Primer Aniversario de Renacimiento

Este mes se cumple le primer aniversario de Rebirth en USA. Desde la redacción de ZN queremos celebrarlo hablando de las series que más nos han gustado. ¿Cuál es la tuya?

INTRODUCCIÓN

Casi sin darnos cuenta ha pasado un año ya. Parece que fue ayer cuando se lanzaba el especial Renacimiento que hizo que todo cambiara para el Universo DC. Un punto de inflexión, un punto y seguido, una nueva forma de hacer y entender a los héroes DC, para devolvernos todo lo que parecía haber quedado atrás con los Nuevos 52. El Universo DC renació de nuevo para crecer desde dentro, sin despreciar mucho del trabajo de los Nuevos 52, adaptando lo establecido, recuperando historias, tramas, acontecimientos y personajes, pero sobre todo se volvió a creer, a poder creer, en esos héroes que a todos nos han hecho soñar en algún momento de nuestras vidas.

Un año que merece ser celebrado y que desde la redacción hemos creído que la mejor forma es la de hablar de esa serie que nos ha marcado más, esa sorpresa que no esperábamos, esa serie que nos hace sentir de nuevo el ansia de que el mes pase pronto para poder leer el siguiente número. No van a ser reseñas, no van a ser análisis, van a ser confesiones viscerales, alejadas en muchos casos de la razón, alejadas de los tops y críticas, centradas solo en decir lo que sentimos con la lectura de la serie que más nos ha gustado del Universo DC de Renacimiento.

Pasar, leer y opinar, y ofrecer vuestro punto de vista de vuestra serie favorita, para que el debate sano nos enriquezca a todos en este aniversario tan especial en el que las promesas se han hecho realidad.

BATMAN – PEDRO PASCUAL

Renacimiento Batman
Batman: Amor y Lucha

Cuando estaba en 7º EGB tuve que hacer un caleidoscopio para la asignatura de Pretecnología, creo que era el trabajo de recuperación, para aprobar en Septiembre. Recuerdo, que una vez terminado, miré a través de él y me pareció bonito la conjunción que mostraban los colores, y poco más. Pero el verano es largo y a ratos aburrido, sobre todo cuando tu madre dice que hace mucho calor y no se puede bajar a la calle hasta las seis, de modo que empecé agitar aquella cosa que solo era algo para aprobar, y comence a observar las fascinante composiciones que ofrecía. Una de sus mayores atracciones, era que tras cada mirada te mostraba diferentes ilusiones figurativas que te llevaban mas allá.

Con Snyder muchos disfrutamos de su Caballero Oscuro– ¡incluso Superheavy!- pero con el anunció de la llegada a la colección del guionista de Grayson, Omega Men, El Sheriff de Babilonia y La Visión, junto con el sobresaliente Mikel Janin, la ilusión era enorme. Y como suele pasar cuando uno tiene un gran hype, el primer arco I am Gotham, me pareció correcto, bueno, incluso pensé que los lápices de Finch brillaban por encima de las palabras de King– excepto por las palabras finales de Goham Girl en el número #5, donde señalaba su futuro, el de Duke y el de Batman. Mas o menos, algo parecido me pasó con el arco I am Suicide, elogio excelso para Janin, y una duda sobre King ¿Sería Batman su peor obra hasta el momento, obviando su participación en Robin War? En la redacción, hablaba de mis reparos, algunos ya atisbaban que el Batman de King estaba siendo mas que notable, y otros, más o menos, compartían mi incertidumbre. Se puede decir que hubo tres momentos claves para que empezase a sentir que la serie iba en camino de ser algo grande: Rooftops, Batman#20 y #22 (perteneciente al cruce con Flash, con el famoso The Button) y dejando aparte el cliffhanger final de Batman#24 que fue noticia en los telediarios y periodicos nacionales. Cada uno de esos números, hicieron que mirase de nuevo la serie, que volviese a leer lo que King empezó a escribir desde el número #1 y exclamar “¡Oh Dios!”

Esta etapa inicial de King – con Finch en buena forma y buenos y numerosos entintadores, con Reis, dando muestra de su gran arte en Batman#6, con Janin, ofreciendo una plasticidad inimaginable en su dibujo digital, y Gerads y su mágico dibujo 3×3- es como un caleidoscopio, cada observación te muestra una imagen nueva, y cada uno de ellas es fascinante. Hay momentos que te seduce por la recuperación de decenas de villanos, algunos ocultados por el polvo del paso del tiempo y otro volviendo a brillar como se merece por su impacto histórico. En otras ocasiones te embelesa, al observar que todo lo que está construyendo esta cimentado, no solo en los 78 años de historia del Caballero Oscuro, sino en Batman#1 de Bill Finger, Bob Kane, Jerry Robinsosn y Sheldon Moldoff. Dicho cómic de 1940, contenía cinco historias, la introductoria The Legend of the Batman – Who He is, and How he Came to Be, a la que homenajea en Batman#3, Professor Hugo Strange an the Monsters, donde hacían acto de presencia Hugo Strange y Los Hombres Monstruos, Cat, donde Bruce conoce por primera vez a Selina en un barco, y dos historias del Principe Payaso del Crimen, Joker y Joker Return, personaje clave en el nuevo arco que se ha iniciado en Batman#25. King, a lo largo y ancho de este etapa inicial, se muestra gran conocedor del personaje, introduciendo múltiples referencias a lo largo de las 24 números, ejemplo de ello, el “Observa el reloj, Batman” de Batman#1.

Pero si hay una imagen que me enamoró de este cómic, es que a la par que vemos a Batman luchar y pelear como un suicida contra numerosos secuaces o variopintos villanos o frente al único que logró quebrarle, King nos muestra los pensamientos personales de Bruce Wayne, los verbaliza y los expresa físicamente. Dentro de una historia aparentemente enfocada en la lucha física, se halla la mental, por el amor perdido, el de sus padres y el de Selina. Y este no acontece en diversos números como simple golpe de efecto, sino que con la relectura, se comprueba que es el verdadero hilo conductor. Es en el mismo Batman#1, donde Bruce, subido en su Batplano y atisbando su muerte segura, se acuerda de sus padres, pregunta a Alfred si habrían estado orgullosos de él y si está es una buena muerte. Una cuestión y una acción que resume perfectamente la etapa de King, puesto que es un tema recurrente en los 24 números. Antes de terminar con dos apuntes finales, indicar, que justo ahora, con la enésima relectura para escribir este texto, descubro que antes de que Batman realice esa pregunta y se despida de Alfred, le señala que ha preparado unos mensajes para los chicos, que se hayan en una caja fuerte detrás de un Goya, cuya clave es 1048 ¿Alguien duda, tras las palabras de Gotham Girl en Batman#5, que conoceremos estos textos?

Concluyo, con otros dos aspectos que me maravillan de esta inicial etapa; por un lado el humor, pues King es capaz de reírse de Batman o más bien mostrarnos la locura que es pensar en la existencia real de este personaje y sus desmesuradas acciones – Gordon le preguntá la razón de encontrarse en lo alto de la azotea ¿por qué no usan el teléfono móvil?-, sin olvidar .escenas cómicas – y emotivas- como la que se desarrolla en una hamburguesería en Batman#16 o la hilarante “I am Batman” de Batman#5. Sin duda, la colección de Batman, además de emocionar, de ser un cómic de acción, es capaz de sacarte una cuantas sonrisas en cada número.

Por último, y para que no quede un texto Kingcéntrico, señalar nuevamente el gran trabajo a los lápices Finch en I am Gotham y I am Bane, diseñando un Batman imponente, poderoso, una Gotham Girl frágil, feliz, triste y una Gotham City grandiosa. De la oscuridad de la ciudad se ha ocupado de manera brillante Jordie Bellaire, creando un escenario donde abundan distintos tonos de azul, naranja y rojo, siendo la culpable de generar un ambiente opresivo y de congestión. ¿Qué decir, que no se haya dicho ya sobre Mikel Janin? En lugar de hablar de su dibujo majestuoso, lo mejor es ir a Batman: Rebirth #1 y disfrutar de la doble página inicial con Calendar Man o su Batcueva, su sensual Selina, el descenso por la tuberias de Catwoman y El Ventrílocuo en Batman#11, las númerosas y excelsas páginas del asalto de Batman en el número #14, etc. Dibujo que además cuenta con June Chung, que hace un trabajo excelente, ofreciendo una amplia gama de colores gracias hallarse fuera de Gotham, al mismo tiempo que mostrar el agobio del interior de Peña Dura con tonos mas oscuros.

En definitiva 24 números para leer y leer una y otra vez, y más aún cuando King finalice su run en Batman, y esperemos que sea dentro de mucho, mucho tiempo.

WONDER WOMAN – CRISTIAN MIGUEL SEPULVEDA
Renacimiento Wonder Woman
Último número de la etapa de Greg Rucka

Wonder Woman, al igual que otros personajes en el universo DC, vivió un proceso de auge y caída durante los cinco años que duró New 52. Empezó con una estupenda etapa de Brian Azzarello y Cliff Chiang que a todos nos sorprendió, con una reinterpretación muy pintoresca y original tanto a nivel artístico como narrativo del personaje y sobre todo de la mitología griega que forma parte del mundo de la princesa amazona. Y si bien fue de más a menos, el resultado general fue ampliamente satisfactorio. Después de la larga etapa de Azzarello, le siguió otra de David y Meredith Finch que consiguió salvar los muebles los primeros 5 números, pero que se precipitó al vacío completamente durante los últimos 10. Y tras esto, el universo DC sufre un vuelco importante con el Especial DC Rebirth de Geoff Johns, más bien a nivel teórico que otra cosa, pero que cambia las cosas completamente tanto para la princesa amazona como para el resto de personajes. Y para colmo, Greg Rucka, que nos brindó hace una década una de las mejores etapas del personaje, vuelva a casa por Navidad, o en este caso por Renacimiento. No se podía pedir nada más para revertir la desastrosa situación.

La nueva etapa de Greg Rucka ha supuesto sin duda un vuelco al personaje en ese aspecto. Ahora tenemos una historia que empieza bien y se mantiene de forma notable durante los 25 números en los que ha estado el autor al frente del personaje. Comienza con el arco The Lies, presentándonos las intenciones de Rucka con respecto a Diana, es decir, explorar su psicología, y sobre todo, su relación con Barbara Ann Minerva, alias Cheetah, y con Steve Trevor, personajes con presencia e importancia en esta etapa. Y siempre con el misterio y las dudas de fondo: ¿Será capaz nuestra heroína de volver a Themyscira? ¿Quién es ese misterioso hermano que ha surgido de la nada? ¿Qué hay de cierto en el pasado de Wonder Woman? Ni ella misma lo sabe. Y hablando de su pasado, lo exploraremos por enésima vez en Year One, el otro arco que introduce esta etapa, y que funciona tan bien como The Lies y The Truth, su continuación.

Y qué decir del apartado artístico, con dos grandes nombres a la cabeza: Liam Sharp y Nicola Scott. El primero, encargado de los arcos The Lies y The Truth, y la segunda de Year One. Sharp, con su estilo preciosista a la vez que oscuro, con las tintas muy presentes y un diseño de personajes espectacular, casan a la perfección con el halo de misterio constante en las historias que tuvo que ilustrar. Scott en cambio, con su estilo limpio, claro y colorido (aunque esto es mérito del colorista lógicamente), encaja con Year One, una historia en principio más inocente, al menos a priori, y sobre todo mucho más superheroica. A Scott la sucedió Bilquis Evely para el arco Godwatch, con un estilo similar aunque un poco más detallado, pero a un nivel de calidad artística equiparable a su predecesora.

Sí, Wonder Woman vuelve a emocionar, tras la ya lejana etapa de Azzarello, y además, ahondamos un poco más en su psique, en su pasado, en su relación con otros personajes, algo que hacía tiempo no ocurría, para revelarnos cosas que sin duda marcarán el futuro de la amazona en el universo DC. Por lo que estamos hablando de posiblemente una de las mejores colecciones, junto a Superman de todo Renacimiento, lo cual dado el nivel de calidad general es ya de un mérito tremendo. Aunque claro, como estáis viendo en esta entrada, cada uno tiene su favorita.

ACTION COMICS – VÍCTOR JOSÉ RODRÍGUEZ
Renacimiento Action Comics
Portada del Action Comics #959, de Clay Mann, con Superman sosteniendo a un herido Clark Kent y Doomsday al acecho.

La cabecera con más publicaciones en la historia de DC Cómics volvió a su numeración original con la llegada de Renacimiento, entonces número #957, dando una primera gran alegría a los fans que soñaban con ver el número 1000, al que ya sólo le faltan 18 entregas. Y con ella llegó una auténtica revolución, pero una en la que se volvió a lo clásico, al Superman de toda la vida, de hecho, al de la etapa pre-flashpoint, gracias al arco argumental que supuso para el Hombre de Acero el crossover Convergence.

En estos doce meses se ha convertido en una de las series que más ha gustado entre el fandom de la editorial. La presencia de Dan Jurgens en el guión y Patrick Zircher en los pinceles de la mayoría de los números, ha supuesto un tándem que funciona. Se adaptan perfectamente el uno al otro, con buenas dosis de acción, dramatismo, luminosidad y una perfecta caracterización del personaje y su universo. Los arcos argumentales que se han publicado hasta ahora han resultado muy interesantes y con un perfecto impacto visual.

Action Comics Rebirth empezó con una épica e inesperada batalla contra Doomsday, nada menos, con una misteriosa resolución. A partir de ahí, se han sucedido un puñado de tramas y arcos argumentales que van enganchando, dejando siempre con ganas de saber más. La aparición de un segundo Clark Kent, el arco ‘Hombres de Acero’, en el que Superman y Lex Luthor luchan juntos y el crossover ‘Reborn’, que ha supuesto una re-situación de este Clark pre New 52 en el Universo Rebirth, han sido historias con un altísimo nivel de entretenimiento para el lector nostálgico de Superman.

Pueden ser más o menos originales, puede que no inventen tanto como la etapa predecesora, pero desde luego que son tramas épicas para los fans, pues siempre vemos a un Superman reconocible. Atrás se ha quedado el Superman impulsivo, con ganas de gresca, que se vio en la última etapa de DC You resultó ser demasiado innovador como para calar entre el fandom del personaje. Los cambios siempre son bienvenidos, si son para ahondar en las posibilidades de una serie, o incluso para agrandar su micro-universo, el tiempo dirá si el Superman badass podía ofrecer más juego que el clásico que existe ahora, pero la crítica deja claro sin dudas que el actual es el que los lectores querían recuperar.

No ha llegado sin cambios, pues su paternidad ha supuesto un punto que funciona más de lo que muchos se esperaban, ya que el pequeño Jon Kent es más que un simple niño, es el nuevo Superboy. La emoción de las historias no ha parado, pues en los últimos meses se ha producido una agrupación de villanos que están conspirando contra su némesis, una historia que promete. La presencia de Mr. Oz ha seguido en las sombras y sigue siendo un perfecto cliffhanger.

Action Comics ofrece unas historias pegadizas, un dibujo lleno de espectacularidad que invita al lector a quedarse unos instantes contemplando cada página. Y, por supuesto, un puñado de puntos argumentales de gran interés que siguen prometiendo muchas historias que merecen ser leídas y disfrutadas. Así, la cabecera por excelencia del Hombre de Acero sigue teniendo un gran porvenir.

GREEN ARROW – JORDI MOLINARI

Renacimiento Green Arrow
Ollie. Dinah. Diggle.
Cuando los diferentes redactores elegimos nuestra serie, parecía que tenían que haber más puñales que en una misión de la Liga de Asesinos. Para que la sangre no llegase al río, y dada la unanimidad con respecto a ellas, finalmente nadie habla ni del Detective Comics de James Tynion IV ni del Superman de Peter Tomasi y Patrick Gleason. Yo tampoco lo haré, y con ello me han facilitado bastante la elección, especialmente con varios compañeros cubriendo una serie distinta. ¿Cuál es la serie bimensual – otro día hablare de las mensuales, y de todas las bondades de Red Hood and the Outlaws – con la que más he disfrutado desde el inicio del Renacimiento? Green Arrow. Siempre ha sido, desde que re-descubrí los cómics USA, uno de mis personajes preferidos. Y en Renacimiento ocurre algo inverso a lo que le ocurrió al personaje en los Nuevos 52, aunque repite patrón.

Después de la infame Justice League: Cry For Justice y enlazándose luego con El Día Más Brillante, tuvimos una buena serie a cargo de J.T. Krul, quien acabaría manteniendo las riendas de Green Arrow una vez empezó el nuevo universo DC. Pero la cosa no funcionó en absoluto, y rápidamente tuvo que abandonar el barco. No fue hasta la llegada de Jeff Lemire y Andrea Sorrentino que la serie tuvo valor. Con su despedida en la serie, la serie volvió a su espiral de desolación, con una excepción: la etapa en DC You. El encargado fue Benjamin Percy, quien llegaba de hacer un par de números en Detective Comics. Si comparase esos números con los de Krul pre-Nuevos 52, podría quedarme con este último. Aunque es cuestión de gustos, y es posible que gran parte de la trama fuera impuesta por la editorial. Por ello, no parecía a priori la mejor elección para el Arquero Esmeralda.

La realidad ha resultado ser bien distinta. Probablemente, además de poder mostrar en plenas facultades sus dotes como guionista, Benjamin Percy ha tenido algo que aún Krul tuvo antes de la llegada de los Nuevos 52: al verdadero Oliver Queen. Porque el gran elemento, lo que la hace tan disfrutable, es que realmente uno siente leer una serie de Green Arrow. No me malinterpretéis, me encantó la etapa de Lemire & Sorrentino, y sin sus aportaciones al Ollieverso esta serie en Renacimiento no sería tan redonda. Obviamente, el gran elemento al que hacemos referencia es Emiko. Sus historias con Hal Jordan serán épicas, y a todos nos encantan sus constantes broncas con Hawkman. Pero cuando Ollie Queen brilla es cuando está rodeado de elementos femeninos. Y con ello, tras darse cuenta que era uno de los peores errores cometidos en el pasado lustro, nuestra amada Dinah “Black Canary” Drake ha vuelto a la vida del Arquero Esmeralda. Ahora ya no tiene los lápices de Patrick Zircher para contar historias de moteros y licántropos, pero no por ello ha dejado de banda del todo los elementos de “terror”. No es algo únicamente por gusto, es aprovechar que ahora tiene al argentino Juan Ferreyra cómo uno de los dibujantes principales. Lo hemos visto en números de Gotham By Midnight o New Suicide Squad, y Ollie sufre por ello, pues Percy no escatima en gastos en aprovechar todo su talento en lápices, tintas y color.

Pero si Ferreyra es muy bueno, el otro dibujante llegado con Renacimiento es aún mejor. Otto Schimdt, tras un breve paso por Marvel – el mayor “robo” para Renacimiento tras el fichaje de Carmine Di Giandomenico para The Flash -, se ha convertido en uno de los dibujantes más alabados en Renacimiento, con un sello personal que le da una vida propia a todos los personajes que pasan por su set completo de artista – ambos dibujantes principales se encargan de las 3 facetas principales, todo un lujo -. Si la calidad artística es una constancia en la serie, también se extiende por los números la amenaza del Noveno Círculo. La propia versión de la Corte de los Búhos de Gotham City, no dudarán en emplear todas las sucias tácticas para arruinar y posteriormente asesinar a Oliver Queen, y todos aquellos que le rodean. Para tales fines, utilizarán tanto nuevos enemigos cómo clásicos de la colección. Afortunadamente para Green Arrow, su familia es muy amplia, e incluso volverá por estas páginas su primer y más añorado ayudante. Si añorabas al Oliver Queen de los cómics, estás de enhorabuena. Si eres de aquellos que has descubierto el personaje con Arrow, también serás bienvenido para disfrutar del personaje. Estamos en probablemente la mejor etapa del personaje en la última década mínimo, y hablando únicamente del primer año. Porque lo que está por llegar, es un paso más para devolver a Ollie al panteón de los grandes superhéroes del que siempre formará parte.

DEATHSTROKE – GUSTAVO HIGUERO

Renacimiento Deathstroke
Slade y sus herramientas.

No le descubro nada nuevo a nadie si digo que mi personaje favorito por excelencia es Flash. Para mí lo tiene todo y en la actualidad estoy disfrutando de su serie de una forma muy especial, dado el protagonismo que tiene en todo el misterio que hay detrás de Renacimiento. Sin embargo, no es la serie que he acabado por seleccionar para hablar de ella. La lucha interna ha sido dura, pero ante todo he valorado el ser honesto por encima de todo y hablar de esa serie que me ha causado una impresión más contundente de todas cuantas se han publicado hasta el momento.

Esa serie es Deathstroke.

Sam Slade, el antihéroe, el asesino, el villano, el soldado, el mercenario, el padre, el esposo. Un personaje lleno de ambigüedades por el que no había mostrado mucho más interés que el que me generó en su día en los Titanes de Perez y Wolfman. Indudablemente siempre he sido consciente de su valor como villano y de su importancia como precursor de historias de enorme calado entre el fandom, pero para mí siempre fue un excelente villano cuyas aventuras en solitario nunca pasaron de ser correctas y con cierta tendencia al aburrimiento.

Con Renacimiento le llegó una nueva oportunidad y Deathstroke gozó de serie propia, a la que habría ignorado por completo si no hubiera tenido que realizar su correspondiente reseña. Así que, por pura casualidad, sin buscarlo, por el simple azar de la vida, acabé leyendo el primer arco argumental de esta serie y el shock fue brutal.

Lo primero que sentí fue que me estaba perdiendo algo. Las páginas iban pasando, pero aquella forma de contarnos las cosas de Priest me estaba empezando a pasar factura. No había linealidad, pero todo parecía seguir un esquema, oculto, pero esquema, al fin y al cabo. La lectura de Deathstroke se tornaba algo compleja por todo lo que Priest me estaba obligando a analizar y comprender en cada página. Deathstroke era como mirar un cuadro impresionista donde el ojo es el encargado de realizar la mezcla de los colores, pero en vez de ser algo cromático, se trataba de algo mental, donde hay que atender más que a su realidad objetiva a la impresión subjetiva o personal de la historia. Priest me estaba valorando como lector, no me infravaloraba como hacen muchos escritores de menor talento, al contrario, él me estaba haciendo sentirme más inteligente al tiempo que me estaba llamando tonto a la cara.

La sensación resultaba extrañamente agradable y al mismo tiempo me resultaba relativamente ofensiva hacia mi persona. Deathstroke estaba golpeándome muy seriamente en el bazo y estaba logrando remover algo a nivel visceral dentro de mí. La historia me resultaba intensa, cruda, dura, áspera, intransigente, benévola, manipuladora y emocional. Priest era capaz de hacerme bailar al son que le interesara de tal forma que el control del tempo no corriera a manos de la distribución de diálogos y viñetas sino de lo que yo era capaz de ir experimentado.

Deathstroke fue un puñetazo en la mandíbula, una sorpresa agradable y contundente al mismo tiempo, que me astilló los huesos como si fueran de frágil cristal. Tal vez fuera la forma en la que encaré la obra, sin expectativas, esperando algo similar a lo que ya habíamos podido leer con anterioridad, aunque con Priest estaba claro que algo diferente seguro que iba a encontrarme, pero jamás pude imaginar que esta serie y este personaje pudieran de verdad dejarme tan satisfecho en una lectura.

Puede que Flash sea mi personaje favorito, pero Deathstroke, escrito de esta forma, tratado de esta forma y desarrollado de esta forma, es algo diferente a todo, demostrando que el potencial de todo personaje es ilimitado cuando está en buenas manos.

Disfrutarla y dejaros llevar.

NEW SUPER-MAN – VÍCTOR JOSÉ RODRÍGUEZ

Renacimiento New Super-Man
Portada del segundo número

La primera vez que leí algo sobre esta serie me eché las manos a la cabeza. ¿Un Superman chino? ¿en serio? ¿por qué? no hacía falta seguir innovando… Sin embargo, las primeras críticas que leí eran mejores de las que me había imaginado, por ello decidí darle una oportunidad al trasunto oriental del Hombre Acero…y resulta que la experiencia ha sido mejor de lo que me esperaba.

New Super-Man es una serie con una visión muy particular de los superhéroes, que entrenan, se forman y trabajan en el propio Ministerio de Defensa chino para el Gobierno, persiguiendo delincuentes y haciendo frente a justicieros que hacen la guerra por la democracia desde un punto de vista distinto al del poder establecido. Ya en el primer arco argumental plantean una disyuntiva entre el bien y el mal que hace que el lector no termine de tener claro si los buenos son realmente buenos y los malos tan malos. El planteamiento presenta un original punto de partida que se va desvelando en los primeros números, dejando además que sea el propio lector el que saque sus propias conclusiones.

Kong Kenan es el Clark Kent de turno, pero no tiene nada que ver con él. No es periodista, no es alienígena y no es un buen chico. New Super-Man no es un elseworld, como pensé al principio. Es una serie que existe en el actual Universo DC. Inicia su acción tras los acontecimienos de Los últimos días de Superman. La muerte del auténtico hace que el Gobierno chino decida crear su propio Superman experimentando con candidatos que se somenten a una máquina de radiación de luz solar que hace que el individuo adquiera unos poderes similares a los del kryptoniano, y Kenan es el único candidato que supera el experimento.

Tras ello, se une a los Bat-Man y Wonder Woman chinos, que ya trabajan para el Ministerio de Defensa. Los tres forman una Trinidad muy diferente a la original, pero muy efectiva. Poco a poco estrechan lazos entre ellos y se unen como verdaderos hermanos para perseguir la verdad y la justicia en un mundo en el que, tras descubrir varios detalles que no desvelaré, no confían.

No aportaré más revelaciones de la trama para dejar que sea el lector el que lo descubra. Esta serie se llama New Super-Man porque Kenan es el protagonista, pero podría haberse llamado New Trinity y funcionaría igual, pues los primeros números también dedican espacio a dscubrir el origen de los demás personajes. En los primeros conocemos la Bat-Academia, la Liga de la Justicia China y otro grupo llamado Los Luchadores por la Libertad de China. Poco a poco se convierte en una serie que trata sobre la comunidad superheroica en Shanghai con unas aventuras muy entretenidas y de corte muy clásico, con momentos muy divertidos, otros emotivos y otros de acción, con una ambientación original.

El nuevo Superman va descubriendo poco a poco cómo dominar sus poderes, pues no es invulnerable y tiene super fuerza a tiempo completo, tiene que aprender a invocar su propia energía a través del control de su Qui interior. Esta es solo una de las aportaciones que la cultura oriental hace a la serie, enriqueciendo el género y diferenciándose del resto de cabeceras. Así no se convierte en una simple serie de Superman en China, sino en una serie con sus propios contexto y universo.

Gene Luen Yang ha creado una historia en la que ha podido empezar de cero para dar rienda suelta a su creatividad y demostrar que realmente es un guionista de cómics que tiene mucho que contar. Viktor Bogdanovic está muy acertado en los lápices, creando una imagen visual perfecta para esta serie

Por ello merece la pena darle una oportunidad. Muchos encuentran similitudes con Invencible de Robert Kirkman, pero ello no es malo. Yo diría que es una mezcla de Invencible con Superman en China y el resultado es una disfrutable serie de cómics de superhéroes.

HORA DE LA ENCUESTA

¿Cuales son tus series Rebirth favoritas? Puedes seleccionar hasta dos.

  • Batman (19%, 201 Votes)
  • Superman (15%, 160 Votes)
  • Detective Comics (10%, 110 Votes)
  • Wonder Woman (9%, 98 Votes)
  • Action Comics (7%, 74 Votes)
  • The Flash (6%, 68 Votes)
  • Green Arrow (4%, 43 Votes)
  • Deathstroke (4%, 38 Votes)
  • Supersons (3%, 32 Votes)
  • Hal Jordan and Green Lanterns Corps (3%, 31 Votes)
  • Nightwing (3%, 29 Votes)
  • Titans (2%, 26 Votes)
  • Aquaman (2%, 25 Votes)
  • All Star Batman (2%, 19 Votes)
  • Trinity (2%, 16 Votes)
  • New Superman (1%, 15 Votes)
  • Justice League (1%, 10 Votes)
  • Harley Quinn (1%, 10 Votes)
  • Red Hood and the Outlaws (1%, 8 Votes)
  • Suicide Squad (1%, 8 Votes)
  • Green Lanterns (1%, 7 Votes)
  • Justice League of America (0%, 5 Votes)
  • Teen Titans (0%, 5 Votes)
  • The Hellblazer (0%, 4 Votes)
  • Superwoman (0%, 3 Votes)
  • Batgirl / Birds of Prey (0%, 3 Votes)
  • Batgirl (0%, 3 Votes)
  • Supergirl (0%, 1 Votes)
  • Blue Bettle (0%, 1 Votes)
  • Batwoman (0%, 1 Votes)
  • Batman Beyond (0%, 1 Votes)
  • Cyborg (0%, 1 Votes)

Total Voters: 569

Cargando ... Cargando ...
Artículo anterior#ZNGames Final Fantasy XII: The Zodiac Age
Artículo siguienteHistorias Negras
Mi primer coqueteo serio con los comics puede datarse en el año 1988, en Zaragoza, concretamente en el recreo del colegio, mirando el primer número de la serie Millenium de DC. Aquello lo cambió todo. Quería tener el segundo número y el tercero... y como dice el dicho: el resto es historia. 5000 comics después y toda una vida entre viñetas seguimos a pie del cañón.
Madrileño del 92, al que se le ocurrió la bonita idea de estudiar Sociología. Amante del cómic desde siempre. Ibáñez me desvirgó, el manga me hizo pasar muy buenos ratos, y finalmente con el cómic americano y especialmente con DC Comics terminé madurando el amor que siento por este arte, por lo que ahora mismo leo de todo, incluso Marvel. Actualmente, encantado de colaborar en Zonanegativa, que me permite disfrutar de mi gran pasión: los cómics, canalizada a través de mi otra gran pasión: la escritura.
Redactor de actualidad de DC Comics. Si, ciertamente elegí una buena época para serlo al unirme a ZN con los Nuevos 52. Y pese haber crecido con las series de tv de la Patrulla X y Spiderman, los primeros cómics mainstream que tuve de pequeño fueron de Superman y Batman (y Spawn). Y un servidor acabó volviendo a sus raíces, de la mano de los Green Lanterns de Johns, Batman de Morrison, Secret Six de Simone... Oh, también hiper-fan de Mortal Kombat, Pokémon y el wrestling ^^
Nacido en 1978 en Palencia. Tuve una infancia donde abundaban los cómics, que aparté durante la adolescencia por otras artes: el Grunge, Tarantino, Saramago. Con la llegada del S.XXI regresé al mundo del cómic de la mano de Moore, Morrison, Ellis y Ennis. Lector de Dc e Image, coleccionista de Batman y Star Trek, seguidor de Scott Snyder, Rick Remender,Tom King, Ales Kot y Mark Russell, con la llegada de Rebirth fui llamado por la Zona Negativa para rastrear las noticias de la compañía de Burbank.
Nací en Zaragoza en 1985 y descubrí el mundo de los cómics pocos años después, cuando mis padres me pusieron la película de Superman de Reeve y en los primeros segundos aparecía un número de Action Comics y la voz de un niño lo presentaba mientras pasaba sus páginas. Desde entonces he descubierto cientos y cientos de colecciones de cómics, de cientos de temáticas y de incontables editoriales. Y espero seguir conociendo más y más.

1
Déjanos un comentario

Please Login to comment

Se prohíben las injurias y calumnias a cualquier persona o colectivo -ya sea por razón de raza, sexo, orientación sexual u opinión política-, esto incluye los mensajes que fomenten el odio por alguna de las razones anteriormente citadas; o conduzca a desviaciones del tema propuesto (off topics). Del mismo modo, queda prohibido el spam, trolleo, uso masivo de mayúsculas y enlaces de descarga, además de todo tipo de contenido ilegal. Los comentarios con más de un enlace precisarán ser aprobados por los moderadores.

Si quieres, puedes usar un avatar.

Puedes utilizar la etiqueta de spoiler: [spoiler] TEXTO [/spoiler]
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Pau Recent comment authors
Recientes Antiguos
Pau
Lector
Pau

Gracias a todos por vuestras opiniones. Pero que fuerza de voluntad que teneis, elegir sola una es muy dificil !!. Muy de acuerdo con Molinari sobre Green arrow. Todas las que comentais las sigo y las valoro ,menos la del nuevo superman. Al final mis votos son para detective y green arrow aunque deathstroke me ha costado dejarla fuera. WW este mes parece que va llegando al meollo del asunto asi que dentro de unos dias podria cambiar mi votacion. Superman muy bien aunque veo demasiado numero de relleno . Y batman concuerdo con Pedro , con los tejados , comienza a ganarme. Tambien es que tengo muy reciente Omega men y tras leerlo quieres que te guste King .