos como en ejemplares vendidos, la norma habitual. Y no será tarea fácil.

Porque en buena parte el éxito cosechado en Mayo por DC, dejando de lado el espectacular y meritório número 1 de Green Lantern, se debe a las muchas miniseries relacionadas con Infinite Crisis. Y mientras que Marvel calienta motores para dar su pequeño do de pecho con House of M y otros proyectos secretos de los que poco se sabe, en el terreno de las series continuadas, a pesar de todo, Marvel sigue mandando con diferencia.

Duele ver como series de personajes secundarios de la Marvel se sitúan por delante de primeras figuras del universo DC. Toxin, Rogue o Exiles frente a Wonder Woman, Hawkman o Aquaman. Didio, Johns y Morrison lo tienen difícil. Porque en esa naturaleza folletinesca que tiene el comic USA, de vidas contadas por entregas, cuenta mucho quién es quién. Los lectores nos encariñamos con los personajes. Y en muchas ocasiones no dejamos de seguirlos, a pesar de las épocas oscuras a través de las cuales nos hagan pasar, a nosotros y a los personajes, autores poco afortunados. Fieles a un determinado conjunto de personajes, a un determinado universo, a una determinada editorial. Aunque durante largos periodos la calidad no acompañe. Legiones de aficionados que seguirán comprando los Vengadores de Austen y dejarán pasar lo último que ha hecho Chaykin con los Challengers of Unknown. Que amontonarán el Spiderman de Howard Mackie y dejarán pasar el Starman de Robinson.

Hoy por hoy, en los USA, está claro que la masa de aficionados se decanta por los personajes marvelianos. Para darle vuelco a esa balanza, Didio, Morrison y Johns, necesitarán intrigar hasta enganchar. Enganchar hasta encariñar. Y así conseguir que todo ese grupo de compradores de macroeventos se sientan cada día más cercanos a los personajes de las series continuadas de la DC y menos a los de Marvel. En esa tarea, quizás imposible, de desplazar los afectos de una mayoría de aficionados. Quizás imposible porque, aunque no lo parezca, los aficionados al cómic USA son, en su mayoría, un publico fiel que difícilmente “se acuesta con otra”.

Habrá que ver luego, en España, a quién le era fiel la gente. Si a Marvel o a Planeta. Aunque con los aficionados a DC la cosa está clara.

Artículo anteriorCaballero de espadas
Artículo siguienteCuatro fantásticos behind the scenes
“Me llamo Toni Boix y soy un DC-Adicto”. A pesar de que mi niñez esté inundada de Sal Buscema y mi adolescencia de Spirit, Metropol, Cimoc y Zona 84. Porque Zinco me devuelve al redil. Zinco y Wolfman y Perez y Moore y Totleben y Gibbons y Miller y Bolland y García López. Después, el ansía. La escasez. La falta absoluta de alegrías. Mueren las revistas de cómics y Zinco vegeta. Mi ilusión se marcha a hacer las Américas. Suerte del Previews… y de los cómics que se malvenden. Le pido a Raúl López que me deje escribir una reseña en Zona Negativa promocionando Fallen Angel… y el resto es esta historia.
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments