Thor: Por Asgard

Por
14
1448
 


Edición original: Marvel Comics – noviembre 2010 – abril 2011
Edición España: Panini Comics – abril 2011
Guión: Robert Rodi
Dibujo: Simone Bianchi
Entintado: Simone Bianchi, Andrea Silvestri
Color: Simone Peruzzi
Portada: Simone Bianchi
Precio: 15 euros – Serie limitada recopilada en un tomo en tapa dura dela serie de novelas gráficas Marvel

 

El estreno de la película del dios del trueno hace unos meses ha provocado –¡cómo no!- la salida al mercado de todo tipo de tebeos protagonizados por el asgardiano del martillo, los cuales van llegando poco a poco a los puntos de venta de por aquí. No está nada mal, si tenemos en cuenta que la colección regular de Thor ha pasado en España más tiempo refugiada en los tomos recopilatorios, las revistas bimestrales y demás formatos de socorro que con su propia cabecera, la cual nunca ha alcanzado la cincuentena de números. Son las cosas de un tirón mediatico que permite a diversos autores acercarse y contar algo del estandarte de la mitología nórdica pasada por el tamiz marveliano.

En esta ocasión tenemos otra de esas recopilaciones en formato lujoso que Panini saca, aprovechando el bombo que aportan guionista y / o dibujante. Por Asgard combina la presencia del ilustrador italiano Simone Bianchi y el guionista Robert Rodi. El primero lleva varios años trabajando directamente para el mercado estadounidense, siendo ya sobradamente conocido a través de sus trabajos en El Caballero Brillante (con Grant Morrison), Lobezno (con Jeph Loeb) o Astonishing X-Men (con Warren Ellis). Su estilo de trabajo, colorido y recargado, nunca deja indiferente pero, siendo a veces poco adecuado para determinado tipo de tebeo, sirve a la perfección a la hora de ilustrar a los dioses normandos y su mítico mundo. Su Asgard es dura, salvaje y mágica, siendo fácilmente reconocibles los diseños originales, a los que añade altas dosis de barbarismo y su abigarrado toque personal. Por su parte, Robert Rodi es un viejo conocido de la afición “thorita”, pues hace ya unos cuantos años realizó una miniserie (probablemente, la primera que Panini recopiló en el formato de novela gráfica) centrada en Loki, el príncipe de lo falso y orquestada para contar la historia de su conflicto con Thor desde la perspectiva del primero. Su particular visión del dios de la mentira como un ser atado por los hilos del destino al conflicto con su hermanastro gustó lo bastante como para que una segunda incursión en el universo asgardiano por su parte fuera recibida con interés. En principio, tenemos en el apartado creativo buenos mimbres, así que veamos qué clase de cesto se ha fabricado.

Rodi y Bianchi nos presentan al reino de Asgard aquejado por un invierno permanente, que empieza a recibir el acoso constante de sus enemigos seculares y que no cuenta con la presencia de Odín. El padre de todos ha partido a la búsqueda de un conocimiento que permita superar una crisis cuyo final parece arrojar a los dioses a su final. Balder el bravo ha caído y en una tierra yerma no pueden florecer los frutos que otorgan la eterna juventud a los aesires. La carga de la regencia ha recaído sobre Thor, el cual no solo ha de enfrentarse a los embates exteriores, sino también a las disensiones internas, concretadas en quienes cuestionan las decisiones de su gobierno y en quienes conspiran para dinamitarlo.

Como puede comprobarse, el punto de partida no es lo que se dice original: si hay un argumento utilizado hasta la saciedad en casi cincuenta años de tebeos marvelianos es el destino que aguarda a la creación según la mitología escandinava. El crepúsculo, el fin del mundo, el ragnarok, la batalla final… Es lo que se hace con estos cimientos lo que hace que la historia pueda resultar repetitiva o novedosa, aburrida o interesante. Rodi vuelve a demostrar su gusto por el tema a tratar, pues los primeros compases del desarrollo de la trama enganchan bastante, sobre todo a base de presentar a Thor como el poderoso guerrero de siempre que, pese a su poder, no logra desviar el camino a la perdición que se presenta para Asgard. El dios del trueno no es un regente pusilánime o timorato, pero sus sucesivas estrategias parecen condenadas al fracaso. Echa en falta la sabiduría de Odín, el cual descubre que las respuestas al enigma que aqueja a su dominio son amargas y terribles. En esto, don Robert aleja un poco su imagen del reino asgardiano marveliano arquetípico, para acercarla a la más despiadada versión mitológica tradicional. Sin embargo, da la sensación de que el desarrollo de la segunda parte de la historia ha sido ejecutado de forma mucho más atropellada. Determinados problemas quedan resueltos de forma un tanto apresurada y hasta improvisada, al tiempo que deja abiertas (quizá demasiado) algunas tramas, en la esperanza de volver a ellas en algún momento del futuro.

El resultado final es una historia que empieza bien pero que termina a la carrera, quedando mucho menos perfilada que la incursión anterior del guionista en el mundo de Thor. Las ilustraciones de Bianchi son ciertamente impresionantes, ya que Asgard parece ser el escenario ideal para que el caballero dé rienda suelta a su talento. No hay dos sin tres, así que habrá que ver qué nueva historia de corte nórdico deparará en el futuro Robert Rodi.

14 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
punicher
punicher
Lector
9 agosto, 2011 21:21

lástima de la cagada de Panini con la splashpage que ha hecho que no me lo pille, tal vez en futuras reediciones…

aparrilla
aparrilla
Lector
9 agosto, 2011 21:34

no se , yo me pille el TPB amaricano y la coleccion me aprecio un soberano bodrio. dibujo confuso, un guion aun mas confuso..y ademas inconclusa…

aparrilla
aparrilla
Lector
9 agosto, 2011 21:35

*americano qria decir en mi dislexia

Blade Runner
Blade Runner
Lector
9 agosto, 2011 23:09

¿Inconclusa…? ¿Y eso?

Tiamath
Tiamath
Lector
9 agosto, 2011 23:50

A mi me parecio muy entrenenida , aunque como bien comenta el compañero el final no es tal sino mas bien una introduccion a una secuela donde salga a la luzel verdadero villano detras de las desgracias que azotan Asgard.
Me gusta Robert Rodi, es un guionista interesante y eso, a dia de hoy, es decir mucho.
 

Bauxi
Bauxi
10 agosto, 2011 8:13

La calidad literaria de los guiones de Rodi está por encima de la mayoría de guionistas del mundillo, pero hay que decir que no es que deje algunas tramas abiertas, lo deja prácticamente todo abierto, tanto que cuando acabé de leerlo busqué en internet si seguía publicándose en los EEUU y no me había enterado.
Por otra parte yo ví en la historia un montón de paralelismos entre Asgard y EEUU, su manera de gobernar y el cambio de visión que el resto de países tiene sobre el imperio, con la pérdida de poder que esto conlleva.
En cuanto al dibujo… Bianchi dibuja muy bién, sus composiciones de página son espectaculares, pero (según mi punto de vista) no hay quien lea un tebeo de este tipo. La narración es farragosa y el coloreado no mejora nada el dibujo del italiano, más bien al contrario, ya que al estar el lápiz original cargado de grises, al colorear encima no se hace otra cosa más que oscurecer demasiado el conjunto, resultando a veces más difícil la comprensión del mismo.

blacksad
blacksad
10 agosto, 2011 8:33

Por lo que leo, debo de ser uno de los pocos a los que le gusta Simone Bianchi. Cierto que hay mejores narradores que él, pero de ahí a decir que no se entiende nada… No sé yo. Podríamos decir lo mismo, en cuanto a composiciones de página “arriesgadas”, de gente como Fernando Fernández el de “Zora y los hibernautas”, y no creo que a éste se le achaque que sea mal narrador. Creo que se está “criminalizando” un poco todo lo que hace Bianchi.
En cuanto a la obra, es de lo mejor que he leído últimamente. Eso sí, deja el cabo suelto de quién es el malo, que espero que se resuelva en otra miniserie más adelante.
Un abrazo, a todos.

Alex Cruz
Lector
10 agosto, 2011 8:41

mmm…. y cuantas paginas son por 15 euros??? Sorprendeme Panini.

Spirit
10 agosto, 2011 8:43

Pues yo me acabo de terminar el tomo del coleccionable de Panini dedicado a Thor y me ha encantado, así que pensaba pillarme este por que me parecía que iba en intención y forma del mismo estilo (historias de los dioses de Asgard contadas con espectaculares dibujos) pero visto que la trama es un tanto inconfusa y que Bianchi no es exactamente santo de mi devoción….no se, no se…mejor me espero a que recopilen en tomo la etapa de strawistcky o como se escriba.

rorK
Lector
10 agosto, 2011 17:23

@punicher: No me lo recuerdes…¡VAYA CHAPUZADA! Y no fue un fallo de imposición de páginas en la pre-imresión, esta claro que el error viene de la maquetación, lo cual es imperdonable: que se te cuele un error en algún texto, es relativamente “aceptable” (por que recordemos que estamos hablando de un tomo cartoné con papel estucado, no una revista semanal), pero esto es una muestra de que les preocupa más sacar pronto las cosas y vender que hacerlas bien. De hecho, este tomo salió en España a la venta el mismo mes que salia en los USA el 6º número de la miniserie que incluye.
 
@Bauxi:”…no es que deje algunas tramas abiertas, lo deja prácticamente todo abierto, tanto que cuando acabé de leerlo busqué en internet si seguía publicándose en los EEUU y no me había enterado.”
 
jajajaj, ¡¡yo hice exactamente lo mismo!! Una pena que una miniserie que empieza de forma tan brillante…¡sencillamente no tenga final! Como comenta Luis, quedan demasiadas tramas abiertas, y el final esta cerrado de forma muy apresurada, como si no lo tuviera planificado con antelación. Espero que esto signifique que dentro de un tiempo veamos aparecer la continuación donde se solucionen todos estos cabos sueltos 🙂
 
@blacksad: No eres el único al que le ha gustado el trabajo de Simone Bianchi en esta miniserie. Para mi el resultado es excelente, y no me resultó para nada confuso a nivel narrativo.

Grijaldo
Grijaldo
Lector
10 agosto, 2011 18:07

Es que lo de la splash-page es de carcel,y si hablamos de la traducción….Brhunilde?? Quien es esa? yo conozco a Brunilda la valkiria.
En fin,torpes como ellos solos.

marc
marc
Lector
11 agosto, 2011 0:13

Hombre, el nombre del malo no sé, pero sí se dice su identidad. En algún momento se dice o se da a entender, no me acuerdo, que el causante de ese invierno sin fin es el rey de Nidavellir, hogar de los enanos.

Balder el Breve
Balder el Breve
11 agosto, 2011 12:27

Hay un final abierto, lo que quiere decir que la historia es conclusiva “pero” que deja la puerta abierta (o a Bifrost) a la “venganza del malo de turno”. Me imagino que en el Astonishing Thor que saca Pan¡ni próximamente y que de nuevo está guionizado por Rodi, se solventarán algunas dudas. 
La serie me ha gustado, pero el guión no tiene la ambición y el tono de “Loki” (con un aire cercano a la linea Vertigo), es mas una historia de acción y aventuras semejante al de las etapas de Wein/Conway/Buscema, pero dotándoles de un tono más adulto y actual.