John Byrne´s Next Men nº 1

Por
23
1856
 


Edición original: IDW Publishing – junio 2011
Edición España: Norma Editorial – mayo 2013
Guión: John Byrne
Dibujo: John Byrne
Entintado: John Byrne
Color: Steve Oliff, Matt Webb
Portada: John Byrne
Precio: 25 euros (Tomo en tapadura de 264 páginas)

 

Hubo un tiempo, cada vez más lejano, en el que el nombre de John Byrne era garantía de éxito en cualquier colección en la que apareciera su firma. El canadiense de origen británico había acompañado a Chris Claremont en una parte fundamental del ascenso de la Patrulla-X desde su condición de serie recuperada de la nevera a franquicia básica de la casa de las ideas; había insuflado nueva vida a los Cuatro Fantásticos actualizando el espíritu original que les habían otorgado Stan Lee y Jack Kirby; había lanzado una serie atípica protagonizada por los componentes de un grupo un tanto disfuncional llamado Alpha Flight; había sido capaz de entregar –entre guión y dibujo- cien páginas mensuales; había centrado la atención del mundo (especializado y no especializado) con su relanzamiento de Superman, en unos tiempos en los que los tebeos no llamaban tanto la atención del gran público (pero el kriptoniano era cosa aparte, gracias a su conversión en una rentable franquicia cinematográfica)… Echando una mirada a los añorados correos de las colecciones editadas por Forum o Zinco, era raro el mes en el que no había al menos alguna pregunta en torno a la posibilidad de que Byrne recalara en tal o cual colección. Su fama y su prestigio en aquellos años ochenta y principios de los noventa del siglo pasado ostentaban unas dimensiones solamente comparables a las de su ego, que le ha dado pie para protagonizar todo tipo de espantadas, pataletas y trifulcas. A día de hoy y ya bien talludito, don John parece disfrutar de la tranquilidad de editoriales más pequeñas como IDW y de los buenos dineros que gana haciendo dibujos por encargo, alejado de las poderosas Marvel y DC. Sin embargo, no es la primera vez que el caballero deja aparcadas a las “grandes” para irse con la música y los lápices a otra parte.

A principios de los noventa el panorama editorial estadounidense estaba sometido a grandes cambios. Los pesos pesados del dibujo que habían dado a Marvel ventas millonarias se fueron a fundar Image Comics, deseos de experimentar con ideas de su propiedad y un poco hartos de la política de sus antiguos patronos de considerar que la marca y no los autores sustentaban el tinglado. Surgían editoriales y sellos de corte superheroico por doquier y parecía que todo el mundo quería subirse al carro de los beneficios que otorgaba un mercado sustentando, como pronto se vería, en mucho humo. En ese momento una serie de autores consagrados como Frank Miller, Mike Mignola, Arthur Adams y el propio Byrne montaron un sello en el que se dedicaron a experimentar con sus propias creaciones. Legends fue su nombre y se situó bajo el confortable paraguas de una editorial como Dark Horse, que siempre ha dado bastante más permisiva en estos asuntos. Allí vería la luz Next Men, un proyecto que recogía elementos de otros ofrecidos a DC primeramente y luego a Marvel. Una mirada a las secciones de novedades de aquellos días permite encontrar referencias a un proyecto de don John junto a Stan Lee para diseñar el “futuro oficial” del universo marveliano, a la posterior espantada del primero y al anuncio de la publicación de John Byrne´s 2112 y de la línea 2099. En aquellos días de guerra sin cuartel en quioscos y librerías todo se aprovechaba y todo se reciclaba.

La historia de esta época, pródiga en tribulaciones, es bien conocida. La burbuja acabó estallando pocos años después y se llevó por delante a los competidores con menos músculo. El sello Legends duró cuatro años durante los cuales don John sacó la mentada novela gráfica (que, como veremos, sería el prólogo a la serie regular) y una treintena de números en los que desarrollaba desde un punto de vista más oscuro y realista conceptos con los que llevaba veinte años trabajando. Llegados a ese punto el autor decidió tomar un respiro de medio año y justo en ese momento todo pareció volverse del revés. Las cifras de ventas empezaron a descender de forma cada vez más vertiginosa y Byrne decidió que su proyecto permaneciera en la nevera hasta que volvieran los viejos buenos tiempos. Entre tanto tuvo tiempo de volver a DC primero y a Marvel un poco más tarde, para volver a pelearse y para que la afición comprobara que no era ni de lejos el de los días de gloria. De nuevo encontró acomodo en aguas más tranquilas –en esta ocasión las de IDW- y se dedicó a franquicias como la de Star Trek. Una vez comprobado el hecho de que aquellos días de millones de ejemplares vendidos, vino y rosas no retornarían jamás, don John cedió a la insistencia de uno de los editores de su nueva casa y retomó la historia allí donde la había dejado quince años atrás. Para poner en antecedentes a las nuevas generaciones se reeditó –con un nuevo coloreado- todo el material previo, cosa que por aquí hace Norma Editorial en la forma de cuatro tomos que incorporarán también las nuevas aventuras.

Aquí comienza todo

Next Men comienza con una novela gráfica que es a la vez precuela y secuela de la historia principal. En un futuro no muy lejano una fuerza de élite policial se encarga de mantener el orden en un mundo donde siguen existiendo luces y sombras. Grosso modo se nos hace saber que los gobiernos nacionales han dejado paso al control por parte de las multinacionales y que esos agentes forman un selecto cuerpo al que solamente pueden acceder unos pocos. Como siempre, si perteneces a una determinada clase social tienes acceso a toda suerte de comodidades, pero todavía existen amenazas. El misterioso Satanás, un vampiro de energía, es el líder de los llamados “medios”, seres también dotados de superpoderes que en muchos casos tienen una apariencia monstruosa. El hombre que ha adoptado uno de los múltiples nombres del maligno les utiliza para sus fines, y un joven cadete policial se verá envuelto en el duelo a muerte entre el villano y un veterano agente conocido por su rudeza y por su habilidad para vulnerar el reglamento. Durante el desarrollo de la historia se hará mención a un proyecto científico centrado en el campo de la ingeniería genética, al desarrollo de supersoldados y la existencia de un secreto oculto a toda la humanidad que amenaza a la misma. Todo ello son referencias a los acontecimientos que luego se desarrollarán en la colección regular, cuyos seis primeros números (más un prólogo numerado como 0) se recopilan en este primer tomo.

Confusión en medio del caos
Los despistados supervivientes del proyecto Next Men en un mundo hostil

En la serie regular encontramos a Aldus Hilltop, un senador de los Estados Unidos que ha estado al frente de un proyecto que, de cara al mundo, buscaba mejorar cosechas y ganado aumentando su tamaño y mejorando sus cualidades. Internamente, y con la complicidad de dos científicos, se ha dedicado al desarrollo de un programa de creación y desarrollo de superseres. Sus conocimientos provienen de un misterioso aliado que parece tener todas las respuestas y prever todos los movimientos que se desarrollan en su entorno. Sin embargo, alguien ha decidido husmear en su guarida y ver exactamente qué es lo que esconde el político en la misma. La agente Toni Murchinson aparece antes de que Hilltop y sus adláteres puedan borrar todas sus huellas y descubre la presencia de cinco individuos conectados a una extraña máquina.

Mientras tanto (o algo así) cinco jóvenes de distintas edades, dos chicas y tres chicos, viven en un espacio idílico donde pueden materializar cualquier cosa con su mente y empiezan a experimentar algunos cambios que implican habilidades fuera de lo común. Visión aumentada, superfuerza, supervelocidad, invulnerabilidad, agilidad extrema… Su cabeza está llena de conceptos, ideas y conocimiento, pero también son conscientes de que no saben cómo ha llegado todo eso a sus cerebros. Viven bien y parecen felices, pese a tener cerca el testimonio de muchos desaparecidos, pero las preguntas que se hacen son cada vez más inquietantes.

En Next Men Byrne parece querer echar mano de todos los trucos del negocio aprendidos y puestos en práctica durante los quince años anteriores, añadiendo un tono más realista y oscuro. Para empezar encontramos que los protagonistas son cinco miembros (número habitual en la mayor parte de los grupos, miembro arriba miembro abajo… con perdón). Las evocaciones y paralelismos son evidentes. El líder del equipo tiene un poder relacionado con la vista. Hay un integrante más joven e inocente y las muchachas se reparten los roles de intrépida y de tímida. Tenemos igualmente tensión amorosa y sexual por parejas y un proceso de descubrimiento de poderes que correrá paralelo a otro de enfrentamiento a un mundo que nunca ha visto nada igual. Si damos un paseo por el campo enemigo veremos que Satanás tiene unas pintas y unos planes que le sitúan inmediatamente a caballo entre el Doctor Muerte y Magneto, en tanto que el senador Hilltop, que actúa dentro del sistema, bien podría hacer las veces de Lex Luthor. Este primer tomo supone el establecimiento del tablero de juego y la colocación de todas las piezas, de modo y manera que al final del mismo el lector tiene claras cuáles son las conexiones principales entre la narración de la novela gráfica y lo que ha visto en los siete capítulos posteriores. Autor de la vieja guardia, don John utiliza este primer arco argumental para presentar al grupo y dejarlo establecido como tal, situando frente a él a una amenaza particular (para ellos) y general (para el mundo). Estos nuevos justicieros con poderes tendrán también sus mentores y asesores, tomando para ello a la citada agente Murchinson y a un operativo gubernamental que responderá al nombre de Control. En definitiva, nuevos personajes con sabor añejo para una nueva versión de una historia ya sabida.

Contempladas con la distancia que otorgan veinte años hay que indicar que don John realiza un trabajo notable como autor completo. Quizá ya no fuera tan original como en obras anteriores (un día habría que preguntarse cuánto puede durar un guionista o un dibujante trabajando a destajo para la industria del cómic estadounidense) pero logró dar una vuelta de tuerca más a una serie de conceptos que ya parecían agotados. Quizá la parte que se resienta más del transcurso de dos décadas sea la relativa a la novela gráfica, por aquello de intentar imaginar un futuro que luego queda superado al poco en poco tiempo o se torna completamente inverosímil. Los diseños de edificios, vehículos, vestuarios y tecnología obedecen a la vanguardia de los noventa y, como suele acontecer, si se miran con la perspectiva actual plantean un aspecto anticuado. Tampoco ayuda mucho la naturaleza unidimensional de Satanás y de su némesis. El primero bordea peligrosamente la condición de villano de opereta en tanto que el segundo parece un remedo futurista de Clint Eastwood en cualquiera de sus papeles de tío duro. En la parte gráfica es inevitable sentir en cada página que se visitan regiones previamente conocidas: caras, perspectivas, diseños, posturas… todo un recital del caballero, en un momento en el que todavía volaba a buen nivel.

Es una grata noticia que podamos ver la continuación de la historia y que podamos tener una versión en castellano de la nueva edición, aunque el precio no la ponga al alcanza de todos los bolsillos.

Avance de la edición original (Amazon.com)

Fuente: The Art of John Byrne
Las damas de la serie en un boceto de su creador

23 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
Kaulso
Kaulso(@kaulso)
Lector
24 junio, 2013 9:39

Buena reseña de uno de los mejores comics de Byrne que realizó en los 90, si no el mejor. Lo malo es que hay algunos puntos de tu artículo que habría de señalar…

«El sello Legends duró cuatro años durante los cuales don John sacó la mentada novela gráfica (que, como veremos, sería el prólogo a la serie regular) y una treintena de números en los que desarrollaba desde un punto de vista más oscuro y realista conceptos con los que llevaba veinte años trabajando»

Cuando Byrne comenzó a publicar 2112 y los primeros números de Next Men, todavía NO se había formado el sello Legend. Next Men tuvo el sello a partir del #19 de la serie, además es en la 3ª edición de 2112 donde aparece por primera vez dicho sello.

«Para poner en antecedentes a las nuevas generaciones se reeditó –con un nuevo coloreado- todo el material previo, cosa que por aquí hace Norma Editorial en la forma de cuatro tomos que incorporarán también las nuevas aventuras»

No se han empleado en esta edición NINGÚN nuevo coloreado, simplemente han cogido el coloreado original y lo han escaneado, con mayor o menor acierto a lo largo de esta edición. No se cómo queda el color en la edición americana de IDW, pero si es la misma de Norma me llevo las manos a la cabeza. Esto se debe a que en las páginas finales de la reedición de 2112 veo varias páginas «verdes» y esto se debe a un escaneado demasiado pobre que en la edición original de dicha novela gráfica no pasaba eso en absoluto.

De esta forma opino que aunque es un muy buen cómic, me parece una edición nefasta realizada por Norma (si en verdad el problema es de ellos).

Alejandro Ugartondo
Alejandro Ugartondo(@moonwatcher)
Autor
24 junio, 2013 12:26

No lei la obra en su día, pero la he recuperado con la edición de Norma y me ha parecido un cómic muy entretenido y que engancha bastante. El dibujo de Byrne me parece estupendo, y el guión, sin ser el summun de la originalidad está bien construido y tiene ideas interesantes.

El prólogo, 2112, es lo que peor ha envejecido pero sirve para dar una curiosa perspectiva de lo que vendrá después, creando una estructura narrativa, a priori, interesante.

Espero con ganas los siguientes tomos. Alguién sabe que cadencia tendrán?

batlander
batlander(@batlander)
Lector
24 junio, 2013 12:35

Aqui os dejo una imagen del Joker patriota xDDDD

http://24.media.tumblr.com/tumblr_m6nkudHHMc1rxyld0o1_400.jpg

Spirit
Spirit(@spirit)
Lector
24 junio, 2013 13:01

A mí esta obra, justo en sus primeros 18 números (como comenta jorgenexo), me parece el último gran Byrne. Se da en el desarrollo de la misma una evolución de un dibujo grácil y cuidado a un dibujo descuidado y feísta, y poco a poco el ritmo de story telling se va haciendo más pesado. Pero estos 18 números o, si se quiere estirar un poco, los 28 números en su conjunto son un Byrne todavía con ganas, con fuelle, con ideas y con todas esas virtudes en el dibujo que le hicieron grande. Una obra que hace bien en reeditarse porque es una delicia y una lástima que se haya retomado tanto tiempo después.

Sobre lo del Jóker americano, la verdad es que es una marcianada de Byrne justo en un especial que yo también creo es un destello de talento puntual que ha tenido en los últimos 18-20 años (aunque aquí he de matizar que para mí un Byrne siempre es un Byrne, incluso en plena decadencia tiene una solidez que le da cien vueltas a muchos actuales), decía, que es una marcianada que choca con la historia (por lo demás estupenda), el personaje (por lo demás bien tratado), etc…siempre he creído que hubiera sido tan fácil de solucionar como decir que se pelean porque cráneo rojo sólo quiere matar americanos, negros, homosexuales, etc…y el Joker no distingue entre matar unos y otros. No sé ni cómo Marvel le dejó hacerlo, porque la visión que da de uno y otro villano es bastante desigual…

Louontherocks
Louontherocks(@louisal)
Lector
24 junio, 2013 16:56

No me lo he comprado porque tengo casi todas las grapas pero si que le he echado un vistazo para ver el 2112 que me faltaba y me ha parecido que tiene muy buena pinta.

Secret Titan
Secret Titan(@secret-titan)
Lector
24 junio, 2013 18:18

Lo del Joker patriotero, no es tan descabellado cuando piensas que los nazis creían en matar a los enfermos mentales.

Khonshu
Khonshu(@khonshu)
Lector
24 junio, 2013 18:47

Pues a mí Generación perdida no me disgustó y me parece de lo más potable de su autor en años.

El estilo narrativo inverso no les quedó mal y algunos de los personajes eran salvables.

Eso sí, todo el mundo se lo ha pasado por el forro.

Y Next Men en sus primeros años fue el último gran Byrne. A mí me parece una compra muy recomendable.

Buen artículo luis y buenas correcciones de Kaulso.

frankbanner71
frankbanner71(@frankbanner71)
Lector
25 junio, 2013 8:56

la verdad, prefiero mil veces a un john byrne en horas bajas que a muchos supuestos primeros espadas que rondan por las grandes editoriales. ojala alguien se decidiese a publicar muchos de sus trabajos ineditos para idw. y ojala cediese a los cantos de sirena de marvel y volviese , aunque solo fuese para realizar portadas y paginas como esas estupendas commisions que pueden verse en su pagina de john byrne robotics donde te encuentras verdaderas maravillas.por cierto,¿no se parece el john byrne actual cada vez mas al alan quatermain de alan moore?.

Lemmytico
Lemmytico(@lemmytico)
Lector
25 junio, 2013 9:37

¿Pero hay cantos de sirena de Marvel de verdad?

mhbeyle
mhbeyle(@mhbeyle)
Lector
25 junio, 2013 11:49

Al Milgrom no ha sido bueno en su vida. Ni entintando ni dibujando. Ni escribiendo, que también tiene algún que otro bodrio.

Yo recuerdo que era salir él de entintador en los créditos y, daba igual el dibujante, el acabado era siempre penoso. Jodía todo el dibujo.

Saludos..

Eduardo
Eduardo(@eduardo)
Lector
25 junio, 2013 12:23

Aunque tengo la edición de comic-books USA al completo, pensaba comprármela, por aquello de tenerla en tapa dura y en castallano, hasta que el otro día pude ojear el tomo en la librería. La reproducción es un horror, especialmente el color, que se nota a mil leguas que está escaneado (y mal), pero también la línea, que en muchas páginas esta emborronada y tapada por ese mismo color mal escaneado. Lástima, pensaba comprarlo, pero no así. Es u verdadero espanto. Una lástima. Esta serie se merecía algo mejor.

Retranqueiro
Retranqueiro(@retranqueiro)
Lector
25 junio, 2013 17:22

¿Entonces me diríais que la comprase sin dudar?

Es que le he echado un ojo y, sí, tiene buena pinta, pero… son 25 euros. Y van a ser cuatro tomos.

Eduardo
Eduardo(@eduardo)
Lector
25 junio, 2013 18:11

Y la línea, que como ya he dicho, en muchas páginas está emborronada por ese espantoso color.

ikeraton
ikeraton(@ikeraton)
Lector
25 junio, 2013 20:13

A mí también me parece que NEXT MEN contiene los últimos grandes retazos del mejor Byrne. Cierto es que el prólogo resulta algo desconcertante, pero hila bastante bien las ideas con la subsiguiente serie regular y pese a que tengamos que esperar 2 tomos más para ver la finalización es de agradecer su recuperación íntegra en una edición que al menos en su envoltorio dignifica la calidad de su autor y del título.

Eso sí, el precio elevado y sobre todo los pobres escaneados hacen que la línea se desdibuje y el color sufra, apagado y pobre.

http://mundosenparalelo.blogspot.com.es/2013/06/comic-next-men-volumen-1.html

Saludos en paralelo.

Javier Agrafojo
Javier Agrafojo(@mixmerik)
26 junio, 2013 4:28

¿Escaneados? ¡AAAAAARGH!

frankbanner71
frankbanner71(@frankbanner71)
Lector
26 junio, 2013 7:57

lemmytico:¿pero hay cantos de sirena ,de verdad?» bueno, mas que de marvel, es bendis el que ha confesado que quiere recuperarlo para algun trabajo futuro ,pero al contrario que simonson,chaykin o neal adams, el puñetero se resiste.yo insisto, tener a byrne,ya solo haciendo portadas molaria un huevo.

Facundo
Facundo(@facundo)
Lector
26 junio, 2013 8:06

Yo fui a la tienda con intención de comprarlo vistas las buenas críticas y, apesar de no haber visto ninguna otra edición, fue ojearlo un poco y me echó para atrás completamente, sobre todo el color que pareció apagado.
Así que allí se quedó, si en un par de año sacan una edicion integral por 40 euros (ultimamente parece que a norma le gustan) me lo pensaré.

Eduardo
Eduardo(@eduardo)
Lector
26 junio, 2013 12:30

Yo si sacan un integral con una reproducción como Dios manda me lo compraré. Si sacan un integral con esta misma deficiente reproducción, paso olimpicamente.