DOCTOR SPECTRUM: ESPECTRO TOTAL, de Samm Barnes, Travel Foreman y Greg Tocchini

Por
2
1173
 

Edición U.S.A.: Doctor Spectrum: Full Spectrum núms. 1 al 6 USA.
Edición España: marzo de 2006; Panini Cómics.
Guión: Samm Barnes.
Dibujos: Greg Tocchini y Travel Foreman.
Entintado: Mark Morales, Scott Koblish, Nelson DeCastro y John Dell.
Color: Studio F.
Formato: tomo recopilatorio de 144 págs.
Precio: 10’50 €.

 

En noviembre de 1969 veía la luz el nº 70 de The Avengers. Lejos de firmar un número más en la longeva andanza editorial de Los Héroes más poderosos de La Tierra, el guionista Roy Thomas sentó las bases (sin saberlo) de la colección que hoy centra nuestra atención. En dicho cómic, Thomas presentaba al Escuadrón Siniestro, grupo de supervillanos indisimuladamente inspirados en la Liga de la Justicia Americana, para posteriormente (entre marzo y abril de 1971) ofrecer la versión superheróica de dichos villanos: El Escuadrón Supremo.
Tras protagonizar apariciones esporádicas durante los siguientes años, el guionista Mark Gruenwald rescató del olvido a estos personajes para que gozaran del protagonismo que merecían en la maxiserie de 12 números Squadron Supreme (octubre de 1982 a enero de 1983), ilustrada por Bob Hall, John Buscema, Paul Neary y Paul Ryan.

20 años más tarde (en agosto de 2003), Marvel Comics decidió recuperar a Hyperion, Nighthawk, The Whizzer, y compañía para ofrecer una visión actualizada y más adulta de sus aventuras bajo el sello Max Comics. Los encargados de llevar a buen puerto tal tarea: Joe Michael Straczynski y Gary Frank.
Debido al éxito cosechado, y con la intención de dotar a los personajes de una mayor profundidad, desde La Casa de las Ideas consideraron oportuno publicar diversas miniseries ambientadas en el universo de Supreme Power, antes de relanzar la colección bajo el título Supreme Squadron, coincidiendo con el inicio de su segundo volumen. Así, Joe Michael Straczynski y Dan Jurgens se encargaron de Hyperion, Daniel Way y Steve Dillon de Nighthawk y, finalmente, Sara “Samm” Barnes y Travel Foreman del cómic que hoy nos ocupa: Doctor Spectrum: Espectro Total.

Sara “Samm” Barnes, nacida en Inglaterra, pasó su infancia y adolescencia en Canadá. Pesé a que durante su juventud barajó muy seriamente la posibilidad de centrarse en la carrera militar (la historia no tiene desperdicio: la podéis leer en este enlace), su estancia en el ejército se redujo a un breve periodo de su vida, del que guarda un grato recuerdo.
En lo profesional, se decantó por orientar sus esfuerzos a hacerse un hueco en el mundo del cine y la televisión, comenzando a dar sus primeros pasos en 1998, al desempeñar diversos puestos en equipos de producción, hasta coicidir con Joe Michael Straczynski en Babylon 5 y Jeremiah, serie en la que su joven protegida desempeñó tareas de guionista y productora. A raíz del entendimiento con Straczynski, Barnes ha venido introduciéndose de forma paulatina en el mundo del cómic, encargándose de Spectacular Spiderman, coguionizando la miniserie Extraño: Principio y Fin, y finalmente, volando en solitario, la serie limitada que hoy nos ocupa: Dr. Spectrum: Espectro Total, trabajo que le ha valido el Premio Shuster al Mejor Guionista Canadiense en la Toronto Comics Exposition de 2005.

Travel Foreman comenzó a llamar la atención en la industria del cómic al sustituir al dibujante Trevor Hairsine en la serie Cla$$war, de la editorial Com.X. A éste le seguirían nuevos encargos para las grandes editoriales, principalmente para Marvel, donde tras realizar un número de X-Men Unlimited, asumió su más importante reto al ilustrar los guiones de Samm Barnes en la miniserie Doctor Spectrum.
Entre sus influencias reconoce a profesionales de la talla de Adam Hughes, Kevin Nowlan, Marc Silvestri, Mike Mignola, Arthur Adams, Moebius o Katsuhiro Otomo, así como contemporáneos tan prometedores como Lee Bermejo, Ale Garza, Greg Tocchini, Corey Walker, James Jean y, por supuesto, Gary Frank.

Recientemente ha ilustrado la serie Ares, guionizada por Michael Avon Oeming, y en su más inmediato horizonte profesional planea encargarse de la adaptación al cómic del videojuego Killzone, así como diversos proyectos de creación propia e hipotéticas colaboraciones con Image Comics.

En el último número de esta miniserie, Foreman fue sustituido por Greg Tochinni, artista brasileño de 24 años que, tras despuntar en series como Demon Wars, Meridian, Tales of Star Wars o 1602: Un Nuevo Mundo, se encargará junto al guionista Akira Yoshida del proyecto Thor: Son of Asgard.

SINOPSIS: “Estados Unidos. Finales de la década de los 70. Durante el mandato del Presidente Jimmy Carter un extraño artefacto colisiona en un descampado. Entre los restos del objeto se halla un bebé en perfecto estado, y conscientes de lo extraordinario del suceso, el Gobierno no tarde en tomar cartas en el asunto, asumiendo la custodia de Mark Milton (así llamarán al niño). Años más tarde, con Milton convertido en un icono nacional, los altos mandos del Ejército Norteamericano continúan empeñados en descifrar el funcionamiento de un misterioso cristal, fuente de energía de la nave en la que viajaba el poderoso visitante. La misión será encomendada al Cabo Joe Ledger, conocido por su lealtad, eficacia y precisión.
Pero durante una serie de pruebas, el Cabo Ledger sufrirá las consecuencias de experimentar con fuerzas desconocidas, viéndose obligado a enfrentarse a su propio pasado para sobrevivir a la experiencia.”

Nada nuevo bajo el Sol. Así podría resumirse esta miniserie en la que un voluntarioso equipo creativo con escasa experiencia en el mundo del cómic pone todo su empeño en disfrazar de trascendental retrospectiva este descarado intento de exprimir al máximo una exitosa franquicia. Sin llegar a ser un mal cómic (ni mucho menos), la mayor rémora de Doctor Spectrum: Espectro Total es la de apoyarse en tópicos y clichés reiterados hasta la saciedad en éste y otros medios, para dotar de mayor profundidad a un personaje que ya en la colección original quedó perfectamente esbozado.
Partiendo de unas características indudablemente heredadas del Green Lantern de DC (lejos de ocultar este hecho, la guionista aprovecha el 5º número de la colección para homenajear a Hal Jordan), el Cabo Ledger presenta un perfil mucho más duro: una infancia traumática y un enigmático pasado parecen ser las claves que explican la personalidad de un soldado amargado, desarraigado, frío, e impasible, que únicamente en el Ejército ha encontrado algo remotamente parecido a un hogar.
Y precisamente esto es lo que buscan los autores: explicar a los lectores lo que sin grandes esfuerzos se desprendía de las páginas de Supreme Power: las razones del comportamiento de Ledger, puestas de manifiesto en un onírico viaje por su pasado, clave en su reconocimiento y asunción para conocer qué le deparará el futuro. Al mismo tiempo, Barnes relata la trama de tejemanejes politico-militares narrada en la colección madre, apoyándose en secundarios como el General Casey, el Dr. Adams o un paternal Dr. Norton.

A la hora de comentar el apartado gráfico, cabría destacar el trabajo realizado por Travel Foreman, cuyo estilo recuerda poderosamente al Essad Ribic menos detallista (X-Men: Hijos del Átomo, X-Men: La Hermandad, Ultimate X-Men), a Juan Bobillo (Mekanix, She-Hulk), o incluso a Salvador Larroca (X-Treme X-Men, X-Men). Sin estridencias, y con eficacia, sale airoso del que hasta la fecha es su trabajo más importante para La Casa de las Ideas, sembrando en quien escribe estas líneas el convencimiento de que no tardaremos en oír su nombre relacionado con proyectos de mayor calado. Como curiosidad, comentar que en el nº 2 de la miniserie, aparecen 4 personajes de una popular serie de animación (¡un no-premio para acierte sus nombres!).

En resumidas cuentas, una obra que pese a carecer de cualquier atisbo de originalidad, se deja leer con facilidad, ofreciendo momentos puntuales en los que se atisba una historia que, de haber optado por un planteamiento más arriesgado, ganaría en interés.

Artículos publicados con anterioridad en Zona Negativa:

Supreme Power (Contacto y Poder y Autoridad).
Extraño: Principio y Fin.

Un saludo y hasta la semana que viene! (eso espero)

2 Comments
Antiguos
Recientes
Inline Feedbacks
View all comments
jxpqvefgpyg
21 mayo, 2006 21:21

wzoymidum fazqxidmaw kqydsqetd

crimvgel
21 mayo, 2006 22:46

ilhvujwk bzrvrfojli xjlbfqrnfc