Uderzo no es autor de Astérix

Por
18
665

Lo habréis visto en El País o Bleeding Cool: la Hacienda pública francesa reclama a Uderzo 203.000 euros al negarle la co-autoría de los álbumes que firmó con Goscinny a los guiones y, por tanto, considerar que hubo irregularidades fiscales al acogerse a las excenciones autorales. En esas 24 entregas (anteriores a que se hiciera cargo de la obra completa tras la muerte de su compañero; es decir, anteriores a 1977 o, si se prefiere, de Astérix en Bélgica inclusive hacia atrás) el fisco francés considera, simplemente, que Albert Uderzo “sólo” es un ilustrador. Ya sé que muchos pensaréis que le está bien empleado por la pésima calidad de los últimos álbumes y por vender el legado de Astérix al grupo editorial Hachette, permitiendo que sigan publicando las aventuras del irreductible galo y su aldea aún con otros autores… pero a mí me parece realmente preocupante que sea ésta la forma en que la justicia poética se “venga” del bueno de Uderzo. El caso es que, más allá del escándalo, de la aplastante reacción mediática a favor del airado autor –que ha calificado el asunto como un “ultraje” y lo ha puesto todo en manos de abogados– y de otros detalles como el contrato original de asociación, uno se pregunta cómo ha sido posible que esta acción fiscal prospere. Y la respuesta nos la da el Telegraph: la exención fiscal por autoría sólo se aplica en Francia a quienes hayan participado en la escritura de los textos de la bande dessinée.


¿Quién demonios habrá hecho la ley? Pues no lo sé… pero lo cierto es que buena parte de la corriente teórica francesa sobre BD niega la existencia de una doble articulación verbo-icónica en plano de igualdad para la historieta y supeditan su componente gráfico a su componente escrito. Hasta el punto de que, para algunos demasiado entusiasmados con un estructuralismo semiológico exacerbado, la historieta es un género literario. Justo al contrario, podríamos decir, que la generación de teóricos españoles (Román Gubern a la cabeza) que por provenir del audiovisual sí insisten en la doble articulación pero acaban convirtiendo al cómic, teórica y terminológicamente, en un hermano bastardo del cine (aunque sea de facto). No quiero decir con esto, por supuesto, que la Ley de Propiedad Intelectual francesa se inspire (o se deje de inspirar) en Groensteen & Co. Simplemente digo que a veces una teoría puede tener implicaciones prácticas muy notables. Sólo queda aclarar un punto… ¿pasaría lo mismo en España? Pues no. Según el artículo 5 de la Ley de Propiedad Intelectual es autor “la persona natural que crea alguna obra literaria, artística o científica” y cuando hablamos de coautorías, según el artículo 7 de la citada ley “los derechos sobre una obra que sea resultado unitario de la colaboración de varios autores corresponden a todos ellos”. También existen, por supuesto, las obras colectivas, pero Astérix no es una de ellas. Y sí, según el artículo 10e, la LPI se aplica a “las historietas gráficas, tebeos o comics”.

18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Allavengers
Lector
20 enero, 2011 14:13

Totalmente de acuerdo Jose, hay casos actuales similares, por ejemplo ¿Qué opinas de que el creador de Fábulas sea sólo Willingham? Sin embargo en Los Muertos vivientes (muy justamente) Kirkman comparte mérito con Tony Moore. ¿? ¿En que se basan estas cosas? ¿En la generosidad de los autores, la casualidad?

McHunter
McHunter
20 enero, 2011 14:44

Que estupidez… no puedo creerlo… entonces lo que tendira que hacer Uderzo es dejar los puros globos de dialogos a ver que les parece solo la opbra del Autor….
Esos simplemente unos abogados ambiciosos… que no les importa la propiedad intelectual… solo quieren su tajada…

Blade Runner
Blade Runner
Lector
20 enero, 2011 15:40

Están locos estos roman… digooo, estos franceses.

Luis Javier Capote Pérez
Autor
20 enero, 2011 16:00

El problema en estos casos es que, pese a que el Derecho de un país se denomina ordenamiento jurídico, presuponiendo que todas sus normas conforman un todo lógico y sistematizado, es normal encontrar este tipo de contradicciones, en este caso entre la normativa fiscal (que busca recaudar a toda pastilla) y la normativa civil en materia de propiedad intelectual (que en el caso de Francia, como en el de España, se basa en normas europeas e internacionales donde ciertos conceptos son comunes a todo el mundo). La norma fiscal se basa en una presunción: si usted es autor, no tiene que pagar; si no lo es, nos ha estado defraudando y debe tanto. Sin embargo, el concepto de autoría queda fuera de la norma fiscal y corresponde a la legislación en materia de propiedad intelectual. En el caso de España, los tebeos están protegidos y entran dentro del ámbito de obras colectivas (varios autores).

Luis Javier Capote Pérez
Autor
20 enero, 2011 16:25

¡Cierto! Fuéseme el baifo entre colaborativa y colectiva, aunque en cuanto a las colectivas, la autoría sobre el conjunto (la revista o el libro) corresponde al editor, pero cada autor conserva la autoría respecto de su parte. En cuanto a los tebeos y el trabajo de entintadores, coloristas y demás, la cosa tiene su miga, porque la frontera entre creación y adaptación o interpretación es difusa. En el caso del cine, la autoría está circunscrita a dirección, guión y banda sonora, pero los actores han pedido dejar de ser intérpretes y pasar a ser autores, porque su trabajo también supone “crear” algo. En la práctica, el problema viene dado por el hecho de que los autores tienen derecho a porcentajes por cada uso que se haga de la obra y los intérpretes, pues no.

DaniSpite
DaniSpite
Lector
20 enero, 2011 16:25

Los propios albums de Astérix acreditan a Uderzo como ilustrador, por lo que, con la ley francesa en la mano, no es su creador.  Lo siguiente sería juzgar si es coherente dar valor sólo a las palabras en esto de la Novela Gráfica.  Y uso deliberadamente este término, pues incluye novela (el texto) y gráfismo (la imágen).

johnny99
johnny99
Lector
20 enero, 2011 16:25

yo recuerdo el caso de 100 balas, en los dos o tres primeros tomos en el copyright la obra pertenece a azzarello. a partir de ahi este considera que risso es tan creador como el y comparten los derechos

thorback
thorback
Lector
20 enero, 2011 16:43

Increible lo de Uderzo con el fisco!! Verguenza le tiene que dar a los Franceses.

Carlos
20 enero, 2011 16:55

Pues las leyes ya se sabe como son, pero cuando se crea una obra, hay que tener en cuenta los que ayudan de forma esencial a su creación. En una novela, hay un creador, el escritor; en un comic, la obra se crea por un señor que inventa la historia y otro que la dibuja (y algunos más). Si no hay dibujante, no hay comic, ergo, el dibujante debe ser co-creador.

Spirit
20 enero, 2011 20:22

Por la misma regla de tres, cuando se comercializa merchandaising de axterix (cromos, muñecos, figuras, publicidad, etc…) sólo debería recibir pasta uderzo, pues entiendo que él es el creador gráfico, no? Allí no hace falta texto, ni siquiera poner el nombre de los personajes…
 
Qué ley tan absurda! Y yo que pensaba que los franceses eran más abanzados en éstas cosas….

Spirit
20 enero, 2011 20:26

Por la misma regla de tres, Uderzo debería recibir la pasta él sólo en lo referente al merchandaising (cromos, figuras, pósters, publicidad, etc…) ya que se supone que él es el creador gráfico y no hace falta texto para ello, no?
 
Jo, yo que creía que los franceses eran más avanzados en estas cosas…
 
No es que el amigo uderzo sea santo de mi devoción, pero al César lo que es del César…

Ocioso
Ocioso
Lector
20 enero, 2011 23:44

Sorprendentemente la legislación española es mucho mas sensata que la francesa. Lo triste es que con una industria autoctona tan diminuta casi no debe de haber ocasiones de aplicarla.
 
José Torralba ha comentado: El problema terminológico de la novela gráfica así entendida, DaniSpite, es que la novela es una obra literaria en prosa, por lo que estarías subordinando una forma artística a otra
 
A los amigos no comiqueros les suelo hacer la coña “¿Qué, ya estás leyendo un tebeo sin dibujos?”
Pero no acabo de encontrar un término lo bastante contundente. ¿Tebeo no gráfico?

Ocioso
Ocioso
Lector
20 enero, 2011 23:45

Spirit ha comentado : No es que el amigo uderzo sea santo de mi devoción, pero al César lo que es del César…
 
O sea, estamos hablando de Asterix y tú te pones de parte del Cesar.  ¡Tío!

jorgenexo
jorgenexo
21 enero, 2011 13:17

Bueno, César es de los pocos romanos que salen más o menos bien parados en los tebeos de Astérix, que se beneficia a Elizabeth Taylor (“esa nariz…”).
Respecto al tema de Uderzo y el fisco, y la legislación francesa, con toda seguridad el tema viene condicionado por ignorancia del legislador, que no han tenido mínimamente en cuenta la idiosincrasia del medio historieta y las diferentes posiblidades coautoriales implícitas a la misma; un ejemplo de que los tebeos se ningunean incluso en países donde supuestamente están tan bien posicionados. Que desde La gran zanja el tema ha ido en picado, es cierto; que el último Astérix es, literalmente, para pegar fuego a todas las ediciones, también; pero que en el éxito de las historias de Astérix previas a la muerte de Goscinny, desde su inico, influyen tanto los guiones de éste como las ilustraciones de Uderzo, eso es también evidente. Así que entiendo que es tan o tan poco merecedor de las exenciones fiscales de marras como René. O más.

Mistic
Mistic
21 enero, 2011 16:06

Apoyo a José Torralba en su crítica a la concepción del cómic como obra textual a la que el grafismo está supeditado (que se lo digan a los de Image de los 90, si lo más importante era el texto o el dibujo). Yo siempre ha sido más de la vertiente audiovisual, así que valoro en igual medida ambas partes de la historieta.
 
Además, ni que Astérix fuera la adaptación al cómic de una novela ya escrita. Es una obra original y esos personajes no habrían sido los mismos personajes si los hubiera diseñado en su dibujo otro que no fuera Uderzo.
 
Por una vez, me alegro de la situación del cómic en España (en su vertiente de Derecho, claro) que en nuestro vecino galo (nunca mejor dicho).

Sylvan
Sylvan
21 enero, 2011 20:10

Creo que la realidad es bastante más sencilla. Vamos a ver: Francia, como muchos otros países (España entre ellos), se ha visto golpeado por la crisis económica. Eso ha hecho que el fisco haya empezado a mirar con lupa cualquier atisbo de posible recaudación, a fin de llegar las arcas del estado. El pobre Uderzo no ha sido más que el que ha pagado el pato (y 230.000 euros son una cantidad lo bastante jugosa para que la hacienda francesa empiece a buscar artilugios y grietas legales para hacerse con ese dinero).
Hace varios meses, un conocido que trabaja en una gestoría y se dedica a hacer declaraciones de hacienda me comentaba esto mismo, que últimamente hacienda comprueba hasta el último dato declarado, buscando pillar cualquier fraude que pueda servir para sanear algo la hacienda pública. Y es que hacienda somos todos… pero algunos más que otros.