Leyendas.

Reedición del evento post Crisis que ianguro la costumbre de los eventos en DC.

Por
18
4176
 
leyendas-1

Edición original:Legends núms. 1 a 6 USA .
Edición nacional/ España:ECC Ediciones.
Guión:John Ostrander, Len Wein.
Dibujo:John Byrne.
Entintado:Karl Kesel.
Color:Tom Ziuko.
Formato:Cartoné, 160 págs. A color.
Precio:16,95 euros.

 

Si hubiera que buscar un principio para los eventos en DC no resulta muy complicado remitirnos hasta Crisis en Tierras Infinitas como el precursor, la chispa, que puso en marcha una reacción en cadena que ha llegado hasta el día de hoy con una fuerza inercial que no parece remitir. Este principio, cuyo fundamento y razón de ser estaba muy claro, funcionó a la perfección y logró revitalizar el Universo DC de una forma nunca vista en los comics de superhéroes en general. Y como todo lo que funciona una vez en el mundo del entretenimiento, se persigue repetir, o al menos emular, el éxito de nuevo con el lanzamiento de una segunda parte, bien directa o indirecta, de esa fórmula recién descubierta a mediados de los ochenta que parecía ser la nueva gallina de los huevos de oro denominada eventos editoriales.

Crisis fue un proyecto de una enorme magnitud, complejo de elaborar y de concebir, cuyos resultados se dejaron sentir de forma clara y evidente en todas las publicaciones de la editorial. Pero que los cambios fueran evidentes no significa que no deban ser adecuadamente encauzados mediante una especie de continuación de Crisis, elaborando un segundo evento, mucho menos ambicioso, pero también importante, denominado Leyendas, que permitiera asentar esos cambios de forma natural, definiendo el camino a seguir a partir de entonces en el Universo DC.

Leyendas es un buen evento se mire por donde se mire. Sus pretensiones son claras y así quedan definidas por Ostrander y Wein a la hora de elaborar la historia que persigue colocar a los nuevos y remozados héroes y heroínas de DC en el lugar que les corresponde, presentar nuevos conceptos, finiquitar otros que ya no eran capaces de aportar nada nuevo y dejar clara la iconicidad de todos estos personajes dentro del Universo DC. A fin de cuentas, estamos hablando de Leyendas.

Una imagen para la historia.
Una imagen para la historia.

En la edición de ECC en la que se recopilan los seis números de la serie central, viene encartado un artículo del editor de Leyendas, Mike Gold, que cierra el tomo de forma muy adecuada al añadir información que permite al lector poder hacerse una idea de que no está asistiendo a un simple evento más, al tener acceso a la historia que hay detrás de su puesta en marcha y su compleja elaboración.

Leyendas dio paso a la nueva serie de Flash, la Liga de la Justicia Internacional, presentó al Escuadrón Suicida, nos dejó vislumbrar un atisbo de la nueva Legión de Superhéroes y nos introdujo de lleno en la vida de Billy Batson y su identidad heroica, Capitán Marvel (a mediados de los años 80 todavía era denominado así). Son un buen puñado de presentaciones y movimientos como para considerar a Leyendas un evento más.

Obviamente Leyendas no se ciñó a esta serie central y se vio exportado a las demás series de DC del momento, que complementaron la historia central de forma muy competente como ocurre con Superman o Flash.

Leyendas es un evento puro de mediados de los años ochenta, deudor del efecto Crisis, que destila ingenuidad e inocencia por los cuatro costados, fruto de esa época en la que todo nos parecía más sencillo, más simple, y poco o nada nos importaba si la solución final al problema era casi un Deus ex machina de manual. Darkseid centra su atención en la Tierra y elabora un plan con el que destruir a los héroes que la defienden. Un plan que no es otro que destruir su credibilidad de forma que sea la gente la que, al perder la fe en ellos, los lleve a su más amarga derrota, en lo que es un escenario perfecto para poder reflexionar sobre la labor de estos héroes, su compromiso con la sociedad, su necesidad real y lo que es más relevante, su importancia a la hora de ser una fuente de inspiración para todos.

Deus ex machina.
Deus ex machina.

Leyendas se lee de forma fluida, incluso cuando de un número a otro se reitera y explica de nuevo el maléfico plan del villano, un efecto que se acrecienta al estar los números integrados en un tomo y poder leerse todos de forma seguida, sin el parón de rigor de un mes entre números. Algo que no puede ser considerado un defecto, sino una necesidad generada por las herramientas narrativas de mediados de los ochenta y del formato mensual de publicación.

Volviendo a la experiencia de lectura, Leyendas, resulta un evento serio dentro de la ingenuidad con la que se desarrollan los acontecimientos. Ingenuidad que para nada debe ser interpretada como algo negativo, sino como un factor enriquecedor y definitorio del cómic que el lector tiene entre manos y que permite ya percibir ese aire a clásico en su estructura y formas narrativas adoptadas para contar la historia. Leer Leyendas ayuda al lector a introducirse en ese recién nacido Nuevo Universo DC y acompañarlo en el nacimiento de conceptos que estaban triunfando de forma contundente, fruto de uno de los mejores momentos creativos de los autores contratados por la editorial y el severo tratamiento que habían sufrido para bien los personajes tras Crisis.

Leyendas no solo se recuerda por ser un punto de inflexión más a la hora de asentar el nuevo Universo DC, sino por el trabajo realizado por John Byrne, recién llegado a la DC y ya hombre fuerte al estar encargado de la revitalización de su principal personaje, Superman, con las dos series del Hombre de Acero bajo su cargo. Byrne realiza un trabajo acorde a su talento, aportando escenas que directamente pueden pasar a ser catalogadas como clásicas, al tiempo que introduce la famosa escena de lucha entre Guy Gardner y un villano con un más que reconocible aspecto al editor en jefe de Marvel, Jim Shooter. Un enfrentamiento que se ve reforzado por los diálogos que acompañan a los dos personajes y que denota un mensaje claro y evidente de Byrne al que hasta entonces había sido su editor.

El Escuadrón Suicida va tomando forma.
El Escuadrón Suicida va tomando forma.

Pero que Byrne realizase un excelente trabajo, donde su magnífica narrativa no tiene pega alguna, no significa que no sufra de cierta dejadez en algunos momentos, derivado sobre todo por la carga de trabajo, en el que los fondos pasan a ser la asignatura pendiente de muchas de las viñetas que componen el cómic.

Ostrander como artífice de la idea, Wein como dialoguista y encargado del guion, construyen una obra en la que demuestran cómo se puede definir a un personaje con un par de viñetas, dos diálogos y una aparición en el momento adecuado, haciendo de Leyendas un perfecto manual de uso de cómo se debe escribir un evento funcional.

Leyendas es un pedazo de los años ochenta encuadernado, con un innegable sabor a clásico, divertido, intenso, ingenuo e inocente, fiel reflejo de cómo era la sociedad de aquel entonces. Un cómic para tener, releer y dejarse llevar por esa sencillez tan agradable de saber que al final los buenos ganan, los malos pierden y empiezan a parecer zonas grises como preámbulo a tiempo más oscuros.

Una imagen para lo que iba a deparar el futuro.
Una imagen para lo que iba a deparar el futuro.
  Edición original:Legends núms. 1 a 6 USA . Edición nacional/ España:ECC Ediciones. Guión:John Ostrander, Len Wein. Dibujo:John Byrne. Entintado:Karl Kesel. Color:Tom Ziuko. Formato:Cartoné, 160 págs. A color. Precio:16,95 euros.   Si hubiera que buscar un principio para los eventos en DC no resulta muy complicado remitirnos hasta Crisis en…
Guion - 7.5
Dibujo - 8.5
Interés - 8.5

8.2

Precursora

Si Crisis fue el primer gran evento de DC, Leyendas apuntaló por completo una tradición que continuaría con Millenium, Invasión... Un evento elegantemente escrito, eficaz, cuyos resultados fueron más que evidentes, que denota cierto desgaste con el paso del tiempo debido a su ingenuidad muy propia de los años 80.

Vosotros puntuáis: 7.64 ( 13 votos)
18 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
AlbierZot
AlbierZot
Lector
15 octubre, 2016 9:05

Legends es John Byrne redefiniendo el libro de estilo del UDC tras JLGarcía López.comment image

flashpoint
flashpoint
Lector
15 octubre, 2016 12:52

Para ser honesto. Me encanta esta era de DC. Tal vez por eso este Comic lo considero un monumento porque el guión esta muy bien logrado, porque Byrne dibuja como nunca y porque el villano es memorable.
Pero sigo pensando que esta saga de hizo solo para incluir al Escuadrón Suicida y hacerlo conocido entre los lectores. Es ese Deja Vu que no me deja en paz.

Giger
Giger
Lector
En respuesta a  flashpoint
15 octubre, 2016 15:24

Flashpoint ya podría ser verdad lo que dices y que ECC publicara a continuación la serie del Escuadrón

Mr. Cesar
Lector
En respuesta a  flashpoint
17 octubre, 2016 11:05

En realidad se presentaron muchos más conceptos, como bien dice Gustavo. Quedarse únicamente con el Escuadrón me revela que quizás no leyeras este evento en su momento (no lo sé, solo deduzco).

En Legends (yo siempre lo diré así, pues Leyendas como que me suena a otra cosa), se introducen al gran público personajes como Blue Bettle, la nueva Wonder Woman, Capitán Marvel, el nuevo Flash, la nueva JLA-JLI (con nuevos personajes que había que presentar al lector) y sí, el Escuadrón Suicida basado en supervillanos. Además, como toca en algún momento a muchos personajes del Universo DC, podemos asistir de primera mano a la nuevas interpretaciones de estos personajes que, tras Crisis, se iban a desarrollar en el futuro inmediato de la editorial.

Un claro ejemplo es la escena de Superman luchando junto a Wonder Woman contra unos Perros de Guerra de Apokolips. Esa escena sería aprovechada más adelante por Byrne para darnos 2 de las páginas más “calientes” de la historia reciente de DC: el sueño erótico de Superman con Wonder Woman. En su momento todo un desafío por parte del autor, pues pese a llevar juntos toda la vida nunca habían pasado de amigos. Y mira tú que ese concepto se ha visto ampliado en la actualidad hasta el punto de tener una relación estable y seria durante mucho tiempo.

Cosas como esta te dan la medida del impacto de Legends y esa es la magia de los cómics (creo yo).

Jose Angel Ares
Jose Angel Ares
Lector
15 octubre, 2016 18:15

El guión me pareció… mola Byrne y muy bien la parte en la cole del Supes. Batman sin comentarios, menos mal que no le leí así hasta ahora, sino menudo ridículo.

aswered
aswered
Lector
15 octubre, 2016 20:56

Justamente la ingenuidad que dices es lo que me encanta de este comic y es lo que se echa en falta a veces a día de hoy.

David For President
David For President
Lector
15 octubre, 2016 22:07

Aquí otro superviviente de aquella ingenua generación que no creció pensando que Batman y Superman eran dos señores que tenían que liarse a hostias a la mínima de cambio.

Matches_Malone
Matches_Malone
Lector
16 octubre, 2016 14:51

Creo de corazón que esa inocencia que desprende esta historia es seña de identidad del cómic de superhéroes, y me parece un error escribir guiones, personajes y complicadas tramas que traten de revolucionar el género una y otra vez tratando de tomarse demasiado en serio a sí mismas, como si tuvieran que demostrar algo.
Quien sea fan de lo superheroico sabe de sobra que lo es por amor a la aventura, a la acción y a la fantasía; aunque a veces resulte algo ingenuo su distanciamiento con lo real, es precisamente esa ingenuidad, bien planteada, la que resulta divertida. Eso y la nostalgia.
Y al que no le guste lo superheroico, bueno, ya sabe lo que se pierde.

Superman95
Superman95
Lector
17 octubre, 2016 3:27

Un tomo “must” como buén fanático del Byrne ochentero y de DC en particular. El articulo debería hacer mención a quien considero el mejor entintandor de Byrne después de Ordway: Karl Kesel.

Dreadstar_TFE
Dreadstar_TFE
Lector
17 octubre, 2016 17:16

Yo sólo pude leer un número de Zinco cuando era pequeño (ni siquiera recuerdo cuál fue) y tuve que esperar hasta la edición que hizo Planeta en tomo para leerla completa, y me pareció una historia muy buena y divertida, muy amena al leer, que creo, es la sensación que debería dar cualquier obra.

JauriJauriJauri
JauriJauriJauri
Lector
30 octubre, 2016 13:56

Una de mis sagas favoritas de DC. Lo tenía en retapado de zinco y no sé cuantas veces lo pude leer.

Jack the Hack
Jack the Hack
2 junio, 2017 10:17

Yo descubrí el Universo Dc con el número dos de LEGENDS, publicado por Zinco. Lo compré porque reconocí a Byrne en la portada. Lo que vi me pareció muy distinto a Marvel: sin mutantes, con niños (Billy Batson y Robin) superheroes y con conceptos anticuados como el Detective Marciano ( el nombre es de traca y además es verde) o Green Lantern ( un tipo con superpoderes exagerados que le da un anillo) El dibujo me pareció magnífico y la historia correcta. Tan es así, que lo he comprado en esta nueva edición. Conmigo hicieron un nuevo lector gracias a que Byrne les dio un aspecto moderno a personajes que eran anticuados ya en los 80.